Nuestras 50 sombras de grey en la mazmorra

Le propuse a mi mujer tirar la casa por la ventana pos segunda vez y tener una fantasia despues de ver la pelicula -LAS CINCUENTA SOMBRAS DE GREY – pegarnos una noches loca de sexo duro , sin tabúes pero en pareja. Y me dijo SI ,Somos un matrimonio ya madurito, Silvi mide 1,68 m y peso 51 Kg tiene unas tetas redonditas y bien puestas, uso una talla 85, a pesar de dos hijos y un culo de escándalo , rubia de bote , largas piernas ,45 añoy yo de 49 soy Miki.El sabado fui ha recoger a mi mujer , pero no le dije nada, yo habia visto un anuncio, en un periodico , contactos de sado , Noche dedicada a los amantes del BDSM, fetichistas en general y para todo aquel con ganas de querer conocer otro mundo de sensaciones. A lo largo de la noche podréis disfrutar de diferentes performances, actividades, juegos…llame y confirme el trato… , ya a última hora, era porque tenía el coche en el parking. Alli la recogi a ella , con una limusina ,ella sube al coche ,ella viste blusa fina blanca y muy transparente ,y minifalda muy corta ,el coche arranca sin chofer decir una palabra ,el chofer ,- dame el bolso le dije yo,donde vas no lo necesitas , estas demasiada vestida ,puta …-quítate las braguitas, levanta .la mini falda ,siéntate la carne desnuda sobre el asiento de piel,no cruzar las piernas bien abiertas mostrado la raja ,acerco las manos a la blusa y le desabrocho los botones ,con una navaja corto el sujetador y le arranco , ahora vuelvo abrochar la blusa ,Silvi tiene los senos libre desnudos ,el chofer miraba por espejo- bonitas piernas bien torneadas con estos zapatos de tacón alto zorra ,yo miraba como buen voyeur …yo ventaba sus bonitos ojos con un pañuelo negro…la ate con las manos detras con unas esposas metalicas muy apretadas,llegamos a la casa le ayude a bajar Un lugar de encuentro en Barcelona para amigos y amantes del BDSM. , la llevamos ha una habitacion ,era un sotano ,el chofer y yo ,cuando le quitamos el pañuelo de sus bonitos ojos el chofer -…,A pesar de poder consumir una bebida en la mazmorra, para las actividades BDSM. Quién quiera observar actividades deberá hacerlo detrás de la ventana y no dentro de la mazmorra. El uso del teléfono móvil solo en la mazmorra como en el resto de instalaciones, queda prohibido. Entoces soltaron las manos de Silvi ,le dijo que se desnudara ,vino una bonita joven vestia como doncellas del siglo XVIII con corpiños y faldas vaporosas ,que la bañaría la maquillaría , la desnudo y guardo sus ropas , cuando estuvo peinada y maquillada con los parpados sombreados y os lavios como una come pollas…la boca muy roja .vino un hombre con capucha negra ,ERA EL VERDUGO que vestia Capucha de verdugo y tanga negro. Déjado llevar por sus fantasías , con esta capucha de verdugo y tanga negro de Fetish Fantasy Extreme..Ella nunca había tenido una experiencia de éste tipo. Ni conocía la sensación de dolor aunada al placer .El verdugo le tatuo un flor en LA ESPALDA DE Silvi… primero los verdugos marcaban a fuego una flor de lis sobre el hombro de prostitutas, ladronas y adúlteras, para que quedaran señaladas de por vida. Este símbolo ha tenido las más variadas utilidades a lo largo de la historia, algunas de las cuales han sido muy prácticas.En Francia, donde se incorporó a menudo en las insignias familiares incorporadas al escudo o ropas de los caballeros. De hecho, en el siglo XVII la flor de lis era el sello a fuego con que los verdugos de Francia marcaban a las prostitutas, ladrones y condenados a muerte como castigo y estigma infamante que los identificaba como indeseables para el resto de su vida.Sí,EL VERDUGO DIJO- Al cabo de un instante se detuvieron y escuchó que le decían a alguien: “Aquí está la esclava.” ¿Aún deseas continuar?”
– Sí, respondió Silvi.
Bien, dijo una voz de mujer, y dirigiéndose a Silvi le preguntó: “Antes de LA TORTURA…., te leeré las condiciones y te preguntaré si estás de acuerdo en más de una oportunidad, si estás de acuerdo te presentaremos los dos contratos: Uno para tu adiestramiento y el otro de esclava Si en algún momento decides no continuar se te devolverá tu ropa y te llevarán al lugar donde te recogieron. Debo advertirte que te estamos filmando más que nada para protección nuestra, pues si bien es cierto que toda la gente que viene es mayor de edad, lo hace en forma voluntaria y sólo para satisfacer su erotismo sadomasoquista, puede que en un momento dado aparezca alguien que quiera demandarnos por ofensas a la moral.
seguramente luego tendrá que pasar a alguna otra sala. Generalmente de aquí van a la de violación y luego a la de electricidad.

