Disfrutando con mis amigas

 

Hola a todos/as, soy una mujer bisexual, que le gusta probar cosas nuevas , juguetes, lencería, etc.

Tengo varias amigas para jugar, pero en especial dos de ellas.

Tengo buen nivel económico, soy directora de mi propia empresa y estoy acostumbrada a ser muy libre y hacer lo que me apetece en mis ratos libres.

Me cuido bastante, por lo que mi aspecto es bastante bueno, buen cuerpo, buenos pechos, todo natural.

Para unas mini vacaciones planee un viaje invitando a estas dos amigas a Punta cana, Hotel de lujo, jacuzzi en la habitación, zona chilaut, etc.

Llegamos al hotel, nos dimos un baño y a dormir, el viaje es agotador.

A la mañana siguiente nos despertamos llenas de energía, desayunamos, playa, piscina, todo era estupendo pero lo mejor estaba por llegar.

Después, antes de comer, decidimos darnos un baño en el jacuzzi de la habitación.

Encendimos unas velas, pedimos champan, sales de baño, estaba todo muy bonito, nos metimos las tres desnudas en el jacuzzi.

Una vez dentro comenzamos a besarnos a enjabonar nuestros cuerpos, es muy sensual ver el cuerpo de una mujer, resbalando la espuma por su cuerpo, estaban muy resbaladizos, el solo rozar de nuestros cuerpos desnudos me ponía a 2000 por hora.

Sentía sus manos en mis pechos, cogiendo mis caderas, cada vez estaba mas excitada.

Yo besaba sus pechos, también las acariciaba, una de ellas salio del jacuzzi para coger la cámara de vídeo, para grabar, se sentó en el borde de la cama y comenzó a grabarnos.

La otra chica y yo seguíamos jugando con nuestros cuerpos, nos besabamos, lamíamos nuestros pezones con suma sensualidad, la que grababa nos acerco una maleta que llevamos repleta de juguetes.

Yo cogí un arnés con una enorme polla y me lo coloque, mientras dejaba caer espuma con la esponja por su espalda, tocaba sus pechos, ella se estremecía, gemía de placer.

Agarraba su cuello, poniéndola contra mis pechos para besar su cuello, en un momento que ya no podía mas, me pidió que se la metiera.

La puse contra el borde, dándole la espalda y comencé a follarla, como si fuera a acabarse el mundo, ella gemía de placer y nuestra amiga estaba en la cama grabándolo todo, pero no pudo evitar soltar la cámara para unirse a la fiesta.

Se coloco un arnés de penetración anal y entonces ella se coloco detrás.

Yo cambie a la parte de delante, colocándome delante de ella y elevandola por sus caderas, se la metí en aquel jugoso coño que pedía guerra, al tiempo que la besaba apasionadamente y lamia sus pechos.

De repente soltó un gemido estremecedor, y no de dolor precisamente, era nuestra amiga que había penetrado en su hermoso culo, ella también la elevaba por las caderas.

Así como un bocadillo, comenzamos a mover nuestras caderas, penetrándola por ambos lados, no dejaba de gemir, abriendo sus piernas cada vez mas, para que llegáramos mas adentro, en cuanto aumentamos el ritmo, comenzó a jadear hasta correrse de placer, sin dejar el juego, me pidió que me sentara en el borde del jacuzzi y me pidió que abriera mis piernas para comérmelo todo.

Comenzó a lamer mi coño súper húmedo, yo estaba tan cachonda, que echaba mi mano a mi clotoris, ella la retiraba y le daba unos buenos lametazos y pidio que le pasara una bala vibradora a nuestra amiga.

Entonces siguió lamiendo mi coño, mientras ponía la bala en mi clítoris y metía dos de sus dedos en mi coño jugoso.

Nuestra amiga dejo de lamer mis pechos para ponerse encima de mi cara ofreciéndome su coño súper rasurado y súper mojado.

Ella allí estirada, tocaba sus pechos mientras yo pasaba mi lengua, metiendola hasta donde podía, según aumentaba mi excitación, mejor se lo pasaba ella.

Yo no podía, no quería aguantar mucho mas, así que me deje llevar corriéndome en la boca, en los dedos de aquella morenaza.

Nada mas correrme, agarre a la que me estaba ofreciendo su coño, la cogí por las caderas, apretando mi cabeza contra ella, para comérselo hasta que se corriera.

La que había hecho que yo me corriera, se coloco enfrente de ella para lamer sus pezones y besarla que solo se preocupara de disfrutar.

Comenzó a mover sus caderas cada vez mas rápido, a veces en circulo, restregando todo su jugo por mi cara, yo metía mi lengua mas y mas profundo, ella no dejaba de gemir, pidiéndome que la penetrara.

Cogí un vibrador penetrándola al tiempo que succionaba su clítoris, la otra sujetaba sus pechos con la mano, sacudiendolos suavemente para que rozaran sj lengua, no podía mas y gritando pidió correrse.

Comenzamos a aumentar el ritmo y la intensidad de cada embestida de cama.

No tardo nada en arquearse hacia atrás gimiendo como una loca, yo notaba en mis labios su néctar, era muy excitante y morboso.

Luego nos duchamos para bajar al comedor, antes de que se pasara la hora.

Luego una buena siesta en la que hubo mas sexo, camarero incluido.

Ese os lo contare mañana.

Publicado en: Relatos Lesbicos Etiquetado con: , ,
0 comments on “Disfrutando con mis amigas
1 Pings/Trackbacks para "Disfrutando con mis amigas"
  1. […] otro día os conté el comienzo de un viaje con mis amigas muy especiales, ahora os contare como continuamos esas […]

Deja un comentario