Dejando mi inocencia con mi prima

Como por descuidos encontre mi sexualidad con mi prima ,la cual fue mi primer mujer.
Como en un inocente juego, perdimos la infancia

Esto que contare es 100 % real.
Sucedió cuando tenía aproximadamente 11 años y que fue el resultado inevitable de lo que se vino acumulando con los años y no sé si decir si las circunstancias fueron las culpables o yo por ser el protagonista de esta historia.
Cerca de mi ciudad aproximadamente a unos 10 minutos vivía mí una tía la cual tenía dos hijos con los que siempre conviví desde muy niño, a lo cual el juego era muy común entre nosotros.
A mí siempre me gusto convivir con ellos y quedarme a dormir los fines de semana, mi tía que era una mujer que vivía sola no tenía ningún inconveniente de que yo pasara tiempo con mis primos porque de todos modos no se tomaría la molestia de ponerme mucha atención, ella de las que prefería que hiciéramos a un cierto grado lo que quisiéramos con tal de que no le diéramos lata.

Mi tía tenía dos hijos como menciones, un chico como un poco mayor que yo y una hija de mi edad. Yo siempre vi normal el compartir casi todo con mis primos por lo mismo no me era raro dormir con ellos dos o con uno de los do. A veces dormía con mi primo y otras tantas con mi prima con una naturalidad de familia pues no existía morbo alguno.
Por esa misma normalidad y un poco por el descuido de mi tía llego algunas veces que por las prisas de salir a algunas fiesta, hacia que tuviéramos una ducha colectiva donde nos bañáramos los tres, mi primo, mi prima y yo, viéndolo como antes mencione con mucha naturalidad el que compartiéramos el baño.
El tiempo pasó y llegaron veces en que nos mandó a bañar a mi prima y a mí que para ese entonces mi prima era una niña con un cuerpo común de una niña de 9 años. Por lo mismo no recuerdo muchos detalles de esas duchas, solo que las teníamos juntos.

Siguió pasando el tiempo y yo con mi constante visita de fin de semana debido a que en mi casa me aburría y a mis primos les encantaba que estuviera ahí para jugar. Creo que fue como a los 10 años cuando todo empezó a cambiar.
Yo a mis 10 años era un chaval normal con un cuerpo de un niño de esa edad, en cambio mi prima a sus 10 años casi 11 de repente había cambiado mucho aunque en ese momento no sabia que era lo que pasaba cuando la observaba mas detenidamente. Ella a pesar de su corta edad se había desarrollado bastante. Mi prima no era una diosa no les engañare, pero a su edad tenia unas tetas bastante grandes y las nalgas se le habían desarrollado bastante bien osea que eran paradas de buen tamaño que me imagino que para su edad les despertaba al morbo a chicos mas grande, por que cuando salía con ella a comprar o hacer algo veía a los chavales mas grandes le decían cosas acerca de ella y le chiflaban y recuerdo que la chuleaban cosas que pasan en algunos pueblos.

Ella siempre usaba algunas calzas muy ceñidas al cuerpo que mostraban las nalgas grandes que tenia y paradas que para ese entonces me parecía algo muy normal y nada llamativo
Mas sin embargo ella creo que no lo notaba y menos mi tia, puesto que a esa edad no cambio lo de dormir solos y juntos y menos las ducha.
No seguía mandando a bañarnos juntos, pero no se que paso que las demás duchas no las recuerdo pero esta como que si la tengo mas presente. Un dia como cualquiera nos mando a bañarnos juntos y se salio de la casa, recuerdo que como normal lo hacíamos nos fuimos a desvestir ella regreso al baño solo con un calzon color blanco y sin nada arriba que me imagino que no le incomodaba que las tetas ya no las tenia planas, ahora se abultaban un poco mas y los pezones rosados eran mas grandes. Aun así nos metimos a la ducha como sin nada, en esta siempre teníamos juegos que aunque no lo crean eran sanos eran de echarse agua en la cara o tirarse espuma y cosas de niños. Mas ese dia nos metimos y recuerdo que estaba en unos calzones blancos con un encaje asi en las orillas de las piernas y yo como siempre me meti en trusa recuerdo que el ritual siempre de bañarse era primero mojarse con todo y ropa interior y después de un poco de lavado de pelo seguíamos con el cuerpo y empezábamos a quitarnos la ropa interior. Ese dia la observe con una leve diferencia, no sabía por qué pero pues cuando se metió a la ducha, le abrió a la regadera y el agua le empezó a caer en el cuerpo y se empezó a mojar su calzon blanco el cual como se le pegaba a su cuerpo y se le notaba la parte de su pubis que para ese entonces como todo niño era casi lampiña, siempre nos enjabonábamos el pelo y después cuando tocaba el cuerpo ya nos quitábamos la ropa interior, pero esta vez no se por que, cuando se quito mi prima la ropa interior no se que sentía, posiblemente una confusión de verla desnudándose, no se si era pena que me daba, pero la observaba y ella no le daba ninguna pena se quito su calzon y la vi como siempre al bañarnos asi desnuda, pero ya empezaba a notarse en su zona vaginal que se avecinaba la crecida de bello, los cuales eran pequeñitos como si fueran el bello de los brazos.

