La puta del metro que cambio mi vida

Hola, soy de la ciudad de México, mi nombre no es importante, pero les quiero contar lo que me paso el otro día en el metro, tengo 64 años y soy viudo, no tengo muchas cosas que hacer en mi casa así que uno de mis pasatiempos es viajar en metro para ver a las mujeres, no me importan si son jovencitas de secundaria o maduras mientras estén guapas y buenas, pero no las tocaba ni nada por miedo a que me dijeran algo, pero otro de mis pasatiempos es leer relatos y entrar en grupos eróticos de facebook, y eventualmente llegue a varios grupos donde subían relatos de como se la arrimaban a las mujeres en el metro he incluso relatos de mujeres que dicen que le gusta que se la arrimen, así que me arme de valor y un día empece no solo a ver, también empece a tocar, me ponía atrás de las jovencitas de secundaria y les acariciaba las piernas, algunas se movían de lugar y otras hacían como que no pasaba nada, pero nunca me dijeron nada, me les repegaba y mi verga se excitaba y se ponía erecta, me movía para que se sintiera mas rico mi verga en sus falditas, pero no solo lo hacia con colegialas, también con chavas de prepa y universidad y con señoras que estuvieran ricas, y nunca tuve un problema, es mas en una ocacion una señora que iba con su hijo me empezó a agarrar la verga, pero luego se alejo y ya ni vi donde se bajo, pero todo esto es solo una introducción para lo que me paso el otro día, era un día normal, me subí al metro y empece a arrimarsela a todas, y en zócalo se sube una chava que no era tan joven pero no era una señora, esta mujer era muy hermosa, pero su mayor atractivo era que tenia un culote, traía unos jeans ajustados que hacían que su culo se viera aun mas delicioso, sabia que yo no era el único que la había visto así que lo mas rápido que pude me puse atrás de ella y empezó la mejor experiencia de mi vida, afortunadamente era hora pico, así que me le pegue todo lo que pude, mi pene estaba erecto desde que la vi, y simplemente veía al frente, yo me agarraba del tubo de arriba mientras mi otra mano la acariciaba, ella parecía no importarle así que me movía mas para que mi verga recorriera todo ese culo, pero como les dije yo no era el único que la había notado, un chavo de secundaria que todavía traía su uniforme empezó a acariciarla, hubo momentos en que mi verga chocaba con su mano, y al cabrón no parecía importarle con tal de tocarle el culo, una señora que iba sentada al frente se levanto y la mujer que estaba apoyada en mi verga se sentó, me puse delante de ella con mi verga parada para que la viera bien, ella la veía fijamente, a veces miraba su teléfono y hasta le miraba el pene al niño que estaba a lado mio y que también la tocaba, afortunadamente se subió una viejita y le sedio el asiento, de nuevo se puso delante mio, pero ahora había mas gente y estábamos mas apretados, yo y el chico de alado estábamos disfrutando de lo lindo, y sorpresivamente ella puso una de sus manos en su culo, ahora ella me estaba agarrando la verga, y agarrando en serio, la apretaba y la recorría toda, pero evidentemente era una puta, y como buena puta no estaba satisfecha con solo una, se recorrió y se puso enfrente del chico de secundaria, ella repitió lo que hizo con migo, pero como el traía pants ella metió su mano dentro de su pantalón, y yo veía como le agarraba la verga al niño, ella dejo de masturbar al niño y se fue a la puerta, el chico y yo la seguimos hasta llegar a un parque en el que no había nadie, cabe resaltar que ya era de noche, nos fuimos a un lugar oscuro y el chico y yo nos sacamos la verga frente a ella, el estaba grabando con su celular, ella nos agarro la verga y se inco, nos la empezó a mamar bien rico, la puta si que sabia como mamar, nin decir nada se quito su playera y nos dejo ver sus senos que si bien no son grandes non bonitos, ella siguió mamando nuestras vergas delicioso, se paro y nos empezó a besar a los dos mientras nos seguía acariciando las vergas, le dije que se volteara y le quite su pantalón y su tanga, no resistí y le lamí y bese todo su culo y su vagina, la empine y se la metí toda en su pucha, yo le metía la verga en su vagina y el chico se la metía en la boca, yo se la metía con fuerza y la nalgueaba, ella se sacaba la verga de la boca para decirme que lo hiciera mas rápido y que lo hacia bien rico, ella nos detuvo y nos dijo que nos viniéramos en su cara, se puso de rodillas y le callo toda nuestra leche en la cara, se metió las dos vergas al mismo tiempo en la boca y nos succiono todo lo que teníamos, nos vestimos y les pedí sus facebooks, como yo siempre tengo casa sola luego hacemos tríos entre nosotros, o aveces solo el chico y yo nos cogemos a compañeras suyas, y a veces solo somos ella y yo que es lo mas rico, ahora quiero al chico como si fuera mi propio nieto y a la chica la uso de mi puta, todavía voy al metro pero nunca me ha vuelto a pasar algo tan rico.

Publicado en: Relatoseroticos

Deja un comentario