La chica del salón

Lo que les voy a contar es algo que paso hace más o menos 1 año, para ese entonces yo trabajaba en una empresa dedicada a ventas de maquinaria para la construcción, la empresa se encuentra en una zona de comercio de la ciudad donde vivo, hay varios locales de distintos tipos, uno de ellos en un salón de belleza, un día para la acostumbrada hora de la refacción (en mi país se acostumbra a comer algo a media mañana tipo 10 o 10:30 a.m.) salí a comprar algo para comer, hay un local donde todos los del sector compraban, así que me dirigí al lugar al llegar habían muchas personas, una de ellas y la que más llamo mi atención una chica de un cuerpo espectacular muy linda, no pude evitar mirarla de pies a cabeza dos veces, ella noto que la observe y al darme cuenta no me quedo de otra q voltearme haciéndome el loco, al regresar la vista ella sonreía por lo sucedido, no pude más que sonreírle y saludarla.

Cuando toco el momento de comprar le cedí mi lugar y ella me lo agradeció, el gesto de cortesía tenia dos intenciones quedar bien con ella y ver ese hermoso cuerpo ahora por detrás… uuuffff me quede sin palabras era un cuerpo perfecto y su trasero lleno al 100% mis expectativas, ella usaba tacones de aguja, un jens bien pegado al cuerpo y una blusa donde se notaba un hermoso par de pechos, su cabello bien peinado y con un estilo moderno, maquillaje que resaltaba un hermoso par de ojos color marrón, termino de comprar y fue mi turno, pedí una gaseosa, unos cigarros y listo, no quería perder a esa chica y ver donde ella trabajaba, así que pague.

Salí rápido del lugar y justo en la puerta que choque con ella, me disculpe y ella sonriente me dijo q no había problema que ella tenía la culpa por entrar corriendo, le dije que no, que la culpa había sido mía, le pregunte si había olvidado algo a lo que me dijo que no había comprado cigarros a lo cual sin tardar le ofrecí uno, acepto y salimos platicando, me conto que trabajaba en el salón de la esquina, le conté donde trabajaba y así platicamos por unos 15 a 20 minutos nos despedimos y cada quien se fue a su trabajo.

Ese día no deje de pensar en esa chica y la amistad fue creciendo día con día aproximadamente al mes de conocernos coincidimos en el horario de salida, era una tarde noche de mucha lluvia, yo subí a mi carro cuando al pasar en la esquina ella estaba parada como esperando que se calmara la lluvia, no dude fui a dar la vuelta a la cuadra y al pasar de nuevo le hice señas baje el vidrio y ella me saludo, le dije que le daba un aventón a su casa, ella me dijo que gracias pero que iba a esperar a que pasara la lluvia, no quise insistir y me fui pero no deje de pensar en ella.

Pase a hacer unos depósitos al banco y unas compras para mi cena, al salir del supermercado pude ver a una chica caminar bajo la lluvia sumamente mojada, me pareció familiar pero no le di importancia al llegar a un semáforo note que la chica bajo la lluvia era mi amiga del salón, baje de nuevo el vidrio y le dije que subiera ella acepto y se subió me dijo que le daba pena conmigo porque ella estaba muy empapada por la lluvia le dije que no pasaba nada, al decirle eso ella estornudo, le dije ya la lluvia te hice efecto sonreímos y me dijo creo que sí.

Le ofrecí un café para que su cuerpo no estuviera frio, pasamos a un restaurante con autoservicio, compramos un par de cafés y le pregunte que donde vivía me dijo por donde y me di cuenta que estaba por donde yo vivía, fuimos platicando por todo el camino de muchas cosas, la plática fue de todo tipo desde su trabajo hasta de sus novios, llegamos a su casa y me dijo que gracias, se despidió de mí y empezó a buscar sus llaves, las busco por toda su cartera y nada me dice creo q me seguiré mojando y le pregunte que cual era el motivo y me dice que había olvidado sus llaves en el salón, y que le tocaría esperar a su hermana que llegaba tarde, eran las 7 de la noche, le pregunte a que hora regresaba su hermana y ella me dijo que de 9 a 9:30 de la noche, le dije que mi casa quedaba cerca que la invitaba a cenar y así hacia tiempo para que llegara su hermana.

