Entre primos, mas me arrimo…

Mamandole la vergota a mi primo Alberto, despues de una noche de rumba de el con sus amigos.

Mi nombre es Juan y tengo 20 años.

La historia que contare a continuacion es verdadera, no es producto de mi imaginacion y me sucedio hace ya siete años aproximadamente, cuando yo tenia mas o menos eso de 14 años.

Comenzare por contarles que creci siempre en compañia de mis hermanos y primos con los cuales compartia todo, viajes, juegos, vacaciones, estudio, en fin muchas cosas mas. Por esta razon mantuve una excelente relacion con Maria mi prima, ya que ella y yo somos de la misma edad por lo que siempre jugabamos juntos y hasta hora hemos sido muy buenos primos, por otro lado estaba Alberto, el es el hermano de Maria y tambien no la llevabamos bien porque como ya lo mencione, practicamente creci con ellos.

Desde muy pequeño recuerdo que con mi primo Alberto compartiamos todo, hasta el baño ya que para ahorrar tiempo en las fincas o en los paseos nos bañabamos siempre juntos porque era mucha gente la que se tenia que bañar y habia muy pocos baños y para nuestros padres esto era algo normal ya que estabamos muy niños aun e igual para nosotros. Las cosa siguieron asi pero comenzaron ha aparecer entre nosotros diferentes juegos que eran normales a nuestra edad y que siempre estaban cargados de un toque sexual que me ponia a mil, la verdad es que Alberto sabia como ponerme cachondo a pesar de nuestra corta edad y experiencia. Asi fueron pasando los años y la relacion entre Alberto y yo seguia igual con algunos contactos pero que no pasaban de mirarnos, tocarnos y ya.

Tiempo despues Alberto cumplio sus 18 años y comenzo a salir con sus amigos a rumbear y pasarla rico con ellos y tambien con su novia de turno, por lo que la relacion se habia deteriorado un poco. Pero las cosas con su hermana Maria seguian igual y siempre estabamos juntos y jugabamos, saliamos a comer por ahi, entre otras cosas que haciamos, por lo que la cercania con Alberto seguia latente.

Un dia, como era costumbre en mis vacaciones me fui a pasarlas en casa de mis primos, ya que mis padres trabajan y no podian estar pendientes de mi. La casa no era muy amplia por lo que a mi primo le tocaba compartir el cuarto conmigo, despues de varios dias de estar en casa de mis primos las cosas entre Alberto y yo volvieron a tomar fuerza y a mi me extrañaba el comportamiento de el, ya que yo ya me habia hecho a la idea de que lo que havia pasado entre los dos eran simplemente juegos de niños curiosos pero igual la atraccion estaba ahi, latente en mi, ya que el gusto por los hombres habia estado en mi desde muy pequeño y mas por mi primo ya que gracias a el tuve mis primeras experiencias homosexuales por asi llamarlas, ademas siempre me habia impresionado mucho el tamaño de su verga, hasta el punto que tenia fama dentro de toda la familia. El caso es que los acercamientos comenzaron de nuevo pero eran igual que antes no pasaban de simples miradas, risas, manoseadas y ya.

Pero una noche que Alberto habia salido de rumba con sus amigos yo me quede solo en el cuarto y la verdad es que me dio mucha dificultad dormirme por lo que me toco ver llegar a mi primo a altas horas de la noche, yo me hice el dormido mientras veia como se cambiaba para ponerse su ropa de dormir, mi primo es un hombre muy flaco, la verdad es que ahora lo veo y no me despierta nada, ya que de pecho no tiene nada y ni hablar del culo, parece una tabla, lo unico que lo salva es su cara y su descomunal verga porque como ya lo mencione esta de Infarto, es larga (22CMS) y gruesa y sabe a gloria, bueno prosigo con mi historia, despues de el vestirse se fue al baño para lavarse la boca y a mi me parecia increible estar ahi, justo en el momento.

