Yo no imagine perder la virginidad de esa manera

No hay que jugar con fuego y menos si es con la hermana.

Esta historia en realidad ocurrió ya hace tiempo y fue en uno de tantos paseos familiares que 6 meses después terminó en un lio para mí. Créanla o no el cuento es este.

Tengo en ese momento 14 años. Debo decir que soy Bogotano y que mi tiempo favorito siempre eran mis vacaciones de enero que nos quedábamos todos los primos en una finca en Melgar (un pueblo de 32 grados todo el año a las afueras de la ciustedad). Éramos 3 familias que siempre nos reuníamos en la finca de mi abuelo. De la primera familia tengo dos primas “Laura” de 16 años, Y “Monica” de 12; de la segunda familia somos mi hermana también de 16 “Sandra” y yo. Y de la tercera familia 2 primos pequeños de 6 y 13 “Camilo” y “Felipe”
Mi plan era pasármela con Felipe, jugábamos futbol, Nitendo… etc. Lo normal. Sandra y Laura de arriba para abajo hablando chismes. Y Monica y los pequeños jugando. Los grandes en sus cuentos (asados, caminatas etc).

Las chicas dormían en un cuarto y los chicos en otro. El cuarto de todos tenia camarotes por lo que había espacio para las tres familias y la finca era grande.
Una noche la familia termino de fiesta bebiendo cerveza fiesta. La consecuencia de eso es que mi tío el papa de los chiquitos borracho quedo dormido en mi cama. Creo que en general casi nadie durmió es día en su cama.

Jugábamos Mario en Nitendo y Felipe no soltaba el control nunca. No se moría. Yo era muy malo. Por lo que terminamos peleando y yo me fui a la piscina a dar vueltas. Paso la noche y a mi me entro sueño y en estado semi-depresivo me fui a esconder. Y me metí en el cuarto de mis primas en uno de los camarotes de arriba. Me quede dormido.
Ni idea que era hora era. Abrí los ojos todo estaba apagado pero la luz de la luna iluminaba la noche. Y había unos murmullos. (Mínimo son mis primas hablando como raro), me asomo disimuladamente y efectivamente eran ellas. Estaban así: Mi Hermana en la cama abajo mío. Mi prima Laura en la parte de abajo del camarote de enfrente y Monica en la parte de arriba. Ignoro si sabían que estaba yo allí. Imagino que si.

La cosa es que me quede acomodado espiándolas. Y hablaban de sus cosas.
-Yo no sé si le gusto, el me chatea cada vez que puede pero en el colegio casi no me habla (decía Sandra). Y porque no le preguntas? Respondió Laura….. Noooo que boleta.
Hablaron un rato largo sobre eso. Yo pensaba que desgracia pero si hablo mi hermana y mis primas me matan. Y en esas mi hermana confeso: “ Es que nunca le he dado un beso a un niño” yo me tape la boca y quería explotar de la risa. Mi hermana era una santurrona Boba. Me sorprendía que de verdad alguien guste de ella. Acá se pone interesante. Laura que siempre la encontré lindísima era una niña de cara angelical de labios delgados nariz delgada de pelo negro más alta que mi hermana y que yo lindas téticas más bien como grandecitas y un culito delicioso. Y muy lanzada a mi opinión. Va y le dice a Sandra mi hermana. Ven yo te enseño. (COMO!!!!!!!!!!!!). Mi hermana le responde “y cómo?”. Ven acá te digo repite Laura. . Sandra va para la cama de ella. Sandra es más bajita de pelo castaño y hasta ese día una tabla. Nada especial. Entra a las cobijas de Laura. Mi hermana tiene un camisón de Mickey Mouse largo y Laura tiene un shorcito rosado y una camisetica de pijama de mangas cortas un poco suelta.

Laura le explica como se besa a los chicos y que los labios deben ser húmedos y que les gusta jugar con las lenguas. En esas Sandra se besa las manos haciendo lo que le dice Laura. Laura le dice asi no vas a aprender nunca. Porque no practicas con Felipe. Noooo es mi primo. A pero esta guapo.
Si, pero igual no se. Pues práctica conmigo. Somos niñas. “Laura dice si por eso somos niñas. Los besos de las niñas no tienen nada de malo”..
…segura?
Si Sandy, ven.