Siempre al enjabonarnos uno le enjabonaba la parte de la espalda al otro y a veces muy naturalmente ella con la esponja me enjabonaba la espalda, atrás de las rodillas y hasta se agachaba y se ponía de rodillas y me ponía de frente y me enjabonaba la pansa y hasta pasaba la esponja por mi pene y me labava. Yo lo veía normal y ella también y ese dia igualmente me toco enjabornar su espalda y también me arrodillaba y le tallaba sus nalgas de una forma muy normal sin ningún morbo y como otras veces me levantaba quedando casi su espalda pegada con mi pecho y mi pene pegando con sus nalgas mientras enjabonaba la parte trasera del cuello.

Ahora de grande al recordar eso se me hace muy morboso, mas por el cuerpo que tenia mi prima.
Desde ese dia no se que me pasaba en la cabeza, me gustaba dormir mas con mi prima sin despegarmele en las noches, como dormíamos solos y yo me pegaba a su espalda haciéndome capullito con ella, y ella siempre usando mucho calzas muy ceñidas al cuerpo no se como que esa sensación era hermosa.
Ya no se diga el bañarme con ella y tallarnos el cuerpo.

Pero un día paso algo que no nos esperábamos ambos. Era una tarde calurosa como lo suelen ser donde ella vive era sábado por el medio dia y a mi tia se le ocurrio ir a refrescarnos en un arrollo cercano a su casa. Todo transcurría de forma normal y no recuerdo el motivo pero solo estábamos en casa mi tia, mi prima y yo, mi primo había salido quizá a alguna actividad con sus amigo o que se yo.

Recuerdo que ya tenía un poco de comida preparada mi tía, la guardo en unos trastes y cogió tres toallas , jabones y shampo para bañarse de una vez ahí y nos dispusimos a ir, nosotros contentos y felices como se puede esperar de unos chavillos de 11 años que se emocionan por darse un chapuzon en donde sea. Yo iva con un short normal y una playera, mi tia con unas bermudas no muy sexys y una blusa, y mi prima ,esta se había puesto una falda muy corta como de porrista, y bajo esta una calza color negra, muy ajustada al cuerpo, creo que era la mas ceñida que tenia y la mas corta de sus piernas puesto que le llegaba solo un poco debajo de sus nalgas, pero aun asi todo normal, al menos yo solo lo veía como un dia que pasaríamos en el agua disfrutando.

Llegamos y mi tia se dispuso a darse una bañada en el arrollo que a ella le llegaba el agua a la altura de la cintura, yo enseguida me quite la playera, las sandalias y me eche un chapuzon como de bomba, recuerdo que desde la orilla veía a mi prima como se despojo de la falda quedándose solo en la diminuta calza negra y también se avento al agua.
Jugamos entre mi tia, mi prima y yo, mi prima se me montaba en la espalda, yo le hacia caballito y nos aventábamos al agua y reíamos, hacíamos lo común de unos niños, asi seguimos por un rato hasta que como a las 4 de la tarde mi tia decidio salirse del agua y descansar, se tumbo en una toalla debajo de un árbol que había junto al arrollo y empezó una siesta, el lugar no era peligroso pues el agua no nos llegaba mas arriba del pecho.

