Visperas de Navidad placenteras

Estando adornando la oficina, con dos compañeros, en visperas de navidad, empezamos con la tontería de la espuma de espray, acabando rebozados hasta con cava.

Empezamos a decorar y no se como, ni en que momento, comenzó a volar la espuma.

Se me metió en un ojo, uno de ellos, muy amablemente, se dispuso a retirármelo con una toalla.

Según me limpiaba, me daba besos, diciéndome cuanto lo sentía y pidiéndome perdón.

En apenas unos segundo, estábamos besándonos apasionadamente delante de nuestro compañero que nos miraba atónito.

Empezó a acariciar mis pechos mientras besaba mi cuello.

Yo no me resistía, dejándome llevar por aquella pasión desmedida, me apoyo contra la pared, tirándose a desabrochar mi camisa.

Nuestro compañero que no dejaba de mirar decidió animarse, acercándose por detrás, para agarrarme y empezando a besar mi cuello, esperando haber si era rechazado, o si por lo contrario, era aceptado.

Sin pensarlo un solo segundo, me gire para besarle, aceptando así su participación en el juego.

No sabia muy bien como actuar, así que me deje llevar por la situación.

Estaba excitadadisima, uno me besaba y lamia los pezones completamente erectos, mientras el otro bajaba a lamer mi coño húmedo de excitación.

Yo me retire arrodillándome, para comenzar a chupársela a ambos a la vez.

Se la chupaba a uno y a otro turnandolos, agarre cada una de sus pollas, con una mano, chupaba y masturbaba al mismo tiempo.

Cuando se la chupaba a uno, continuaba masturbando al otro.

Los dos gemían de placer, queriendo sujetar mi cabeza para ser el quien disfrutara de ello.

En un momento dado, uno de ellos me coloco de pie apoyándome contra la pared, abrio una botella de cava y empezó a derramarla por mi cuerpo, desde el cuello, para que el otro fuera chupando y lamiéndolo, por todo el recorrido.

Al llegar a los pies elevo mi pie con su mano y lo lamió hasta no dejar ni una gota.

Yo estaba ya muy excitada y les suplique que me follaran.

Entonces uno de ellos me coloco a 4 patas metiéndomela por atrás mientras yo se la chupaba al otro, aprovechando las embestidas que me propinaba, fue deliciosos sentirla dentro de mi culo.

Yo no podía dejar de chupar aquella polla dura, hasta el punto de que se corrió en mi cara y boca.

Se quedo exhausto, pero lejos de parar ahí, como queriamos satisfacernos todos, siguió besándome y acariciándome los pechos y mordisqueando mis erectos pezones, para que mi excitacion no cesara.

No tardo en pedirle a mi compañero, que me follaba por detrás, que no parase de penetrarme.

El se posiciono debajo de mi, para comer mi coño súper húmedo y caliente, por todo lo que estaba pasando mientras el otro me penetraba por mi culo, sujetandome firmemente por mis caderas, Oh Dios! pensé morirme de placer, yo no dejaba de gemir diciéndoles que no pararan.

Entonces mientras lamia mi coño y tocaba mi clítoris y el otro no dejaba de meterla y sacarla de mi culo en pompa a su merced.

Me corrí entre gemidos de placer, gritándoles, si….. si…. mas…. mas….

El que tenia detrás follándome, estaba tan excitado que se corrió en mi espalda gimiendo también de placer .

Luego jugamos unos con otros para acabar el cava, acabamos de decorar la oficina y cada uno a su casa.

Pero cada vez que llegan estas fiestas me acuerdo de ese día vísperas de navidad placenteras.

Sobre nosotros

Iniciándome en el mundo del blogging desde mi blog erotismo24h.com compartiendo relatos eróticos, que espero os sorprendan y os gusten.

Publicado en: Relatos de trios Etiquetado con: , ,

Deja un comentario