Laura le pone la mano sobre el abdomen y empieza darle un pico. Sandra se queda como una roca. Mi prima sigue besándola, muy lentamente y al cabo del rato empieza a responder mi hermana. Creo que pase 10 minutos viendo eso cuando Laura le dice. Ahora usa la lengua. Y empieza a meter la puntica de su lengua en los labios de mi hermana. Nada que hacer se me puso dura. Yo solo veía como se entrelazaban la lengua de las dos.

Mi hermana se detiene y dice…. Pero esto es muyyy rico. Si ves bobita lo que te pierdes. Y siguió besándola. En Esas Laura empieza a llevar la mano a los senos de mi hermana. Sandra para en seco y le dice “Que haces?”. Laura: “Déjame ver como son tus senos..” y toma la mano de mi hermana y se la lleva debajo del camisón de pijama de ella y pone la mano de Sandra en uno de los senos de ella. Y luego la besa. Sandra no solo no retiro la mano sino que dejo que Laura masajeara sus senos sobre el camisón. Yo empecé a masturbarme viendo eso. Laura le sube El camisón y Ho que veo que mi hermanita no era ninguna tabla está muy buena. Y tenía unas téticas como peritas muy duritas. Ellas solo se quedaron en eso en besarse y cojerse las tetas. Pero yo me masturbe muy rico. Me toco llegar y dejar todo mi semen dentro de mi bóxer y dormir asi. Despertarme al otro día e ir y lavarme.

Yo no podía en la mañana dejar de verlas de morbosearles el culo (A las dos). El paseo se acabo y volvimos a casa. Pero me torturaba esas imágenes andaba arrecho a toda hora.
Ese fin de semana se acabaron las vacaciones y entramos al Colegio. Ese lunes yo llegue primero a la casa que mi hermana. Pase al lado del cuarto de ella y me metí al cuarto de ella. En una esquina estaba su ropa y entre la ropa estaba uno de los panties de ella. Lo recogí me lo lleve al bolcillo y me sali. En la noche en la cama la saque y la miraba y me la pasaba por la cara (Yo pensaba era más en Laura. La otra al fin y al acabo era mi hermana). Al día siguiente que llegue del colegio lo primero que hice fue y ponerme los pantys de mi hermana. Me sentía muy excitado con ellos puestos. Así que me metí a su cuarto a ponerme su ropa. Me puse una falda azul que tenia y empecé a acariciarme (Yo creía que estaba solo) en esas grita Sandra “Precocito de mierda que hace!!!!!!!!!” yo salte del susto y no supe que hacer taparme con la falda como me masturbaba.

Ella agrego. Resulto maricon el cagon este…. Noo Sandra yo no soy gay. Nooo y eso que es… no se… no le diga a mis papas.
Claro que les voy a decir pendejo decía gritándome.
Noooo Sandra por fa.
Largo de mi cuarto quítese mi ropa y espere a la noche que mi papa llegue.
Sandra se lo juro por favor no diga nada.
Usted se lo busco pendejito.
Mire Sandra si usted no dice nada yo no le cuento a mis papas que usted se da besos con Laura.
Ella se quedo pálida mirándome. Como ¡ que dijo?
Lo que escucho. Sandra yo la vi en la finca de mi abuelo.
Usted no vio nada y se queda callado.
Nos quedamos callados dirás. Y se salió del cuarto.

Esa semana pasamos sin hablarnos y lo cierto es que ella no le dijo nada a mis papas. Ni siquiera me dijo nada de la ropa porque no se la devolví.
Yo me había vuelto un pajero extremo. En el colegio, en la casa. Andaba con las hormonas a mil. Y no dejaba de pensar en mi primita cogiéndole las tetas a mi hermanita. Pues un día me entro la calentura y siendo Sandra la única mujer que tenía cerca en mi vida. Me metí a su cuarto a espiarla en el closet. Estaba adentro cuando ella entro a cambiarse. Se miro en el espejo como 10 minutos. Ella usa gafas redondas y estaba con unas trenzas. Se quito la jardinera verde. Se quito la camisa blanca, se puso u pantaloncito largo gris de sudadera se quito el brasier. (Miraba sus téticas y yo me masajeaba la punta de mi pene con la llema de mis manos), se puso un camisón y un saco rosado encima. Y PUM abre la puerta del closet. Que hace ahí. Vayase. Pajizo maldito largo de mi cuarto lo odio. Yo andaba muy arrecho. Sandra hágame la paja y la dejo tranquila. Que!!!!!!!!! Se enloqueció. Sandra le prometo que no la molesto me salgo y ya.
Y me deja tranquila?
Si