Mi prima y yo sin ningún cambio seguimos jugando, conversavamos de cosas sin sentido me imagino y de chismes de niños, jugábamos al caballito , la abrazaba de frente ella me rodeaba con sus piernas la cintura, la cargaba y le hacia una especie de quebradora en el agua, asi por un buen rato.

En un momento salimos nos tumbamos en una toalla y comimos un poco ligero, pero aun asi nos esperamos alrededor de una hora para entrar al agua. Cuando decidimos regresar al agua yo me adelante y me empece a bañar en el arrollo y al cabo de un momento sentí algo que golpeo mi espalda, me di la vuelta y me percate que era un tronco como de unos 2 metros de largo un poco grueso el cual flotaba, lo vi y lo trate de undir con el peso de mi cuerpo para ver que tanto flotaba y vi que en realidad me aguantaba bien, entonces se me ocurrio una idea, me acerque por un costado y subiendo una pierna me le monte como si fuera un caballo, ya con mi peso un completo encima de este vi que de puntitas tocaba el fondo del arrollo, y saltaba en el como si fuese un caballo galopante y al ver esto mi prima me pregunto que que hacia y le dije que me había encontrado un tronco que estaba muy bien para jugar ya que flotaba.
Ella se acerco en el agua y me dijo que se queri montar igual que yo, a lo que le ayude a subir, pero al ser mas pequeña de estatura ella no tocaba el fondo del arrollo y no se equilibraba, callendose al agua del tronco. Lo intento varias veces, fallidas tratándose de sostener de mi cintura y desistio.

Entonces le dije que se subiera a él delante mio y que yo la agarraría de la cintura para sostenerla a lo que ella acepto y haciéndome hacia atrás la ayude a que subiera una pierna y de un salto se trepara al tronco. Ella lo logro de inmediato y yo la sostuve de la cintura a una distancia de seperacion de nuestros cuerpos a lo cual como se sentía insegura me dijo que me acercara mas y entonces accedi me acerque mas.

Empezamos un juego de hacer undir el tronco como dando saltos en un caballo que saltaba, de arriba abajo empujándolo hacia adelante dando un rondin en círculos en aquel arrollito de modo que nuestros cuerpos chocaban el uno con el otro lo que trajo consigo que después de un rato nuestros cuerpos estuvieran juntos bien pegados el uno al otro, para ese entonces era normal para mi y para ella, veíamos a mi tia dormida bajo aquellos arboles y nosotros jugábamos yo bien agarrado de la cintura de mi prima que para ese entonces sus nalgas se pegaban bien a mi pubis.
Asi seguimos y después de un rato mi prima y yo completamente pegados el uno del otro solo brincábamos arriba del tronco sintiendo como mi cuerpo apretaba el de ella repegando mi pene entre sus nalgas y ninguno de los dos decía ni una sola palabra, quien sabe que nos hizo quedarnos callados pero asi estuvimos creo que por mas de media hora.
Ya atardecia y cada vez la luz del sol se iva acabando debajo de la arboleda y pero inexplicablemente mi corazón se aceleraba al ritmo de aquella danza del troco saltarin y mi prima parecía que contenia la respiración y después soltaba el aliento sin medida en un especie de suspiro.

Sé que ella tampoco se explicaba que fuerza nos mantenía ahí uno pegado del otro sin querer parar de hacer aquella actividad, por que ninguno de los dos decía palabra alguna, simplemente aumentaba la frecuencia del bricar en el agua con ese tronco que se perdia debajo de nosotros y cada vez con mas frecuencia me restregaba mas a ella.
En un momento nos cansamos de andar jugando asi y le dije que que hacíamos entonces ella me dijo que de una vez iva a traer el shampo y jabon para bañarnos ya en el arrollo, se bajo del tronco y salio a la orilla, recuerdo que vi su calza casi metida entre las nalgas se agacho por el jabon y shampoo a recogerlos de una bolsa y es cuando vi esa imagen que me llamo la atención de una manera muy rara no le quite la vista de la calza y de sus nalgas.
Se dio la vuelta y se metio al agua yo aun asi como ido arriba del tronco le dije bueno ya se acabo el juego a bañarse
A lo que me contesto

