LA VICIOSA DE MI CUÑADA

Les voy a contar una historia de vicio y morbosidad que estoy viviendo con mi cuñada.

Mi cuñada esta en los treinta y tantos y yo en los cincuenta, yo siempre que la veía en familia tan solo pensaba en como mi hermano se tenia que poner con ella, con esas tetas que tiene y con ese culito tan apetecible, nunca había intentado nada con ella ni se me había pasado por la cabeza, pero creo que si me había masturbado pensando en como tenia que follar, nada mas…

Todo empezó así:

En ocasiones nos enviábamos e-mails (ella desde su oficina y yo desde la mía), de esas que corren por la red con chistes y cosas graciosas, yo un día le envié un chiste sobre los significados del sexo, comentarios graciosos, etc.mi sorpresa fue que ella me contesto ese mismo e-mail preguntándome ¿Y tu que piensas del sexo cuñao?

Esa pregunta me dejo algo perplejo y pensé Mira mi cuñadita tiene ganas de cachondeo Y yo le conteste Cuña, hay dos tipos de sexo, hacer el amor y follar, ¿De cual quieres que te hable? Ella sin cortarse ni un pelo me dijo Hablame del de follar, lo de hacer el amor es para cursis…Entonces ahí empecé a sospechar, pero a la vez me excito tanto que le empecé a describir lo que yo pensaba de follar con todo lujo de detalles, lugares donde follar, utensilios que se podrían utilizar, posturas, y le comente que yo era un fetichista y que la ropa de lencería con unas buenas botas de tacones eran capaces de muchas cosas en mi, etc.etc. etc…Ella también me empezó a contar ese tipo de cosas con todo lujo de detalles, cuando las leí, debo de reconocer que tuve una erección mientras las leía y se lo comente…Cuña me has provocado una erección y ella me dijo Que lastima no estar ahí para aprovecharla…Eso quito toda duda en mi de que mi cuñada me estaba buscando…y al final me encontró…

Al principio yo la llamaba a su casa, y nos decíamos todo lo que nos poníamos en los e-mails, incluso nos corrimos en algunas ocasiones de lo excitados que estábamos, yo le decía todo lo que le iba a hacer mientras ella. al otro lado del teléfono, se metía los dedos haciéndose pajas y yo igual.

A mi me daba mucho miedo todo esto, ella es la mujer de mi hermano, pero por otro lado me daba un morbo impresionante el hecho de podérmela follar, así que después de insistir mucho decidí dar rienda suelta a mis instintos mas viciosos y quedamos para follar un día.

Alquilamos un apartamento por horas y quedamos en el parking del edificio (a mi me daba mucho miedo que nos vieran por la calle), subimos a la habitación y cuando nos quedamos a solas dimos cuenta el uno del otro…al principio ella estaba muy nerviosa, y que decir tiene que yo también, ella sabia que a mi me gustaba la lencería y se compro un conjunto para la ocasión y se vino con las botas altas de tacón, cuando la vi desnuda con el conjuntito y las botas se me puso la polla a punto reventar, se sentó en la cama y empezó a dar cuenta de mi polla, joder como me la chupo, y como me la chupa…con desespero, mientras yo le decía Joder cuña, que bien me la chupas puta…zorra…y ella me decía ¿Te gusta cabrón? Yo por mi cuñao hago lo que sea…nos hicimos de todo; le metía un collar de perlas en el coño y se lo iba sacando muy poco a poco, se sentó delante mio y me hizo una cubana impresionante con esas tetas que tiene, llenamos el Yakuzzy de agua y nos empezamos a follar dentro del agua…la primera vez nos corrimos juntos ella subida encima mio montándome mientras yo le tocaba el clítoris con la mano y le decía Venga cuña correte puta…correte zorra…ahhahaha…Y ella cabalgandome me decía…Joder cuñao como me follas…me corro cuñao…me corro cabrón…ahahahhaha..

Después de un par de cigarros y una ducha volvimos a la carga…Pero esta vez ella saco del bolso un bote de vaselina y me dijo…¿Cuñao no te apetece clavarla en mi culo esta vez? Fue decirme eso y mi polla adquirió la potencia justa para ese menester, se puso a cuatro patas al borde de la cama diciéndome Toma cuñao es todo para ti, haz lo que quieras con él…yo empecé a lubricar mi polla con vaselina así como su culito…que excitante fue la aplicación de la vaselina en su culo…debo decir que al intentar metérsela me costo un poquito, la vaselina hacia que mi polla fuera para todas partes menos para donde tenia que ir…hasta que logre clavarle el capullo y muy poco a poco se la introduje toda…ahhahaha…que vicio…le estaba follando el culo a mi cuñada y vaya culo…me recreaba mirando como mi polla desaparecía dentro de esa cueva y como volvía a aparecer y se lo decía a la oreja…Cuña vaya culito tienes puta ¿Notas como entra y sale? Ella estaba extasiada de placer, ya que mientras se lo iba follando le iba acariciando el clítoris con una mano y azotándole las nalgas con la otra mientras me decía…Que bien me lo follas cabrón, venga correte que yo ya estoy a punto, venga dame, dame mas fuerte…me corro cuñao…me corro…Ella se corrió mientras le estaba dando por el culo y acariciando su clítoris….Yo no me quise correr dentro de su culo, tenia otra cosa preparada, queria correrme en su cara, tal y como le había comentado en los e-mails, y así se lo dije…Cuñaaaaa ahora te la voy a sacar y te vas a dar la vuelta por que me voy a correr en tu cara…así lo hicimos, se la saque del culo y ella se puso de rodillas con la boca abierta…Venga cuñao llename la cara con tu leche…esas palabras causaron un efecto inmediato…me corrí por toda su cara, la salpique en los ojos, en la frente, en la nariz, en sus labios…la leche le goteaba por la barbilla y caía en sus tetas, yo lo recogía todo con mis dedos y se los lleve a la boca, ella sin dudarlo los chupaba y se tragaba toda la leche que impregnaba mis dedos, fue increíble…Tengo que decir que me sorprendió mucho lo viciosa que llega a ser mi cuñada, no me lo esperaba y fue una grata sorpresa.

Pero todo no quedo ahí, el juego de los e-mails continuo y además chateabamos, en una ocasión mi cuñada me comento que le gustaría hacer un trio, es decir, tener dos pollas para ella solita, que era un sueño erótico que tenia desde hacia mucho tiempo, y que quería cumplir ese sueño…eso me excito muchisimo, por que me imaginaba follándome a mi cuñada con un colega y eso me ponía a mil.

Me puse manos a la obra y se lo comente a un colega mio, le dije que me había liado con una tía de la oficina, que habíamos follado varias veces (desde luego no le dije que se trataba de mi cuñada), que era muy viciosa y que ella me había propuesto hacer un trio, pero que no sabia quien podía ser el tercero, y que yo había pensado en él. Yo a mi colega lo conozco desde hace mucho tiempo, esta casado pero sabia que le iba la marcha, y también sabia que ya había engañado a su mujer en varias ocasiones, por lo que le propuse lo del trio, ni que decir tiene que acepto de inmediato, también le daba mucho morbo hacer un trio, así que quedamos un día en el apartamento.

Primero llagamos mi cuñada y yo al apartamento, luego subió él, hicimos las presentaciones de rigor y empezamos a hablar un poco para romper el hielo, nos hicimos subir una botella de cava, y empezamos a beber…mi cuñada estaba sentada junto a mi en una gran cama y mi colega se sentó en el sofá, al principio estábamos los tres un poco cortados, no sabíamos como empezar el juego, me di cuenta de que tenia que haber alguien que llevara la voz cantante, y decidí que ese iba a ser yo, por lo que empecé a tomar posiciones…

Empecé a besarla, y le fui desabrochando el vestido hasta dejar sus tetas al aire, sin sacarle el sujetador, mi colega se empezó a poner cachondo, se desabrocho los pantalones, se saco la polla y empezó a pajearse sin moverse del sofá mientras yo le estaba comiendo los pezones a mi cuñada, le dije que se desnudara y se quedara solo con el sujetador, el tanga y esas botas que me gustaban tanto, mientras se desnudaba nos miraba a los dos y note que ella ya se estaba empezando a poner muy cachonda…

Cuando termino le dije “Ahora ves y le comes la polla a mi colega mientras me desnudo yo” Ella sin decir palabra se acerco a mi colega, se puso de rodillas delante de él y empezó a mamarsela…joder como me puso aquella imagen…mi cuñada de rodillas dando cuenta de la polla de mi colega…yo termine de desnudarme y me acerque con la polla en la mano dura como el mármol para ver bien como se la chupaba…después de deleitarme viendo esa mamada pajeandome, me puse de rodillas detrás de mi cuñada y se la clave hasta el fondo en su coño que ya estaba muy mojado, y le dije a mi colega que se desnudara, mientras yo, no dejaba de darle embestidas a mi cuñada azotándole esas nalgas que se movían como un flan con cada azote que le daba…

Mi colega se quedo estirado en la cama cuando termino de desnudarse, con la polla en la mano, y viendo como me estaba follando a mi cuñada a cuatro patas, ella estaba ya muy salida y me dijo que tenia ganas de comernos la polla a los dos, entonces me estire junto a mi colega en la cama y ella se puso de rodillas entre los dos, cogió una polla con cada mano y dijo “¿a quien se la como primero?” Y yo le dije, “Empieza por él mientras a mi me haces una paja con la otra mano” Y así lo hizo, empezó a mamarsela a mi colega durante un rato y luego cambio de polla, no paraba a un lado y al otro, me dejo sorprendido la habilidad y destreza con la que se manejaba, parecía que lo había hecho toda la vida, joder eso me puso aun mas cachondo…

Al cavo de un rato, le dije a ella que se pusiera de rodillas delante de mi colega y que le empezara a comer la polla, se puso delante de él, tal y como se lo dije y empezó a mamarsela, mientras yo la miraba como chupaba y veía como su culo, tan apetitoso, estaba a mi disposición, cogí la vaselina y empecé a lubricarle el culo, primero le metí un dedo lleno de vaselina, luego dos, hasta que ya note que estaba lo suficientemente lubricado como para clavarle mi polla…mientras tanto ella seguía mamando de la polla de mi colega, joder como la mama mi cuñada…me puse de pie y se la empecé a meter en el culo, esta vez no me costo tanto, una vez le metí el capullo lo demás fue coser y cantar, poco a poco se la fui metiendo hasta dentro, al principio las embestidas eran comedidas pero a medida que notaba la facilidad con que la penetraba el ritmo aumento hasta que me volví loco y empecé a embestirla como un animal, ella se quejo un poco al principio pero luego me decía que no parara, ella seguía chupando de la polla de mi colega y con cada embestida mía se metía su polla hasta la garganta, así estuvimos un buen rato hasta que mi cuñada se levanto extasiada y dijo de golpe “quiero que me folléis los dos a la vez” Yo le comente, “de acuerdo, ¿quieres que te hagamos un sandwitch?” Y ella “Siiiiiiiii…quiero notar vuestras pollas dentro de mi coño y de mi culo a la vez” Yo le pregunte “¿quien quieres que se ponga debajo y quien quieres que se ponga detrás? Y ella “quiero que te pongas tu debajo y el detrás, tu ya me lo has follado, ahora quiero notar otra polla diferente en mi trasero”

Hicimos un alto en el camino antes del sandwitch, bebimos un poco de cava, nos fumamos un cigarrito y estuvimos hablando de sexo durante un rato, luego emprendimos la marcha…

