Mi vecina cachetona…

En un fiesta familiar, tuve el mejor sexo de mi vida con mi nalgona vecina…

Hola… este es un relato que me paso la semana pasada, resulta que desde hace un par de años que entre en la etapa de la punzada, en la etapa que ya miraba a las mujeres con ojos de deseo… Me di cuenta que mi vecina Jennifer que vive alado de mi casa y es madre de un buen amigo, esta… Deliciosa, con un muy buen trasero… así que la comencé a ver con ojos de mucho deseo Jennifer es divorciada, se divorció desde que Toño tenía 5 años….

Así han pasado 4 años y yo nunca hice nada por estar con ella, solo miraba con ojos de deseo y obvio me masturbaba como loco pensando en ella…
Pero la semana pasada paso algo genial… Yo ya tengo 22 años y estábamos en mi casa festejando el cumpleaños de mi papa, como a la 1 cuando ya se habían ido la mayoría de los invitados y solo nos quedamos, yo, mi mama, mi papa, mi hermana mayor y mi amigo Toño que es novio de mi hermana y su sexi mama Jennifer. Estábamos todos jugando cartas y tomando cervezas.

Poco después, mi papa y mi mama se fueron a dormir y solo nos quedamos nosotros 4, seguimos jugando y bebiendo… Pero después de un rato se terminaron las cervezas y Toño se ofreció a ir por más, yo lo quise acompañar, pero mi hermana me dijo que mejor ella lo acompañaba y de paso manejaba, pues Toño ya estaba borracho.
Cuando ellos se fueron yo me quede solo con Jennifer.
Y ella me dijo: De seguro esos ya se van a echar pasión…
Yo solo sonreí y le dije: Si, verdad…
Seguimos jugando solo ella y yo, al principio apostamos dinero… pero cuando nos quedamos solos ella me dijo: ¿Qué te parece si apostamos algo más…?
Yo le pregunté: ¿Cómo qué?
Y contesto: Si yo gano, tú haces lo que yo te diga. Y si tú ganas, yo hago lo que tú digas. ¿Cómo vez?
Yo le conteste: Bueno…
Y jugamos una mano y yo le gane…

Ella se rio, me miro y me dijo: ¡Ganaste! ¿Qué quieres que haga?
Yo solo sonreí y le dije: Mmmm… No sé, déjame pensar…
Entonces ella se levantó y me dijo: bueno, mientras piensas voy por hielo.
Se fue a la cocina y después me hablo… Yo fui.

Y cuando entre a la cocina me pregunto: ¿Oye… te gustan las mujeres en tanga?
Yo me quede mudo y analizando lo que me había preguntado y después le conteste: ¡Sí!
Entonces me dijo: Traigo puesta una, si quieres… de premio te la muestro.
Entonces le pregunte: ¿En serio? ¿Haría eso?
Y ella me dijo: Si… pero si en la próxima yo te gano, tú me mostraras lo que yo quiera…
Le dije: OK…

Entonces se desabrocho su pantalón, se lo bajo y se dio la vuelta para que yo la mirara…
Yo le dije: ¡Guaaauu! ¡Qué hermoso!
Entonces me dijo: Si quieres, puedes tocarme…
Así que me acerque y comencé a acariciar su enorme trasero y cuando lo estaba haciendo… tuve una erección que ella sintió e inmediatamente puso su mano en mi pene…
Entonces me dijo: ¡Uy… Que rico!
Y me pregunto: ¿Te excito?
Le conteste: Si… mucho…
Entonces me volvió a preguntar: ¿Me lo quieres meter?
Yo le dije: Si…

Y me dijo: Pues… llámale a Toño y pregúntale cuanto tardara… a ver si nos da tiempo…
Inmediatamente le llame e Toño y mientras le llamaba, ella desabrocho mi pantalón, lo bajo, saco mi pene y me lo comenzó a chupar… yo no puse resistencia alguna.
Toño me contesto y me dijo que iban a tardar un poco más porque casi todas las tiendas estaban cerradas, así que irían hasta el OXXO…
Entonces le colgué, le explique a Jennifer y después le pregunte: ¿Vamos a mi cuarto?
Y ella me dijo: Si…

Nos fuimos a mi cuarto, y ahí… se desnudó completamente y me dijo: ¡¡Quiero que me des un orgasmo amor!!
La mire y me fui sobre ella, comencé a besarla y a tocarla como un pulpo, su cuerpo no era suficiente para mi… pues lo tocaba por todos lados.
Mi pene estaba erecto y ella no dejaba de masturbarme, después se fue sobre él y comenzó a chuparlo mientras acariciaba mis testículos… a mí me encanto eso y mi erección se lo demostraba.

Pocos segundos después Jennifer se subió sobre mi pene y comenzó a cabalgar sobre mí pene… yo la veía y la escuchaba como gemía en voz baja… yo estaba a punto de terminar y cuando le iba a decir, ella me dijo: ¡Me vengo! ¡Me vengo!
Y comenzó a gemir en en voz baja… no sé qué me paso que cuando ella se vino, como que mi pene se entumió y yo seguía con mi erección, pero no con ganas de terminar pronto… ella seguía montada sobre mí y se movía muy bien… bajo la mirada y me dijo: ¡Que buena cogida!
Yo le conteste: Que buena estas tu…

Después ella me dijo: Quiero que me cojas de perrito…
Entonces se empino sobre mi cama, yo me puse atrás de ella y comencé a cogerla, sabía que no teníamos mucho tiempo, así que me concentre para venirme
Ella me dijo: Vente adentro de mi…
Yo le dije: Si… y después me comencé a venir…
Ella lo sintió y me dijo: Que rica se siente tú verga y tu lechita amor… ¡Gózalo!

Terminamos de coger y después nos vestimos y nos fuimos hacia el comedor a esperarlos… en lo que ellos llegaron ella me dijo: Fue poquito tiempo, pero rico… ¿No crees?
Yo le conteste: Si…

Después le pregunte: ¿Podemos repetirlo algún día?
Ella me contesto: Cuando tú quieras. Pero con más calma… ¿No?
Y quedamos en eso… en que seriamos amantes. Y desde ese día… Me la he cogido 2 veces más, en una semana ya la cogí 3 veces… Creo que me he vuelto adicto a ella y es que esta deliciosa… y me da el mejor sexo de mi vida.
Y pues si Toño se anda cogiendo a mi hermana, es justo que yo me coja a su mama… ¿No crees?

Publicado en: Relatos porno

Deja un comentario