ropita intima

Hola, soy varón heterosexual de 30 años, me fascina la ropa interior femenina. este gusto comenzó cuando tenía escasos diez años, un dia viendo la tele, me dieron muchas ganas de ir al baño, al llegar la puerta estaba cerrada pues mi madre se estaba bañando, al querer abrir me dijo q estaba ocupado, le dije apúrate porque me estoy orinando, sin ningún morbo ella abrió la puerta para q hiciera mía necesidades, estaba apunto de bañarse, estaba sin brasier y usaba un panty blanco, me dijo q me apurara, entre aunque con un poco de pena, hice lo que tenia q hacer y me retiré. Cuando terminó de bañarse, me dijo que me,bañada tambien porque iríamos a casa de los abuelos, entré al baño y encontré colgado el panty blanco q había visto usandolo, siempre los dejaba ahí para q se secaran, pero esta vez, era diferente sentí un deseo sexual muy fuerte por esa prenda, me acerque y por primera vez aprecie la textura de una prenda femenina, era suave, acerque la prenda a mi nariz por la parte del puente de algodón y sentí algo inexplicable, la mezcla de aromas, jabón, orines y un olor desconocido pero agradable hicieron q mi cuerpo reaccionará como nunca mi pene se erecto, mi respiración se cortaba y mi corazón latía muy fuerte, acomodé mi miembro entre mis piernas y las comencé a deslizarlas una sobre de otra, no pude resistir mas y deje todo como estaba. repetí esta rutina muchas veces mas, tuve la oportunidad de ver a mi madre muchas veces en calzones, pues ella lo sospechaba nada de lo q hacia. Un dia estaba solo en casa, cuando decidí repetir la rutina, pero esta vez era tanto mi trance erótico que llegue a ponerme un bikini color negro aun húmedo que había dejado como siempre, aunque me quedaba grande, me veía en el espejo con la intención de imaginarme como se vería esa prenda en un cuerpo real, me daba la vuelta y miraba mis nalgas lucir esa prenda, la estiraba hacia arriba para que se marcara mas, al apretar mi sexo,sentía rico, pero no era suficiente, deseaba saber como se miraba de cerca la vagina de mujer en un calzón, coloque mi pene hacia atrás y me puse de nuevo el bikini, mi corazón palpitaba fuertísimo al ver mi imagen frente al espejo, me sentía tan bien que me monté en el descansa manos del sofá y me movía de atrás hacia adelante hasta un punto en que mo respiración se detuvo, mis piernas se estiraron, mis ojos perdieron la visión y perdí la razón quizá por unos segundos…. Fue mi primer eyaculación. desde entonces gozo oliendo, lamiendo, usando y haciendo un montón de depravaciones con la ropa interior de las mujeres q conozco. espero recibir comentarios para q les cuente mía experiencias con la,ropa de mis primas, tías, compañeras de trabajo, novias, esposa, suegra, cuñadas y lo que me he atrevido a hacer por skype.

Publicado en: Relatos porno

Deja un comentario