Una vez atada, quién iba a castigarla tomó el látigo en sus manos. Era realmente un instrumento de temer.Tras desmayarse de puro dolor y agotamiento, bajaron a Silvi del caballete y la acostaron en el potro de tortura. Esta vez lo prepararon todo concienzudamente. Todo lo anterior fueron meras caricias comparado con lo que le hicieron a la muchacha en el potro. Silvi en el potro seis largas horas de pura y dolorosa agonía. En ese tiempo la torturaron salvajemente, primero estiraron su cuerpo hasta el límite hasta ocho veces, y en la octava le dislocaron los brazos, aunque después se los volvieron a encajar en su sitio. Silvi apartaba la vista horrorizada a punto de volverse loca por el sádico tormento. El cuerpo de Silvi pendía en vilo de sus muñecas y tobillos, estirado hasta un extremo inhumano y bañado en sudor. A pesar de la mordaza los gritos de Silvi pidiendo piedad eran perfectamente audibles, pero sus verdugo seguían y seguían apretando. Por supuesto, eso no fue todo, pues en el potro la torturaron de mil maneras. A Silvi le aplicaron la toca, la azotaron con látigos, le quemaron la planta de los pies, le echaron cera caliente por el vientre y las piernas, y después le clavaron agujas candentes en pechos, vagina y bajo las uñas. Sin embargo, la esclava para que asimilara el dolor de cada quemadura y echando después sal sobre cada herida. Silvi suplicaba la muerte a gritos cada vez que le quemaban la piel se corriese un par de veces durante la tortura. Cuando Silvi y quedó tendida en el colgada de las muñecas de la mazmorra, sollozos desesperados.
El primer azote fue dirigido al culo, en su parte media, pero debido a la longitud del látigo, la cola rodeó el cuerpo de la joven, golpeando las bolitas de acero en el bajo vientre.A pesar de lo riguroso del azote, Silvi no emitió quejido alguno. En la posición en que estaba, le era completamente imposible defenderse. Todo su cuerpo quedaba a merced de su torturador. Se fueron sucediendo los azotes junto con la aparición de marcas muy notables sobre la piel blanca , de la muchacha.

Cuando había recibido alrededor de treinta azotes comenzó a emitir algunos gemidos. A estas alturas su culo estaba completamente cubierto de marcas y todavía faltaban ,algunos más fueron dirigidos al culo y luego los restantes a la espalda. Justamente los azotes que castigaban la espalda también lo hacían en las tetas con las bolitas de acero.

Los primeros azotes fueron dirigidos apenas por encima de la entrepierna, otros a la altura del ombligo y algunos más a los muslos. Silvi estaba exhausta y casi no se quejaba mientras su cuerpo se cubría de más y más marcas. Al finalizar los azotes, su cara, bañada de lágrimas, estaba inclinada sobre un costado. Todavía le faltaban algunos castigos…Luego de unos minutos, el hombre encargado del castigo tomó la vara de 120 centímetros y se dispuso a azotarla en las tetas. Yo no podía siquiera imaginar el dolor que le causaría y menos podía imaginar que ella se prestara sumisamente a semejante tratamiento e incluso que haya sido ella misma la que prefirió ser entrenada así.

Su verdugo levantó la vara y la impulsó con fuerza directamente a sus tetas. El impacto fue terrible, dejando de inmediato la marca sobre los pezones. Nuevamente la joven se contuvo para no gemir, aunque en su estado hasta quejarse, gritar o sollozar le implicaba un esfuerzo por encima de lo que podía.

Sin detenerse cogio la punta pezones y ato a un fino hilo despues de chupar y succionar los pezones y verán que se encuentran firmes y que no se deterioran por los castigos. Los ataron a una polea del techo y verá qué elástico son. No se arruinan con los castigos. Note que mi pechos estaban duros .se estiraba-

– es mi intención provocarte dolor apretándote los pezones.–Salvajes no soy ,esclava ,me duele salvajes,ellos apretaban mas la polea los pechos subia ,mas y mas los pezones casi sangraban .