Después del alto efectuado, la polla de mi colega y la mía no tenían la consistencia suficiente para empezar, así que le dije a mi cuñada “Vas a tener que hacer algo para ponerlas otra vez duras ¿no te parece?” Ella sin dudarlo un minuto se puso de rodillas en el suelo y dijo “esto lo arreglo yo enseguida, acercaros uno por cada lado, siempre he querido tener dos pollas dentro de mi boca”

Yo alucinaba con el desparpajo de mi cuñada…nos acercamos a ella y le pusimos las pollas a la altura de la boca, uno a cada lado y ella se aferro a nuestras pollas y empezó a chupar a un lado y a otro con una soltura que me dejo de piedra, en un momento dado tenia las dos pollas metidas en la boca, succionando, lamiendo, pajeandonos con desespero mientras jadeaba de placer…”ahaahah…siempre he querido hacer esto” decía….Así estuvo un rato hasta que la polla de mi colega y la mía adquirieron la dureza necesaria para hacerle ese sandwitch que tanto ansiaba ella…

Lo hicimos en el sofá, yo me senté primero, luego ella se puso encima mio de rodillas, cogió mi polla y se la metió en el coño, después de cabalgar un rato con mi polla clavada, ella se giro hacia mi colega y le dijo “ven, mi culo ya esta listo para follarlo” Eso me dejo perplejo, como dije antes iba a ser yo el que llevara la iniciativa, pero en realidad era ella quien llevaba la voz cantante y nos manejaba a su antojo, eso me puso todavía mas cachondo y me gustaba ver lo puta y zorra que llegaba a ser mi cuñada…Mi colega se acerco por detrás y la penetro sin problemas, su culo ya estaba lubricado y abierto desde que se lo folle yo hacia un rato, ella soltó un grito de placer al notar las dos pollas metidas y empezó a moverse como una autentica profesional del cine porno, yo que estaba delante de ella la veía jadear, veía como entornaba los ojos, abrir la boca, me daba su lengua para que la mordiera y empezó a decir “venga darme caña, follarme, venga cabrones…ahahahah…” Yo nunca había follado en trio, ni mucho menos haber hecho un sandwitch, pero la sensación de notar otra polla entrando y saliendo al otro lado del coño, el verla a ella moviéndose, el ver a mi colega detrás embistiendo y ver la cara de placer que ponía mi cuñada era algo indescriptible.

Ella no paraba de moverse arriba y abajo mientras yo la besaba, le pellizcaba y le mordía los pezones, en un momento dado, ella se acerco a mi oreja y me dijo “cuñao, ahora me gustaría tener otra polla en la boca” Joder, mi cuñada no tenia complejos ni tabúes de ningún tipo pensé…Mi colega empezó a embestir con mas fuerza y a jadear, lo que me hizo pensar que se iba a correr, ella también empezó a gritar de placer y a correrse (los orgasmos de mi cuñada son sonoros y largos), las embestidas de mi colega empezaron a disminuir, se había corrido dentro del culo de mi cuñada, yo, para mi deleite, seguía en plena forma, por lo que seguí bombeando hasta que mi cuñada se corrió del todo y dejo de moverse, pero yo seguía embistiendo y con cada embestida ella se retorcía de placer, mi colega saco la polla de su culo y se fue directo a la ducha, ella seguía sentada encima mio y note como la leche de mi colega me goteaba en las piernas…ella me dijo, con la respiración entrecortada “deja que tu colega se valla, y no te corras aún que tu y yo tenemos cosas que hacer todavía” Mi cuñada no dejaba de sorprenderme a cada momento, se acababa de correr y ya estaba maquinando algo para después…ni que decir tiene que yo estaba con la polla a punto de reventar, pero me pude aguantar, no se como, pero aguante…

Cuando mi colega salio de la ducha, nos metimos ella y yo y nos duchamos juntos, yo la lavaba a ella aplicándole el jabón en su coño, en su culo, por sus tetas y dándole con el agua de la ducha y ella me limpiaba a mi de la misma manera mientras me masturbaba, ese juego hizo que ella se pusiera cachonda otra vez…al salir de la ducha, mi colega ya estaba vestido y nos dijo que tenia que marchar, nos despedimos y nos quedamos solos…

Nos hicimos subir otra botella de cava, y estuvimos hablando sobre lo acontecido, bebiendo, fumando y metiéndonos mano encima de la cama, al cavo de un rato de estar practicando juegos eróticos, yo le dije “¿Me disculpas? tengo que ir al lavabo” Y ella me soltó “no vayas, esperate, tenemos que hablar de las cosas que tenemos que hacer todavía y es importante que no vayas al lavabo aún” Entonces yo le dije ¿Que mas cosas tenemos que hacer putita, que mas quieres? ya has cumplido tu sueño ¿no cuñadita?” Y ella me dice “En parte he cumplido mi sueño, de eso no cave duda, pero ahora quiero que me hagas una lluvia dorada…quiero que te mees encima mio, por todo mi cuerpo” Yo me quede helado, no sabia que decir, la verdad es que había visto en alguna película porno hacer la lluvia dorada, y reconozco que me excitaba verlo, pero nunca se me había pasado por la cabeza el podérselo hacer a una tía, y menos a mi cuñada…ni que decir tiene que eso me excito muchisimo, y la verdad, después de casi dos botellas de cava y de haber bebido agua, yo tenia unas ganas de mear irrefrenables, por lo que le dije “Joder cuña, me sorprendes gratamente a cada momento ¿y donde quieres hacerlo? piensa que me estoy meando desde hace rato y te puede caer el diluvio universal” Y ella me dijo “lo haremos en el yakuzzy, y no te preocupes por el diluvio, quiero que no te dejes ni una gota, quiero toda la meada encima mio…” Le dije “pues ya puedes ir pasando por que no aguanto mas”

Nos fuimos al yakuzzy, ella se sentó con las piernas bien abiertas, y yo me puse de pie justo delante de ella y me dijo “venga cuñao, rocíame toda, tirame tu meada por todo el cuerpo, en el coño, en las tetas…” Al principio me costo mear, la excitación que llevaba no dejaba que meara, pero al cavo de un rato empezó a salir…el caudal y la presión con que salia era considerable, le empecé a mear en el coño, ella se metía los dedos y no paraba de decir “ahahahah…cuñao que sensación notar tu meada en mi coño, que vicio, sigue no pares por favor….” Eso me excitaba aún mas, la meada se cortaba a ratos por la excitación, dirigí el chorro hacia sus tetas y ella se las cogía, se estrujaba los pezones, se masajeaba, ahhhhhhh…que sensación el ver el chorro de mi meada impactando en sus tetas, en su coño…cuando se cortaba la meada, le metía los dedos en el coño, le estrujaba las tetas, ella estaba extasiada de placer. No se como fue, pero en un momento la vi a ella con la boca abierta y metiéndose todo el chorro de la meada en la boca, no se lo tragaba por que lo escupía todo, pero eso me dejo petrificado y a la vez super excitado, de tal forma que la meada se me corto y la polla se me puso dura como el mármol, le dije “¿Que haces, te gusta que te mee en la boca puta?” Y ella “siiiii…por favor sigue meándome dentro de la boca, en mi lengua, me excita muchisimo…” La meada se había cortado por la excitación, pero ella se metió la polla en la boca y me la chupaba, se la saco y dijo “venga cabrón, meate mientras te la chupo” Joder con mi cuñada…le dije que parara, que sino no podía seguir meando, ella se la saco de la boca y se recosto de nuevo, abierta de piernas,metiéndose los dedos en el coño, mirándome y diciéndome que siguiera meandola…debía de mirar para otro lado para que se me pasara la excitación y así poder seguir meando…habia meado ya mucho, pero seguia teniendo muchas ganas de mear…el chorro volvio a aparecer y ella esta vez me asió la polla y se dirigió el chorro a la boca, y se fue acercando hasta meterse la polla dentro, yo seguía meando y a ella le salia la meada por la comisura de los labios…joder que imagen…se la saco de la boca y esta vez se dirigió el chorro hacia sus tetas, hacia su coño, hacia su cara….joder que meada, se lo tiro todo ella solita, hasta la ultima gota, cuando ya vio que no había mas, me dijo “bien cuñao, la próxima vez quiero que te mees dentro de mi coño, mientras me follas” le dije “Cuña, tengo la polla a punto de reventar y necesito correrme” y ella “¿como quieres correrte?” le dije “tal y como estas”

Me cogió la polla y empezó a mamarmela mientras me masturbaba, yo no hacia nada, tan solo la miraba como me la chupaba, y ella no dejaba de mirarme con la polla en la boca, hasta que le dije “cuña, me corro…” Entonces ella se saco la polla de la boca y siguió masturbandome diciéndome “venga cuñao, saca toda la leche que tienes…” el primer chorro de leche fue a parar a su frente, ella seguía, y seguía…mi polla no paraba de escupir leche, en sus ojos, en las mejillas, en la nariz, en sus labios…hasta que salio la ultima gota…que imagen, la cara de mi cuñada llena de leche, ella se metió la polla otra vez en la boca para sacar todo lo que quedaba (que no era mucho), y cuando se la saco se relamía y se pasaba los dedos por la cara para recoger todo el semen con los dedos y llevárselos a la boca…mi cuñada no dejaba de sorprenderme y me sigue soprendiendo.

Después de esto, seguimos con los juegos de internet y quedamos de vez en cuando para dar rienda suelta a nuestros instintos mas viciosos…

Publicado en: Relatoseroticos

el sexo la mucama y mi hermana

Pues como comienso esto, de verdad hace ya tiempo de que mi vida sexual cambio, te dire que hoy en dia tengo ya 36 pero todo comenso teniendo apenas 10 años, si dije 10 años. Y quien fue mi primera mujer , pues la mujer que trabajaba en mi casa cumpliendo servicios domesticos.

Pero sonara raro pero en realidad lo que sucedio es que ella trabajo en mi casa desde que yo era un bebe, de verdad no estoy seguro, pero ese no es el asunto, la situacion surje sin yo tener idea de lo que me sucedia, una tarde despues de un partido de futbol con mis amigos, donde recibi un golpe que me dejo por varios dias en total quietud.

Quien se tubo que hacer cargo de mi mientras tanto fue mi querida Roxana o sea la empleada domestica, quien en ese entonces tendria unos 25 años, ella me preparaba la comida me arregalba la cama y desde ese dia me tubo que ayudar a duchar.

Bueno fue pues aqui donde comenzo todo, ese dia yo sin saberlo descubri que dios me habia dado un regalo un gran regalo que para mi solo colgaba entre mis piernas para orinar y nada mas, pero en el momento que entre a la ducha Roxana me hizo saber que tan importante era su tamaño…. ” dime Fernando como fue que se te crecio tanto tu pene de chico siempre lo vi grande pero ahora ya es otra cosa “, podran imaginar que me puse de todos colores a lo cual ella se rio y ahi quedo todo por el momento.

Al dia siguiente cuando fui a la ducha me sente en la silla que tenia porque no podia estar parado me quito la ropa y comenso su cortejo con mi pene, “a ver nando como esta hoy mi gran a migo hoy tenemos que dejarlo vien limpio, tengo que cuidarlo para cuando tengas edad” y tras eso se rio y si, me dio una buena limpiesa y secado a mi pene, ella siempre decia que no comentara esas cosas con mi madre ni mi hermana ya que era en tono de broma.