Despues de llegar del baño, Alberto me despierta para pedirme el favor de que cambiaramos de cama ya que a el no le gustaba la que su mama le habia preparado y yo no tuve ningun problema y acto seguido me dispuse a acostarme en la cama de Alberto y el en la que en ese momento yo ocupaba, despues de un rato albero comienza a conversar conmigo y contarme todo lo que habia hecho esa noche con sus amigos y luego de un rato me conto que el en compañia de sus amigos habian estado viendo algunas revistas porno por lo que me imagine que venia super caliente y con deseos de que alguien le calmara esa calentura, de pronto el comienza a describir todas las fotos que habia observado y yo ya no aguantaba mas, estaba que me le tiraba encima pero no sabia a que venia tanto interes en contarme lo que me estaba contando por lo que me tenia que contener hasta que el no demostrara lo que verdaderamente queria, despues de llevar mas de 10 minutos hablando de lo mismo llego lo esperado, mi primo Alberto me pregunta que si queria ver su verga que estaba a reventar y yo me hago el dificil y le digo que no me interesa pero el insiste, como que si queria calmar su calentura y despues de varios intentos accedo a lo que el me responde que mas bien juguemos guerra de prendas para que la ocasion se torne mas interesante, despues de varias preguntas ya los dos estabamos desnudos y pude apreciar la vergota de mi primo, habia crecido y estaba mas bella que nunca y no perdi tiempo y me lance sobre el y lo bese apasionadamente a lo cual el accedio placenteramente, asi duramos un rato y yo podia ya sentir en mi piel semejante monumento a la belleza, luego comence a bajar por su pecho, abdomen, hasta encontrarme con lo que habia anhelado por años y no perdi tiempo y me lo meti todo en la boca…

Al principio me dio mucha dificultad ya que era la primera vez que le mamaba la verga a un hombre y mas semejante verga pero no tarde en convertirme en una profesional en el oficio y si que lo estaba haciendo bien porque mi primo jadeaba de placer y medio gritaba porque no podiamos hacer mucho ruido ya que todos en casa estaban dormidos, despues de un rato yo me voltie ofreciendole mi verga a Alberto, la verdad no me puedo quejar no es tan grande como la de mi primo pero aguanta una buena mamada (16CMS), el complacido la tomo en sus manos y luego se la metio entera en la boca y terminamos en un 69 de exposicion, yo ya estaba a punto de venirme y le dije a mi primo que queria ser suyo para siempre, que me penetrara, que mi culo estaba deseoso se comerse esa verga y el no perdio tiempo y me coloco en cuatro patas y comenzo a lamerme mi hoyito hasta ese momento virgen y despues de unos segundos me introdujo uno de sus dedos, el dolor fue indescriptible pero mas adelante ese dolor se convirtio en placer y siguio luego con dos y luego con tres y asi hasta tenerme el culo bien lubricado para la estocada final, me preparo muy bien todo y se ubico de tal forma que su miembro apuntaba a mi hoyito y comenzo a taladrarme despacio, el sabia que no era facil para mi ser penetrado por semejante cosa y despues de un rato ya me lo introdujo todo, yo no podia del dolor, de mis ojos brotaban lagrimas, pero eso se fue acabando y comenzo la cabalgata de mi primo en mi culo y el placer se apodero de mi cuerpo, a dudas penas me podia sostener, esta es la hora que todavia me pregunto como fue que esa cosota entro en mi culo, pero no importo y yo ya estaba ahi siendo partido en dos por mi adorable primo, el prosiguio con su encargo y yo jadeaba de placer ya estaba punto explotar y el tambien, despues de un rato senti como albero inundaba mi hoyito de leche y como blanqueaba sus ojos de placer, yo por mi parte ya estaba que me venia a lo que el me dijo que queria que bañara su pecho con mi leche y yo me acomode de tal forma que mi verga apuntaba hacia el pecho de Alberto y descargue toda mi leche en su pecho y parte de la cara, despues de esto nos abrazamos y nos besamos y prometimos que quedaria entre nosotros dos y que mas adelante se repetiria.

A la mañana siguiente cuando me dispuse a levantarme veo la imagen de mi Alberto desnudo en su cama y para que fuera la mejor despertada de su vida, me dispongo a mamarle la verga y hacerle una paja de exposicion, el se despierta sorprendido y al verme ahi sonrie y se acomoda, yo prosigo con mi labor y despues de un rato Alberto explota y vacea toda su leche en mi boca y cara y luego me besa como agradecimiento.

Yo me levanto a la cocina y Alberto lo hace 1 hora mas tarde para no levantar sospecha, al hacerlo me mira con picardia y se sonrie, asi pasaron varias noches pero tiempo despues Alberto viaja a otra ciudad en compañia de toda su familia y despues de 2 años regresa pero del tema no se volvio a hablar.

El en este momento tiene 25 años y no se si lo que hizo lo hizo por curiosidad o porque de verdad le gustaba el cuento, esa ha sido mi duda desde hace tiempo y no he podido saber que es lo que en verdad quiere y le gusta aunque no hace sino hablar de sus novias, amigas y de lo bien que la pasa con ellas, me tiene triste el saber que no volvere a saborear esa verga, esperemos que el tiempo diga lo que pasara.

Publicado en: Relatos eroticos gays

Deja un comentario