Jacuzzi para cuatro

Tengo una situación económica bastaste privilegiada.

Por el mes de agosto estando en una tumbona en mi jardín, Ángel mi jardinero cortaba el césped con su torso desnudo.

Me pidió permiso para quitarse la camiseta puesto que hacia mucho calor.

Yo nunca me había fijado en su cuerpo musculado y eso que paso muchas horas sola en casa, mi marido viaja mucho, pero mi trabajo me permite hacerlo desde casa.

Ese día debido al calor, decidí meterme en el jacuzzi con un martini bien frio, como el probé chico sudaba tanto, le dije que se tomara un descanso para refrescarse.

El muy educadamente me dijo que no tenia bañador, entonces yo le dije que si estaba mas cómodo me quitaba el mio.

Se quedo atónito, es usted la señora de la casa, me dijo, yo le conteste, señora en mi casa y puta en la cama, despojándome de mi bañador.

No lo dudo ni un segundo mas y se metió en el jacuzzi.

Estaba muy cortado, yo lo entendía puesto que podía tener miedo por su puesto de trabajo, asi que tome yo la iniciativa.

Me acerque a el muy lentamente, comenzando a decirle cosas al oído como: “Quiero probar tu polla y que tu pruebes mi coño”.

No tardo en reaccionar, empezó a besarme, yo puse mis piernas alrededor de su cintura y el me elevaba para lamer mis pezones erectos, yo echaba mi cuerpo hacia atrás para dejárselo mas fácil.

Estaba muy excitada, le pedí me pusiera en el borde de la piscina, me quede sentada apoyando mis manos hacia atrás, eleve mis piernas al borde abriéndolas para que lamiera todo mi coño.

No lo dudo un instante, poniéndose a ello.

Era genial sentir su lengua cálida sobre el, la movía con mucha agilidad, yo no aguantaba mas por lo que pare para meterme en el agua.

Comence acariciar su dura polla mientras el volvía a lamer mis pechos, me metí bajo el agua y comencé a chupársela, Tenia que salir a respirar pero estaba encantado.

Justo en ese momento llego mi marido con su secretaria.

Se puso muy nervioso, pero yo le dije que no pasaba nada.

Se metieron con nosotros, yo empece un juego lesbico con la secretaria delante de ellos dos, mi marido miraba mientras se la meneaba viéndonos acariciar y besar nuestros pechos.

Angel, el jardinero estaba muy cortado, por lo que le anime a participar.

Lo metimos entre nosotras y jugamos un rato con el, luego mande a la secretaria ponerse en el borde de la piscina, con mucho mimo abri sus piernas para lamer su coño super rasurado, era muy jugoso .

Ella se retorcía de placer y tocaba sus pechos.

Entonces mi marido se acerco a ella, para lamer sus pezones mientras yo lamia su coño y ella le masturbaba a el.

Yo pedí al jardinero me la metiera, y así mientras me follaba el jardinero desde atrás, yo comiendo el coño a aquella secretaria de larga melena morena, de cuerpo escultural y mi marido lamiendo sus pezones mientras ella le masturbaba, llegue al mejor orgasmo que había tenido jamas.

Ángel se corrió encima de mi espalda, ella comenzó a retorcerse gimiendo como una loca, sujetando mi cabeza para que no parara, teniendo también su orgasmo.

Luego yo continué besando sus piernas, su abdomen mientras ella se la chupaba a mi marido hasta sacar la ultima gota de su semen que dejo correr por aquellos pechos tan espectaculares.

Luego nos duchamos volviendo todos a nuestra vida con normalidad.

Siguen trabajando para nosotros y algún otro día nos volvimos a  divertir juntos en el jacuzzi para cuatro.

Sobre nosotros

Iniciándome en el mundo del blogging desde mi blog erotismo24h.com compartiendo relatos eróticos, que espero os sorprendan y os gusten.

Publicado en: Orgias

Deja un comentario