Al tiempo que me decía eso me descubría las manos y quedaba con la verga al aire.
Sandra lo miro con curiosidad y empezó a pajearme. Se veía que no lo disfrutaba. Lo hacía muy rápido. Me lastimaba. Pero la cosa es que no dure más de 3 minutos cuando ya estaba eyaculando. Me limpie con mi camiseta. Termine y tal mi promesa me pare y me fui.
En tres días ni la molestaba ni le decía nada. La casa en silencio. Y la verdad yo ya estaba viciado con esto del sexo. Ninguna mujer me había tocado antes. Me fui al cuarto de ella esa tarde que estábamos solos y llegue sin pantalones y sin bóxers con la verga parada. Me pare en su cuarto y le dije.
Sandra.
Usted otra vez. Usted me dijo que me dejaba en paz.

Y eso hice. Si lo hace de nuevo me voy. Si no me quedo acá. Ni siquiera discutió estiro la mano y me empezó a pajear. Con la misma indiferencia de la última vez. Parece que mi hermanita me odiaba a tal punto que prefería hacerme la paja que tenerme al lado. Y pues saque ventaja de eso.
Durante 2 meses todas las semanas iba y le decía lo mismo. Ella me hacia la paja con sus manos y yo ni la determinaba.
Un dia estábamos en la sala Como familia normal (con mis papas) viendo tele. Era sábado. Y mi papa dice, bueno chinos me dio sue;o no se trasnochen. Se fue a la cama a dormir con mi mama. MI papa que sale y mi hermana que se para. Yo le dije fresca no la voy a molestar termine de ver la película. Ella me miro y se sento a mi lado.
Como a los 10 minutos se volteo me miro a los ojos, yo estaba con un jean y una camiseta blanca. Y luego bajo la mirada a mi pene. Y mando la mano y lo empezó a masajear. Yo abrí los ojos de sorpresa como y esta vaina?. (No le dije nada). Me desapunto el cinturón me bajo la cremallera y ella misma busco entre mi bóxer mi pene y empezó a masturbarlo. Esta vez si lo estaba disfrutando o eso parecía. Cuando estaba por llegar puso su mano recibió todo mi semen se paro y se fue a dormir.

A los dos días volvió a pasar lo mismo. Estaba en la cocina entro y me empezó a masajear. Esta vez yo acerque mi mano a tratar de tocarla y allí todo se acabo. Me cacheteo y se fue. No entendía a Sandra que era lo que hacía.
Yo esa noche quede muy antojado y a eso de las 2 de la mañana que ya todos estaban dormidos me fui a gatas al cuarto de ella y me pare en frente a tratar de despertarla.
Sandra despiértate. Despiértate. Abrio los ojos me miro y me dijo que que hace aquí?

Sandra quiero que me ensene a besar al tiempo que me metia en las cobijas de ella. Al destaparla le vi su camisón de dormir recogido y note que no llevaba ropa interior. Ella no dijo nada pero me abrió espacio. Me acoste a su lado y nos besamos. Yo estaba sobre mi hermana y ella bajo la mano buscando mi pene y empezó masturbarme como siempre lo hacia. Luego con la otra manobusco la mia y se la llevo a uno de sus senos y me dijo al oído. Aprietalas fuerte. Yo masajeba sus senos mientras que nos besábamos y ella me acariciaba el pene. Ella empezó a subir el pene y a pasar la punta de mi glande por sus labios vaginales. Se sentía húmedo viscoso. En un momento me miro y me dijo “Hazlo suave” y empezó a meterse mi pene hasta que quedo muy dentro de ella. Ella me abrazaba y sentía como gemía a mi oído. Siiiií que rico, déjamela adentro. Y al decir eso eyacule dentro de ella. Fue el mejor orgasmo de mi vida había perdido la virginidad con ella y estaba seguro que ella conmigo.

Yo me pare de la cama de ella y salí rápido a mi cuarto (temía que nos hubieran escuchado).
AL siguiente día no nos mirábamos sentíamos vergüenza. Sabíamos lo mal que era eso. Con mi hermana y yo nunca más fue lo mismo. Nos apartamos mucho. Hoy no nos hablamos.

Publicado en: Relatos porno

Deja un comentario