Pues despues mejore el tiempo paso pero si bien ella no me tubo que duchar mas siempre cada tanto hacia comentarios y si no pasaba cerca mio y me tocaba el pene. Un dia cuando cumplo los 13 años mi madre organizo una fiesta en mi casa que termino muy tarde, todos se fueron y quedamos en el patio de mi casa mi bella hermana que en ese entonces tenia 17 años y Roxana, ellas se habian divertido de lo lindo en mi fiesta y ademas bebieron algo de alcohol y estaban muy alegres.

Entonces Roxana comenso a hacer bromas sobre mi pene frente a mi hermana lo cual me avergonso bastante, pero me quede en medio de esa juerga, en un momento mi hernan le pregunta a Roxana como es que ella sabia tanto de mi intimidad a lo cual respondio que me habia visto en aquella ocacion, mi hermana siguiendo el juego pidio que lo mostrara para ver que tan grande era y en ese momento sali corriendo para mi cuarto.

Algo que no comente era que Roxana venia de una famili del campo y que ella se quedaba de lunes a viernes en mi casa, bueno cuando ella se fue a dormir su cuarto estaba pegado al mi entonces me golpeo la puerta pidiendome entrar, yo accedi a que pasara, ella entro y comenso pidiendome disculpa por lo que habia generado con mi hermana, yo le dije que estaba bien y ella se sento en la cama a charlar yo a esa edad ya sentia cosas en mi cuerpo que no eran las mismas de cuando tenia 10, en un momento de la charla ella se arrodilla junto a la cama y sin saber como empeso todo, charlando de una cosa y otra y con todo mis nervios ella puso su mano sobre mi pene pero por sobre la colcha.

Te dire que fue como una explocion mi pene comenso a ponerse duro cada ves mas duro, entonces ella lo sintio y me dijo “me dejas ver como esta mi amigo de grande”, yo no hablaba pero como dicen el que caya otorga y ella suavemente metio sus manos debajo de las sabanas y lo tomo suavemente, ariciandolo, yo no entendia mucho aun pero dire que la cara de esa mujer que les dire ahora era bastate atractiva si bien un poquito rellenita pero miren que esataba firme y muy parejita en sus curvas cambio por completo y se sonrojo, pidiendo en ese momento que solo cerrara mis ojos y que la dejara actuar a ella.

Dire que fue algo delicioso senti su lengua en mis bolas, por todo mi pene, senti como se quedaba sin aire llenandose la boca y por primera ves en mi vida vi ese pene bello que dios medio lo vi en todo su esplendor tan grande parecia cuando se lo ponia en su cara para pasarle la lengua por todo su largo y tan grande era su boca cuando se lo tragaba que desde ese dia el seria mi mejor amigo.

Cuando menos lo pense y si bien para mi fue una eternidad ese momento era tan grande la carga de semen que tenia dentro de mi que esplote al poco rato de comensar pero ella siguio y siguio por momentos me molestaba su lengua porque una ves que termine lo senti mas sencible pero ella siguia se tomo todao mi leche toda mi pene quedo como si nunca hubiera salido todo eso, ella se quedo mucho tiempo conmigo pero solo fue sexo oral.

Antes de irse me dijo “Fernando este momento lo pienso desde que tenias 10 años y lo disfrute tanto, solo recuerda para los ojos de tu familia esto es malo que sea nuestro secreto, te lo pido”, y asi fue ni loco abriria la boca sobre ese tema pero les dire que mi vida sexual cambio desde ese dia y mucho.

Al dia siguiente la risa en su cara me decia todo ese momento se repetiria lo tenia seguro lo que en es momento los roles cambiaron el desesperado era yo, solo buscaba el momento para pasar cerca de ella para ver si ella me hacia o decia algo, entonces al dia siguiente en la hora que yo llejaba de estudiar le pedi que me ayudar con una tarea, fuimos al cuarto y en el momento que entramos ella comeso a hacerme cosquillas y a jugar a esa hora y por mas o menos dos horas estabamos solos.

Y ese dia por primera ves pude ver, tocar y besar los pechos de una mujer eran firmes no muy grandes peros muy deliciosos pude sentir mi pene entre ellos ya que me sento en en una silla y me comenso a besar y a rosar sus pechos por mi pene, yo comense a tocarle entre sus piernas y ella sonrrio, y me dijo que si queria saber que tenia ahi, yo muy nervioso le dije que si y ella se levanto y se bajo su jean llevandome la mano tomandome un dedo lo introdujo en su vajina y fue ahia donde comense a sentir ese calor que momentos despues recorreria mi pene, ella me dijo algo asi “quiero que sientas ese calor aca” mientras me tocaba el pene y ademas me dijo” solo te pido te quedes sentado y dejes que yo me encarge de todo tu pene es muy grande y tengo que hacerlo muy lento al principio ya aprenderas”.

Y asi fue mi primera esperiencia desde ese dia el sexo era mi merienda llegaba de estudiar en la tarde y mi dulce Roxana siempre estaba lista y ansiosa si suena loco pero ella con 28 y yo con 13 la pasamos bomba gracias a mi mejor amigo o sea mi pene.

Una noche tarde ya, entra a mi cuarto Roxana me asombro porque estando mis padres me parecia raro ya que nuestra hora era la tarde, pero ella entro a mi cuarto y me dijo “estaba pensando en vos y me dieron ganas de eseñarte otra cosa, tocame a ver si te gusta” y puso mi mano en su cola que ya la habia tocado pero en ese momento la intencion era otra “quiero que te mojes el dedo en tu boca y comienses a meterme el dedo el el culo” y asi fue primero uno luego dos , mientras ella me chupaba el pene, luego se dio vuelta se agacho y dijo “suavemente metemela en el culo pero suave deja que yo me muevo” y asi fue que sabroso por dios sentir mi pene tan ajustado en ese culo caliente mientras ella se metia los dedos en su concha fue delicioso , hasta que acabe dentro de ella al sacarla veia como su culo le quedaba avierto y enorme choreando leche.

Esa noche fue maravillosa y de ahi todos los dias lo fueron esa mujer me dejo marcado para toda mi vida.

Pero esta historia tiene otra invtada que les dire nunca se me ocurrio en ese momento que ocurriria, pues esa persona es mi dulce hermana, que les dire mis padres luchaban con ella por sus novios y sus andansas que eran bastante calientes ya que la dulce era lo que aca se dice FATAL.

Una tarde Roxana me paso a buscar despues de estudiar ya que estaba haciendo unas compras, como siempre al llegar a casa comensabamos nuestros juegos, pero ese dia nos srprendio mi hermana que habia llegado antes de sus actividades y ella muy inteligente en ves de interumpir mis juegos espero el momento exacto para entrar al cuarto, justo cuando yo estaba cojiendo a nuestar empleada, y les dire que mi pane por mas grnde que era en ese momento cuando entro mi hermana quedo del tamaño de un mani o asi lo senti yo por lo menos.

En un principio mi hermana se puso como loca dijo mil cosas y amenazo con decirles a mis padres, podran imaginar como estabamos nosotros no habia santo que nos faltara rogandole que no lo hiciera, en ese momento se fue del cuarto y llegaron mis padres y la noche y nadie comento nada, pero esa misma noche tarde mi hermana va a mi cuarto diciendome que hablo con Roxana y estaba todo bien que me quedara tranquilo.

Pero no quedo ahi mi dulce hermana comenso a estorcionarme pidiendole que le mostrara mi pene o les diria a mis padres la verdad no me importaba que mis padres se enteraran el tema era Roxana y las consecuencias que ella tendria, asi que se lo mostre, y ella comento, “te dire hermano que dios si se acordo de ti cuando hizo el reparto jajaj” esa risa me hizo pensar que todo terminaria ahi pero no fue asi, mi dulce hermana se me acerco me sento en la cama y dijo, “dejame ver como se pone cuando se para” y comenso a tocarme, en ese momento mis ojos se nublaron y ovide que era mi hermana pues les dire que ella es una mujer que hoy en dia con sus 40 años es guapisima, en ese momento tambien lo era y mucho.

Entoces mi pene se puso duro como ella queria diciendo “cuando me tocara uno de estos a mi” y me masajeaba de arriba a abajo mi pene, “dejame masturbarte” me dijo y asi fue me recoste en la cama y eso fue lo que sucedio hasta el final y con mi hermana roja de calentura la llene de leche.

Y asi siguio todo, paso el tiempo segimos jugando con mi hermana, la masturbacion en un par de veces se transformo en sexo oral pero nunca hubo penetracion vaginal, mi amiga Roxana me esseño los dulces secretos del sexo oral en las mujeres saborie la vajina de ella y si mi hermana tambien tubo su regalito con mi lengua, luego mi hermana tubo un novio por suerte toda esa locura de adolescentes paso, yo fui conociendo chicas disfrute del regalo que dios me dio todo lo mas que pude hasta el dia de hoy.

Quieren saber algo, cuando yo tenia 18 años Roxana dejo de tarabajar en mi casa. Ella se fue por un tiempo a trabajar a otra ciudad, cuando yo tenia mas o menos 25 y ella unos 40 mas o menos la encontre y saben, pasamos un fin de semana cojiendo a lo loco en un hotel.

Pero no termina ahi a los 30 me case y despues de casdo nos vimos un par de veces, hoy el sexo para mi es algo enfermiso y por ese tema y por mi locos deseos de tener sexo engañe muchas veces a mi esposa y por eso a los 36 estoy divorciado

Y porque se me ocurrio contar esto ahora?, hace un mes me presentaron a la hija de mi dulce Roxana tranquilos no es hija mia se caso cuando yo tenia 21 si cuando estubo conmigo todas las veces despues que se fue de casa ya estaba casada, solo que esa chica me trajo recuerdos solo por eso escribi esto.

Pues si todo comenso cuando yo teni 10 años.

Publicado en: Relatos porno

MI NOVIA ME DOMINA

Somos una pareja joven, bastante liberales y nos encanta el sexo y dar rienda suelta a nuestras fantasías. Nuestra enorme calentura nos ha traído hasta aquí,a contaros esta experiencia,totalmente real y espero que suficiente cachonda para vuestro gusto.

Empezaré diciendo que habíamos planteado alguna vez,el típico juego en el que uno manda y el otro obedece.Al principio era un poco pueril, descubriendo cada uno las cosas que nos gustaban y las que no,cumpliendo fantasías y ampliando nuestra sexualidad y nuestra ganas de ampliar nuestra sexualidad. Cada vez los juegos se fueron haciendo mas fuertes y mas viciosos y ella empezó a tener dudas si podría afectar a nuestra relación con lo que apenas si tenía ganas de seguir con los juegos que le proponía. Ante esta situación le pedí una ultima sesión.

Si no disfrutábamos,dejaríamos de hacerlo pero debió prometerme que en aquella ultima sesión se centraría en el juego,se relajaría y disfrutaría de todo lo que ocurriera.

Habíamos decidido hacerlo un fin de semana. Ella sería mi AMA y yo el sumiso que obedecería todo cuanto ella propusiera.

Durante la semana anterior le envié un relato cada tarde sobre dominación femenina, mas suaves al principio y mucho mas fuertes al final de la semana. Puse escusas toda la semana para no follar,con la intención de que estuviera lo mas cachonda posible y le dejé un par de películas muy guarras para que entre los relatos y los vídeos se fuera inspirando y se le ocurrieran situaciones morbosas que poder realizar durante la sesión.

