Masturbación con un peluche

Una noche, exitada y con ganas de masturbarme…vi un peluche, el cual me ayudaría muchisimo…

Una noche, exitada y con ganas de masturbarme…vi un peluche, el cual me ayudaría muchisimo…
Era ya muy noche, y yo leía relatos sobre masturbación femenina, y poco a poco me fui exitando, sentía como me mojaba poco a poco; así que caliente y cegada por mi exitación busque un objeto que me pudiera introducir en mi vagina, y lo encontre…
Un peluche de Barney.
Y no es que el dinosaurio me exite, pero se me ocurrio una gran idea…

En mi cuarto tengo una silla en la que pongo ropa, así que la quite, dejando vacía la silla, y coloque al dinosaurio panza abajo dejando su colita levantada.
Así que me sente en la silla con las piernas abiertas, y sin quitarme la ropa interior, me fui sentando en la cola del dinosaurio la cual embono perfecto en mi caliente y humeda vagina.
Así que comenze a moverme como si me estuviera autopenetrando, y fantaseando con un pene bien duro comenze a moverme, primero lento, y luego más rapido, sintiendo como mi cliritosis era estimulado de una manera muy deliciosa… Mmmm, rapido, rapido, cada vez más rapido; fantaseando que mi chico pelinegro estaba abajo de mí, gimiendo extasiado y con el placer marcado en su lindo rostro. Imaginando sus sensuales y sexys ojos negros mirandome con pasión y lujuria…

¡Así! Cada vez más rapido, ahogando mis gemidos para no despertar a mis padres; con mis mejillas totalmente rojas, sintiendo mi ropa interior mojarse mucho, tanto que incluso mojaba al peluche, pero no me importo. Seguí moviendome, sintiendo mi vagina explotar, y así pasó… Llege al orgasmo mordiendo mi labio para no gemir mientras sentía mi caliente intimidad palpitar y chorrear de placer…
Esa fue una de las mejores masturbaciones que me eh echo, y les doy un consejo…:

Masturbense con sus peluches y olviden los tabus, veran que lo van a disfrutar.

Un beso y un saludo, gracias por leer, Bye.

Publicado en: Relatos porno

Deja un comentario