Carolina fue desvirgada

CAROLINA Y BRANDO

Hola se acuerdan de mi, espero que si pues yo les conté como fue mi primera experiencia zoofilica y como perdí mi virgo. Hoy le voy a contar lo que le paso a mi amiga Carolina quien es la que está en la foto, ella me pidió que la pusiera pues piensa que uno no debe andar escondida.

Había pasado un semana después de mi relación con Danger, pues mi pobre vagina me duro adolorida como cinco días, y durante este tiempo sentía la dilatación que hubo dentro de mi por esa gran bola que se le formo a mi perro en su base, esto había hecho que me olvidara de seguir deseando a mi adorado Danger. Pero como siempre mi amiga Carolina me invito a su casa, le dije que iría por la tarde y fue así que pedí permiso a mi padres y me fui a la casa de ella, al llegar, salió a abrirme estaba vestida con una minifalda de Jean cosa que me llamo la atención pues a ella no le gusta los vestidos, entonces le dije y eso que tienes puesta una minifalda, ella sonriente me dice, es que he aprendido a descubrir que son muy practicas , vaya, lo único que atine a decir, luego me hizo seguir y nos pusimos a conversar y en esas se acerco el perro de ella, Brando moviendo la cola y todo alegre lo acaricie en la cabeza y se echo a los pies de Carolina, y en esas me dice Carolina a que no sabes: descubrí otras páginas de relaciones de mujeres con perros las quieres ver?, le dije bueno pero si llegan tus padres, me dijo no, ellos demoran y subimos corriendo al estudio donde está el computador y en verdad ya tenía todo listo para mostrarme y entonces había una en donde un perro quedaba pegada a una mujer y Carolina me dice crees que eso sea cierto, Le dije no se, pero yo ya sabía que eso sucedida ya que a mi me había pasado.

Entonces le pregunte a Carolina y porque preguntas, entonces me dice, es que me gustaría saber que se siente, entonces le dije y por qué no pruebas con Brando, entonces me dice es que en verdad me da miedo, yo haciéndome la que no sabía nada al respecto le dije y será que si se le monta a uno el perro?, me dijo ella toda picarona si, si cuando me arrodillo ahí mismo es como que reacciona el Brando es como que me ve como una perra, entonces me reí y ella me dice a no me crees ya te voy a mostrar y se arrodillo y en verdad Brando de una se le subió encima y trataba de copular con ella, entonces le dije vaya que lo tienes bien amaestrado, me dijo la verdad no, eso lo hace por instinto.

Entonces le dije y lo de las lamidas que me dices, ella me dijo también fue iniciativa de el, y de verdad se sentó y ahí mismo le metió el hocico debajo de la minifalda y la lamía por encima de su tanga, al ver yo toda esta situación me puse a mil, mi adolorida vagina me pedía sexo pero ante mi amiga no me podía descubrir, entonces le dije tienes algún refresco en la nevera?, me dijo si ve y coge, yo baje a la cocina por que en verdad no aguantaba más mi excitación, luego subí despacio sin que me sintiera y miro a Carolina haciéndose lamer de su perro, ya no tenía la tanga puesta y en verdad lo estaba disfrutando tanto que tuvo un gran orgasmo, pero era como que se sentía cohibida por mí, pues hice ruido para entrar y ella ahí mismo se quito al perro y se hizo la que estaba mirando el computador, le dije que mas estas mirando me dijo, estas fotos y me mostró unas de un gran Danés con un pene descomunal, ella me dijo será que uno aguanta todo eso, le dije a lo mejor, dicen que la vagina se dilata tanto cuando nace un niño como no se va dilatar para aguantar un pene de esos, entonces me dijo claro que si, bueno le dije me voy chica porque tengo que ir a comprar unas cosas para la casa, me llamas al celular, ella toda triste me pregunta tienes que irte de verdad ¿ le dije si por qué? que necesitas, me dijo pensé que te iba a quedar más tiempo, pues mi padres solo regresan en horas de la noche, entonces le dije tranquila te quedas con Brando para que te acompañe y te haga feliz y me reí, y si me necesitas me llamas al celular.

Y me fui, ha de ver transcurrido unos diez o quince minutos cuando recibo una llamada al celular , era Carolina toda angustiada, me dice ven que te necesito urgente pero es ya, entra por la puerta del garaje pero ya es ya, yo me imagine lo que pudo haber pasado y de una agarre un taxi, al llegar entre y la llame Carol, me dijo estoy acá en el cuarto sube, entonces subí y mire el espectáculo más hermoso, Brando estaba sobre Carolina y se encontraba enganchado, entonces le dije que pasa, entonces me dijo, tonta no vez que me tiene cogida Brando y estoy pegada con él, entonces me acerque y acaricie a Brando y le dije que hago, no se quítamelo, le dije no se va a poder porque lo perros se demoran cuando hacen el amor, entonces me dijo es que no aguanto su peso encima y me duele, entonces cogí a Brando y le baje las patas delanteras y le ayude a pasar su pata trasera izquierda por encima y ahí pude ver bien como queda la vagina de estirada cuando uno queda enganchada, entonces Carolina me dice Brando esta eyaculando dentro de mí en cantidades.

