Sexo en el probador

Un día de diciembre me fui al centro comercial, ya que tenía que comprar sujetadores, cogí unos cuantos y me fui al probador.

Tenía problemas con la luz, duraba muy poco encendida, así que me tape, abrí la puerta para llamar a algún empleado y en ese momento pasaba uno de seguridad.

Le pedí ayuda y amablemente se ofreció a mirarlo, cuando me di cuenta estaba mirando su trasero y él se dio cuenta, por el espejo, aprecio que le estaba mirando su trasero y se dio cuenta.

Por el espejo aprecio que le estaba mirando y me dijo que si le estaba mirando el culo, no se me ocurrió otra cosa que decirle que no, que miraba las esposas.

Me dijo que si quería probarlas y me las coloco con las manos hacia adelante.

Me apoyo en el espejo del vestuario, me levanto la falda y comenzó a besarme y acariciarme los pechos, no me lo podía creer, estaba contra un gran espejo, esposada y con un gran chico rubio de ojos verdes a mi espalda, tocándome y besándome de una manera espectacular.

Levantado mi falda y apartando mi tanga, para penetrarme contra el espejo, me poseyó poniéndome sobre el taburete, agarrándome a las perchas.

Me subió al taburete y empezó a besarme los pechos y todo el cuerpo llegando a lamer mi sexo sin ninguna piedad, yo le masturbaba al mismo tiempo y acabe agarrándome a las perchas y poniendo mis piernas en sus hombros, para que siguiera comiéndomelo, yo luego se lo comí a él hasta que acabo corriéndose en mis erectos pechos.

Luego se dio la vuelta  y empezó a masturbarme y penetrarme a la vez, fue algo espectacular, me encantaba sentirme esposada y privada de movilidad.

Al final no compre ningún sujetador y el no arreglo la luz, nos fuimos cada uno por nuestro lado, ha día de hoy cuando lo veo me ruborizo, pero no olvidare ese momento de sexo en el probador.

Sobre nosotros

Iniciándome en el mundo del blogging desde mi blog erotismo24h.com compartiendo relatos eróticos, que espero os sorprendan y os gusten.

Publicado en: Relatos de pareja Etiquetado con:

Deja un comentario