-Creo que tengo más preguntas por ahora. Me parece que esta conversación te ha puesto algo cachonda. Veo los labios brillantes.-

-Es cierto. ¡No sabe lo que me gustaría que me violaran!, pero terminada la entrevista me van a torturar. Eso ya me lo anunciaron.-

con los azotes en las maltrechas tetas hasta completar el número de 60. El estado en que quedaron las mismas era indescriptible. Cubierto de marcas rojas y moradas, parecían muy diferentes a las redondas y turgentes que habíamos visto una hora antes.

De repente pararon en seco,lo siguiente que sentí fue un manotazo en el coño que me hizo chillar de dolor bajo la mordaza.
¿Hay putón ?¿No te has depilado el coñito?Eso hay que remediarlo. Uno me dobló los brazos hacia atras y me los ató con fuerza,después me agarró de la cintura mientras el otro me ponía espuma y me afeitaba el coño.
¡Amor que rica que estás!si no te importa vamos a jugar un poquito contigo.
Yo intente negar con la cabeza pero entonces sentí como me retorcían un pezón y gemí de dolor.
Si cariño,vamos follarte tánto y cómo queramos. Preparate porque te espera una noche muy larga amor.acto seguido le dió un mordisco a mi coñito recien depilado y me golpeó fuertemente en la nalga derecha.
Me llevaron hacia el dormitorio y me tiraron a la cama,cuando intenté reincorporarme cogieron mis brazos y me los ataron al cabecero de la cama y después mis pies quedadome en postura de x con las piernas bien abiertas. Me quitaron el saco de la cabeza y de un tirón brusco me arrancarón la cinta de la boca.
-Hijos de…-.Es lo único que pude llegar a decir antes de que me cubriesen la cabeza con una tela de media color negro muy ajustada y me volvieran a amordazar con una especie de cinta alrededor de la boca,como la cinta era muy larga aprovecharon para dar un par de vueltas alrededor de mi cuello.
-De puta!-.Grito uno de ellos al mismo tiempo que me daban una torta en la cara y se reía.Antes de poder recuperarme del golpe noté una lengua abriendose paso a traves de mi clitoris y unos labios que me succionaban el coño mientras yo me retorcía de un lado a otro intentando encontrar la forma de escapar.Mientras uno me chupaba el coño el otro se puso encima mía y se puso a lamerme toda la cara y la boca con su lengua al mismo tiempo que me iba estrujando las tetas y retorciendo los pezones.Me costaba respirar,la media era sofocante y no podía tragar bien,entre convulsiones producidas por el hormigueo que me provocaba la lengua dentro de mi coño desesperada les rogué bajo la mordaza.
¡Por favor!¡Por favor no! Estaba aterrorizada. Comenzaron a tocarme. Yo intentaba desplazar sus manos como podía, yo poco podía hacer. Volví a suplicarles, diciendo que era una mujer , mientras intentaba que me acariciase lo menos posible.De nuevo me colocaron las esposas, esta vez en la espalda, por lo que tuvieron vía libre sobre mi cuerpo y comenzaron de nuevo a pasar sus asquerosas manos sombre mi piel.

Les escupía, insultaba, pero el hacían caso omiso. Sólo pasaban sus manos por mi cuerpo centrándose en mis pechos y mi sexo. Me sentía sucia. Sólo intentaba tener mis piernas cerradas lo máximo posible para evitar que me metiesen los dedos.

