AVENTURA DE MI ESPOSA EN NUESTRA CAMA

Me llamó a la oficina mi esposa para avisarme que llegaron los albañiles para continuar con las obras de reparación de la casa, y que llegó con ellos el ingeniero de la obra donde trabajan, y que se lo presentaron, y que es un tipo apuesto y varonil, cosa que no pasó desapercibido para mi esposa. También me dijo que es un tipo muy aventado porque inmediatamente le dijo, tu esposo debe ser un hombre muy afortunado porque eres una mujer que te caes de buenota, y susurrándole le dijo que tenia unas tetas de ensueño y que le paran la verga a cualquiera que la mire, y se ve que tienes un culo riquisimo. Le pregunte enseguida y que hiciste, la verdad me turbó, y mi panocha se me hizo agua, porque inmediatamente me imagine su verga enterrada hasta la base de los huevos en mi rico culo que todo mundo dice que tengo. Le dije que me disculpara un momento que iba a avisar de la llegada de los albañiles. Inmediatamente me retire del patio, invite al ingeniero a pasar a la sala, que tomara asiento en lo que volvía.

En este momento te estoy hablando de la recamara, y te comento amorcito, mi panocha esta escurriendo de calentura, por los comentarios que me hizo el ingeniero, y que por cierto se le ve un paquete muy abultado, y me están dando ganas de que me coja, primero para ver si es cierto que es un buen semental como dice ser, por los comentarios que me hizo, y la otra para que me baje la calentura de mi panocha que la tengo escurriendo, y no creo aguantar hasta la noche que regreses para que me cojas, necesita mi raja una buena cogida en este momento, así que te aviso, cuando regreses de trabajar tu mujercita debe estar escurriendo de leche de otra verga. Y sin agregar más me colgó. Las horas pasaron lentamente, y yo esperaba que la llamada de mi mujer era para prepararme para que me la cogiera llegando a casa, pero la verdad esto no ocurrió, cuando llegue a casa la putona de mi mujer me estaba esperando con un baby doll, sin brasier y sin calzones. Le dije te ves riquisima, eso es lo que me dijo el cabron del ingeniero, que tendrá como media hora que se fue, y por cierto, te platico como me fue con él, pero más bien, observa mi raja como esta escurriendo de leche de los huevotes del ingeniero, y te platico:

Despées que colque el teléfono, me restregue mi raja, estaba escurriendo de imaginar el camote que estaba a punto de comerse, me quite los calzones y me desabotone la blusa para que resltaran mis tetas, me dirigi a la sala donde el ingeniero estaba sentado en el sillón individual esperándome, me senté en el love seat, pero al hacerlo en forma desacarada y muy puta me senté abriendo las piernas, y el pudo contemplar mis tetotas a punto de saltar de mi blusa y mi raja toda humedecida, el enseguida me dijo: eres una mujersota muy rica y cogible, no me equivoque eres una mujer ardiente y cogelona, yo le dije tu crees. Claro que no me equivoco, se ve que a tu panocha le encanta estar retacada de una buena verga, y eso es lo que voy hacer si me permites meterte mi verga. Le volví a decir abriéndole las piernas para calentarlo, quiero ver si es cierto lo que dices, y sin más comentarios se me avalanzó, y levantándome con una mano, saco mis tetas, que quedaron al aire bamboléndose y con la otra me levantó la faldita negra que llevaba y me estrujo de inmediato mis nalgas, donde sentí de inmediato que ya me estaba abriendo mi pucha y sentir un calentura mayor que acabo con mi resistencia (ya ardía en ganas de estar ensartada en su verga). Inmediatamente me sentó en el sillón de tres plazas y levantándome las piernas las abrió quedando expuesta mi raja en todo su esplendor, que inmediatamente me empezó a lenguetear y pasar entre mi ano y mi raja, no pasaron más de cinco minutos que ya me estaba arrancando el primer orgasmo, me retorcí del placer que estaba recibiendo, casi enseguida me levante y lo tome de la mano y lo jale para llevarlo a nuestra recamara, donde recostándome en la cama y abriéndole todas mis patas y levantándolas le enseñe mis nalgas y mi rica raja que estaba escuriéndo, y le dije papi mira lo que vas a comerte, el inmediatamente se quito los pantalones y calzones revotando una vergota bien parada, pero yo de inmediato me recline, y le dije papacito, antes de que me ensartes dejáme ver que tan dura la tienes, y me la engullí dándole unas mamadótas de ensueño, su verga estaba bien tiesa y dura, llena de venas, y por cierto muy cabezona, pero con mi boquita de mamadora la acabe de endurecer mas, y ya cuando estaba a punto de venirse le dije aguanta papi, a que me eches toda tu leche en mi panocha. Volví a recostarme y abriéndole todas mis patotas y levantandolas, vio mi panocha escurriendo de ganas de sentirlo, el muy cabrón para sentir todo su garrote, me puso las almohadas bajo mis nalgas, lo que hizo que mi panocha quedara más expuesta, y de un solo piquete, me enterró todo su pitóte hasta la base de los huevos, senti como me estaba partiendo en dos, y empezó a entrar y salir con mucha maestria, que me hizo gemir como una verdeadera putona, y le dije tienes una vergota riquisima, entierramela toda, cogeme rico, quiero ser tu puta, cada vez que tengas ganas de coger búscame, te estaré esperando sin calzones y sin brasier, para que no tardes en picarme y que me eches todos tus mocos. Siguio picando con lujuria mi culito rico, y me comento, ya me voy a venir, pues entierrame más tu vergota para que llenes de semen toda mi panocha, quiero que cuando llegue mi marido vea que estoy escurriendo de leche de otra verga, y vea que tiene que estar más pendiente de su vieja.

