El Reto pepsi

Un solicito tio ayuda a su sobrina a encontrar la ropa, interior y exterior, mas adecuada para su fiesta de graduacion. Y la sobrinita le pide que le depile el conejito para mejor lucir la tanga.

Mi sobrina mayor Aurora estaba a punto de terminar su bachillerato y se encontraba excitadisima por la fiesta que preparaban con todos sus compañeros del colegio, fiesta que tendria lugar luego de la graduacion en una discoteca muy a la moda en el norte de la ciudad.

Una tarde vino a mi casa para consultar con mi esposa que vestido le aconsejaria llevar esa noche ya que queria estar super, dado que todas las chicas querian ser las mas elegante de la noche en cuestion.

Habia traido una cantidad de revistas de moda y las dos hojeaban discutiendo que este es lindo pero le falta algo, no mejor este otro, en fin. Yo le dije a mi mujer que yo iria a dar una vuelta mientras ellas escogian el vestido ideal para aquella noche.

Cuando regrese mi sobrina que estaba a punto de irse me pidio que si la podia llevar hasta su casa. Entonces llame por telefono a mi hermana y le dije que en una hora y media estariamos por alli. Una vez en camino el tema no fue otro, que el de su fiesta de grado, la ropa que iria a usar, su maquillaje, etc. Hablando del tema yo le dije que en el norte habia una boutique en donde yo habia visto unos modelos muy bonitos y que deberiamos pasar para verlos.

Mi sobrina es de estatura media de piernas algo flacas, pero de senos abultados, ojos verdes y cabellos rubios como mi hermana, me pregunto que iria a esa boutique pero si yo la acompañaba, entonces yo le dije que al dia siguiente la acompañaria a la salida del colegio.

Nos citamos ese dia a las tres de la tarde y disponiamos de casi seis horas para recorrer todos los almacenes y elegir el mejor de los vestidos para su fiesta de graduacion. Ese dia la recogi en la entrada del colegio esos privados en los que no se usa uniforme y mi sobrina estaba vestida de minifalda, una blusa blanca transparente a la moda como lo usan hoy las adolescentes de su edad, debo decir estaba muy linda no provocativa pero sensual.

Con esa sensualidad tipica de una adolescente, en la primera boutique no encontro nada de su agrado, en la segunda tampoco en fin ya habiamos recorrido como siete de estos prestigiosos almacenes y le propuse que nos tomaramos un refresco para descansar. En la cafeteria le dije que dibujara el vestido que ella soñaba llevar a su fiesta para ver si era mas facil de preguntarlo que caminar por todos esos almacenes pues estaba muy agotado.

Yo le dije que conocia otra boutique donde podriamos encontrar lo que ella buscaba, entonces entramos alli y la vendedora nos mostro muchos modelos hasta que ella encendio sus ojos y vio lo que buscaba, pues era un vestido negro, ajustado con un corte hasta arriba de la cadera y bastante escotado cosa que resaltaria sus senos, era una tela tipo lycra, la ventaja nos dijo la vendedora es que no deberia llevar sosten, la desventaja era que con cualquier panty que se pusiera las costuras se marcarian dado lo ajustado del vestido y el tipo de material.

Mi sobrina dijo que no era problema pues ella encontraria la solucion.

Salimos de la boutique y le dije compraste un vestido sin probartelo, ¿crees que te quedara bien? Si, deberia habermelo probado antes. Y si me cambio en el baño de la cafeteria donde estuvimos antes, me parece que no es el lugar indicado le conteste yo. Ademas te falta comprar la ropa interior. Si quieres vamos a la boutique de prendas intimas, en realidad fui yo quien le sugirio una tanga de seda negra muy delicada con costuras imperceptibles, pagamos la cuenta y le dije bueno solo faltan tus zapatos, cosa que tambien le regale unos tacones altos que resaltarian su figura.

Mientras nos dirigiamos a casa le dije me pregunto como te veras vestida con todo lo que compramos. Como te parece si vamos a mi casa y te pruebas todo y si hay algo que arreglar mi esposa te ayudara. O. K vamos dijo ella son las 6:30 voy a llamar a mi mama para decirle que llegare mas tarde y que estare en tu casa.

En diez minutos estuvimos en la casa y para sorpresa mi mujer no estaba, habia dejado una nota sobre la mesa que decia llegare pasadas las once de la noche ya que habia ido a donde las amigas a jugar cartas y que mi cena estaba en la nevera para que la calentara.

Yo le dije a mi sobrina si quieres te llevo a tu casa pues Marina tu tia no esta y ella es quien mas te puede ayudar, mañana en la tarde ella estara dispuesta a lo que necesites.

Me muero de las ganas de probarme la ropa dejame cambiarme y me dices que te parece. Sin darme tiempo a responder se encerro en nuestro cuarto y se cambio a los cinco minutos me llamo cuando le vi de pie, delante del espejo del tocador de mi mujer no lo podia, ¿esa es mi sobrina?. Me acerque y le dije que no necesitaria peinarse que tan solo con los rizos sueltos y tal vez una hebilla en el costado seria suficiente, abri una de las cajas de mi esposa y elegi una nacar, se la puse en la parte izquierda de su cabeza y se la levante para ver como le quedaba. Al levantar los hombros pude ver que sus senos casi se escapaban de los tirantes del vestido, la hice girar y me puse detras de ella delante del espejo y le dije levanta un poco los hombros, le tome los senos con las dos manos y se los levante para que los tirantes realzaran su figura, muchas veces la habia tocado y no habia sentido nada en especial, dado que es la hija de mi hermana, pero era la primera vez que le tocaba una parte tan delicada.