Al principio de semana me pareció que no tenía muchas ganas de hacerlo pero ya el jueves empezó a responderme de manera dominante,insultándome y prohibiéndome masturbarme,cosa que había hecho varias veces al día durante toda la semana, para calmar el vicio que invadía todos mis pensamientos.

Llegado el sábado, le pregunté si quería seguir para asegurarme que estaba dispuesta y me contestó que estaba muy caliente y tenía muchas ganas de hacerlo y de que le obedeciera en todo lo que tenía pensado.

Empezaríamos cuando acabara yo de trabajar el sábado por la mañana. A partir de ese momento sería totalmente suyo. Me pase la mañana trabajando e intentando adivinar que cosas se le habrían ocurrido,cuando faltando media hora para salir recibí un SMS en el móvil:

-Zorra,entra en water y metete un dedo en culo hasta el fondo.

Nunca había sido tan directa ni había utilizado ese lenguaje conmigo. Yo pensaba que aquella sesión sería tan light como las otras que había montado y de repente ese mensaje me perturbaba, me puso un poco nervioso la situación y me ilusioné pensando que sería diferente y saciaría todo el vicio que me consumía desde hace una semana. Le dije al jefe que me ausentaba para ir al baño e hice lo que me dijo,notando que ya tenía el culo bien abierto y que me encontraba bastante cachondo y sumiso. Le contesté que ya lo había hecho y si deseaba que hiciera algo mas a lo que dijo que ya estaba en camino y que la esperara en una esquina cerca de mi trabajo.

Cuando salí de trabajar fui a la esquina indicada y allí le esperé.

Cuando apareció con el coche estaba sonriente. Ella es morena,muy guapa aunque algo vergonzosa,con mucho pecho y unas bonitas piernas. Venía con una falda muy corta,medias de rejilla, unas botas negras de tacón alto y una blusa escotada que insinuaba sus grandes pechos. Enseguida me di cuenta que no llevaba sujetador cosa que en otras ocasiones le había escandalizado cuando se lo había pedido,señal inequívoca de que estaba tan caliente y salida como yo deseaba.

-¿Como estás putita?.Me dijo.

-Como puedes ver no llevo ropa interior,pero no te hagas ilusiones,no puedes tocarme si yo no te lo ordeno. Me obedecerás en lo que te diga,y me pedirás permiso para todo. De momento vamos a comer algo.

Durante el camino hizo que la masturbara y le acariciara los pechos mientras conducía,perdiendo todo el pudor y la vergüenza a que alguien la viera. Estaba desconocida y eso me ponía mas caliente todavía. Al llegar hizo que nos sentáramos en una mesa en medio del restaurante,en la zona donde nos serviría un camarero y rodeados de gente. Pidió una botella de cava que el camarero sirvió,mientras desde atrás se fijaba en todo el escote de mi AMA, disfrutando de la hermosa vista. Brindamos por nosotros y me entregó un bolsito pequeño indicándome que entrara en los baños de mujeres y me pusiera lo que había en el.

-Puesto que eres una puta viciosa te he traído una cosa que te gustará. Me dijo lanzándome un beso.

Avergonzado, esperé unos segundos y entré en los baños de señoras,asegurándome que estaba solo. Me había preparado un tanga y una bolitas anales que me entraron enseguida para mi sorpresa. Salí de allí con la cabeza baja y asimilando mi sumisión me encaminé hacía la mesa donde ya teníamos la comida.Tras los cafés mi AMA pagó y nos dirigimos hacia el coche.

-Volvemos a casa perrita. Tengo una sorpresa para ti.

En el trayecto volvió a ordenarme que la masturbara. A punto de llegar a casa estaba al borde del orgasmo por lo que siguió conduciendo diciéndome que acelerara mis caricias hasta que se dejo llevar en un orgasmo corto pero intenso. Se mantuvo en silencio unos minutos hasta que se recuperó de su pequeña explosión,todo sin dejar de conducir y se dirigió esta vez si ya hasta casa.

-Ahora te metes en el baño,te quitas las bolitas, y quedas solo con el tanga perrita. Cuando hayas acabado te sacas dos copas y una botella de cava. Yo te estaré esperando en el salón.

Cuando le serví la bebida rebuscó en una bolsa de la que sacó un collar de perro y me lo puso. Me paseo por todo el salón a cuatro patas dándome palmadas en las nalgas,sin dejar de insultarme y humillarme.Ordenó que le lamiera su coño un rato hasta que me hizo tumbarme sobre la cama. Me inmovilizó con unas esposas las manos y con una cuerda las piernas.Sacó una cámara para recordar el momento y la dejó grabando mientras cogió mi correa y empezó a azotarme sin descanso.Despacio primero calibrando su fuerza pero no tardó en ser mas dura,con lo que empecé a quejarme, a lo cual respondió dándome mas fuerte,poniéndome el tanga en la boca para que no me quejara y dejándome el culo dolorido y enrojecido.

-¿No es esto lo que te gusta puta?¿No querías sentirte humillado y entregado a mi? Me he puesto muy cachonda y ahora quiero que me hagas correr con tu lengua pedazo de zorra. Pero antes vas a dejarme el culito bien limpio que se que te encanta.

Me dio la vuelta atado como estaba, se sentó encima de mi, poniendo su culo en mi boca,soltando pequeños gemidos y disfrutando de todo aquello. Cuando se cansó se dio la vuelta y puso su coño en mi boca,frotándolo contra mi boca,apretando mi cara hacia ella, en movimientos cada vez mas rápidos,gimiendo como una perra en celo, hasta que me inundó con sus deliciosos jugos,gritando lo bueno que había sido su orgasmo.

Cuando se recuperó puso mi culo en pompa y saco un consolador de buen grosor anunciándome que había llegado mi momento. Me puso un poco de crema en el agujero y empezó jugando con un dedo,luego dos y cuando lo notó ya abierto se atrevió a meter un tercero.

-Como te gusta que te abran el culo putita. Ahora te vas a enterar de lo que es tener una buena polla en tu culo.

Sin avisar,atado como estaba,metió el consolador dentro de mi de un solo golpe a lo que yo respondí con un chillido desgarrador. Me estaba partiendo por la mitad y mi AMA no paraba de meterlo y sacarlo, disfrutando con mis gemidos de dolor.

-Como veo que te gusta perra voy a comprarme un arnés para abrirte bien ese culo.

A cada embestida lo introducía con mas fuerza y mientras yo gimoteaba que lo hiciera mas despacio me dijo:

-Ahora entenderás cabrón que en ocasiones hay que ir con mas cuidado.

Han pasado tres días y todavía el dolor me recuerda la sesión con mi AMA.

Tras esto,me ordenó que me vistiera y nos fuimos a dar un paseo y a tomar unas cervezas. Esta vez fui yo quien me llevé el bolsito con las bolitas y el tanga para ponérmelo y complacer así a mi AMA para que viera que me portaría bien. Intentaba taparme el collar con la camiseta si bien el placer de complacer a mi AMA hizo que al rato ya no me acordara ni de que llevaba el tanga,ni las bolitas y ni el collar.

Hablamos de todo un poco y sobre todo de lo que ella estaba disfrutando dominándome hasta que se hizo tarde y volvimos a casa para cenar.

Mientras ella se puso una película de dominación bastante guarra,hizo que preparara la cena solo para ella,vestido yo con el tanga y el collar puesto. Le serví una cena ligera y no paré de llenarle la copa de cava atento a cualquier cosa que pudiera necesitar. Cuando estaba servida ordenó que me masturbara para ella mientras acaba de cenar. Cuando me vio a punto,me hizo parar,y me dijo:

-Recoge todo esto y llevatelo a la cocina. Quiero que te comas mis sobras pero lo harás en el suelo. Y grabate que quiero ver luego la gran perra que estás hecha.

Así lo hice. Estaba tan hambriento comiendo que no me di cuenta como se había acercado a la cocina y estaba allí silenciosa,preciosa,poderosa,dominante, disfrutando al ver como su perro le obedecía sin rechistar.

-Te espero en la cama perrita. No tardes que quiero darte tu premio por lo bien que te has portado durante todo el día.

Me limpié un poco y acudí a la cama pensando que por fin iba a poder correrme y aliviar aquel estado de entrega y vicio que aumentaba mi necesidad de tener un orgasmo brutal pero de nuevo volvía a equivocarme.

Puso un consolador de esos que se mantienen erguidos en cualquier superficie pegado en el armario, a la altura de mi culo y me obligó a que me lo metiera hasta el fondo para situarse ella delante de mi de espaldas y poder meterse mi polla, follándome ella a mi y disfrutando que con cada embestida, mas dentro se metía el consolador en mi maltrecho culo. Así estuvimos un rato hasta que me tumbó en la cama,me introdujo dos bolas chinas que ya no noté y se puso encima mio metiéndose mi polla hasta el fondo. Empezó a moverse mientras me abofeteaba,me escupía y me repetía lo cabrón y lo puta que estaba hecho,diciéndome que ni se me ocurriera correrme o me azotaría de nuevo sin compasión y así se corrió en un nuevo orgasmo que la dejó totalmente relajada y desfallecida. Cuando se recuperó me dijo que me fuera al baño y la esperara allí.

Cuando llegó me tumbó boca arriba,me puso las esposas para que no me moviera y empezó a orinarse encima de mi. Primero en el cuerpo para seguir en mi cara y al final apuntando directamente a mi boca como culminación a la gran humillación que había vivido durante todo el día. Cuando acabó me dijo que me diera una ducha y que me lavara bien pues ahora si que me permitiría follarla y por fin correrme.

Pegamos el polvo mas salvaje que recuerdo y nos corrimos juntos en un orgasmo que me pareció el mejor que he tenido nunca. Nos quedamos abrazados y así despertamos el día siguiente,cansados,yo dolorido,pero saciados por un tiempo que espero no sea muy largo.

Como mi AMA me ordenó,con el deseo de que vuelva a tener ganas de dominar a su puta sumisa, escribo este relato que le recordará mi adoración hacia ella.

Publicado en: Relatos porno

MI MUJER FOLLADA POR SUS ALUMNOS

Mi mujer es profesora de instituto y os voy a contar lo que sucedió en uno de sus viajes con un grupo de sus alumnos.

El viaje lo realizó con una compañera y los muchachos tenían edades comprendidas entre 19 y 18 años. Yo me enteré de lo que allí sucedió por que días después de haber finalizado ese viaje llegó hasta mis manos una carta escrita por los protagonistas y en la que se me daba todo tipo de detalles de lo allí sucedido y acompañando esa carta recibí un video donde se veía todo lo acontecido.

Voy a escribir la carta de forma literal, tal como a mi me llegó:

“Somos tres amigos de 19 y 18 años llamados Matías, Sergio y Jaime y somos alumnos de tu mujer. Tu mujer no es que se pueda considerar un bollazo o un bombón pero si que tiene un morbo increíble. Es guapa, pequeña, bien proporcionada, tiene un culito respingón y tremendamente apetecible.

Hay días que viene a clase con vaqueros ajustados y esos días nosotros desde nuestros asientos no le quitamos los ojos de encima al tiempo que nos imaginamos todo lo que hariamos con ese delicioso cuerpo, con ese delicioso culo, todas las guarradas imaginables que cada día que pasa más y más nos apetece llevarlas a cabo.

Nos excitamos, nos tocamos y tenemos que confesar que a veces al acabar la clase nos vamos a los servicios, cerramos los ojos y empezamos a masturbarnos imaginando aventuras sexuales, aventuras en las que tu mujer es siempre la gran protagonista.