— no primo me subiré un rato mas y jugamos y después nos bañamos.
Puso el jabon y shampo en una piedra dentro del rio y se nuevo la ayude a montarse pero esta vez ella sola se fue y se repego en mi dejando caer su cola en mi pene y volví a sentir esa sensación que me producia cuando nos bañábamos y restregaba su espalda y mi pene se metia entre sus piernas asi de espalda, recordaba que a veces me crecia de una manera muy chistosa, como ahora me estaba pasando.

Seguimos con el juego del sube y baja en el tronco ahora yo la agarraba con mas fuerzas de la cintura y la apretaba a mi, ella en un movimiento involuntario levantaba la cola y se acomodaba mejor de modo que se sentaba en la punta de mi pene que quedaba prácticamente entre sus nalgas a lo que me dijo después de un rato.
— oye primo a veces te crece el pene mas, por que será?

Yo honestamente no sabia que decirle, por que en realidad no sabia que pasaba, y le dije

— creo que se inflama por el agua pues cuando nos bañamos eso pasa y ahorita que estoy en el agua eso ha de pasar.
A lo que contestos
—- creo que si
Seguimos jugando y después de un rato mi pene inflamado se encontraba casi metido entre sus nalgas que en cada sentón que se daba al seguir el juego es se aprisionaba cada vez mas entre sus nalgas y sentía una sensación rica y no me quería despegar.

Llegamos en uno de los recorridos que dimos junto a la piedra donde había dejado el jabon y el shampoo y los cogio y me dijo

— a bañarse
Yo le conteste
— vamos a bajarnos del tronco.
Ella me dijo
—- no aquí nos lavamos el pelo y el cuerpo
Y yo asentí sin ninguna objeción.
Se puso shampo en el pelo se lo empezó a lavar y me pidió que le ayudara a lavárselo ya que estaba a su espalda. Se lo empece a frotar, dando masaje en su cabeza por las orejas y ella me decía que le daba cosquillas y se arqueba hacia atrás mio pegando mas su cola a mi pene el cual sentía que se clavaba en sus nalgas. Segui asi por un rato después me dijo que se iva a enjuagar tomo agua con las manos y se la derramaba en el pelo yo le ayudaba con mis manos y el jabon le escurria por el cuerpo, después me dijo que me tocaba a mi a lo que se bajo del tronco y me dijo que nos fueramos a una parte mas baja del arrollo. Se subio detrás mio sentándose en el tronco y me empezó a poner shampo me froto el pelo las orejas y el cuello y sentía riquísimo, después me empezó a echar agua con sus manos y enjuagarme. Luego tomo el jabon y me empezó a enjabonar la espalda, brazos como normalmente lo hacíamos pero de espalda y pecho y cuando llego a la cintura me dijo que me quitara el short, yo lo veía normal y me lo quite, también retirándome la ropa interior.
Me quede desnudo me volvi a sentar sobre el tronco que era nuestro juguete en el agua y haciendo espuma con la propia agua del arrollo empezó a frotarme la cintura después mi espalda y recorrio mis piernas tallandomelas con sus manos.

Yo sentía su aliento detrás mio y sus manos recorriendo ya mis piernas que las lavaba, le sentía la respiración acelerada y yo me quedaba quieto, siguió con sus manos hasta que sentí que se paraban en mis ingles porque yo habría las piernas un poco y me dijo
—primito a ver te voy a lavar hasta tu pajarito jajajajajaja,
Con cierto nerviosismo llevo sus manos hasta mi pene que estaba muy inflamado no sabia yo porque y me empezó a frotar como lavándome en mis testículos agarro el tronco de mi pene y lo tomo con sus manos y lo froto de arriba abajo a lo que me dijo.

