La fantasia la hice yo sola

Tengo 34 años, casada desde hace 7, dos hijos y un esposo maravillosos, la intimidad con mi esposo ha sido grandiosa, hemos hecho un par de travesuras como pareja, aclaro nunca involucrando a terceros, solo nosotros dos, el único con el que he compartido una cama ha sido mi esposo, en el momento del sexo jugamos con fantasías, muchas, una de ellas es subirnos a un bus local con mucho pasaje, yo vestida con una mini muy corta y una tanga de hilo debajo, ir de pie, mi esposo a un par de metros y que se me acerque un extraño, Uds. saben, con el clásico arrimón y me empiece a tocar mientras mi esposo mira y filma discretamente el momento. Al grano, hace un par de meses salí a la capital del estado por cuestiones de trabajo, eran dos días de convenciones y en el tercero una cena para clausurar el evento, la compañera con la que compartí cuarto de hotel tiene una hermana que vive detrás del lugar donde se llevaron las convenciones, al tercer día solo quedaba la cena, por la mañana me invita a visitar a su hermana, le dije que me quedaría porque había quedado con mi esposo a platicar por skype, que yo la alcanzaría mas tarde, se fue, y tuvimos nuestra conversación mi esposo y yo, nos pusimos cachondos y tuvimos cyber sex mientras hablábamos nuestras fantasías, entre ellas esa del bus, cortamos la conversación ya que el tenia cosas que hacer, yo me quede algo excitada, paso la idea por mi cabeza , pero me decía a mi misma que no debía hacerlo sola, ya que habíamos acordado mi esposo y yo que todo lo que fantaseábamos lo haríamos siempre juntos, salí del hotel con jeans y una blusa a tirantes color blanca, me dirigí a la parada del bus con la idea de ir a la casa de la hna. de mi amiga, veo una boutique con ropa muy linda, me dije, me comprare una blusa para hoy en la noche, veo una minifalda muy bonita de color rojo, muy corta, tableada y de esas voladitas, me fascina el rojo ya que mi piel es muy blanca y siento me va muy bien, solo me la probare dije en esos momentos, me la medí, me quedo de maravilla, la compre con la idea de posársela a mi esposo en mi regreso, igual me compre una tanga de hilo del mismo color, al salir de la tienda quiero avisarle a mi amiga que voy para allá, pero me doy cuenta que deje el móvil en el hotel, me regreso y al entrar a la habitación me vuelve la idea, aun andaba húmeda y pensando en esa fantasía, me despojo de la ropa que traía me coloco mi tanga nueva y la mina, unas zapatillas y me veo al espejo, me excito aun mas, tomo mi bolso, salgo de la habitación rumbo a la parada del bus, miles de miradas siento sobre mi, siento entre miedo, vergüenza y excitación, mi corazón latía a mil, llego al bus stop, un tipo trata de sacarme conversación pero no le sigo el juego, no era mi intención, si se sube al mismo me devuelvo me dije, llego el bus, afortunadamente no se subió el, pero si otras 8 o 9 personas que ahí esperaban, los hombres me dejaron subir primero, segura estoy de que querían apreciar como subía los escalones del bus, le pago al chofer quien me desnudo con la mirada, había poco espacio, sin asientos disponibles, un poco apretados, solo encontré espacio en medio del tumulto, avanzábamos y subía mas gente, mas apretado, delante dándome la espalda una mujer algo robusta, a la derecha un jovencito de unos15 años, a la izquierda un tipo de unos 20 y tantos, detrás de mi alguien se arrimaba y me pegaba su entre pierna en mi trasero, definitivamente un hombre, mi miedo crecía y mi excitación aumentaba, el tipo de la izquierda frotaba con su mano mi muslo, quien estaba detrás sentí que aumentaba su gusto por estar ahí, mas se pegaba a mi, sentí sus manos en mis piernas , una cada una, subió y bajo un par de veces acariciándolas, reaccione de una manera que aun no lo creo, eche mi cuerpo hacia atrás, se sentí muy excitado el tipo, se atrevió a poner sus manos en mi cintura y me jalo mas hacia el, sentí la tela delgada de su pantalón y debajo su bulto muy duro, se paseaba por el hilo de mi tanga, se atrevió y metió una se sus manos bajo mi falda, me acariciaba los glúteos, con su pie me abre un poco la pierna derecha, la vuelvo a cerrar pero no me deja, me excito el juego, accedí, y mete su mano en un movimiento rápido haciendo a un lado mi tanga y metiendo su dedo en mi vagina, pego un pequeño brinco, estuve a punto de un orgasmo, lo mete y lo saca muy despacio unas 4 veces, en eso para el bus, y como puedo me salgo de ahí, ya había ido demasiado lejos, me bajo a esperar un bus me lleve de vuelta al hotel, pero decido tomar un taxi. Esto era una fantasía que se supone si lo haríamos seria estando los dos, me siento mal por haber traicionado a mi esposo, nadie antes me había tocado, solo el, pero fue una experiencia que aun me excita el recordarla, y mas cuando pienso que nunca vi el rostro de quien me hizo eso, mi esposo no lo sabe, no se si se lo contare algún día. Gracias a todos por su paciencia y tomarse el tiempo de leer mi confesión.Pronto escibire mas experiencias.

Publicado en: Relatos porno

Deja un comentario