Un día nos llegó con la buena nueva de que íbamos ir de viaje, un viaje que duraría dos días y una noche. Esos viajes siempre nos ponen contentos pues durante unos días cambiamos el ritmo de clase y de trabajo.

Al acabar la clase estabamos los tres juntos y fue entonces cuando dijo Matías:

– Esta es nuestra ocasión – Jaime respondió:

– ¿Ocasión para qué?

– Para que va a ser, para por fin tomar, poseer a la profesora – respondió Matías.

Tanto Jaime como yo no dabamos crédito a lo que escuchábamos pero Matías siguió insistiendo:

– Si es nuestra oportunidad y no la podemos desaprovechar, tenemos que atacarla

A partir de ese momento y debido a la persistencia de Matías fuimos elaborando un plan para llevar a cabo esa obsesión que cada día iba creciendo en nuestras cabezas.

Por fin llegó el día. Cuando llegamos los tres al bus estaba ya casi todo listo para iniciar el viaje, tu mujer vestía una sudadera azul y unas mallas extremamente ajustadas de color gris. ¡¡ DIOS como le quedaban esas mallas, como le marcaban la rajita, el culo estaba tremenda¡¡¡.

El viaje duró unas dos horas y por fin llegamos al lugar de destino. Dejamos las maletas en una especie de bungalows, en cada uno de los cuales dormíamos cinco compañeros excepto en el de tu mujer que dormía ella y su compañera. Iniciamos la excursión y la verdad ninguno de los tres le quitamos ojo a tu mujer mientras duró la misma. Cada vez que se agachaba, cada vez que se sentaba alli estaban nuestros seis ojos esperando ver algo más. Una vez de vuelta de la excursión nos fuimos a duchar y a cambiar para luego cenar todos juntos en un restaurante que estaría distanciado de los bungalows uno 30 metros.

Estaba llegando nuestra ocasión, ahora o nunca. Cuando llegamos al restaurante solo faltaban tu mujer y su compañera por llegar, y a los pocos minutos llegaron. ¡Joder como vino la muy zorra! Llevaba unas sandalias planas y un vestido de tirantes de un material parecido al esparto que no le bajaba más allá de la rodilla. Estaba buenisima.

Para que nuestro plan saliese bien dos de nosotros teníamos que sentarnos a ambos lado de ella, así que Matías y yo hicimos lo posible para conseguirlo y, lo conseguimos. Durante la cena tanto Matías como yo no dejamos de lanzarle piropos como ¡ Qué guapa estás hoy! ¡ Que bien te queda el vestido!.

A medida que avanzaba la cena Matías y yo intentábamos intimar más con tú mujer hasta que una vez le solté

– Sabes, estás muy buena – al tiempo que mi mano derecha se posaba en su muslo izquierdo y empezaba a acariciarlo. Ella al instante me dijo:

– Sergio no sé que intentas hacer pero quita la mano de ahí.

A continuación fue Matías quien lo intentó repitiendo la misma acción que yo y recibiendo la misma contestación. No nos dimos por vencidos y gracias a nuestra persistencia conseguimos lo que buscabamos

– Al tiempo comencé nuevamente a acariciar su muslo y al tiempo comprobé que ya estaba casi apunto, pues timidamente me dijo:

– Estate quieto con la mano – y digo timidamente por que basto que yo le dijese – Tranquila no pasa nada, ya verás como te va a gustar.

– Para que ya me dejase hacer.

Le hice una señal a Matías para que mirase debajo de la mesa y comprobase como mi mano ya jugueteaba por su muslo. Fui lentamente ascendiendo hasta llegar a sus partes más intimas,¡Dios estaba excitadisimo! Ya mismo me gustaría follarmela brutalmente, pero teníamos que ir despacio.

Le empecé a acariciar su chochito aunque no accedía a su parte más jugosa pues tenía las piernas fuertemente cerradas. Le dije:

– Venga zorrita separa las piernas.

A lo que ella negó con la cabeza en un primer momento por que en cuanto entró en acción Matías ya se dejó. Matías agarro su pierna izquierda y la separó de la derecha, dejándome total libertad de movimiento. Lentamente fui acercando mi mano hasta su cueva y al fin entró en contacto con ella. Uhmm tu mujer se tuvo que tragar un gemido para no ser descubierta al tiempo que se mordía los labios fuertemente. Estaba empapada y la estuve sobando un buen rato hasta que decidí ir un poco más allá, poco a poco conseguí apartale las braguitas entrando así en contacto directo mis dedos con su coño. Uhhmm que empapada estaba la zorra, que excitado estaba yo y creo que ella:

– Para, no sigas – dijo muy suavemente, a lo que por supuesto no hice ni caso, más bien al contrario intensifiqué mi magreo genital.

Le tocaba los labios, el clítoris y estaba a punto de penetrarla, cuando se levantó y le dijo a su compañera que se iba a la cama por que se encontraba mareada. La compañera se ofreció a acompañarla pero nosotros le dijimos que acabase la cena que nosotros la acompañabamos.

Al salir del restaurante Matías y yo le cruzamos nuestros brazos a la altura de la cintura y Matías llevó su mano directamente a su culo.

– Ojalá no me arrepienta de lo que voy hacer hoy- dijo ella a lo que Matías respondió:

– Te vas arrepentir de no haberlo echo antes ya verás que buena follada te damos -.

Llegamos a su bungalow abrió la puerta y entró primero ella y luego nosotros, Nada más cerrar la puerta Matías no aguantó más, le puso sus manos en el culo la apretó contra él y empezó a morrearla de manera bestial. Yo mientras me puse detrás de ella de rodillas, metí mis manos por debajo de su vestido hasta llegar a sus bragas y comencé a quitarselas.

Entonces entró Jaime el cual a ver toda esa escena dijo:

– Veo que no perdeis el tiempo, esperad que voy por la cámara –

Matías separó su boca de la de ella, agarró su mano y la posó en su polla al tiempo que le decía:

– Venga a ver como me la tocas – entonces tu mujer comenzó su tarea de masturbación, sobando la polla y los huevos de Matias

– Uhmmmmm qué rico, que gusto, sigue, sigue no pares – decía Matías.

Mientras Jaime ya estaba grabando todo lo que alli estaba a suceder y yo le estaba besando ese maravilloso culo que ella tiene. Matías más excitado si cabe se desnudó por completo al tiempo que puso a tu mujer de rodillas y le dijo:

– Ahora comemela, toda, toda – tu mujer agarró su enorme polla con las dos manos y comenzó a comersela.

Jaime y yo nos denudamos y mientras tu mujer se comía la polla de nuestro amigo, nosotros empezamos a tocarla. Los pechos, el coño, el culo todo era recorrido por nuestras manos.

Matías obligó a la zorra a levantarse, la desnudo y la tiró encima de la cama boca arriba:

– Abre las piernas – le dijó, obedeciendo ella al instante, entoces el se tumbó encima de ella y la empezo a comer, la boca, los pechos, el vientre hasta llegar al coño ahí se paró e inició una comida bestial.

– Aiiiiii, ahhhhhhhhhh, másssssss – decía ella.

Mientras Jaime y yo nos colocamos cada uno a un lado de ella le agarramos sus manos e hicimos que nos empezase a masturbar. ¡Diosss,joderrr que gustazo, coma la menea la muy puta!

Al fin lo conseguimos allí estabamos los tres disfrutando a tope sexualmente con tu mujer. Matías se incorporó lo suficiente para que la cabeza de su polla rozase la entrada vaginal de tu mujer, estaba a punto de penetrarla y de un violento golpe le metió la polla hasta los huevos.

– Ahh, – gritó la perra, cuando sintió entrar todo ese trozo de carne por su chocho,

– Ahhhhhhhhh siiiiiiiii másssss, repetía.

Matías poco a poco fue intensificando su velocidad de penetración,

– Toma zorra, esto si que es una buena polla y un buen polvo – le decía,

mientras nosotros asaltabamos su boca, sus pechos, todo su cuerpo. Los jadeos y gemidos de tu mujer iban intensificando su velocidad y su intensidad, hasta que por fin rodeo el cuerpo de Matías con sus brazo y sus piernas fuertemente y empezó a correrse de manera celestial

– Ahhhh, ahh, dioss, me corroooo – no paraba de gritar mientras nosotros no dejabamos de animar a Matías.

– Venga follatela, así que se corre la muy puta, ya verás cuando contemos en el instituto que la profesora se corrió con tu polla dentro – Matías a penas podía hablar

– Joder yo también me corro pero me aprieta tanto que no me deja moverme – por fin consiguió pegar una penetrada profunda con la que consiguió que los dos tuviesen un orgasmo animal.

Se mantuvieron unidos varios minutos, cuando Matías se levantó de encima de tu mujer ocupó su lugar Jaime pero con una postura distinta. Ordenó a tu mujer que se colocase boca abajo, al tiempo que debajo de su vientre colocaba una almohada consiguiendo de esta manera que su coño quedase a una altura perfecta para ser embestido, se colocó entre sus piernas acercó su polla y se la metió hasta los huevos.

– Dios al fin me la estoy follandooooo, que gustoooooo – gritaba Jaime al tiempo que tu mujer comenzaba nuevamente a jadear.

La puso a cuatro patas y la empezó a penetrar de forma brutal

– Siiii, siiiiii, siiiiiiii, que gustazo – chillaba Jaime al tiempo que le apretaba con fuerza sus pechos.

Me preguntaba si tu mujer volvería a correrse. De repente tu mujer intentó cerrar las piernas lo que no le permitió Jaime:

– Estate quieta puta – le dijó, momentos después volvió a intentar cerrar las piernas ante lo que Jaime le dijo

– Quieres cerrarlas? Pues bien cierra a ver que haces – y que hizó? Seguro que tu ya lo sabes comenzó a mover su culo, sus caderas, su pelvis de una forma que provoca unos gritos de placer a Jaime y a ella impresionantes.

– Siiiii, putaaaaaaaa, muevete asiiiiiiii- decia Jaime al tiempo que tu mujer empezaba nuevamente a correrse, dios dos corridas en apenas quince minutos. Después de varias embestidas de Jaime los dos se corrieron mutuamente durante unos intensos minutos.

Ahora tocaba mi turno. Yo me tumbe en la cama boca arriba y ordene a tu mujer que me cabalgase. Ella se puso de pie encima se fue sentando despacio hasta que se introdujo toda mi polla – dios que gusto – la acerqué y le empecé a comer las tetas, menudo polvazo. De repente veo como Matías se pone de pie en la cama y como vuelve a tener la polla dura y gorda, se inclina sobre tu mujer y le mete su polla por el culo.

– Ahhh, me duele, me haces daño – gritaba la zorra.

Matías cada vez más excitado la penetraba más fuertemente al tiempo que le dijo a Jaime:

– Haz que se calle esta puta, – y Jaime no tuvo otra idea para que se callase que meterle toda su polla en la boca.

Dios era bestial yo follandome a tu mujer por el coño, Matías por el culo y Jaime por la boca. Fuimos acelerando nuestras embestidas hasta que los tres nos corrimos a la vez. Jaime no le sacó la boca de la polla hasta que estuvo bien seguro de que se había tragado hasta la ultima gota de corrida.

Por fin los tres fuimos despejando los orificios de tu mujer, nos vestimos y allí la dejamos, exhausta y agotada y muy pero muy bien follada. Fue una noche inolvidable que esperamos algún dia repetir“.

