Un Taxista Caliente desvirgo a mi hermano

Todo comenzó hace diez años yo tenía 9 años y mi hermano 16 y para su edad el ya se veía más grande y ya se le empezaban a marcar los músculos.

Era temporada de vacaciones y como acostumbran mis papas de fueron a ver a unos tíos en Cuernavaca todo el fin de semana y nos encargaban con los vecinos aunque no servían de nada ya que siempre salían y nunca pasaban a ver si se nos ofreció algo.

Hola me llamo Jorge y desde muy pequeño me di cuenta de mis preferencias hacia otros hombres, vivo en la cuidad de México, mi familia es pequeña mi mama, mi papa y mi hermano mayor Ricardo. Soy un chavo de mediana estatura medio marcado por la natación mi piel es blanca y mi cabello obscuro, en cambio mi hermano es alto marcado y rubio es el hombre ideal pero les quiero platicar de algo que me acorde la semana pasada mientras veía unas fotos con mi hermano…

Todo comenzó hace diez años yo tenía 9 años y mi hermano 16 y para su edad el ya se veía más grande y ya se le empezaban a marcar los músculos. Era temporada de vacaciones y como acostumbran mis papas de fueron a ver a unos tíos en Cuernavaca todo el fin de semana y nos encargaban con los vecinos aunque no servían de nada ya que siempre salían y nunca pasaban a ver si se nos ofreció algo.

Mis padres de fueron el viernes en la noche y mi hermano me propuso ir a ver una película el sábado en la tarde ya que nuestros padres nos dejaban más dinero por cualquier cosa según ellos.

El sábado recuerdo que me desperté muy temprano de la emoción por ir al cine, después de 2 horas mi hermano se despertó e hizo de desayunar unas quesadillas que era lo único que sabía hacer bien, nos bañamos y yo ya estaba listo, mi hermano agarro solo el dinero necesario para las entradas, las palomitas y el transporte; la película estuvo muy padre aunque sentí que a Ricardo le había aburrido un poco el me quería mucho y nunca me decía que no, así que siempre se hacia lo que yo quería, entramos al baño y él me encargo la bolsa que traía de una playera que se había comprado y me di cuenta de que me había mentido cuando dijo que solo traía el dinero necesario pude la bolsa junto al espejo y fui a hacer también del baño el salió se lavó las manos al igual que yo, salimos y a mí se me olvido la bolsa en el baño.

Paro un taxi y nos subimos en la parte trasera, el conductor era un hombre como de 35 años peludo, bronceado y con un cuerpo fantástico; nos pregunto a dónde íbamos y arranco el auto a cuando ya nos estábamos acercando a la casa mi hermano me pidió la bolsa y fue ahí donde me di cuenta de que se me había olvidado.

Me asuste mucho y le dije que me perdonara pero que la había dejado en el baño, entonces el puso una cara que jamás había visto y me dio un golpe en la cara, ¿Qué estas pendejo o que te pasa? Era la primera vez que me decía una grosería y que además me pagaba, llorando le dije que lo sentía que yo se la pagaba, entonces me jalo por la camiseta y me dijo no seas idiota no vez que ahí había metido mi cartera con todo el dinero que nos dejaron… ¿ahora qué hacemos? Le pregunte… el no respondió y el taxista pregunto- ¿pasa algo jovencito?

Mi hermano respiro y dijo- lo que pasa es que nos quedamos sin dinero porque mi hermano perdió mi cartera. El taxista paro el auto se volteo y nos dijo ¿y tú crees que me voy a creer ese cuento? Eso dicen todos, no sé cómo le vas a hacer pero me tienes que pagar esos $70. Pesos que marca el taxímetro.

Ricardo me volteo a ver muy enojado y yo comencé a llorar de nuevo pero más fuerte. Entones el taxista dijo tu cállate chamaco menso, haber mira se me ocurre algo pero primero pásate aquí adelante conmigo, mi hermano obedeció y se paso por en medio de los asientos y puede ver la cara del taxista cuando el trasero de mi hermano le paso rozando la cara.

