Mi primera aventura con Rosa, mi vecina madura

Bueno me llamo Adolfo tengo 16 años y esta historia sucedió hace un año, soy flaco y de condición física normal; todo lo que un adolescente es. Practico baloncesto, me gusta leer, fumar……..a y sobre todo me encantan las MADURAS y rosa me llevo a descubrir el mundo del sexo.

Por las tardes llegando del colegio ayudo a mi madre en atender y despachar un pequeño negocio de abarrotes donde llegan los vecinos a comprar. Un día normal por la tarde estaba solo en la tienda, había poca clientela; pero llego Rosa una de las vecinas de la calle de enfrente ella es (madura de muy buen cuerpo, tiene como 35 años es de estatura mediana pelo negro pechos normales pero unas nalgas que hacen no pase desapercibida, llevaba un pantalón ajustado y una blusa normal pero si dejaba ver un poco sus pechos).

Pues llego sonriendo, me dijo que le despachara unas cosas y que después me pagaría yo no me pude negar y le di las cosas ella me siguió haciendo platica sobre varias cosas como que ya había crecido mucho y que me veía muy bien yo solo pude responderle que era muy amable y después se fue.

Simplemente con verla me llenaba de excitación. Días después llega y me dice que se sentía muy apenada porque no tenía dinero para pagarme lo que se había llevado, ya que había perdido su trabajo yo le dije que no se apurara que yo no le dije a mi madre sobre las cosas que se llevó y no se avía dado cuenta así que ella podía pagarme cuando pudiese, me dio un abrazo, un beso en la mejilla y me dijo que era un encanto eso claramente me puso muy excitado y que ella lo noto porque me vio con una sonrisa muy picara y se fue.

Al día siguiente mi madre fue a casa de mi tía y como siempre se tardaría toda la tarde y no llegaría hasta la noche. Rosa llego a los pocos minutos y me dijo que había visto a mi madre salir yo le dije que si que mi madre fue a casa de mi tía y que estaba solo, dijo que estaba muy bien pues quería platicar con migo y tomarse un refresco para conversar.

Yo excitado fui por el refresco y le invite a pasar y sentarse del otro lado del mostrador cuando llegue pude ver sus grandes y ricas piernas pues llevaba un vestido un poco holgado que le quedaba muy arriba de las rodillas, le di el refresco y me senté enfrente de ella le pregunte de que quería platicar pero yo no podía despegar mis ojos de sus piernas ella me miro y le dio un sorbo a su refresco y me dijo –que pena venir aquí a pedir un refresco y ni siquiera traer dinero con que pagar- yo le dije que se despreocupara que yo se la invitaba pero ella me dijo que eran muchos abusos de su parte y me comento que se le había ocurrido de pagarme y yo le pregunte que cual era, así que me dijo que me había observado cómo me ponía cuando estaba cerca de ella, yo le pregunte a que se refería pero ella me respondió.

Mira no te hagas tonto he visto que como te pones y que no me dejas de mirar las piernas, yo me puse muy nervioso y no supe que contestar, pero ella me tomo la mano y la puso sobre su pierna y me dijo -tranquilo Adolfito, disfruta que esta es mi manera de pagarte y me gusta mucho- yo estaba muy nervioso pero gano mi excitación que ya tenía mi verga a reventar y empecé a manosearla toda , tocar todas sus piernas y masturbarla bajo su ropa interior ella solo gemía de placer….

Me pare y le plante un beso que duro unos segundos pero para mí fueron eternos, me pare y cerré las puertas de la tienda entonces regrese con ella y me pregunto que si era virgen y yo le dije que si, entonces me respondió –también va a ser mi primera vez desvirgando a un jovencito tan cachondo como tu así que prepárate que hoy va ha ser uno de tus mejores días-

Con esa respuesta no lo pensé dos veces y me lance sobre ella…. Le levante el vestido y toque sin cesar sus hermosas nalgas… ella me paro y me dijo que más despacio que tenía que ser más lento asi que le empecé a dar besos en el cuello y tocarla toda; ella se bajó el vestido y solo quedo en ropa interior me pidió que desabrochara su brasier y asi lo hice se lo quite y empecé a chupar sus jugosos pechos ella gemía de placer solo se escuchaban sus gritos ahogado –hoo asi mi niño dame más placer- -ahaa anda Adolfito follame quiero sentirte dentro-

De inmediato me quite los pantalones y el bóxer, y me saque mi pene que estaba tan excitado como nunca y después de chuparle un poco su vagina que estaba depilada y escurrida de jugos deliciosos se la metí y empecé a meter y sacar primero lento y después más rápido hasta que rosa gritaba –ahaar aaa asi adolfo me exitas como una puta- -aahaaa aa quiero que me cojas siempre no pares-

Seguí follandola hasta que nos venimos en un mismo orgasmo brutal … después me la dijo que me limpiaría y empezó a mamármela como toda una maestra. Después nos cambiamos y me dijo estuve maravilloso y fui muy tierno, nos quedamos de ver la próxima semana en su casa; me dio un beso en la boca muy apasionado y se fue, bueno después de que me dejara acariciar sus nalgas una vez más….

GRACIAS por leerlo espero y les aya gustado espero subir la segunda parte hasta luego…
By: xhol

Publicado en: Relatoseroticos

Deja un comentario