Después de leer la carta no me quedo más remedio que ver el video que me adjuntaban y decir que lo que alli vi superaba con creces los detalles sexuales que relataban en la carta.

Fue una noche de sexo brutal

Publicado en: Orgias

Empece como ya tenia costumbre, con el potro y acabe “desvirgando” a la potrita

Hola amigos, este es mi primer relato, les dire que es totalmente real y ahora pueden pensar lo que quieran. Espero que les guste, dejen su comentario y segun vea escribire otras experiencias. Un Saludo.

Hola practico la zoofilia desde hace algo mas de dos años y esta es una de mis historias que me han animado a publicar. Si les gustan dejen sus comentarios ya que tengo otras muchas historias y si lo desean puedo publicarlas todas.

Yo trabajaba en unas cuadras y vivía en una casa que había al lado, pues una tarde tras terminar mi jornada estaba aburrido , de modo que decidí hacer una visita a mis caballitos, en esa finca yo ya tenia enseñado a un potro de un año a deja que le tocara como yo quisiera, así que entre en su cuadra empecé a hablarle y acariciarle el cuello y a no mas tardar fui asta sus ingles donde empecé a masajear sus huevos. Al ser tan joven apenas tenia, era muy chicos y los tenia apretaditos, entonces el sabiendo a lo que iba empezó a dejar ver su polla rosadita y negra. A veces era un poco rebelde, ya que no la sacaba al toarle y tenia que ponerle el chocho de una yegua, o meter yo los dedos en una y restregárselo por el hocico.

Con solo un añito estaba súper espabilado el tío, cuando lo normal es que sea a partir del año y medio cuando empiecen los potros a interesarse por las yeguas. Bueno entonces seguí masajeándole los huevos ,ya que por lo visto le encantaba , cuando tubo la polla bien fuera, empecé con una mano a masturbarlo y con la otra seguía en los huevos, ( al notar la polla del potrito, que seria potrito , pero el hijo puta que pedazo de polla tenia para tener solo un año. Claro que era un caballo alemán y esos caballos suelen ser muy grandes, el potro tenia una polla como ya quisieran tenerlas algunos caballos de raza española, no es que desprecie a estos caballos ni mucho menos, este era muy gracioso pues tenia un lunar justo en la punta de la polla, después era rosadita con otros lunares negros y a un poco menos de la mitad era completamente negra), cuando note la polla dura me metí la cabezota en la boca y empecé a mamársela, ummmm que rico como le sabia es un sabor adictivo.

La polla es dura, pera a la vez blandita, tiene como una capa por fuera blandita, por dentro esta súper dura, palpitante, y la cabezota es blanda. Yo estaba súper caliente, mi polla no me cabía en los calzones, una mano estaba en sus huevos, y otra recorriéndole toda la polla. Mi boca estaba tragándose la cabezota y parte del falo, saque mi boca y empecé a besársela, por todo el falo y lamérsela , después le chupaba solo la parte de arriba de la cabeza, eso le hacia que la cabezota se le hinchara. Estuve así masajeándole los huevos, masturbándole, besándole, lamiéndome y mamándole. Le mame bien la cabezota y cuando vi que se hincho, me la metí en la boca entera con todo el falo que podía, y al notarla caliente y húmeda en mi boca, masturbe ese rico pene con mis dos manos desde la base asta donde tenia la boca, y empezó a eyacular, empezó a echar chorritos preexamínales los cual escupí en su polla, para después extendérsela por el falo.

Así me era mas fácil mastúrbalo, ya que las manos se deslizaran mejor, mientras hacia esto mi boca ya estaba llena de su polla y seguí masturbándolo, tragando el semen que hecho. Al ser un potro tan joven, que nunca había estado con yeguas, pues en vez de eyacular de golpe, echaba chorrito a chorrito y es como si tuviera barios orgasmos seguidos, aunque en realidad solo era uno, cuando ya me canse de mamar y tragar lo solté, inmediatamente su pene se encogió bastante, señal de que el al menos estaba satisfecho. Yo tenia la polla a cien y pensé en pajearme, pero me acorde de una potrita de dos o tres meses que estaba en las cuadras, y se dejaba tocar perfectamente muy confiada yo nunca había follado a ninguna yegua, esa iba a ser mi primera vez.

Cogí un cajón y entre en su cuadra, estaba con la madre pero esta me miro y siguió a lo suyo, yo aun tenia el sabor del semen y el de la polla del potro en boca. Me acerque a la pequeña y empecé a acariciarle el cuello y después la grupa, poco apoco mi mano fue bajo su cola y empecé a tocarle por encima, el chochito pequeño y apretadito, metí un dedito y empecé a masajearle el clítoris, cosa que ella dio a entender que le gusto echando la cola a un lado. Yo estaba a cien!!!!! Ana potrita de solo dos o tres meses y que se excitaba!!Yo pensaba que solo podía follarme a yeguas adultas cuando tuvieran celo , pero allí tenia a una “niña”, una jovencita que le gustaba lo que le hacia, al ser pequeña y no tener celo estaba mojadita pero muy poco, de modo que salí de la cuadra, fui al cuarto a por un bote de aceite de baby Jonson, ese de los bebes y entre de nuevo. Esta vez solo le metí la mano bajo la cola y ella sola, antes de tocarle el chochito, me hecho la cola al lado. Yo cogí el bote, le eche bien de aceite en el chochito, le metí un dedo, después otro, los hundía bien y masajeaba bien su clítoris.

No pude aguantar mas, la putita aguantaba mis dedos juntos dentro de su vagina, así que, me baje los pantalones del todo y mi polla salio como un resorte vertiendo ya liquido pre seminal, (esto que voy a decir podéis creerlo o no) la potrita me miro, ya que yo estaba con la otra mano tranquilizándola, acariciándole el cuello y el hocico, cuando vio mi polla se acerco, a mirar y olerla! yo me asuste pensando que la iba a morder, confundiéndola con una zanahoria o algo pero va y me da un lengüetaza! y le gusto pues me dio dos o tres lamidas! que casi me hicieron correrme, pero solo me lamió eso, dos o tres veces, después supe que mi liquido pre seminal como el de cualquier tío, es saladito y a los caballos le gusta la sal,(esta parte es la que pueden creer o no, pero créanme, es cierta como todo este relato)

Yo ya que si no me podía aguantar, cogí el cajón, lo puse tras la potrita, me subí y abrí con mis dedos su rajita, y allí estaba, por fuera era negra y suave y por dentro se veía rosita. Sin esperar mas, se la clave ,la metí poco a poco , cuando le metí la cabeza de mi polla, ella hizo intento de quitarse, pero la sujete por las caderas y se la termine de meter dentro limpiamente, ella trato de soltarse pero yo la tenia agarrada, y tenia que gustarle pues de a ver querido, podría haberse escapado. yo no lo podía creer, había “desvirgado” a la potrita, su chochito estaba muy caliente y tan apretado que me hacia algo de daño, pero no me importo.

Estaba tan caliente, que empecé a bombear, poco a poco, la potra al principio se resistió, pero al darme cuenta, la potra estaba empujando hacia atrás, casi me tiro del cajón, poco a poco, cogimos ritmo, cuando yo embestía ella se echaba atrás y cuando la sacaba se estaba quieta. Fue algo maravilloso!! yo estaba muy caliente y no tarde en correrme, ella se quedo quietita, al notar como mi semen se vertía dentro. Le saque mi polla, yo tenia las piernas temblorosas, tenia pensado de irme, pero cuando lo estaba haciendo, la potrita ve que la estoy mirando, va y hecha la cola a un lado!! eso me calentó de nuevo, ya que me estaba pidiendo mas! Y no me gusta dejar a mi “pequeña” sin algo que quiere. Entre y me la volví a follar, y ella se dejo, como la primera vez, moviéndose igual cuando bombeaba.

Desde entonces, cuando entraba en la cuadra, ella me echaba la cola al lado, pero yo tenia que trabajar y no siempre podía hacerle caso, pronto aprendió que solo podía “jugar” con ella cuando yo entraba y llevaba el cajón y/o metía mi mano bajo su cola. Desde entontes me la folle muchas veces, también me empecé a follar a una potrita de un año que tenia por entonces sus primeros y quería probar un chocho bien lubricado y caliente, pero eso es otra historia , aparte que la potrita no siempre se dejaba a veces tenia sus días malos como todos. Bueno esa es mi historia, ¿os a gustado? Pues dejen comentarios y escribiré mas si lo desean.

Un saludo.

Publicado en: Relatos porno

Sexo con mi fetiche: una mujer enana

Me encantan las mujeres enanas, y por fín he hecho realidad mi sueño

Lo cierto es que siempre me han dado mucho morbo las enanas, hasta que se han convertido en uno de mis muchos fetiches.

Me llamo Adrián, tengo 30 años, estoy casado y soy de Pamplona.

A apenas 15 metros de mi casa hay un puesto de la ONCE que regenta María, una enana que al menos lleva 10 años aquí.

Evidentemente, mil veces me había fijado en ella. Os diré que es una mujer tremendamente coqueta: se maquilla con muchísimo gusto, siempre tiene una manicura preciosa, peina su larga melena con esmero, viste a la última y le encantan los zapatos de tacón. Nunca pasé del típico “hola”, “adiós” y los usados comentarios metereológicos.

Un día de septiembre, salí de casa no sé a qué, y a media distancia vi que María me hacía señales para que me acercase a ella. Conforme iba yendo, vi que se caía al suelo. Corrí hasta mi pequeña gran diosa y la ayudé a levantarse. Creí que le había dado un mareo o algo similar, así que le pregunté:

– María ¿estás bien?

– Si, si. Gracias Adrián. Se me han caído los cupones y al ir a recogerlos me he caído. Más vale que estabas tú por aquí…

Recordé que estas personas no pueden doblar sus extremidades. Así, María no había podido coger los décimos como tú o como yo.

– Pues sí…. Dije fijándome en su cara maquillada

María temblaba.

– Oye María, parece que te has dado un buen susto. Anda, ve que te voy a invitar a una tila para que te relajes. Dije aprovechando que estábamos cerca de un bar.

– Gracias Adrián, pero no me apetece bullicio. Mejor me meto al quiosco, me siento y me relajo.

– Vale, como quieras

– Gracias, de verdad

– De nada. Nos vemos

Y acompañándola hasta su quiosco, me marché.

Pasaron los días. A principios de octubre, decidí hacerle una visita con la excusa de comprar un cupón

– Hola, muy buenas María

– Hola Adrián. ¿Qué tal?

Estaba realmente bella. Lo digo en serio. No sé si tú has visto a alguna enana, pero María, créeme, era preciosa cuando se maquillaba con esmero. Y eso era siempre. Sus uñas eran largas y con una manicura francesa que me volvió loco.

– ¿Sabes? –añadió María- no sé porque, pero tenía la corazonada de que hoy te iba a ver, Adrián

Aquello me acabó de derrumbar.

¿Ah si? –Conseguí balbucear- pues mira tú por donde que hoy me he dicho: voy a comprar un cuponcito, a ver qué tal…

– Ja ja ja… Oye, ¿sigue en pie esa tila?

– Si claro

– Ok. ¿Y si la sustituimos por una cerveza? –Me dijo

– Ah… Vale.

– Venga, vamos. Pero pago yo eh!!

Cerró el quiosco y fuimos al bar. Tomamos al menos 3 cervezas. Reímos, charlamos…

– Adrián, ¿te importa ayudarme a llevar el carrito a casa? Yo sola, con estas cervecillas… no puedo –Dijo María ruborizándose

– Claro.