Ay mi zorra.¿Aun no lo entiendes?El que estaba encima mia me quito la mordaza,arrancó la media de mi cabeza y me retorció los pezones para que mantuviese la boca bien abierta,momento que aprovechó para poder meterme la lengua,ya no estaba amordazada por una tela sino por su boca y su lengua que jugueteaban y se introducía hasta mi garganta.
-No importa que nos supliques o que nos insultes..Ay que cabeza no nos hemos presentado yo soy el verdugo y el que te esta metiendo su lenguita hasta la garganta es Miki, y tu ahora eres nuestra putita,no eres más que una perra a la que le haremos todo lo que nos venga en gana.-. Dicho esto Miki sacó la lengua de mi boca y me puso una mordaza en forma de anilla que me obligaba a tener la boca totalmente abierta,la mordaza iba unida a una especie de arnes que sujetaba mis tetas y de la anilla que abría mi boca de par en par colgaban dos cadenas con pinzas metalicas.Yo observé aterrada mientras me enganchaba las pinzas en mis pezones. Gemía de dolor,lloraba y me retorcía intentando liberarme pero con cada movimiento de cabeza las cadenas tiraban de las pinzas y me estiraban fuertemente los pezones.El verdugo desato mis pies y me ladeó mientras intentaba introducirme un dedo por el culo.Ella comencé a patalear con todas mis fuerzas asi que ató mis tobillos lo más fuerte que pudo y continuó la tarea de meterme el dedo por el culo. Yo me retorcí como una loca al sentir su dedo en mi culo.
-Tranquila mi amor,yo te ensancharé ese agujerito tan prieto. La desataron los brazos y me los volvieron a atar a la espalda. Yo lloraba desconsolada y aunque me dolian mucho los pezones seguía retorciendome.
-¿Porque lloras cariño?¿es que no te gusta tu collar nuevo?dijo Miki mientras se reía y tiraba de las cadenas con fuerza tensando aún más las pinzas. Mis pezones estaban a punto de reventar pero no me dio tiempo a quejarme pues se quitó los calzoncillos y metió su polla en mi boca,me dolian tanto los pezones que no podía ni siquiera ladear la cabeza. Intenté suplicar,aunque sabia que eso era inutil,pero solamente conseguí pronunciar una serie de gruñidos.
¿Que dices?¡Que te gusta?¡Ay claro que te gusta zorrita!Venga vamos a hacer disfrutar a esta perra!!!Mientras Miki me obligaba a mamarle la polla y me embestía estampandome los huevos en la cara tapada del verdugo con la mascara de sado negra Miki extrajo de una bolsa un extraño consolador en forma de U. Entonces mojandolo un poco con la propia saliva introdujo lentamente un extremo en mi ano y cuando penetró bien metió el otro extremo en mi coño,apretó bien el consolador y lo puso en marcha,comencé a notar como mi culo y mi coño vibraban,no quería sentir placer pero notaba como me ponía roja y mi coño se iba humedeciendo,intenté concentrarme todo lo que pude para no correrme pero entonces la lengua de el verdugo comenzó a la lamerme energicamente todo el coño y el culo alrededor del consolador.Ya no hubo escapatoria posible,mi cuerpo sentía que explotaba y comencé a gritar como una loca en mis adentros pues mis gritos se ahogaban con la polla que tenía metida hasta la garganta.
-¡Mira la putita,como disfruta!!Ahora me toca a mi dijo Miki mientras se corría dentro de mi boca. Tenía toda la boca llena de semen viscoso y caliente.-Ah,eso si que no,dijo Miki tápandome la boca.Tragatelo,tragatelo todo-.yo le miré desafiante y me negué pero entonces el me tapó la nariz. Me retorcí intentando no tragar pero no podía respirar así que al final tuve que ceder y tragarmelo.
-Ahora me toca a mi-.Dijo el verdugo-,Y metió su polla,no tan grande como la de Miki pero si mucho mas gorda. Mientras el verdugo me follaba la boca Miki me quitó el consolador y comenzó a devorarme el coño como quien come una sandia,me metía los dedos en el culo y de vez en cuando me mordisqueaba el coño con fuerza para recordarme que,aunque lo intentase,esta vez no iba a disfrutar. Cuando el verdugo se corrio volvieron a obligarme a tragar otra vez su asquerosa leche viscosa.
-Cariño,nos has hecho disfrutar mucho…Tranquila,tranquila…Esto solamente acaba de empezar… Pero estamos cansados así que vamos a descansar un poco pero tranquila te dejaremos un regalito para que no te aburras. Dicho esto me quitaron la mordaza y me enseñaron lo que me iban a poner,yo me revolví como loca al ver otra mordaza con un consolador ancho y grande que me llegaba casi hasta la garganta. Una vez me amordazaron con ese horrible consolador desengancharon las cadenas con pinzas del arnes y las ajustaron bien apretadas a la nueva mordaza.Me volvieron a atar en forma de cruz,introdujeron otra vez el consolador en forma de U en mi coño y culo y lo sujetaron con mucha cinta americana para que no se escapara.