Le dije tranquila y disfrútalo que embarazada no vas a quedar y se rió y comenzó a disfrutar más la situación, tanto que tuvo sus buenos orgasmos, yo lo único que hice fue masturbarme pues no aguantaba más, al cabo de unos veinte minutos se despegaron y veo que comienza a salirle a Carolina sus jugos revueltos con semen y sangre y entonces le pregunto, estabas con el periodo, me dice no tonta perdí mi virginidad pero lo que pasa es que no aguantaba más las ganas y deseaba mucho hacerlo y pude verle la vagina totalmente dilata bien abierta y roja que se observa adentro de la misma y a Brando una buena verga pero no tan grande como la de mi Danger, entonces me pregunta Carolina y tu que sientes por que no lo haces con Brando? Le dije me da un poco de miedo, entonces me dice lo que eres es una floja, entonces le dije floja no y me quiete el Jean que tenia puesto y me puse, pero Brando ni se inmuto ante mi ofrecimiento, entonces Carolina me dice ayúdame a pararme que no puedo me duele mi vagina y me siento súper abierta, entonces la ayude, baje a la cocina como estaba en interiores le prepare una agua aromática y le di una pastilla para el dolor, lo mismo que hice mi primera vez con Danger, me he de ver demorado unos diez minutos abajo en el cocina y cuando subía por las gradas me encuentro con Brando quien se acerco moviendo su cola y olfateo mi vagina y trato de lamerme, eso me gusto mucho pero me daba miedo, no es mi perro y no lo conozco muy bien, pero igual mi cuerpo comenzó a tiritar de pies a cabeza como la primera vez, entonces entre a donde estaba Carolina y le entregue la aromática y Brando tras mió moviendo la cola.

Entonces me dice Carol como que te va a llegar la hora de demostrar que no eres floja, entonces me senté y abrí mis piernas y comenzó a lamerme que me hizo tener un buen orgasmo, Carol me dice que esperas ponte de rodillas, le dije bueno pero me ayudas, listo dijo Carol, me arrodille y Brando de una se me trepo y SAS de una me lo metió y comenzó con su mete y saca rápido y en un ratito comencé a sentir como su pene se engrosaba junto con su bola, pues sus embates eran rápidos y duros, tanto que sentía sus testículos pegar sobre mis nalgas y quedamos pegados y comenzó la descarga de su semen caliente dentro de mi, la verdad me gusto mucho y lo disfrute mucho mas que la primera vez, pues el dolor era mínimo y pude sentir a plenitud la verga de Brando dentro de mi, sentir su palpitación y la presión que ejerce su bola en el punto G que tenemos las mujeres cuando el se dio vuelta y quedamos unidos por nuestros sexos, la verdad es que los orgasmos fueron intensos y muy pero muy agradables, Lo único malo era que Brando jalaba mucho tanto que me arrastro y me hacia doler pero luego Carol lo agarro y dejo de arrastrarme y asi estuve por espacio de unos veinte minutos hasta que comencé a sentir como su bola se deshinchaba y en un jalón que dio me lo saco, era mi segunda vez pero muy rico, tanto que Carolina estaba admirada y me pregunto casi no te dolió, lo único que atine a decirle fue, Es que con lo caliente que estaba de mirarte no era para menos, entonces se rió, luego nos bañamos y me dijo: este es nuestro secreto, le dije así será y nos abrazamos, pero la muy picara me dice ahora puedes hacerlo con tu perro, le dije si pero si tu me haces una promesa, me dijo cual, le dije que el día que yo lo vaya a hacer con Danger tu también tienes que hacerlo con el, como yo lo hice con el tuyo y me dijo listo es una promesa. Pues en mi interior pensaba que ella tiene que sentir la súper verga que tiene mi perro Pastor Alemán, pues es mucho mas grande y su bola también que la del labrador de ella.

Claro esta que eso se los cuento en una próxima oportunidad.

Dos buenas amigas que perdimos nuestra virginidad con nuestros perros pero conseguimos unos grandes amantes fieles, callados y dispuestos cuando los necesitamos. Un beso a todos los lectores.

Publicado en: Relatos porno

Deja un comentario