Trio de sexo en el parque

Soy una mujer espectacular a la que le encanta el sexo con desconocidos, donde vivo hay un parque muy grande en el cual suelo correr al anochecer, pero ayer no se me olvidara nunca, ya que disfrute de un trio de sexo en el parque, que paso a relataros.

Iba corriendo por un camino rodeado de árboles, a esas horas suelo estar sola, pero no me da miedo, muy de vez en cuando se cruzaba otro corredor en dirección contraria, al adentrarme un poco mas, oía unos ruidos que no podía identificar, así que seguí el sonido para saber que era, cada paso que daba, me iban pareciendo como chillidos, no los relacionaba con ningún animal, al poco me parecían como gemidos y al minuto, al pasar un árbol grande vi lo que mis ojos no creían.

Era un hombre con un cuerpo musculado, estaba desnudo y a sus pies una mujer chupándole una polla inmensa que no le entraba entera en la boca, lejos de alejarme me quede mirando, me excitaba mucho ver como follaban.

Ella se puso de rodillas con la cabeza en el suelo y el cuerpo pegado a sus piernas y el culo apuntando para arriba, mientras el se colocaba de pie encima de ella y doblando un poco las rodillas hasta que su polla estaba rozando su culo, y después de un segundo se la introdujo en el culo hasta que no entraba mas, ella gemía como una loba y le decía que no parara, el cada vez flexionaba las piernas y las erguía con mas rapidez, agarrándola por la cadera, ella gritaba de placer agarrando con fuerza la hierba y arrancándola, el se hecho en la hierba boca arriba y ella se puso en cuclillas encima de su cara para que le comiera el coño, mientras la agarraba los glúteos yo estaba supercachonda viéndolo y no pude evitarlo, fui hacia ellos y empecé a chuparle la polla de rodillas, mientras el seguía comiéndole el coño.

Lejos de sorprenderse, se le puso la polla aun mas dura dentro de mi boca, cambiamos de postura, me eche en la hierba y ella encima de mi cara para comerle el coño y el se puso encima de mi metiéndome su polla inmensa hasta el fondo, era increíble, nunca había sentido nada igual, sentía que me destrozaba, cada vez que empujaba con mas fuerza la otra chica no podía mas, estaba súper húmeda y yo se lo comía metiendole la lengua, a la vez que le metía los dedos hasta que se corrió en mi boca y cuando escuche sus gemidos de placer a la vez que el otro me penetraba con mas rapidez diciéndome que me iba a reventar, no puede aguantar mas y me corrí entre gemidos como nunca antes lo había hecho, y nos dedicamos las dos a el.

Se puso de pie y nosotras de rodillas empezamos a chuparle la polla alternativamente y a acariciarle los huevos con fuerza, parecía que le gustaba por los gritos que daba, diciéndonos que no paráramos, yo tenia la polla metida en mi boca mientras ella le chupaba los huevos metiéndoselos los dos en la boca  y nos gritaba que quería correrse, pero yo le apretaba la polla con la mano a la vez que se la chupaba, para que no lo hiciera todavía, hasta que note su semen llenando su polla y que no aguantaba mas, solté de repente y lo soltó todo en la cara de las dos y en la boca y lo hizo un buen rato.

Dijo que nunca había tenido un orgasmo tan intenso y tan largo nunca se imagino soltar tanto semen de una vez, nos despedimos y yo volví a correr hacia mi casa para darme un baño y recordar el polvo tan increíble gracias al trio de sexo en el parque.

Sobre nosotros

Iniciándome en el mundo del blogging desde mi blog erotismo24h.com compartiendo relatos eróticos, que espero os sorprendan y os gusten.

Publicado en: Relatos de trios

Deja un comentario