follada por mi cuñado por culpa de mi marido

hola soy esmeralda y tengo 30 años les contare como me folle a mi cuñado. Mi esposo y yo vivíamos ya en nuestra casa hasta que un día llego con Javier mi cuñado, un chico que está de muy buen ver. No es muy alto, debe de andar por el 1’70, pero es guapo, atento, cariñoso y muy simpático.

Desde el principio me cayó estupendamente pero a eso es donde mi esposo me dijo que viviría con nosotros,Me encantaba su poder de atracción, con unos preciosos ojos oscuros, capaces de hipnotizar a cualquiera. Y yo no era una excepción. Aunque siendo sincera, lo que más me atraía era su culo, para qué nos vamos a engañar.

bueno el motivo es que encontró trabajo cerca de aquí y por eso estaría con nosotros Y fue entonces cuando empezó el suplicio para mí. En casa todas las habitaciones están al final del pasillo, separadas por el resto de la casa por una puerta, para mantenerlas frescas durante el día.

Su dormitorio queda justo enfrente del mío y por las noches… Mi esposo roncaban desde el principio al fin de la noche, pero yo no podía pegar ojo, porque el bebe estaba llorando y tenia que darle de comer.
Normalmente empezaban a cargarlo era sencillo yo estaba solamente con mi sport y mi blusa delgada para darle de comer.
A mí al principio me hacía gracia, pero ya estaba cansada una noche salio mi cuñado yo estaba arrullando a mi bebe mi esposo llegaría mas tarde seguro en la madrugada como a las 4 de la mañana.

el muy atento me dijo te ayudo, le dije gracias es que ya estoy cansada y con mis hormonas a flor de piel empece a decirle, que su hermano no me ayudaba con el bebe, que necesitaba mas tiempo con el.
Ademas de que dentro de mi necesita un hombre ya que desde que nació mi bebe no me tocaba,el dijo que me ayudaría las veces que fuesen necesarias me gusto como alguien se acordara de mi.

Una noche dejé mi puerta entreabierta para poder oírlo la llegada de mi esposo. Me metí en cama con mi baby doll el bebe dormía era para despistarle el jubilo.pero no llego temprano mi cuñado me despertó por que me dijo que me durmiera bien note una mirada de lujuria dentro de el estaba segura que el seria mi ayuda.

Al día siguiente había salido con mi bebe para dar un paseo llegamos pero por el calor de la temporada de verano me metí a la ducha y no preste atención que no le puse guro a la puerta. estaba en la ducha cuando de pronto entra mi cuñado para orinar los dos nos quedamos en silencio, yo le dije adelante puedes hacer yo no mirare, me dijo no esperare terminando de ducharme sonó el teléfono era mi esposo que decía que estaba en una junta, yo le dije junta a las 11 de la noche y escuche la voz de una mujer.

colgué de golpe y llena de rabia me puse una ropa para dormir pensando que el estaba en otro sitio mi cuñado toco la puerta me vio llorando y me dijo que me pasaba, yo dije nada cosa de la maternidad era ya las 12 de la noche, el dijo me voy a descansar pero sin pensar le dije que se quedara mas tiempo.

nos quedamos dormidos el estaba abrazado a mi frente a mi tetas que estaban llenas de leche y babeaba sobre mis pechos, me estaba excitando tanto y mas el con su short acompañado de una gran erección. no estaba bien de ser egoísta empece a restregarme sobre su polla, el despertó y me beso de inmediato escuche al bebe llorando.

me levante a verlo el se quedo ahí sin decir nada paso un rato y escuche que había entrado a su recamara, deje al bebe y fui a su cuarto para aclararlas cosas no fuera siendo que le dijera a mi esposo. abrí un poco la puerta y ahí estaba el masturbándose diciendo mi nombre.

entre sin que se diera cuenta le dije aquí estoy, el se tapo y le dije cuñado es mejor ser dos no lo crees me tomo y empezamos a hacerlo La metí en la boca y comencé a chuparla, metiéndomela hasta la garganta y notando cómo rebotaba la punta en el fondo del paladar, caliente y mojada yo gemía y no paraba de decirme que era una zorra, una mala puta, que se iba a correr en mi cara. Y eso era lo que yo quería. Le hice sufrir un buen rato, notando como en algún momento estaba a punto de irse y entonces yo paraba. Al final, tras unos enormes lametones, desde la raiz al capullo y unas sacudidas enérgicas con las manos, le grité que se corriese en mi boca. Todos los chorretones de su semen entraron en mi boca, mis labios y mi cara y algunos cayeron sobre mis tetas, mientras él gritaba de placer y me llamaba

Cuando llegamos nos dormimos en nuestros cuartos , temprano ya estábamos duchados y viendo la tele y nunca sospechara nada. Desde entonces, y siempre que puedo, vuelvo a follarme a mi cuñadito, porque me vuelve loca

Publicado en: Relatoseroticos

Deja un comentario