Luego de pensarlo unos minutos acepto y nos fuimos a mi casa, en el camino note que ella tenía frio encendí la calefacción y le dije que si quería usar mi sudadero lo hiciera, ella me dijo que gracias y se lo puso pero muy hábilmente se quito la blusa mojada quedándose solo con mi sudadero no podía creer lo que ella había hecho se sonrió conmigo y me dijo que esperaba no me molestara lo que había hecho le dije que no había problema, llegamos abrí el garaje y entramos, la invite a pasar y fuimos a la sala, le mostré mi casa y le dije q se pusiera cómoda, ella me dijo que gracias.

Le dije que si quería el pants del sudadero para que no sintiera frio, me dijo que gracias asi que fui al dormitorio saque el pants, se lo lleve le dije que pasara al dormitorio para que se cambiara ella entro, yo me fui a la sala a esperarla, no tardo mucho y regreso a la sala se sentó a la par mía y me dijo que gracias me dio un beso inesperado en la mejilla que me hizo sonrojar ella noto eso y me dijo que cual fue el motivo, le respondí que me había sorprendido ese beso ella sonrió y me dijo es un premio por ser muy lindo conmigo.

Me pidió prestado el baño le indique donde estaba y yo fui a buscar una bolsa para que ella guardara su ropa mojada, regresamos al mismo tiempo a la sala, le ofrecí la bolsa y ella me dijo que gracias al momento de guardar el pantalón se le cayó una tanga de color negro y de encaje ahora fue el turno de ella de sonrojarse la levanto como pudo y le digo porque te sonrojas y me dice porque crees tú? Le dije que no tenia de que, eso hizo que se relajara, ahora yo no sacaba de mi mente la imagen de esa tanga, y lo mejor es que no podía creer que ella estuviera en mi sofá con solo un pants, y un sudadero, eso hizo que sin querer mi miembro empezara a crecer trate de ocultarlo con uno de los cojines del sofá.

Ella me dijo sabes tengo aun frio, le dije que si le preparaba un café pero ella me dijo que seria mejor un abrazo dicho esto ella se acerco y me dio un abrazo, fue algo que me sorprendió pero a la vez me gusto, la tome en mis brazos y sin decir nada mis labios rosaron su cuello eso hizo que ella diera un suspiro, eso hizo que mi miembro creciera más dentro de mis pantalones, cosa que ella noto al tenerla tan cerca y pegada a mí, bese su cuello y ella no dijo nada.

Mis manos bajaron por su espalda acariciándola lentamente, ella subió su manos a mi cabeza y jugaba con mi cabello mientras mis labios recorrían todo su cuello en busca de sus labios, al encontrarme con sus labios ella no opuso ninguna resistencia y me beso, lo hicimos por un largo rato nuestras manos recorrieron nuestros cuerpos, ella se subió sobre mi y pude sentir sobre mi esas caderas grandes y unas piernas firmes, recorría sus piernas sobre el pants sentía como su respiración se agitaba, le fui subiendo lentamente el sudadero hasta que se lo quite.

Quedaron ante mi unos hermosos pechos grandes aprisionados por una sostén de encaje color negro, comencé a besar con más ganas sus labios, acariciando su espalda pasando mis dedos por en medio de su espalda, eso hacía que ella suspirara, empecé a besar su cuello y al pasar mis labios veía como se arqueaba por el rose de mis labios, eso me prendió mucho más, bese sus hombros bajando mis labios por su piel y baje uno de los tirantes del sostén ella no oponía ninguna resistencia, es mas se entregaba a mis besos y caricias, con un poco de habilidad adquirida por los años desabroche el sostén el cual se deslizo dejando al descubierto unos hermosos pechos, grandes firmes, con una aureola color chocolate, su piel de color morena clara, y unos pezones apuntando hacia mí, los cuales bese de tal manera que los puse aun más duros.

Ella gemía y se aferraba a mí, ella me quito la camisa, luego la playera, yo sentía sus manos bajar por todo mi pecho sus uñas arañando suavemente mi piel, llego a mi pantalón y empezó a desabrocharme el cinturón luego quito el botón y pasaba sus manos por sobre mi bóxer sintiendo mi miembro sonreía mientras bajo a besarme por encima del bóxer y luego empezó a subir por mi estomago, mi pecho, mi cuello, le di vuelta acostándola sobre el sofá, despojándola del pants.

