Mi primer orgasmo anal

Soy una mujer dueña de una empresa de moda, antes también fui modelo y debido a todo ello, nunca tuve tiempo para tener familia, debido al poco tiempo que tengo disponible, el sexo es esporádico y normalmente con gente cercana y es poco satisfactorio, pero sin ir mas allá.

Un día de tantos, que tuve que quedarme a trabajar hasta tarde en la oficina, debido a la nueva temporada de primavera, era tarde y diseñando la ropa interior, me imaginaba con ella en mi casa con velas y con un hombre, tanto que empecé a excitarme y a tocarme, primero por encima de la ropa, pero después comencé a desnudarme y a acariciarme los pechos, fui bajando por mis muslos, hasta llegar a mi sexo, primero me acariciaba por encima del tanga, notando como se iba humedeciendo entero, me tumbe en la mesa y comencé a masturbarme, acariciando mi clítoris con dos dedos y chupándome mis grandes pechos con mi lengua, estaba súper excitada y me deje llevar como hacía mucho que no lo hacía, no me importaba nada más que disfrutar de un orgasmo entre un millón.

Me puse de pie y me agache sobre la mesa, hasta apoyar mis pechos en ella, metí mi mano entre mis piernas y comencé a masturbarme, era increíble lo húmeda y excitada que estaba, tanto, que solo me di cuenta cuando note entrar su enorme polla hasta lo más profundo de mi coño, no lo esperaba, pensaba que estaba sola, pero no me importaba solo quería que me follara salvajemente y así lo hizo.

Empujaba cada vez con más fuerza, agarrándome de la cintura con sus fuertes brazos de la cadera mientras me decía que si me gustaba, yo le decía que si, que me encantaba, el me cogía de mi larga melena y empujaba una y otra vez sin dejar de decirme que me iba a follar como a la puta que soy, yo le gritaba “si si, no pares, follame” se sentó en la silla y cogiéndome por las caderas me sentó encima de su polla y comencé a botar como si estuviera poseída, nunca había sentido tanto placer al entrar en mi una polla tan inmensa.

Yo me acariciaba los pechos, mientras el no dejaba de gemir con cada bote de mi cuerpo, le grite que no podía más, que quería correrme encima suya y dárselo todo, pero él quería mas y me levanto y me puso encima de la mesa de rodillas boca abajo, apoyando mis brazos y mi cara en la mesa, entonces él se puso de pie en la mesa, flexionando ligeramente las rodillas hasta que su polla se situó en la entrada de mi culo, yo estaba entre excitada y nerviosa, porque nunca antes me la habían metido por ahí, fue muy suave, me dijo que me relajara que me iba a gustar mucho y comenzó a rozar su punta en mi culo para excitarme y que me relajara y fuera abriéndose poco a poco, y así fue, el iba empujando poco a poco, yo notaba como iba introduciéndose en mi culo poco a poco, primero la punta y luego el resto hasta llegar al final, no me podía creer lo fácil que entro toda su polla en mi culo, ni lo mucho que estaba disfrutando con ella dentro, Dios lo que me había perdido hasta entonces, me encantaba sentir toda su polla en mi culo entrar y salir rozándose con todo.

Comenzó a hacerlo con más fuerza y yo estaba mas y mas húmeda, le decía que no parara por lo que más quisiera, el también estaba supe caliente y no hacía más que embestirme cada vez con más fuerza, no quería que acabara nunca, pero a la vez quería correrme y sentir el orgasmo más intenso que jamás nunca había soñado y quería notar su semen caliente introducirse en mi culo, y más lejos de la realidad, fue aun mejor, el gritaba que me corriera que no podía mas, yo le decía que se corriera y me lo diera todo, así lo hizo, se corrió dentro de mí, notando su semen introduciéndose en mi culo saliendo a una velocidad increíble de su polla, mientras el gritaba si,siii, siiiiii, me corro es increíble y al oír sus gritos de placer y su semen yo tampoco pude mas y me corrí como nunca antes en un orgasmo superlargo e intenso, mientras gritaba como una posesa que no parara, una vez acabado notaba como mi chocho temblaba del placer tan intenso que había vivido, que se seguía moviendo como si pidiese mas.

Cuando acabamos vi quien era el que me había hecho disfrutar tanto, ya que hasta entonces le había dado la espalda en todo momento y no quería nada más que disfrutar, sin importarme quien fuera el, y me quede sorprendida al descubrir quien era, pero me lo guardo, ese va a ser mi secreto, tal vez os lo cuente en otro momento.

Sobre nosotros

Iniciándome en el mundo del blogging desde mi blog erotismo24h.com compartiendo relatos eróticos, que espero os sorprendan y os gusten.

Publicado en: Relatos porno

Deja un comentario