Pagué y nos fuimos.

María tenía una casa a su medida. No voy a extenderme.

– Oye, déjame invitarte a la última. He dicho que iba a pagar yo, y al final además de pagar tú, me has ayudado a traer el carro.

– Pero una eh….

– Si hombre si. Siéntate en sofá

Me senté. Al minuto, María vino con 2 cervezas. Se sentó

– Oye Adrián, muchas gracias por todo lo del otro día… Quizás otro hubiese pasado

– Mujer no digas eso. No eres ningún bicho!! Además, bien sabes que los hombres somos muy dados a ayudar a las mujeres, y si son guapas, más -¿¡Qué había dicho?! Acababa de tirarle los tejos a María!!

– Vaya…. –dijo María roja como un tomate- Gracias por el cumplido

– No es un cumplido María… es cierto. Eres preciosa. Ahora, por ejemplo: tus labios pintados de rojo pasión con una base de brillantina, tus ojos, tu rostro…tus uñas perfectamente moldeadas y pintadas….

Sin avisar, María bajó del sofá y se marchó

-¿María?

– Espera un segundo

“Ya la he cagado” pensé. Espere 10 minutos aproximadamente. Y apareció. Llevaba unos zapatos de tacón altos de cuero, medias de rejilla, ligueros y corsé blancos. A pesar de que mide +- 80-90 cms. estaba realmente sexy. Muy erótica. Se acercó a mí, subió al sofá y acercó su mano a mis labios. Sus esculpidas uñas entraron en mi boca

– chupa… lámelas – me dijo- mmmmhh…. Así….

Yo comencé a lamerlas. Mordí las uñas, que tendrían cerca de 1 cm. de largo. Metí 3 dedos en mi boca. Mi lengua pasaba entre ellos. María cerró los ojos… Agarré sus caderas, saqué los dedos y busqué su boca. Me besó con pasión, como ninguna mujer me había besado antes. Nuestras lenguas se buscaban, jugaban. María gemía…. Lamí sus labios rojos como la sangre.

– Espera. Déjame llevar a mí el ritmo – Me ordenó María. Accedí

Me dejó en el sofá, se bajó y se puso delante de mí. Me quitó el cinturón, me bajó el pantalón y calzoncillos, y observó mi polla tiesa y dura. Se bajó los tirantes del corsé hasta el ombligo, y mostró sus tetas. Eran redondas, firmes, blancas como la leche…muy apetecibles

– Vaya polla tienes cariño mío -Dijo

Se acercó y comenzó a mamármela. Su lengua pasaba por mi capullo esparciendo su saliva. Gemía como una zorra. Tragaba hasta tener arcadas. Y seguía, seguía…

– mmmmhhh…. Que rica…. Me encanta cabrón….

Su forma de chupar era ruidosa, como nos gusta a nosotros, sorbiendo saliva y jugos a la vez. La aparté. Me arrodillé y lamí su teta derecha. Mis dientes mordieron su rico pezón. Metí toda la teta a la boca y la mordí, la succioné. María gritaba de placer.

– Quiero follarte

– No. Quiero que me llenes de leche la cara

Así que volvió a mamármela. Cogí su cabeza para que cogiese ritmo. Mordía despacito mi glande, toda la polla. Tragaba como si fuese su última vez (Después han venido muchas mas mamadas y polvos…), con pasión, con devoción, como la más puta del mundo.

– Me corro reina

– Sí, vamos, dame toda la leche

Me corrí. Mi semen le cayó en la cara, en el cuello…Se relamió, y con su mano se extendió el semen por sus tetas y abdomen. Se llevó semen a los labios, y tragó sensualmente un poco de mi leche…

– Adrián, espero que hayas gozado

– Mucho María, mucho

– Deseo poder tener más encuentros contigo amor. Quiero ser tu zorra

– ¿En serio María? Tendremos todos los encuentros que quieras amor mío

– Mmmmhhh… Tu rica polla me vuelve loca hijo de puta… La quiero en mi coñito

– La tendrás. Créeme que la tendrás. Siempre que quieras mi zorrón

Y así acaba mi primer encuentro con María….

Ha habido más, y si hay comentarios que me lo pidan, los escribiré.

Saludos

Publicado en: Relatos porno

Apasionada por los animales

Hola amigos les platicare mi relato, soy originaria de Mexico, soy una mujer alta, blanca, bonito cuerpo, senos perfectos muy muy caliente, soy insaciable.

Fue en casa de mi tia un dia domingo acababa de llegar de Oklahoma, llegue enfadada cansada y con ganas de unas mamadas en mi concha, vaya que fastidio no tenia a nadie con quien disfrutar de unas lamiditas en mi panochita.

Ese dia mi tia iba a salir a una fiesta, senti mucho coraje ya que yo me iba a quedar sola y sin nadie que me platicara, pero bueno, hasta que me dijo Raquel ahi te encargo la casa y ten cuidado cuando salgas al patio porque esta Dino que es un Rotwaiiller de consurso, le dije si tia ve sin cuidado aqui me quedo, pero veran lo que sucedio.

Como fue por el mes de julio que hacia mucho calor decidi salir un poco al patio y me puse detras del jardin, ahi hay un arbol enorme que cubre a una persona y de pronto me recargue en el centro mucha frescura del arbol que me daba decidi quitarme la blusa, pantalon, brasier y mi braga, de pronto me entraron ganas de coger y me empece a masturbar con mi dedo mi panochita estaba muy caliente, tanta fue mi calentura que me olvide de que estaba Dino suelto.

De pronto abri mis ojos y cual fue mi sorpresa mire a Dino frente a mi y gruñiendome feo, tanto fue mi susto que me quede inmovil de poco a poco se me fue acercando, me empezo a olfatear y cuando llego a mi conchita me la empezo a lamer con fuerza, tanto que me empeze a retorcer de placer, me abri mas de piernas y me mamaba, dios mio de mi vida!!!!!!!!!!!, me abria mas mis labios vaginales para que me probara y el sin mas me chupaba, se bebia mis jugos, ayyyyyyyyyyyyyyy, despues me voltee de nalgas y me lamio las nalgas con lamidas suaves, y me abri las nalgas y me penetro su lengua, aaayyyy por dios!!!!!!!!!! que placer.

Despues de disfrutar su lengua, me puse de rodillas y le ofreci mis pezones y me los lamio tambien, ese dia lo pase inolvidable.

Pero aqui esta lo bueno que ese dia me meti a bañar y mi tia me habla por telefono que no llegaria hasta en 3 semanas, uyyyy que bien, entonces diario me la pasaba con Dino, pero lo llamaba hasta mi recamara y el acudia ya sabia que llegando yo de trabajar le daba de comer viscochito.

Siempre por las mañanas me seguia hasta la puerta se me ponia por enfrente con la intencion de meterse enmedio de mis piernas pero era tarde para ir a trabajar, cuando llegaba del trabajo, rapido me encontraba y dejaba mi coche estacionado en el patio me bajaba y rapido me quitaba el pantalon y el me olfateaba la braga aun sin quitarmela y muy desesperado me empezaba a lamer sobre la braga, me sentaba sobre una silla agujerada y el ponia su cabeza debajo del asiento de la silla y me sentaba y por ahi me metia su lengua directo a las ingles, esto hace que mi panocha se llene de jugos y cuando me siento explotar me quito la braga y se la doy para que me la mame, me la chupa muy rico, siento su poderosa lengua, subo una pierna sobre una silla y con mis manos me abro la concha para que el disfrute de mis jugos, yo lo acaricio con mis manos, cuando me desabrocho el pantalon, el ya sabe que le voy a dar de comer panochita calientita.

Bueno amigos este es mi relato es veridico

Publicado en: Relatos porno

Ella se dejo hacer una Upskirt (video debajo de las faldas) en el Supermarket

Este verano un dia como tantos en el que termine mi jornada laboral me dedique a lo que tanto placer me dá, mi hobbie preferido, filmar chicas debajo de sus faldas, para observar “eso” que casi todos desean observar pero no se animan.

Ingresé a un centro comercial y tan pronto como entro aparece una figura contorneada de una escultural rubia que, vestia, para aumentar aun mas mi morbo, una cortita minifalda tableada, unas delicadas piernas y todo lo que uno pudiese pedir de una chica a la cual se le quiere hacer una uppi.

Lo complicado era que la rubia, no paraba de moverse para un lado y para otro, casi no se detenía en ningun lado y era imposible ubicarle la bolsa con la cam, estaba en uno de esos varios intentos, cuando observo que muy cerca mio, habia una chica con su pareja que me estaba observando, cuando la miro a la cara y veo que miraba fijamente mi bolsa y la lente de la cam

Sentí una descarga de adrenalina y el pecho que casi me explotaba porque me sentí totalmente descubierto en lo que estaba haciendo y supuse en una fraccion de segundos a la chica enojandose y llamando a la seguridad del lugar, cosa que ya me ha ocurrido en otras oportunidades…

pero todo eso, solo lo supuse, porque en realidad, veo que la chica, que estaba de frente a mi a menos de dos metros, con su novio o marido de espaldas a mi, saca los ojos de mi cam y me mira fijamente a los ojos y me muestra una pequeña sonrisa de complicidad y no dejaba de mirarme fijamente a mis ojos…note al instante que debe haberle exitado lo que yo estaba haciendo, alli en unos segundos, veo que el marido se aleja y empiezo a observarla en detalles y veo una mujer, alta, delgada y con un rostro muy atractivo, de unos 40 años aproximadamente, con una minifalda de jean y calzado deportivo, a juzagar por su estado físico y por la tonicidad muscular de los brazos y las piernas, reflejaba un cuidado especial con su cuerpo, pelo rubio corte muy moderno y delicadas faciones.

Sentí el impulso natural de seguir con ella en mi faena pero, las dudas, pero por otro lado la exitación libraban una batalla en mi mente…casi sin darme cuenta me doy cuenta que..nuevamente observandome y mirando ella para todos lados se ubica casi a un metro de mi, deja su carrito de compras y se agacha alevosamente dejando su cintura en alto y bajando su torso

Para aquellos que hacemos uppis, esta es la pocisión perfecta para que la chica nos enseñe sus tangas y exponga su “bulto” a la camara…uffff, no dude ni un instante y calze la cam mientras permaneció agachada de esa forma

Estuvo mas de un minuto asi, yo detras, con mi bolsa y mi cam ubicada bien entre sus piernas, se puso en pocisión normal y siuguio sola, recorriendo la gondola y pude notar que al instante miraba de reojo para ver si la estaba siguiendo. Me detuve y me quede haciendo como que observaba algunos articulos…cuando levanto mi vista ella estaba viniendo hacia donde yo estaba y cuando estaba muy cerca mio nuevamente, se agacha de piernas abiertas y baja el torso, dejando sus caderas en alto..ahi senti el impulso nuevemente de ir por mas..