Vi delante de mi unas hermosas piernas bien depiladas, su vagina perfectamente depilada la cual solo tenía una línea de bellos subí su pie a la altura de mi cara admire un piel muy lindo, cuidado y con un perfecto pintado de uñas, empecé a besar lentamente cada uno de sus dedos eso la prendió tanto que veía como acariciaba sus pechos hasta bajar a sus vagina, mientras mi lengua recorría sus pies desde los dedos hasta el talón, al hacerlo veía que ella lo disfrutaba, subí por sus tobillos lentamente, sus rodillas, sus muslos grabando en cada centímetro de piel mis besos, ella estaba rendida a mis besos, a mis caricias, vi que estaba bien mojada lo notaba al sacar sus dedos mojados.

Continúe subiendo por sus muslos hasta llegar a su entrepierna, tenía delante de mí una deliciosa vagina la bese lentamente ella enredo sus manos en mi cabello y me pego a su vagina, lamí sus labios sintiendo como se mojaban con cada beso, fui metiendo mi lengua abriendo sus labios, sintiendo ese delicioso sabor, bebiendo de sus fluidos, al rozar su clítoris para ese entonces ya bien dilatado, gozaba con cada rose de mi lengua y gemía… la hice terminar lo note en la forma con que presiono mi cabeza a su vagina… ella se quedo sin aliento, yo subí por su ombligo hasta llegar a sus pechos, me dijo detente un momento solo quiero recobrar el aliento.

Me separe de sus pechos y le dije que estaba bien, eso solo lo aproveche para abrir sus piernas y sin decir nada le metí de un solo mi pene ella gimió y aferro sus uñas a mi espalda, me empecé a mover lentamente, sin prisa haciendo que disfrutara de cada embestida, me movía de atrás para adelante sin sacar mi pene dejando solo la punta dentro de ella, luego de nuevo para adentro lo más profundo que podía, eso la enloquecía, mis movimientos fueron creciendo con la excitación, con sus gemidos, con sus gritos, con su rose de las manos, con sus uñas en mi piel, cada vez las embestidas fueron más fuertes, no tardo mucho cuando me tomo del cuello me jalo hacia ella y termino de nuevo me lo hizo notar con una mordida en mi oreja y un susurro al oído donde me decía eres genial… pero yo aun me seguía moviendo ya que aun no terminaba ella solo se mordía los labios pues ya no sabía qué hacer, luego de un par de embestidas más termine dentro de ella, los dos nos quedamos rendidos uno sobre el otro… mirándonos a los ojos y besándonos…

Después de unos minutos me levante y le dije que se pusiera en 4 ella no tardo en complacerme se coloco así y quedo delante de mi un trasero uuuufffff grande, firme, delicioso, mucho mejor de lo que me había imaginado, la tome por las caderas y coloque mi pene en la entrada de su vagina me disponía a penetrarla cuando ella se pego a mí y se metió todo mi pene de un solo, ella fue la que esta vez marco el ritmo, era algo delirante ver su espalda sus nalgas grandes, ver como chocaban contra mi pelvis, mmm eso me volvía loco, sus gemidos eran mucho más excitantes, volteaba a verme con unos ojos de lujuria, pero eso me prendía tanto que la embestía con más fuerza veía como sus manos se agarraban con fuerza del sofá, gimiendo y pidiendo más, podía notar como entraba y salía mi pene, abría sus nalgas para ver con mucha más claridad como la penetraba, le colocaba mi dedo pulgar en su ano y se lo metía lentamente eso la enloquecía y hacia que se moviera con más rapidez, era tan delicioso que los dos terminamos al mismo tiempo quedando rendidos nuevamente.

Nos quedamos así besando su espalda, su cuello, luego de un rato ella se levanto fue al baño me gusto ver ese cuerpo desnudo moviéndose para mi, al regresar ella se arrodillo frente a mi y con su lengua que paso de mis huevos hasta la punta hizo que se me parara de un solo, eso le gusto y me dijo que obediente es tu pene, empezó a besarlo yo sentía la gloria en ese momento…

De pronto un celular sonando era la hermana preocupada ya que era tarde y ella no llegaba… nos cambiamos y fuimos a su casa, hubieron más encuentros espero contárselos en una próxima.

Sobre nosotros

Soy un hombre que gusta de escribir las historias que me han ocurrido a lo largo de 32 años de vida, si gustas leer, eres bienvenido.

Publicado en: Relatoseroticos

Deja un comentario