Relato erotico La escuela del placer

Todo empezó como una historia cual quiera, yo era una chica de 19 años que necesitaba un cambio de aires, una llama que encendiera esas brasas ya casi convertidas en cenizas…Así que decidí dar un pequeño cambio e irme a estudiar hostelería a una escuela. Cual fue mi sorpresa que al llegar me encontré allí con un amigo, que lo primero que me dijo fue:

-Hay una bollera aquí que esta tremenda, la tienes que ver..

A lo cual yo me reí reacia a eso de que estuviese tan tremenda como decía, después de eso y de pasar una semana allí yo me preguntaba cuando conocería a esa chica, hasta que la vi.

Pasaron unos meses y empezamos a hablar, a bromear, hasta que un día nos dimos los números y ella quiso quedar, yo le dije que si pero no estaba demasiado entusiasmada con la idea.

Cuando llegue al lugar donde habíamos quedado para ir a su casa y la vi…Se me ilumino la mirada y no es para menos esa morena de melena larga que le llegaba hasta el culo, ojos marrones y una sonrisa que derretiría el polo norte…Vestía unos zapatos converse verde marino, pantalón vaquero muy ajustado, camisa verde semitransparente y encima una chaquetilla negra con los puños vueltos y muy ceñida…

Nos saludamos y fuimos a su casa, de camino allí yo no podía dejar de mirarla y sonreír no me podía creer que fuese la misma chica de todas las mañanas…Llegamos a su casa y fue a ponerle de comer a sus gatos yo iba detrás suya y solo pensaba en besarla, espere a que terminase y cuando lo hizo le di la vuelta y la puse frente a mi y la bese, ella suspiro de placer, dimos unos pasos hacia atrás y nos apoyamos en la encimera, la subí encima sin dejar de besarla, ella rozaba apasionada su cuerpo con el mio sin parar de lanzar pequeños gemidos.

Le quite la camisa y rápidamente me quite la mía, ella me miro y sonrió pícaramente, eso me puso mucho, empece a besarla por el cuello, ella me hizo mas sitio entre sus piernas, no podía dejar de tocarla, quería hacerla mía ya, le desabroche el pantalón, la coji y la lleve al sofá que estaba en el cuarto de al lado, la puse encima y le quite el pantalón, durante unos segundos muy breves observe como se movía sensualmente pidiéndome con gestos que no parara, empece a besarla y a tocarle los pechos, ella gemía, se estremecía entre mis manos, era una sueño y aun ni siquiera la había tocado.

Metí mi mano entre sus piernas, estaba muy cachonda y mojada, empece tocándole el exterior de su labios pero ella ya necesitaba mas y con un movimiento de cadera introdujo mi dedo en su vagina y empezó a moverse, yo la miraba muy caliente y le tocaba su cara con mi otra mano, empezó a gritar de placer y yo empece a tocarle fuerte y introduje otro dedo mas en su vagina, no dejaba de penetrarla y tocarla, ella me acerco y me beso cachonda y me quito la mano de su vagina y se puso encima mía, y empezó a frotar su vagina con la mía, se agarro el pelo, se movía como nunca antes nadie lo hizo, de repente paro y bajo su boca entre mis piernas, empezó a comérmelo despacito yo mire hacia el techo y cerré los ojos.

Era increíble comía ansiosa de mas, su lengua era inquieta y sus labios tan tiernos… La levante y volví a penetrarla, esta vez era frenético la daba con ganas, ella gritaba y gritaba que no parase, cada vez estaba mas mojada, le dije que se corriese encima mía, y le encanto la idea, la puso muy cachonda, empezó a moverse y yo cada vez le daba mas duro y le besaba sus pechos mientras se movían arriba y abajo al son de las penetraciones, empezó a correrse y sentí el calor de su corrida en mi mano.

Entonces ella empezó a reírse entre gemidos y volvió a comérmelo, no paro ni aun cuando me corrí en su boca, ella seguía lamiendo y besándomelo, yo la levante y la rodee con mis brazos, puse mi pierna entre las suyas, aun le temblaba el cuerpo y suspiraba, la bese y con ese beso termino la primera noches, de muchas mas otras.

Este es mi relato erotico de la escuela del placer, Besosss

Publicado en: Relatos Lesbicos

Deja un comentario