Ambos sonrieron maliciosamente y el verdugo antes de irse encendió el consolador y me dio un beso en la mordaza.
Lloraba sin parar y me retorcía hasta que cansada y derrotada desistí de mi intento de conseguir liberarme.De repente comencé a pensar que habían traido demasiados artilugios para que fuese un asalto casual.No, eso lo habían estado preparando concienzudamente.Ese pensamiento me aterró y desvié la mirada hacia la bolsa negra que habían dejado en el suelo,aún parecía estar bastante llena.¿Que habría allí?¿Que otras atrocidades me esperaban?Después de llorar hasta que no me quedaron más lágrimas comencé a notarlo,me iba a correr otra vez y no podría evitarlo.Casi justo cuando estaba a punto de correrme escuché que se acercaban.
-¡Mira el verdugo,esta puta va a volverse a correr!¡Pero será guarra!Miki se acercó y me detuvo el consolador.
-Si quieres correrte vas a tener que hacerlo tu misma. Me arrancó la cinta de mi coño y aunque me dolio desgraciadamente no me quitó las ganas de correrme. Me desató la mano derecha y se sentó en el borde de la cama.Estaba claro que no iban a intervenir,habian veido para verme como me corría yo sola.En un principio mi mente se negó pero mi cuerpo comenzó a sudar y a temblar,yo no queria pero mi cuerpo hablaba por si solo y comencé a frotarme el coño con los dedos. Así que;atada,con los pezones a punto de reventar por la tensión,con el verdugo y Miki que me observaban,y con una polla de silicona en la boca que me impedía gritar o maldecir,me reventé el coño con los dedos hasta gemir como loca mientras mi cuerpo se convulsionaba de placer.Me sentí tan sucia y humillada que comencé a llorar de nuevo pero en vez de dejarme llorar en paz el verdugo comenzó a chuparme el coño de nuevo mientras Miki se reía y me lamía las lágrimas que caían por mi rostro. Mientras me lamía lo percibí en sus Miki era un sádico,disfrutaba con mi sufrimiento,le producía un placer increible provocarme dolor e iba a hacerme sufrir hasta que algo se rompiera dentro de mi.Miki asintió,como si hubiese adivinado lo que yo pensaba. Después comenzó a lamerme y morderme los lobulos de las orejas mientras el verdugo seguía disfrutando de mi coño sin descanso.
Poco después me bajaron hasta el salon,me colocaron de frente al respaldo del sofá con las manos atadas a la espalda y me hicieron apoyar mi barriga de modo que me quedé con el culo en pompa y a su Miki encendió el televisor,habian puesto una pelicula porno sadomasomista.Tal vez burlandose,tal vez demostrádome las cosas que iban a hacerme.A el verdugo escupió saliva en mi culo y comenzo a meter los dedos invadiendome el culo con fuerza,cuando vió que lo habá agrandado bien comenzó a meterme la polla por el culo.Yo pataleaba pero nisiquiera llegaba al suelo,Dolia muchisimo la polla de el verdugo muy gorda.Yo no podía hacer nada solo seguir pataleando e intentar gritar tras esa mordaza de consolador,la cual parecía que era la que más le gustaba ponerme,seguramente porque sabian que era la que me era más asfixiante.Cuando se corrió me dió una nalgada y sacó la polla de mi culo.
-¡Te quejaras.Te he lo he dejado bien dilatadito!-.
Entonces patalee aún con más fuerza.La polla de Miki no era tan gorda pero sabia lo sadico que era.Y así fué,me metió la polla de un golpé,yo pegué un alarido,entonces comenzo a encularme con todas sus fuerzas mientras me pegaba con fuerza en las nalgas con cada empujon como si fuese un caballo al trote,lejos de alejarse de la acción EL VERDUGO me agarró del pelo y me levantó la cabeza para que viese bien la pelicula. Cuando Miki se corrió se dirigió al baño y el verdugo estaba en la cocina, era la primera vez que me dejaban a solas sin estar totalmente atada.Era una locura pero estaba tan desesperada que no tenía otra opción. Me incoorporé y me dirigí hacia la puerta,y agarré la manecilla pero justo cuando la estaba abriendo el verdugo la cerró delante de mis narices.-¡Mira Miki nuestra perrita queria dar un paseo!
¿Por que no lo has dicho corazón?.-.Dijo Miki cogiendo algo de la bolsa negra,se acercó a mi y me quitó la mordaza.Al principio no pude hablar,solo jadear.