La verdad es que estas espectacular fue lo unico que se me ocurrio decirle y me aleje para que no se diera cuenta que estaba super excitado.

El unico problema que tengo es que tengo que depilarme casi toda es muy pequeña esta tanga y los pelos se me salen por todos lados me dijo.

Anda a un instituto de belleza y mandate depilar yo te lo pago. Ella continuaba de pie y yo estaba acostado en mi cama con los brazos cruzados detras de mi cabeza y mi bulto era imposible de ocultar. Ella me miro y me dijo y si me ayudaras a depilar tio, Yo no podia creer lo que me estaba diciendo, bueno pues yo depilo a tu tia y creo que no tenga ningun inconveniente.

Fui al baño a buscar una maquina, unas toallas, unas tijeras, una bolsa de agua y crema de afeitar de mi esposa cuando entre a la habitacion estaba sentada al borde de la cama con el vestido subido hasta sus caderas y tenia razon una cantidad enorme de vello le salia por los costados. Acuestate y abre un poco las piernas que te voy a recortar con la tijera rebordeandote, la tanga no es necesario que te la quites. Le puse una toalla debajo de sus caderas y empece a recortarle los pelillos que sobresalian, busque una aspiradora manual para recoger todo lo que habia cortado le pase un poquito de crema y empece a rasurarla. Cuando termine le dije anda y lavate y dime como te queda.

Se fue al baño mientras yo guardaba las cosas que habia utilizado salio y me pregunto como te parece, yo estaba de espalda metiendo todo dentro del cajon del tocador, estaba sin tanga con el vestido subido y me dijo me parece que deberias cortarme un poquito mas.

O.K le dije acuestate nuevamente, me acerque y comence a cortar, en ese momento mis ojos no podian salirse de sus labios vaginales de un color rosado y algo brillante, sin querer roce uno de sus labios e inmediatamente ella brinco de la cama y le dije quedate quieta te puedo cortar, se lo repeti tres veces y mis dedos acariciaron al descuido su vagina, me acerque para ver mi obra de peluqueria y no pude resistir la tentacion de pasar mi lengua sobre esos rosados labios brillantes que cada vez que la pasaba se ponian mas brillantes y rosados, no dijo ni hizo absolutamente nada asi que continue, mi lengua empezo a introducirse y descubri su clitoris que meti golosamente en mi boca en ese momento se me olvido todo, hasta que ella era mi sobrina, le levante las piernas sobre mis hombros y de rodillas al borde de la cama le empece a chupar su vagina como un desenfrenado, le fui metiendo un dedo y con la otra mano me empece a bajar mis pantalones cogi mi miembro masturbandome hasta alcanzar un volumen considerable.

No me hice ordenar dos veces y empezo a levantar las caderas ritmicamente mientras mis dedos y mi mano derecha se hundian en su vagina.

Le hice subirse mas en la cama y le empece a frotar la cabeza de mi verga en sus labios vaginales, ella se mordia para no gritar la calente durante un par de minutos y de un golpe me atrajo hacia ella cerrando sus piernas en mi cintura y empece a penetrarla centimetro a centimetro sintiendo como su vagina apretaba mi verga, cuando la tuvo toda adentro se la saque y se la meti de un solo golpe, sus ojos se pusieron blancos y ella empezo a temblar se aferro a mi como si fuera un naufrago, su orgasmo fue violento y largo, lloraba y reia al mismo tiempo encontramos facilmente el ritmo y acabamos juntos despues de otros tres orgasmos por parte de ella.

Me deje caer de costado sobre la cama y le acaricie sus pezones con mi lengua y segui acariciando su culo con las yemas de mis dedos, acariciando su vagina nuevamente le meti dos dedos mientras suavemente le empece a meter un dedo en su culito virgen, me chupe el dedo para llenarlo de saliva y me di cuenta que su esfinter se dilataba, eso me hizo calentar otra vez, me incorpore y me puse encima de ella, le levante las cadera y empece a empujar sobre su ano delicadamente, me costo mucho trabajo pero cuando ya tenia la punta de la cabeza adentro, empece a bombear poco a poco y mi verga le fue entrando mientras le acariciaba su clitoris con mis dedos. No pude aguantar mucho ni ella tampoco, se la saque y se la puse en la vagina, se la hundi hasta el fondo moviendome rapidamente y ella gimiendo como si fuera a morir, su vagina me succionaba hasta la ultima gota de semen que me quedaba, me tomo la cabeza entre sus brazos y me beso, entrelazamos nuestras lenguas y me dijo ¡gracias!.

Tio.

Ahora el reto Pepsi es levantarte ahora mismo e ir a donde la secretaria o una compañera de trabajo sin cubrirte la tiendecita de campaña que tienes o la carpita de circo del pantalon. Ja. Ja. Ja.

Publicado en: Relatoseroticos

Deja un comentario