Gozando en el cine

No soy muy aficionada al cine, pero hacia frío, estaba aburrida y no sabia donde ir, así que me fui al cine.

La película no valía mucho y estábamos 4 personas en toda la sala.

Me senté atrás del todo, cerca de un chico, luego al rato llego otra chica que se sitúo cerca nuestra.

Hacia mitad de la película el chico empezó a susurrarme al oído que le apetecía follar conmigo, le conteste que a que esperaba.

Empezamos a besarnos y a meternos mano, el empezó a a meter las manos por debajo de mi blusa tocando mis pechos, mientras yo le acariciaba su torso y su polla por encima del pantalón.

La chica que estaba cerca de nosotros se acerco aun mas, mientras nos miraba se estaba masturbando y tocándose los pechos, eso nos hizo sentirnos aun mas cachondos y con mas ganas de follar.

Estábamos muy calientes, el chupaba mis pezones mientras yo metía mi mano debajo de su pantalón, tocando su polla dura y con ganas de llegar mas lejos.

El se agacho y empezó a lamer mi coño húmedo y caliente, no podíamos gemir al estar en el cine, aunque estaba medio vacío.

La otra chica ya no podía mas, estaba tan excitada que no dejaba de masajear sus pechos y su coño con mucho ritmo, se acerco y le pidió que se la follara que lo necesitaba dentro.

El se coloco detrás y mientras la penetraba allí en la última fila, ella me comía el coño, no dejaba de lamer y lamer hasta casi llevarme al orgasmo.

Sabia justo cuando parar, pero cuanto mas excitada estaba ella, mejor me lo chupaba y nos corrimos las dos casi al mismo tiempo.

Lo sentamos a el y empezamos a turnarnos para chuparle la polla, la metíamos y sacábamos de la boca alternando nuestras bocas y besándonos entre nosotras.

El estaba tan excitado que nos sentó y mientras comía mi coño ya caliente, no podía evitar llevar mi mano al clítoris y agitarlo con rapidez para volver a correrme.

La masturbaba a ella, pero ella se agacho y empezó a chapársela pidiéndole que se corriera encima de ella.

El excitadísimo accedió, se relajo un poco y yo continúe tocando mi coño completamente húmedo, pasando mis dedos por el clítoris hasta correrme de nuevo.

Comencé a masturbarla a ella con agilidad, intentado contener nuestros gemidos.

El se corrió sobre sus pechos erectos como estacas.

Ella mirando hacia mi me pidió que no parase, moviendo su trasero para correrse primero, se corrió enseguida y así acabamos todos los tres escondidos en la ultima fila vistiéndonos cuando se encendían las luces.

 

Así termino un frío día, gozando en el cine con 2 desconocidos.

Sobre nosotros

Iniciándome en el mundo del blogging desde mi blog erotismo24h.com compartiendo relatos eróticos, que espero os sorprendan y os gusten.

Publicado en: Relatos de trios Etiquetado con:

Deja un comentario