Una bala vibradora

Os voy a contar algo que me paso no hace mucho.

Estando un día con unas amigas tomando una copa, una de ellas saco del bolso, una bala vibradora.

Yo nunca las había visto hasta ese momento, es como un vibrador de bolsillo.

Decía que su marido viajaba mucho y que era mejor que ponerle los cuernos.

En la despedida de soltera de una amiga, fuimos a comprar a un sexshop y me acorde de aquello, pedí una al chico para mi, ademas no son muy caras.

Tengo pareja, pero no vivimos juntos, le hecho mucho en falta en todos los aspectos, pero hablamos mucho por teléfono.

Un día, en una de esas llamadas, yo acababa de salir de la ducha, la conversación fue subiendo de tono, acabando cachonda perdida y me acorde de que tenia la bala vibradora guardada.

Abrí el cajón de la mesita y saque aquella pequeña cosa, la encendí y como vibraba dios mio.

Me tumbe en la cama y la humedecí con un poco de lubricante, comenzando a pasarla por mi pechos erizados, por mi abdomen todavía mojado por el agua de la ducha.

Lo pasaba lentamente por el interior de mis muslos, imaginándome que era el con su cálida lengua.

Estaba súper excitada, no dejaba de tocarme los pechos al mismo tiempo que la arrimaba cada vez mas a mi coño súper húmedo en aquel momento.

No dejaba de pensar en sus cálidas manos tocándome, sus besos húmedos y apasionados, estaba como loca, súper excitada.

Cogí la bala vibradora y la acerque a mi clítoris, era genial, parecía tener su lengua lamiendo mi coño, no dejaba de gemir y tocar mis pechos mientras apretaba la bala contra el, notaba como mi coño chorreaba de placer, sacando cada vez mas gemidos de mi ser, no podía mas, quería correrme ya.

Entonces me coloque a 4 patas en la cama como si el estuviera el a mi espalda, el roce de mis pechos contra la almohada me excitaba aun mas y empece a mover la bala en mi clítoris con gran rapidez, al mismo tiempo que ella vibraba, movía mi cuerpo como si lo tuviera a el poseyéndome desde atrás.

El orgasmo fue increíble, mis gemidos se oyeron en todo el edificio creo yo, note como chorreaba mi coño de puro placer y entendí lo que mi amiga explicaba aquel día.

Al día siguiente, se lo conté a mi chico y mas de una vez nos hemos y me ha hecho pasarlo genial usando la bala vibradora en nuestros juegos.

Os la recomiendo, tanto para jugar en compañía, como a solas, es muy excitante que tu chico te bese y acaricie mientras te masturba con una de ellas.

Sobre nosotros

Iniciándome en el mundo del blogging desde mi blog erotismo24h.com compartiendo relatos eróticos, que espero os sorprendan y os gusten.

Publicado en: A solas Etiquetado con:

Deja un comentario