Mi cuñada y la playa

Aventura de una hombre con su joven cuñada que se encuentra sola y triste en la playa.

Por mi trabajo viajo por todo del pais, un dia regresando de una zona costera decidi pasar a descansar en una casita que tienen mis suegros para vacacionar.

Cuando me aproximaba a la casa vi las luces encendidas y pense que mis suegros habia llegado de vacaciones por lo que solo pasaria a saludarles, al llegar note que el carro que se encontraba era el de mi cuñada una chica rubia bronceada de 20 años delgada pero con senos grandes y firmes y un culito paradito y respingon.

Ella se encontraba un poco deprimida pues habia sufrido un desliz amoroso, cuando llegue le dije que descansaria un rato y luego seguiria mi camino, ella me ofrecio que almorzaramos juntos pues no se sentia muy bien sola, esta chica se encontraba en un traje de baño muy pequeño sus hermosos senos se querian salir, venia de la playa por lo que note como las gotas de agua acariciaban su piel bronceada sus pezones comenzaban a marcarse por lo que me dijo que se cambiaria y luego almorzariamos, la puerta entre abierta me permitio observarla totalmente desnuda como se colocaba suavemente crema por su cuerpo era una vision realmente extasiadora. Luego salio con otro traje de baño mas pequeño que el anterior una vez sentado se cayo un cuchillo al juntarlo pude ver que algunos vellitos dorados se le salian del su traje y su vagina se marcaba sutilmente, mi pene empezo entonces a crecer y creo que ella lo noto ya que volvio a botar otro cuchillo pero esta vez al juntarlo vi como abria las piernas y se las acariciaba hasta tocar todo su sexo, terminamos de almorzar y nos recostamos en unas hamacas por un rato, el movimiento, la brisa, me habia relajado bastante, mas aun al observar como se delineaba su figura a traves de hamaca, era una chica realmente de muy buen ver.

Ella me dijo que antes de que me marchara porque no me daba un baño, lo cual no me parecio mala idea, fuimos a la playa y estando en el mar ella me comento que se le hacia muy dificil verme como su cuñado pues siempre habia querido tener algo conmigo, y ahi estabamos los dos solos ella me pidio que si me podia dar un beso no como cuñada sino como mujer a lo que accedi sin pensarlo 2 veces, ese beso encendio las pasiones que ambos habiamos reprimido durante tanto tiempo nuevamente mi pene respondio al estimulo pero esta vez y bajo el agua ella me lo acaricio delicadamente a la vez me decia que todo esto era natural que no me preocupara, la tome por la cintura y la acerque aun mas, ella estaba deseosa de ser tomada, comence a acariciarla y besar sus senos ella entonces me atrapo entre sus piernas y comenzo a moverse en una forma muy sugestiva y me dijo que era mejor que salieramos ya que alguien nos podria ver.

Estando en la casa me dijo que ella queria ducharse alguna vez conmigo, a lo que le dije que ese seria el mejor momento para hacerlo, ya en la ducha comence suavemente a desnudarla y note como su piel comenzaba a erizarse, una vez desnuda no podia cree lo que veian mis ojos esa chica era realmente una mujer hermosa, ella comenzo a quitarme el traje de baño y al quedar mi pene expuesto le dio un gran beso mi mente se nublo en ese momento. Comenzamos asi a enjabonarnos mutuamente, sentia como al pasar mis manos por su piel desnuda ella respondia al estimulo, la vision de como la espuma bajaba y quedaba expuesto su cuerpo era increible. Ella comenzo entonces a besar mi cuerpo sentia como sus labios recorrian mi espalda, me estaba enloqueciendo, sugirio que fueremos a un lugar mas comodo por lo que asi mojados nos dirigimos al cuarto, colocamos los paños sobre la cama y nos recostamos ella boca abajo y yo a su lado podia ver como las gotas recorrian su pompis y se internaban en su vagina, comence a acariciarle la espalda con mi lengua, bajando mis manos por sus piernas, esta chica que siempre habia visto como una hermana esta en la cama desnuda y deseosa que la tomara. Se volvio boca arriba y tomandose los pezones me sugirio queria que los chupara inicie entonces mi recorrido de todo su cuerpo con mi boca, para ese entonces ella acariciaba suavemente su labios vaginales buscando el como excitar su clitoris. Procedi entonces a bajar por su vientre con mis labios y conforme iba bajando ella comenzaba a excitarse cada vez mas, baje entonces y ya ella habia abierta sus piernas comence asi la mas dulce de las caricias que habia sentido mi cuñada alguna vez, su vagina estaba totalmente humeda y sus labios vaginales estaban rosados he increiblemente grandes a su maximo esplendor, al excitar su clitoris con mi lengua ella exploto en un orgasmo majestuoso, como jamas habia visto, me dijo que ya queria ser tomada, a lo que le respondi que aun faltaba mas, conforme nos besabamos la empece a masturbar con mis dedos, ella hizo lo mismo conmigo sus tersas manos acariciaban mi pene en una forma excepcional, en ese momento volvio a explotar su cuerpo con otro orgasmo mas intenso que el anterior. Bajo hasta mi pene y con su boca hecha agua por el placer comenzo a chuparlo era una sensacion increible ahora era yo quien estaba enloqueciendo mi turno de gozar llego y llego increiblemente. Nos recostamos y me dijo que por favor no la dejara solo que conmigo se sentia una mujer deseada, nos quedamos dormidos y al rato empece a escuchar sus gemidos se estaba masturbando, algo en mi desperto vigorosamente el momento de penetrarla habia llegado me volvi y le dije que terminaria su orgasmo pero esta vez conmigo dentro de su ser, accedio sin vacilar, la tome delicadamente y en un par de segundos ella estaba temblando por el placer, sus gemidos de gozo volvian cada vez mas intenso el momento. Esta chica habia descubierto en mi pasiones que no conocia, el momento de finalizar llego y los dos con movimientos ritmicos terminamos exhaustos.

Desde esa vez cuando mi trabajo es por esa zona ella se va para la casita y me espera deseosa de experimentar cosas nuevas que luego les contare.

Publicado en: Relatoseroticos

Deja un comentario