Haciendo el amor en el cine

Soy una chica joven atractiva con grandes pechos, que me gusta mucho el cine.

Un día fui sola a ver una película por que con la amiga que había quedado no pudo ir.

Era una película un poco subida de tono sin llegar a ser porno, me senté en las filas del medio, no eramos muchos, las butacas de alrededor estaban vacías, había una pareja dos mas atrás y varios hombres solos.

En total seriamos una veintena, empezó la película y según avanzaba iba subiendo de tono, estaba absorta viéndola y cada minuto que pasaba, me ponía mas cachonda, hasta que metí mi mano debajo de mi minifalda y empecé a acariciar mi chocho húmedo.

Sin apenas darme cuenta, note como una mano se metía en mi suéter y me tocaba los pechos, una mano fuerte y varonil, mire a mi izquierda y vi una silueta grande, lejos de parar se inclino hacia mi y me chupo el cuello, me arranco el suéter de un tirón y fue bajando pasando la lengua, hasta llegar a mis pezones que se pusieron duros.

No me importaba si miraban, aunque estaba segura de que lo hacían, le cogí la cabeza y se la apreté contra mis pechos para que no dejara de chupármelos, a la vez que yo seguía masturbándome, hasta que sentí su mano apartar la mía de mi coño y meterme los dedos con fuerza al notar lo húmeda que estaba.

Entonces le empecé a acariciar la polla por encima de los pantalones y note como cada vez se le iba poniendo cada vez mas dura, creí que ni tenia fin, era inmensa no pude esperar a desabrocharlo y masturbarle.

El de repente se puso de rodillas y levanto mis piernas hasta apollarlas en los asientos de adelante y empezó a besarme los muslos, mientras subían sus manos hacia mis pechos, estaba ardiendo de lo cachonda que estaba, pero quería mas, no podía dejar de pensar en esa polla inmensa dentro de mi.

Así que lo senté en la butaca de al lado, me agache y empecé a chupársela, a la vez que se la machacaba con la mano, el se retorcía de placer, pero yo no paraba, hasta que no pudo mas y se corrió dentro de mi boca.

Lejos de haber acabado, me cogió por el pelo, me levanto, me giro hacia la pantalla y vi como la escena eran dos haciendo el amor y sin tiempo a mas, me agarro por la cintura y con fuerza hizo que me sentara encima de el sintiendo como su polla entraba dentro de mi con fuerza, creí que me había desgarrado, pero fue placer hasta un punto que jamas había sentido nunca.

con sus fuertes manos, me subía y me enpujaba a bajo para volver a notar como me la metía una y otra vez como si fuera a romperme, no pude evitarlo, ni siquiera me dio tiempo de avisarlo, me corrí encima de su polla como jamas lo había hecho nunca, parecía una catarata, pero el no se había dado cuenta y seguía follandome y extendiendo me el orgasmo como jamas pensé que fuera posible.

No vimos la película, pero no me importa, porque fue el mejor polvo de mi vida.

Nunca volvimos a coincidir mas, pero yo sigo yendo al cine y me masturbó pensando en esa polla tan inmensa que me hizo sentir un orgasmo indescriptible

Sobre nosotros

Iniciándome en el mundo del blogging desde mi blog erotismo24h.com compartiendo relatos eróticos, que espero os sorprendan y os gusten.

Publicado en: Relatos de pareja

Deja un comentario