Coños humedos en la playa

Soy una chica morena de ojos castaños y larga melena, tengo buen aspecto físico, soy de caderas prietas y culo bonito, mis pechos no son muy grandes, pero hermosos.

Una tarde de verano estando en la playa, tenia al lado a una chica en top less, tenia unos pechos pequeños, muy hermosos y cuerpo escultural.

He de deciros que soy bisexual, me va todo en el sexo.

Ella se estaba echando la crema solar, yo aprovechando las gafas de sol, no dejaba de mirarla, como untaba sus pechos, sus muslos, sus caderas, ese abdomen plano y firme, estaba cachonda solo con verla.

Notaba mi coño super humedo y palpitaba deseoso de recibir placer.

Al cabo de un rato, se dirigió a mi pidiéndome que le pusiera la crema en la espalda, la playa es bastante solitaria, apartada y como era temprano, estábamos solas o casi.

Yo comencé a echar la crema por su piel suave, ya caliente por los rayos de sol, tenia un bronceado muy bonito sin ser exagerado.

Cuando quise darme cuenta, estaba echándosela en los hombros de una manera muy sensual, ella lejos de quejarse echaba su cabeza para atrás pidiéndome que no parara, que siguiera.

Cuando yo ya estaba tan caliente, que si no quería pasarme tenia que parar, ella se volvió diciéndome que por que no buscábamos un sitio mas intimo para echarme ella la crema en la espalda.

En ese momento comprendí que quería tener sexo conmigo.

Nos levantamos recogimos para apartarnos a una zona rocosa, estiramos las toallas sentándome yo sobre la mía, para que me echara la crema.

Sentía sus manos suaves y cálidas en mi espalda, notaba mi coño súper húmedo, palpitando cada vez mas, entonces ella comenzó a echarla por mis pechos, mis pezones se erizaron al instante, siguió untando mis pechos y bajaba por mi abdomen hasta mis piernas, yo tenia sus pechos rozando mi cara, puesto que estaba colocada a mi cabeza, como si fuéramos a hacer el 69.

Yo no podía mas, cogí sus pechos con mis manos y comencé a pasar mi lengua sobre ellos, a chupárselos, ella entonces comenzó a tocar mi coño, comentándome lo húmeda que estaba.

Yo le dije que si, que estaba muy cachonda, ambas teníamos los coños humedos.

En ese momento me aparto la braga del bikini, para comenzar a pasar su lengua, yo retire el suyo y también comencé a chupárselo, estabamos gozando como locas, nuestros coños húmedos, cada vez se humedecían mas y mas.

Entonces me pidió me sentara en una roca, cogí mi toalla para no hacerme daño, la coloque en la roca y me senté sobre ella.

Ella se acerco dándome un cálido pero apasionado beso en los labios, luego comenzó a masajear, lamer y chupar mis pechos, al tiempo que separaba mis piernas para tocar mi clítoris, yo no dejaba de gemir estirando mi mano para tocar sus pechos.

Ella metió sus dedos dentro de mi comenzando a moverlos rápidamente, al tiempo que lamia mi clítoris, yo notaba como mi coño chorreaba, no podía dejar de gemir y desear correrme con su boca en mi coño.

No paraba por lo que me recosté hacia atrás y comence a tocar mis pechos y así deje que llegara mi orgasmo, fue inaudito, no podria olvidarlo aunque quisiera.

Luego ella se coloco en la roca, yo besaba sus pechos, ella gemía de placer.

Entonces cogí una bala vibradora de mi bolsa de playa, empezando a pasarla por su coño húmedo, al tiempo que yo metía mi lengua en el hasta donde podía.

Ella sujeto mi cabeza contra el, pidiéndome que no parara, que necesitaba correrse, entonces comencé a agitar la bala sobre su clítoris, al tiempo que seguía metiendo mi lengua en aquel manjar, ella sentada, con su pierna elevada, me miraba mordiendo de una manera muy sexy su labio inferior.

Se corrió gimiendo de placer, tanto que cuando acabo, nos dimos cuenta que había un chico mirando, masturbándose y dándonos las gracias por el rato que había pasado.

Luego pasamos el dia juntas en la playa, lo pasamos genial y quedamos en vernos al día siguiente, pero amaneció un dia nublado y comenzo a llover, no fui y nunca mas supe de ella.

Tenia que haber ido, para saber si estaba allí, pero nunca lo sabre, eso si, creo que nunca estuvieron dos coños humedos en la playa, como en aquella ocasión.

Sobre nosotros

Iniciándome en el mundo del blogging desde mi blog erotismo24h.com compartiendo relatos eróticos, que espero os sorprendan y os gusten.

Publicado en: Relatos Lesbicos

Deja un comentario