Contacto sexual con mi jefa

Mi relato erótico, es de cuando empecé a trabajar en una institución gubernamental como funcionario.

Tenía 20 años cuando comencé a trabajar, entre en un área de administración y me toco una jefa mayor que yo, tenía 30.

Mi jefa es una morena espectacular, sus caderas, su cintura, sus pechos de un tamaño más que aceptable y completamente naturales, vamos, una divinidad de mujer.

Una de esas mujeres que con solo oír el ruido de sus tacones, te la imaginas como una diva de cine y te imaginas como sería tenerla en la cama.

Imagino que la fantasía de cualquier hombre, se acercaban las fiestas de navidad y el año nuevo, cuando nos comunico las fechas de los descansos de fin de año.

Como de costumbre por esas fechas, nos despedidos y nos deseamos felices fiestas tomándonos una copa de champan, al despedirme de mi jefa, atrevidamente me dio un beso muy apasionado, me quede un poco parado, fuera de juego, pero le correspondí,  a raíz de ese beso surgió este relato.

Pasaron las fiestas y los días de descanso y regresamos todos a nuestros puestos de trabajo un fin de semana después de reyes,  se decidió hacer una cena para celebrar el nuevo año.

Todos acudimos a la cena y al final de la noche todos se marcharon para sus casas excepto una compañera, un amigo, mi jefa y yo.

Como habíamos bebido un poco, salvo yo que conducía, íbamos en coche buscando algún sitio donde comprar unas cervezas, mi compañera y el amigo, se bajaron del coche en el que íbamos los cuatro.

En ese momento comenzamos a besarnos mi jefa y yo, a acariciarnos, yo comencé acariciando sus piernas, sus caderas hasta llegar a sus turgentes pechos, luego comencé a besar su cuello hasta llegar al principio de sus pechos, con la mano con la que estaba acariciando uno de ellos abrí su camisa, para morder y lamer uno de sus pezones, ella estaba tan excitada que se tocaba su vagina.

En esto, los compañeros volvieron de la tienda, con unas latas de cerveza y nos volvimos a acomodar en el coche, comenzaron a beber las cervezas y pasada una hora pasamos por la oficina eran sobre la 01:00 de la mañana.

La jefa necesitaba ir al baño y me pidió que la acompañara para no subir sola, subimos al segundo piso del edificio, que es donde está su oficina, entro al baño y cuando salió comenzó a besarme y acariciarme.

Comencé a desabrochar su camisa, acariciando sus pechos, luego su trasero y después comencé acariciando su vagina.

Empecé a chupar sus pechos y mordisquear sus pezones, tan salvajemente que comenzó a morderme las orejas y a desabrochar mi pantalón,  comenzando a acariciar mi erecta polla.

Entonces yo comencé a bajar besando sus pechos, su vientre hasta llegar a su coño, le baje su tanga, comenzando a chuparlo y a masturbarla metiéndole dos dedos en su húmedo coño, mientras ella me masturbaba, nos masturbamos el uno al otro.

Ella tomo mi polla y se la introdujo suavemente en su húmedo y caliente coño, admito que era mi primera vez sin protección, era fantástico, entonces la penetre hasta el fondo y estuvimos follando durante unos 10 min.

Cuando oímos que nuestra compañera nos llamaba, se la saque, dándonos unos cálidos besos y vistiéndonos rápidamente.

Volvimos al coche, y fuimos a dejar a cada una a su casa y luego al amigo, luego me fui para casa.

Ese fue el primer contacto sexual con mi jefa, pero no el único, pero eso los contare en otro momento.

Publicado en: Relatos de pareja

Deja un comentario