Las cacas de mi hermana

Un chico de 20 años cumple su fantasia mas perversa con la persona que menos se imaginaba, su propia hermana.

Antes que nada he de aclarar un par de cosas, la primera es que este relato es una traduccion hecha por mi de otro encontrado en ingles por internet y la segunda es que la mayor parte del relato contiene escenas escatologicas asi que al que no le guste que no lo lea.

Acado de cumplir 20 años, y mi hermana pequeña cumplira los 13 el mes que viene. Vivimos en un complejo de apartamentos a las afueras de California. Un dia, el mes pasado, mi hermana llego de la escuela quejandose de dolor de estomago y una leve diarrea. Yo habia terminado el semestre en el instituto y aunque me pasaba el dia aburrido tambien es cierto que andaba completamente salido. Mi hermana y yo nos encontrabamos viendo la television pero como siempre, no ponian nada bueno.

Mi hermanita, que por cierto se llama Becky, se sento a mi lado y comenzo a balancearse atras y adelante y comenzo a resoplar de agonia.

“¿estas bien?” pregunte.

“¡Me hago caca!”, dijo ella “¡ y no puedo hacerla porque el maldito fontanero no ha terminado el baño!”.

Entonces, sin sabes ni como ni porque se me paso por la cabeza una descabellada idea. “Espera un segundo”, le dije mientras corria hacia mi habitacion. Revolvi todos los cajones y al fin encontre mi caja de condones. Coji unos cuantos y volvi al salon.

Ella me echo una mirada que jamas le habia visto cuando me vio entrar en el salon con los condones en la mano. “¿y que piensas hacer con eso?” pregunto ella extrañada.

“En internet he visto a chicas haciendo caca dentro de un condon”, le dije mientras su mirada se volvia mas y mas extraña. “¡No me mires asi!” le dije, “¡si realmente no te puedes aguantar mas la caca tu tambien lo haras aqui dentro!”.

Ella se levanto y dijo, “hermanito, ahora si que te has pasado de la raya”, “¿deberas crees que voy a hacer caca en un condon?”, “antes me lo hago en las bragas”. “de acuerdo” dije yo, “¿y como piensas explicarle a mama lo de la caca en las bragas?”, “que yo sepa no sabes usar la lavadora”.

“vale vale, tu ganas” dijo ella, “pero ¿como se abre esta cosa?, no puedo hacer caca estando esto sin desenrrollar”. “muy sencillo” dije yo. La sola idea de pensar que mi hermana iba a hacer caca en un condon y delante mia me hizo tener la ereccion mas fuerte que jamas he tenido.

Me desabroche los pantalones, y me los baje dejando a la vista mi increiblemente dura polla. Becky la miraba sorprendida, y yo no sabia si era porque no se esperaba la accion o por el tamaño de la polla ya que ella nunca habia visto una de verdad, solo habia visto las que salian en las peliculas porno de nuestros padres.

Puse el condon en la punta del glande y lo fui desenrrollando hasta llegar a la base y luego me lo saque. “Ahora si que puedes hacer caca aqui dentro” dije yo.

“Estaras de broma”, dijo ella. “Hablo completamente en serio” dije yo.

Parecia que estaba empezando a ceder cuando dijo, “de acuerdo, pero de esto ni una palabra ¿vale?”.

“No te preocupes, tu secreto esta a salvo conmigo” le dije.

Beky comenzo a desnudarse dejando ver su precioso cuerpo de 12 añitos. Su culito se veia tan redondito y dulce bajo esas braguitas… Antes de que terminara de admirar ese precioso cuerpo, ella cogio el condon y empezo a ponerse en cuclillas. Cada vez que ella miraba hacia otro lado, yo acariciaba mi miembro. Me coloque detras de ella y me acerque a su culito esperando alguna queja, pero no ocurrio nada.

Solto un par de quejidos y entonces dijo, “vale, aqui viene”. Vi como su ano de 12 añitos se iba abriendo. “!Dios mio, no me puedo creer que este haciendo caca en un condon con la cara de mi hermano pegada a mi culo!” dijo ella con un sorprendente entusiasmo. Casi me corro al oir eso, pero pude contenerme. Mientras tanto una caquita muy humeda salia del culito de mi hermana y caia directa al condon y otra caca seguia el mismo camino. Entonces se tiro un pedo bastante fuerte seguido de un torrente de cacas que terminaron por llenar el condon. No podia contenerme mas tiempo, asi que la empuje hacia delante de manera que quedase en la posicion de perrito. “¡pero que haces!”, dijo ella, “ya veras” le respondi.

Dicho y echo. Cogi mi polla y se la meti por el culo de golpe. La caca hizo de buen lubricante por lo que entro sin problemas en el joven culito de mi hermana. “!!Aaaaaayyyyyyyyyyyyyy, paraaaaaaaaaaa, estas locooooooooo¡¡¡” dijo ella. “No te preocupes y disfrutalo hermanita, que te va a gustar” le dije. Bombee y bombee su pequeño ano a la vez que acariciaba su clitoris. Esto la hizo dejarse llevar y disfrutar de la cojida, pero entonces me dijo “creo que deberias parar ahora mismo”. “¿Por que?” le dije. “Tengo ganas de hacer caca otra vez”.

“Vale pero aguanta un poquito mas” le dije. Miraba hacia abajo y veia como mi polla invadia el pequeño culito de mi hermana y salia lleno de su caca. No podriamos aguantar mucho mas tiempo, asi que con una embestida salvaje volque toda mi leche dentro del culito de Becky entre gritos suyos y gemidos mios.

Me sali de su culito mientras ella se Volvia a poner en cuclillas. “¡Espera!”, voy a por otro condon, pero antes de que llegara a cogerlo ella vacio todos sus instentinos en la alfombra. Apenas se mancho el culo de lo dilatado que lo tenia. Se volvio para ver lo que habia hecho y comenzo a gritar. “¡¿Y ahora que voy a hacer?!” lloriqueo. “No te preocupes Becky, le echaremos la culpa al gato hermanita”.

Publicado en: Relatos porno

Deja un comentario