Embarazada sin sexo

Estoy embarazada de unas 20 semanas, desde que estoy en estado no he vuelto a mantener relaciones con mi pareja.

Parece que le da miedo, pero a mi me apetece mas que nunca y no me apetece ser una embaraza sin sexo.

Me reuní con unas amigas, y les comente lo que me pasaba, algunas ya tienen hijos y dicen que es normal, por el nivel de hormonas, que se disparan y suele apetecer mas.

Luego quedamos una de ellas y yo solas y nos fuimos a su casa.

Ella se ofreció a darme un masaje en los pies, puesto que me dolían mucho.

Me recosté en el sofá apoyando mis pies es su regazo y empezó a masajear mis pies, aliviando mi pesadez, luego siguio subiendo masajeando mis piernas hasta llegar a la ingle.

Yo ante mi sorpresa me sentía excitada, por lo que le pedí que parara.

Ella me dijo que me relajara, que disfrutara del momento.

La cosa poco a poco fue a mas.

Pasaba su mano por mi barriga, fue acercándose poco a poco a mis pechos, para empezar a besarlos y acariciarlos con mucha delicadeza.

Yo cada vez que pasaba su lengua por mis pezones notaba como me ponía mas y mas húmeda, Estaba súper excitada.

Entonces empece a acariciar los suyos, pasando mi lengua por sus pezones y dándoles grandes chupadas.

Se coloco encima de mi, colocando su coño rasurado sobre mi boca, para que se lo lamiera al mismo tiempo que ella lamia el mio.

Yo no podía dejar de gemir como una loca, esta ya, muy cachonda y a cada beso y lametazo mas me ponía.

Me pidió que cambiáramos de postura y me posicione yo encima de ella.

Al mismo tiempo que lamia mi coño súper húmedo, empezó a masajear mi ano con mucha delicadeza, al ver que me estremecía de placer no dejaba de humedecerse el dedo para luego seguir masajeandome y meter su dedo dentro.

Cada vez comia y chupaba mi coño con mas velocidad, yo comencé a mover mis caderas para ayudar con el movimiento para correrme, ya no aguantaba mas.

Tuve un orgasmo buenísimo y increíblemente largo.

Luego saco un vibrador de su mesita .

Me lo dio pidiéndome que la masturbara con el.

Le lamia los pechos, mientras ella tocaba su clítoris con movimientos rápidos, luego lentos para no correrse tan rápido.

Yo jugaba con mi lengua sobre sus pezones, al mismo tiempo que le metía el vibrador.

No dejaba de jadear y pedirme que se lo comiera.

Me incline para lamerle todo su jugoso coño, al mismo tiempo que me la follaba metiendo y sacando el vibrador.

Cada vez gemía mas y mas fuerte diciéndome, comemelo….. comemelo entero……

Yo seguí hasta que arqueo su espalda gimiendo de placer y me dio todo lo que llevaba dentro.

Luego me preparo un baño de espuma de esos relajantes.

Me fui para casa muy relajada y satisfecha por ese momento de placer recibido por mi amiga.

Sobre nosotros

Iniciándome en el mundo del blogging desde mi blog erotismo24h.com compartiendo relatos eróticos, que espero os sorprendan y os gusten.

Publicado en: Relatos de pareja Etiquetado con: ,

Deja un comentario