El taxista arranco el auto y por la forma en que mi hermano veía el camino yo sabía que estaba muy nervioso de repente el taxista empezó a acariciar la pierna de mi hermano, en ese entonces no comprendí lo que pasaba pero supuse que mi hermano si, Ricardo solo respiro profundamente y también empezó a acariciar al taxista el sonrió y así se fueron todo el camino hasta que paramos, era una zona muy transitada nos dijo que nos bajáramos y así lo hicimos entramos a un hotel no muy lujoso y el taxista llevaba a mi hermano por el cuello, pidió una habitación sencilla para él y sus hijos…

Uy señor solo tengo una con cama matrimonial ¿está bien? Pues ya que dijo el sonriente y subimos las escalera entramos y era una recamara muy chica mi hermano me pidió que me sentara en la esquina de la cama y que no volteara hasta que el dijera pero Ricardo no se dio cuente de que había en espejo grande en la puerta que reflejaba todo lo que estaba atrás de mi, así que vi y escuche todo…

Ahora quítate la camisa, no espera hey tu chamaco ven y desviste a tu hermano él un tanto nervioso le dijo que no me metiera pero el dijo que el ponía las reglas así que yo obedecí, no veía nada fuera de lo normal, otras veces lo había visto desnudo; me empezó a ordenar… primero quítales los zapateos y así lo hice, muy bien ahora la camisa, y los pantalones; Ricardo solo quedo en bóxers y dijo muy bien ahora ven y me empezó a desvestir muy bruscamente, yo solo veía la cara de Ricardo y lo notaba algo asustado.

,e dejo completamente desnudo y me dijo muy bien ahora me toca a mí, se desnudo enfrente de nosotros, tenía una polla enorme y gruesa llena de pelos y venas, me dijo que me fuera a donde me había dicho mi hermano, me fui a la esquina de la cama y por el espejo vi todo.

Primero lo beso parecía que se lo estaba comiendo mientras tocaba la polla de mi hermano parecía que se la iba a arrancar, le quito el bóxer y mi hermano también tenía una polla muy grande nunca la había visto erecta así que me impresiono, lo jalo de los pelos y lo llevo hacia su polla mi hermano se la empezó a chupar después me pidió que sacara del baño una crema, cuando regrese aun seguía mi hermano chupándole la polla, el taxista me pidió que se la untara a mi hermano en el culo y que se lo fuera abriendo no entendía lo que quería, pero como pude lo empecé a hacer, después el me quito y puso a mi hermano en 4 patas me pidió más crema y me dijo mira así se hace esto aprende y me dio una nalgada.

Y entonces empezó a meter su polla por el culo de mi hermano, no lo podía creer nunca había visto algo así, mi hermano empezó a gritar como loco y yo me asuste pero después de un rato él se cayó y empezó a gemir como lo hacia el taxista me pidió que me acercara y me sentó en la espalda de mi hermano frente a él y me empezó a besar, sentí una sensación extraña pero placentera después el taxista me quito y volteo a mi hermano empezó a sacer liquido blanco de su polla y lo regaba en la cara de mi hermano después me dijo que pajeara a mi hermano no sabía cómo así que agarro mi mano, la puso en la polla de mi hermano y empezó a subir y bajar, así estuve hasta que mi hermano se vino en mi mano, cuando mi hermano termino nos llevo al baño nos puso en la tina y nos baño pero no nos dejaba de dar besos, luego él también se baño con nosotros, nos vestimos y nos dijo los voy a llevar a su casa sin ningún compromiso, ya me pagaron el viaje de ida y vuelta, mi hermano sonrío, nos dejo a tres cuadras luego mi hermano me explico que por seguridad mejor lejos, se detuvo y me dijo que jamás le diera nada a nadie porque sino me iba a arrepentir que jamás me iba a volver a hablar ni a comprar nada, le dije que si luego el me sonrió y nos fuimos hacia la casa…

Publicado en: Relatos eroticos gays

Deja un comentario