-¡Por favor!¡Os lo suplico!¡Dejadme!¡Juro que no diré nada a nadie!-.
-shhh…cariño.No te preocupes.Nosotros te daremos un paseo.Dijo sonriendo mientras balanceaba un objeto.Era una especie de bozal de cuero con una correa también de cuero,como el de un perro,con una bola interior que hacía de mordaza.
-¡No!¡Mostruos!grite intentando huir,pero,¿A donde iba a ir?EL VERDUGO se abalanzó sobre mí y aún retorciendome como loca Miki me colocó el bozal. Con mucha dificultad el verdugo me desató y me puso unas esposas de correas en manos y pies.
¡Es toda tuya!Yo me voy a tomarme una birra. Hasta luego cariño…-.Dijo mientras me daba un gran beso sonoro tras el bozal.
Al quedarme sola con Miki esbozó una sonrisa sádica seguida de esa mirada aterradora y lujuriosa.
-¡A cuatro patas!-Yo me negué dirigiendole una mirada llena de ira.Esta respuesta no le vino por sorpresa.Tras mi negación tiró de la cadena con fuerza y de un manotazo obligó a mi cuerpo a caer al suelo.
-¡A cuatro patas te he dicho!-.Yo me reiconporé pero seguía negándome.Me habían violado y humillado.¡No les iba a dejar postrarme a cuatro patas como un vulgar perro.
Al ver que me negaba me cogió del pelo y me tiró al sofá.Me agarró del cuello,y mientras me sujetaba agarró un cinturón y comenzó a darme con el cinturón en los pechos y en el coño hasta que los tuve rojos.¡Vas a obedecer perra!Si yo digo a cuatro patas,obedece!-Yo asentí desesperada.
-Muy bien,pero eso no te va a librar de unos azotes.Me agarró colocandome boca abajo con el culo a la altura de sus rodillas y comenzó a azotarme con rabia el culo mientras lloraba y pataleaba,y cuanto más pataleaba más fuertes eran los azotes.10/20/25.Perdí la cuenta.
-¡A cuatro patas!-.Yo obedecí sin vacilar.
Ahora vamos a dar un paseito como tu querias perra. Comenzó a tirar de la correa y a obligarme a andar a cuatro patas por toda la casa.De vez en cuando me ponía el pie en mi culo y presionaba para que fuese más rapido.
-Para.¡Sientate!¡Como una perra!-.Ahora voy a quitarte el bozal y vas a lamerme los huevos.-.
Cuando me quitó el bozal pronuncie una frase casi como un susurro.
-Por favor esto es inhumano…-.Fué una mala idea porque se abalanzó sobre mi me puso una mano en la boca para que no gritará y me golpeo con rabia de nuevo en las tetas y el coño.
-Eres una perra asi que a partir de ahora no quiero que de tu boca no salga otra cosa que ladridos y gemidos de placer.
-Si…No!guau,guau-.¡Dios!
-¡Que te he dicho puta perra!¡Que ladres!-.Gritó golpeandome con fuerza en el coño.
Cuando me quitó la mano de la boca emití entre lloros mi primer: ¡Guau!
-A partir de ahora obedeceras todo lo que te ordenemos perra,ya no usaras bozal.Solo ladraras cuando se te diga una orden para que podamos ver que lo has comprendido y cuando nos comas la polla o te follemos gemiras de placer como la perra que eres. Estuve a punto de volver a llorar e intentar suplicar pero me contuve:
-Guau.-.
-Muy bien.¡Buena chica!-.Dijo mientras me revolvía el pelo.-Ahora lámeme los huevos.-.
-Guau.-.Volví a decir y comencé a lamerle los huevos y a gemir como la perra en la que me había convertido Miki
Después volvió el verdugo.
-¡Ah veo que has hecho un buen trabajo!
-Si.Compruebalo tu mismo.-.
-Comeme la polla-.
-Guau.mmm. Mmm.-.
-Si ya lo creo.-.
-Tumbate y abrete de piernas,vamos a ver que de bien se porta esta perra.-.
Yo obedecí,entonces me metieron un consolador bastante grande por el culo ,después me volvieron a poner esas malditas pinzas en los pezones,y el verdugo comenzó a follarme la boca con su polla mientras Miki volvía a morderme y devorarme el coño,incluso con más fuerza que antes,clavandome las uñas en el culo mientras tiraba de las cadenas para provocarme aun más dolor. Esta vez no suplicaba,ni gritaba,tan solo ladraba y gemia como una perra mientras las lagrimas resbalaban lentamente por mis mejillas.

Antes de irse me obligaron a posar obscenamente e hicieron decenas de fotografias.Por su parte me explicaron que lo habian grabado todo,incluso me obligaron a ver algun video.
-Si nos denuncias lo unico que veran es unos videos de una guarra que se la follan mientras gime como una perra. Y eso es lo que vas a ser a partir de ahora.nuestra perra.Una perra que habrá que seguir adiestranda.-.continuara

Publicado en: Relatos porno

Deja un comentario