Relato Erotico “Bajo la Lluvia”

Hola mi nombre es Fabian y les quiero compartir un relato, soy un chavo de 24 años, mido 1.75m, moreno claro, ojos oscuros y mi amor se llama Paloma, ella es una chava alta, delgada, de piel blanca y de 22 años.

Era un día como cualquier otro estuvimos platicando en la mañana, todo transcurría normal y decidimos ir a comer en la tarde, quede que pasaría por ella a su trabajo a las 3:30pm, ese día particularmente hizo un calor sofocante, muy raro para la época del año, en fin cuando pase por Paloma ella ya estaba lista y ya teníamos planeado a donde iríamos es un restaurante que se encuentra a las afueras de la ciudad a unos 15 minutos, cuando ya nos dirigíamos hacia nuestro destino sugerí que compramos unas cervezas para refrescarnos y tener para ir tomando en el camino por que el restaurante está a las afueras de la ciudad.

En el trayecto íbamos muy a gusto platicando y le daba besos que ella me correspondía muy bien ya también acariciaba su pierna, con el intenso calor y tener a mi Paloma a lado me dieron ganas de hacer más cosas, pero como iba manejando me limite solo a tocar sus piernas y le toque un poco sus senos, así fue hasta que llegamos al restaurante, ya estando ahí pedimos otras bebidas, comimos, y nos volvimos a besar esta ves con mas intensidad, sentía que a cada beso iban aumentando mis ganas de hacerla mía pero no podía porque había más gente, le tome su mano y la lleve hacia mi miembro el cual ya estaba erecto y que tenia de fuera debido a los besos tan ricos y sensuales que ya nos habíamos dado ella me apretó y me dijo que me guardara eso porque había más gente y nos podían ver, pero en su mirada note el deseo de hacerme más cosas pero nos contuvimos ya que era un lugar público y no podíamos hacer la clase de cosas que ya estábamos pensando.

Salimos del lugar y nos dirigimos al auto, en cuanto salimos comenzó a llover y nos apresuramos a entrar al auto, era una lluvia muy fuerte que no dejaba ver a más de dos metros de distancia por que tuvimos que esperar a que pasara la lluvia, entonces nuevamente comencé a besarla con una pasión que hizo que mi corazón se acelerara y tuviera nuevamente una erección, le bese la oreja, el cuello luego baje a sus senos los toque, apreté un poco y los bese como si fuera mi primera vez, con mordidas suaves lo que hizo que sobresaliera su pezón de la ropa y comenzara a agitarse su respiración, ella me abrasaba y me besaba de la misma forma apasionada que yo, podía percibir como al igual que yo se iba excitando porque me iba apretando y bajo su mano a mi miembro el cual ya estaba muy erecto e incluso húmedo por la excitación que el estar así con ella con me produce.

Yo metí mi mano en su pantalón y note que también estaba mojada, que toda esa humedad ya le estaba pasando a su ropa interior y eso me prendió más así que hice a un lado la pantaleta y toque su vagina estaba tan húmeda, calientita, muy suave y eso me enloqueció aún más y comencé a bajarle el pantalón ella empezó a hacer lo mismo me desabrocho el pantalón y saco mi miembro y me acaricio y acerco sus labios a él y me chupo tan rico yo mientras le baje el pantalón junto con la pantaleta quedo desnuda de la cintura para abajo, ya ardía en deseos que la penetrara , que la hiciera mía lo podía sentir.

Me bajo más el pantalón y se me subió, ya la tenía sobre mí y continuamos besándonos, yo acariciaba su cuerpo ella acomodo mi pene en su vagina y así pude penetrarla sentí como iba entrando en su cuerpo y ella gemía, después le quite la blusa en un solo movimiento luego el bra y deje al aire sus senos grandes y hermosos que a mí me encantan y que quedaron a la altura de mi boca, los agarre con las manos, los bese y los mordí, mi Paloma quedo completamente desnuda sobre mí era tanta la excitación que los vidrios del auto estaban empañados.

La lluvia aún continuaba no permitía ver nada alrededor y así continuamos hasta que terminamos los dos, ella quedo exhausta sobre mi cuerpo y en cuanto recuperamos el aliento ella se vistió yo solo me subí el pantalón, la lluvia había cesado y decidimos volver a la ciudad después de una tarde de locura y pasión con mi amor Paloma.

Publicado en: Relatoseroticos

Deja un comentario