Ya detras de ella y comprobando que ella “estaba jugando mi juego” y confirmar que estaba dejandose uppiar, senti lo que mas tarde viendo el video, puede comprobar, yo estaba teniendo una “espectacular erección” de solo pensar lo que esta mujer estaba dejandose hacer, esto lo repitio por casi todo el supermarket, hasta cuando me paré en la seccion de lacteos a observar productos, sin observarlos en realidad, ella sistematicamente, se acerco y abrio sus piernas…

La chica, pude comprobar mas tarde, lucia una tanguitas diminutas que marcaban de manera deliciosa su vagina y los labios, hasta me regalo una hermosa toma completa de su vagina depilada, en alguno de esos acercamientos la chica intencionalmente corrió su tanga y quedo con toda la vagina expuesta debajo de las faldas, con la dulce inteción de que pudiese filamrsela…lo que hice cuando pude observar el video de regreso a mi casa, imaginenlo, le capte la cara, las caderas, las piernas, las faldas, sus tanguitas…etc etc…

Esto es la primera vez que me sucede, jamas me habia ocurrido algo tan morboso y cachondo como esto, hace mas de 7 años que me dedico a este “deporte” y nunca me habia tocado algo asi..que placer!!!

ojala pueda compartir las capturas de este encuentro, las guardo como algo especial, me ocurrio hace menos de un mes y ojala que se repita.

Saludos para todos

Publicado en: Relatoseroticos

Mientras se había cortado la luz en el rancho de mis tios

En la mayoría de los viajes que mis papás hacían, yo siempre ponía algún pero, como para no ir.

Como típico adolescente que era, rebelde y encima de todo ello, único hijo y súper consentido. Mi mamá y su hermana, siempre se han llevado espectacularmente, casi todos los fines de semana iba con mamá y papá al rancho de mis tíos y allí compartíamos asados, jugábamos al fútbol, cosas como esas. Alex, uno de mis primos, con él nos llevamos solamente 14 días de diferencia, prácticamente nos criamos juntos, porque yo, al ser hijo único, mi mamá siempre me llevaba a visitar a mis primos para que no me aburriese en casa. Bueno, con Alex he compartido toda mi niñez y mi adolescencia, ambos nos teníamos mucho afecto.

Como todo adolescente, yo a los 15 años, tuve mi novia formal y ya había tenido relaciones con ella. Entonces como siempre, un sábado voy a la casa de mis tíos, y con toda emoción y orgullo le cuento a Alex que ya había tenido mi primera vez con mi novia, y la cara que él puso estaba muy lejos de ser de entusiasmo, pero como pudo trató de disimularla. Yo noté claramente que él se había enojado y por parte y por otra parte también se había puesto un poco triste. Pero no le di importancia porque supuse que era porque él no tenía novia y yo si, aunque no le encontré mucho sentido a la situación porque ciertamente él siempre fue muy bello así que no tendría dificultad en que una chica se fijase en él, pero pensar en lo que después ocurriría era, valga la redundancia, impensado. Al notar la incomodidad en la conversación, rápidamente cambié de tema, y así pasaron unas 2 semanas y las cosas no seguían de igual manera con Alex, él me miraba con ojos tristes y yo sentía ganas de pedirle perdón y de abrazarlo, pero ¿perdón por qué? Yo jamás haría algo que lo dañase, pero si lo hubiere hecho estaba totalmente dispuesto a pedirle perdón. Como verás era una situación extraña, y ninguno de los dos quería sacar el tema; hasta que definitivamente llegó el domingo, mi novia y yo acompañamos a mamá a la casa de Alex, a llevarle a mi tía unos regalitos que le había comprado en un viaje que había hecho a Uruguay.

Al llegar, yo bajo de la camioneta con Alma, en aquel entonces mi novia y miro hacia el primer piso de la casa y en la ventana de su cuarto, estaba Alex mirándonos y cuando lo veo, le hago un gesto con la mano para que bajase y así le presentaba a mi novia, pero él rápidamente cerró las cortinas, en ese preciso instante vinieron a mi mente muchas preguntas, entonces le digo a Alma que yo iba a quedarme en casa de mis primos y que ella se fuese sola con mi mamá y que yo después le explicaba bien lo que pasaba, aunque no pensaba hacerlo y tampoco me importó su enojo, inconcientemente estaba terminando con ella, entonces entro a la casa, saludo a mi tía y me dirijo al cuarto de Alex a saludarlo y tal vez con el deseo que las cosas se aclarasen un poco en entre nosotros, pero él no quiso recibirme y fue en ese momento cuando le dije:

– Alex por favor abrí la puerta porque necesitamos hablar, algo está pasando y debe aclararse.

Y el silencio reinaba en la habitación, hasta que escucho la llave girar en la cerradura de su puerta y él abre la puerta con sus ojos llenos de lágrimas y en acto reflejo entro al cuarto y lo abrazo, pidiéndole perdón y mis lágrimas comenzaron a brotar de mis ojos, en ese abrazo comprendí lo que nos estaba pasando y allí en su habitación hablamos un buen rato y él me confesó que estaba enamorado de mi, me dijo:

Desde siempre te tuve un cariño muy especial y vos lo sabes, jamás quise tener novia porque a quien yo quería eras vos, esperaba ansioso los fines de semana para verte y jugar con vos. Recién a los 13 años pude aceptar que estaba enamorado de vos y verte con tu novia me destroza y más me enojaba el no poder decírtelo.

Yo escuchaba atentamente sus palabras mientras secaba con mis manos las lágrimas que corrían por su rostro y pude comprender su dolor porque yo también sufría al verlo triste por mi causa, en aquel entonces yo no estaba seguro de estar enamorado de él; pero le confesé que yo también sentía cosas por él, pero no estaba dispuesto a dar libertad a esos sentimientos. Gracias a Dios, ambos coincidíamos en que necesitábamos pensar muy bien en lo que nos pasaba y fue así como yo le prometí que iba a cortar con Alma, mi

ex-novia, pero no pasaría nada entre nosotros por el momento.

Pasados 3 meses de no ir a su casa, y de haber pensado todo muy detenidamente y de soñar con la tan deseada noche de amor que nos debíamos, porque si, definitivamente era amor lo que sentíamos el uno por el otro, entonces un Domingo por la tarde llego a casa de mis tíos, tomé valor y fui a enfrentarme a lo que sea. Al llegar a su casa, fue tal la emoción y alegría de vernos, que no la pudimos contener y nos fundimos en un abrazo interminable, en el que nos decíamos palabras de amor al oído, yo no pude contener mis lágrimas, a eso que estaba ocurriendo lo había ansiado tanto en esos 3 meses que no nos vimos, luego de aquel maravilloso reencuentro, entré a la casa y salude a los demás, que no se habían enterado de lo ocurrido a fuera entre Alex y yo. A las 21 hs. nos levantamos todos del living y nos dirigimos al comedor porque la cocinera nos dijo que ya estaba lista la cena, era todo muy extraño, no podíamos dejar de mirarnos con Alex, al terminar de cenar, nos dirigimos hacia su habitación.

Yo creo mucho en las cosas del destino, no podría ser tanta coincidencia que justo al llegar a su habitación ya listos para ir a dormir, se corte la luz debido al fuerte viento de la noche que azotaba los cables de electricidad, definitivamente esa era nuestra noche. Él estaba acostado en su cama y yo en la de junto, y sin decir una palabra, me levante de mi cama y me dirigí a la suya y le pregunté con voz temblorosa:

– Puedo acostarme con vos? Y Alex me respondió con vos tímida

– Si, pero antes te tengo que decir que yo nunca tuve relaciones con un hombre ni con una mujer. Él sabía lo que iba a pasar en esa noche.

Yo respondí a su confesión con un beso al cual él respondió, ambos estábamos muy nerviosos, éramos los dos unos pequeños adolescentes inexpertos de 16 años recién cumplidos. Permanecimos solamente abrazados en la cama por varios minutos, solo escuchando nuestros corazones palpitar de alegría, de la gran alegría de estar viviendo lo que nos estaba pasando y en eso, siento en mi pene sus manos, calientes y temblorosas que me lo acariciaban, mientras yo le besaba el cuello con la mayor dulzura que podría existir, en ese momento se resumían en mi, todos esos años que compartimos, sabiendo en nuestro interior que nos amábamos y deseándonos el uno a el otro, mientras sus manos acariciaban mi entrepierna yo sentía como mi corazón se aceleraba y mi pene se endurecía y se engrosaba entre sus manos, Alex se metió bajo las sábanas y comenzó a chupármelo de una forma muy delicada y pasaba su pequeña lengua por mi glande, cada chupada me hacía sentir escalofríos de placer al punto de tener que morder la almohada para que mis aullidos no llegasen a oídos de los demás en la casa, yo sentía su boca caliente abrazando todo el tronco y la cabeza de mi pene, mientras su saliva caliente no dejaba de caer hacia mis testículos, los cuales estaban duros como piedras, hasta que Alex comenzó a chuparlos haciendo un juego de rotación de mis testículos con su lengua dentro de su boca. Cuando me vine dentro de su boca, él tragó todo mi semen como si este fuera dulce miel, entonces luego de eso, lo tomé de sus caderas y lo puse boca a bajo en la cama, el deseo de meter por completo mi pene en su delicado y virginal culito

me estaba enloqueciendo, con mis dedos comencé a lubricar su culo mientras pasaba mi lengua por la entrada de su hermosa colita mientras sentía como su cuerpo vibraba de placer hasta que me pidió que se la metiera toda y se la metí, sus pequeños gemidos de dolor hacían que me caliente mucho más, ambos habíamos soñado tanto con ese momento, finalmente cuando me derramé nuevamente dentro de él, empecé a chupar su culito hermoso, suave y delicado, y era todo mío, luego continué follándomelo suave y delicadamente, dándole besitos en el cuello y acariciando con mis manos su cabello rubio y enrulado. Más tarde le pedí a él que me cogiera y yo sentía sus delicadas manos, sujetando mi cintura y presionando mis nalgas, me la metió muy suavemente, y yo le pedí que acelerara para que pudiese acabar dentro de mi y poder sentir ese semen caliente dentro de mi cuerpo, a penas se derramó en mi,

comenzamos a besarnos con gran pasión, no quería que esa noche se acabase jamás, podíamos sentir ese gran amor que nos estaba consumiendo en cada, suspiro, en cada gemido de placer y de dolor, en cada gota de sudor que expedían nuestros cuerpos, finalmente llegamos al límite de nuestros orgasmos, ya agotados, quedamos rendidos en su cama, su cuerpo sobre el mío, pegoteados por el sudor de la tremenda follada que tuvimos y finalmente nos quedamos dormidos. Al día siguiente nos despierta mi tía, preguntando si estábamos bien, porque ya era muy tarde y nosotros todavía dormíamos, y claro, después de tremenda noche de pasión, yo desperté primero y le dije a mi tía que estábamos bien, que en seguida bajábamos y entonces comencé a darle de besitos en el cuello, en sus ojitos, y por todo su rostro para despertarlo, ya habíamos consumado nuestro amor, ya nada me importaba. Alex despertó y con gran alegría nos abrazamos y así estuvimos un buen rato hasta que mi tía nos volvió a llamar para que bajásemos a almorzar. Después de esa noche, hubo muchas otras, nosotros seguimos nuestras vidas normalmente hasta que decidimos hacer público nuestro amor, considerando todas las repercusiones que esto implicaría en nuestra familia, pero eso, te lo voy a contar en otra ocasión, o cuando vos quieras, me escribís en los comentarios o me dejas tu mail y te sigo contando mi historia de amor.

Bueno, espero que te haya gustado, no será una historia con espectaculares escenas eróticas, pero si es real y es mi historia de amor, espero que te pueda servir de algo…

Ahhh, te cuento lo último y ya termino, hace un año y medio que estamos viviendo juntos y sinceramente estamos súper felices, costó bastante, pero ahora estamos mejor, chauuu hasta la próxima.

Publicado en: Relatoseroticos