mi premio por obedecer

En mi relato anterior les conté en lo que mi novio se convirtió desde que probo mi colita, como continúe siendo una buena niña que le obedecía en todo lo que pedía el me dio de premio un viaje de fin de semana con mi amiga lógicamente el iba conmigo.
Íbamos mi mejor amiga, mi novio y yo la casa tenia alberca y dos habitaciones. Cuando llegamos lo primero que hice fue darle un gran beso a mi novio por el detalle aunque sabía que no iba a ser de gratis pero no imagine lo que tenia entre manos, cuando nos instalamos mi amiga Vanessa decidió meterse a nadar al igual que mi novio, yo me quede tomando el sol, note que Vanessa se le pegaba mucho a mi chico me moleste pero no dije nada porque podía enojarse y arruinar mi finde. Salí a comprar algo de comer y algunas cervezas; al regresar me lleve la sorpresa más grande cuando encontré a mi chico cogiendo con mi “amiga” en los camastros, la tenia de perrito, ella volteo pero no se inmuto en lo mínimo, ver que lo tomaran tan natural desato sentimientos encontrados en mi, me sentía molesta y súper excitada inmediatamente sentí húmedas mis piernitas (recuerden que tengo prohibido traer ropa interior) decidí ignorar la situación pero el no me dejo pues me llamo y dijo ve como cojo a la puta de tu amiga, si no te portas bien alguien lo puede hacer entonces entendí lo que quería, lentamente bese a Vane ella igual que yo estaba nerviosa jamás habíamos estado con otra mujer!! Mientras en continuaba dándole duro yo me entretuve besando su cuello, su espalda, sus tetitas (son pequeñas pero firmes) ella no paraba de gemir yo moría de ganas por que mi novio me diera un poco de su miembro que tanto me gusta, vi claros signos de que estaba a punto de derramar su lechita, sin importarme empuje a Vane para chuparle su verga rápidamente y recibir esa lechita hasta el fondo de mi garganta ese era mi deber así estuve menos de 3 minutos cuando exploto. Nos dijo que mientras se recuperaba fuéramos por una maletita que estaba en el carro, inmediatamente fuimos aun estábamos muy calientes Vane y yo, cuando abrí el carro y me agache a buscar la maletita sentí como unas pequeñas manos que en definitiva no eran de mi chico empezaron a la masajear mis nalgas sentí como todo mi cuerpo temblaba de las ganas que traía luego sentí un lengüetazo en mi conchita ummm…tan delicioso los lengüetazos continuaron de mi clítoris hasta mi culito deseoso varias veces, nadie me había dado una chupada tan rica como mi Vane así estuvo hasta que mi cuerpo se estremeció y me vine, uno de los mejores orgasmos de mi vida. Cuando le iba a regresar el favor a mi amiga, llego mi novio y de una fuerte nalgada me enderezo y me dijo que el era quien decidía el momento de venirnos y como; no nos quedó remedio que sacar la dichosa maletita y dársela como nos había ordenado cuando la abrió me quede sorprendida pues traía varios dildos. Tomo dos dildos y nos dijo que los debíamos de traer mientras no tuviéramos su verga a dentro, uno de ellos tenía pegada un cola de mapache y otro de cerdo, yo elegí el de mapache, se lo entregue a mi chico para que el me lo pusiera, me puse a gatas y lentamente fue metiendo el dildo por mi colita hasta quedo en el tope la cola quedo como si fuera mia, mientras Vane ya se había puesto el suyo. La tarde estuvo llena de besos y encuentros rapidos entre Vane y yo, el se quedo dormido un rato y aproveche para darle una buena mamadita a la concha de mi amiga hasta que se vino.
En cuanto despertó me llamo y me dijo que le diera una buena mamada me tomo del cabello y empezó a dirigir el ritmo me enderezo y me pidió que lo cabalgara y así fue jamás había tenido mis dos agujeritos llenos es lo mejor del mundo en 5 minutos yo ya me iba a venir pero me estaba conteniendo si me venía el se iba a enojar y ya no me iba a coger en todo el fin de semana, el se dio cuenta y me dijo “vente al mismo tiempo que yo” y así fue en cuanto me saco su miembro su lechita empezó a escurrir por mis piernas, el le grito a Vane para que viniera a limpiarme y así fue chupo toda su lechita de mis piernas y saco toda la que pudo de mí, en cuanto termino el ya la tenía dura nuevamente le saco su dildo, le dio un lengüetazo en su culito y la sentó de un golpe en su verga ella grito de dolor pero no le importo y continuo clavandola en el culito de mi amiga, mientras el me ordeno que le diera unas chupadas al clítoris de Vane así estuve hasta que se vinieron. La quito de encima de él y le volvió a meter el dildo a mi amiga. Tomamos unas cervezas hasta que las dos nos emborrachamos el nos mando a dormir en cuartos separados y desnudas por si a el le daban ganas de cogernos nuevamente, entrada la madrugada él se metió a mi cuarto empezó a pellizcar mis pezones, saco sin cuidado mi colita de mapache de mi culo y rápidamente lo cambio por su verga y me dijo al oído “acostúmbrate a que puedo coger a cualquiera de tus amigas igual que a ti” esperaba con ansias su leche pero no se vino termino de decirme eso y se fue supongo que con Vane y asi mis amigos fue mi siguiente día hasta que regresamos a casa donde me olvide de mi colita de mapache y regrese a mis vestidos sin ropa interior

Publicado en: Orgias

Deja un comentario