El me dijo, aun cuando este pendiente, el que andes sin brasier y sin calzones, es más que suficiente para saber la clase de putona que eres, te encanta la verga, y cuantas vergas veas, todas las quieres mamar y sobar para exprimirlas y sacarles la leche. Hay papi, no te equivocas, incluso le he dicho a mi marido con doble intención que tiene que acostumbrarse a que ande sin brasier y sin calzones para que cuando se le ofrezca cogerme no tenga ningún problema en enterrarme su camote, pero tambien en el fondo, para que pueda andar libremente en la calle, y si veo a alguien que ande urgido en descargar sus huevos, le abro las patas para que vea que mi panocha esta lista para atenderlos.

Me cogio con las patas al aire, me puso de a perrito, cogimos al palo encebado en donde me ayudaba a subir y bajar en su rico pistón, me levanto en vilo y me cogio en todas las formas que se le ocurrio, y me alcanzo echar cinco palos, y en todos me avento borbotones de leche. Papi quiero que te cerciores que no te digo mentiras, chupame la panocha y veas que esto que escurre es leche de mi amante, que por cierto, cada vez que quiera descargar sus huevos y tenga la verga parada lo estare esperando con la panocha sin calzones. Espero que no te enojes. Y es muy probable que un dia que llegues de trabajar, me estara cogiendo, me estara retacando la panocha, y podrás ver mis nalgas bien abiertas recibiendo la vergota de mi amante, y si lo deseas, cuando esten jodiendome mi raja, te hablo por teléfono para avisarte en que posición me tienen enterrandome su animalón.

No mami, prefiero que me digas que vas a salir a la calle a verte con tu amante y que vas a llegar a casa bien cogida y llena de leche, a que me digas mentiras, como lo hacen las esposas de mis amigos que les dicen que van a tomar el cafe y a jugar canasta, cuando la verdad se las andan cogiendo o andan dando las nalgas a espaldas de sus maridos. Y ellos piensan que tienen unas mujercitas bien recatadas, pero más bien, bien retacadas de otras vergas.

Con lo que les acabo de decir, mi cama ha sido muda testigo de como coge mi mujer, le encanta la verga, nació caliente y además esta riquisima, sus tetotas 36 c le paran la verga a cualquiera, y su culito rico y delicioso enfria y atiende a la verga más aguantadora que haya. Es experta en sacar hasta la ultima gota de semen y dejarlas completamente flacidas, pero deseosas de volverse a enterrar en su raja de mi vieja tan pronto se vuelven a poner tiesas y duras, para gozo de sus dueños.

Publicado en: Relatoseroticos

Deja un comentario