—- primo no será malo que tu pene este muy inflamado, alguna vez lo sentí inflamado entre mis piernas cuando nos bañamos y tu me tallas la espalda y te me juntas muchos y te pegas a mi, pero un poco menos grueso, no estaras enfermo?

Y yo le dije no creo por que no me duele.
Siguió un rato asi y yo me sentía muy bien, no se una sensación en el cuerpo muy agradable.
Se detuvo y me dijo que me tocaba ahora a mi ponerle jabon.
Entonces aquí cambio mi vida.

Mi prima se bajo de atrás del tronco se puso en pie y se quito la calza quedando en unos pequeños calzoncitos, se quito la blusa y se fue delante mio y se sento en el tronco de una forma bastante pegada a mi casi aplastando mi pene con las nalgas. Tome el jabon de la piedra y lo empece a frotar en su espalda haciéndole un masajes desde el cuello hasta la parte baja de la espalda, pero como ya estábamos en una parte mas baja del arrollo ya veía su cintura salir del agua y por lo tanto observaba el calzoncito blanco que traía y veía como mi pene inflamado se ensartaba casi en las nalgas, yo le enjabonaba la espalda después segui con el estomago subi asus pechos que nunca los había tocado y los cuales estaban duritos de los pezones y se los frotaba. Mi respiración acelerada y yo me juntaba mas a ella masajeando su espalda con mi pecho también enjabonado y cuando llegue a la cintura le dije.

— prima tus chones.

Ella no dijo nada solo levanto la cola y se los bajo, hasta que se los saco todos, se volvió a sentar del mismo modo con mi pene metido entre sus nalgas. Yo empece a tallarle su cola, sus piernas y ella empezó a abrirlas de modo que segui con mis manos hasta las rodillas obligando con esto que mi cuerpo se pegara mas al suyo y mi pene se aplastara mas entre sus nalgas y después regrese y llegue a su ingle y empece a frotar.
Ella abria mas las piernas y detenia su respiración y le dije.

—- primita te lavo tu cosita.
Ella contesto
—- si primito. Con la voz cortada. Y yo empece a frotarle su vagina que ya se sentía con un poco de vellos y con mi mano toda abierta le sobaba y con mis dedos pasaba justo en su rajita y ella se arqueba aventando mas la cola hacia a mi. En eso se empezó a arquear mas y levantar mas la cola de modo que mi pene inflamado se empezó a acomodar entre sus nalgas y ano y ella se movia como queriéndose montar en mi. Yo sentía muy rico pero no sabia que pasaba, hasta que en un momento dado mi pene por el jabon se empezó a abrir paso en el ano de mi prima y ella como que se quejaba pero empujaba mas y yo no daba crédito que mi pene se pudiera meter en el ano de mi prima nunca lo había pensado, y asi insistiendo ella en sus arqueadas se acomodo hasta que se lo metio todo.

Le dije
— que hago prima.
Ella contesto
— no se solo briquemos como lo hacíamos con el tronco pues se sentía rico.
Empezamos a brincar y mi pene empezó a meterse y a salirse del ano de mi prima ella ya se levantaba sola dando de brinquitos y moviéndose como si se retorciera y yo no podía creer y no sabia que era lo que sentía. De repente me vino un calambre que me recorrio todo el cuerpo y termino en la punta de mi pene. Tome a mi prima de la cintura y la empece a mover de arriba abajo ayudándola en sus movimientos que ella hacia hasta que sentí que me desmallaba por algo extraño que sentía entre las piernas. El calambre mas rico de mi vida y ella empezó a jadear y decir cosas como
—— que bonito primito, que bonito juego, pero jadeando y saltando hasta que se quedo recargada en mi espalda.

Se bajo de mi y se saco el pene y no sabíamos que habíamos hecho solo que con una sonrisa complice creo que ella y yo decidimos no comentarlo con la intención de hacerlo otras veces.

Salimos del agua y nos cambiamos y fuimos a despertar a mi tia.
De ahí empezó una historia sexual con mi prima, la cual fue mi primer mujer en mi vida. Despes les contare como se sucitaron mas historias con ella hasta que entendimos lo que hacíamos.

Publicado en: Relatoseroticos

Deja un comentario