La Gordibuena Paty

Hace 3 meses fui un fin de semana a conocer a la familia de mi futuro padrastro, Adrián.

Fuimos mi hermana, mi mama, obviamente Adrián y yo, al pueblo de donde Adrián es originario.

Mi nombre es Armando, tengo 24 años y este es el relato de una aventura que tuve…

El pueblo al que fuimos… Es un pueblo muy pintoresco llamado “Cerro Alto”. La idea principal de ir al pueblo, era visitar y conocer a la familia de Adrián pues mi mama pronto se casara con él. Allí conocimos a sus papas, sus 3 hermanas, sus cuñados y sobrinos.

Cuando llegamos, nos presentaron a la familia y ellos ya habían organizado una parrillada en el rio. En el rio conocimos más a la familia… Cuando nos metimos al rio mi hermana y yo, no tuvimos mucho contacto con los sobrinos de Adrián, pues son niños de entre 5 y 10 años. Así que solo nos sentamos a platicar y a disfrutar del agua. Pero al estar en el rio me di cuenta del gigantesco tamaño de las tetas de la hermana menor de Adrián, Paty… ella es una total y completa “Gordi Buena” Ósea, gorda pero con unas tetas gigantescas, un culo, unas caderas y unas piernas enormes.

Obviamente al percatarme de su delicioso cuerpo, llamo mucho mi atención y no pude dejar de verla.

Pero no era algo qué a mí me llamara la atención o no al menos hasta antes de ese día… Ella es una solterona de 34 años, piel blanca, cabello negro, largo y lacio, ojos verdes y como ya les dije. “Gordi buena”. Aparte, traía puesto un short súper corto y pegado y una playera blanca qué le quedaba muy pegada.

Al meterse al rio, me di cuenta que no traía brassiere, pues sus pezones se marcaban claramente… yo no pude dejar de verla y en especial a sus gigantescas tetas. En ese momento yo no sabía si la miraba por simple morbo o por qué realmente me excitaba y la veía por lujuria.

Pero por alguna razón… Yo no podía dejar de mirarla, aparte, sus piernas ¡¡eran preciosas!! Pues a pesar de ser gorda, no tenía celulitis ni nada, ¡¡eran perfectamente lisas!!

Después de un rato, mi hermana se acercó a mí.

Y me dijo: Ya deja de ver a Paty… Te la vas a acabar…

Yo le respondí: ¿A la Gordita? ¡No manches…! La veo por qué… ¿Qué onda con su ropa?

Y ella me contesto: ¡Ay ajaaa…! Si ya me di cuenta como la vez…

Yo le pregunté: ¿Cómo?

Y me contesto: Pues si te preocupas por su ropa… ¡Pero por quitársela…!

Yo me sonroje y le dije a mi hermana: ¡Claro que no! ¡No es cierto! Y ella solo se rio…

Después de tanto mirarla, ella se dio cuenta que la miraba, pero no hiso nada… Y yo tampoco… Solo la seguí mirando, a pesar de ella se había dado cuenta de cómo la miraba.

Era un juego de miradas, que a mí… ¡Me excitaba mucho!

Ella dio el primer paso y me sonrió. Yo le conteste la sonrisa…

Después ella se acercó a mí y me pregunto: ¿Quieres una cerveza?

Y yo le conteste: ¡No gracias!

Entonces me pregunto: ¿No tomas?

Yo respondí: Si… Pero delante de mi mama, no.

Y me dijo: Ahh… Pues si… Después me pregunto: Como vez… ¿Te gusta el rio?

Yo conteste: ¡Si! Esta bonito… pero está muy bajito… En ese momento ella se sentó a lado de mí y comenzamos a platicar de muchas cosas… Claro sin mucha importancia…

Hasta qué le pregunte: ¿Por aquí no hay una zona más onda?

Ella contesto: Sí… Más para allá, pero nos ponemos por aquí por mis sobrinos…

Yo conteste: Ahhh… ok

Y pregunto: ¿Tú sabes nadar bien?

Yo conteste: Sí…

Entonces me dijo: Pues si quieres vamos a la zona más onda… Yo te acompaño

Yo le dije: Bueno… Vamos…

Así qué fuimos a la parte onda, solo ella y yo, pues mi hermana no quiso ir…

Cuando llegamos ella me dijo: Mira… Desde esa piedra la gente se avienta clavados…

Así que le dije: Me voy a aventar uno…. y lo hice.

Después de que me lo avente, ella me dijo: Órale… ¡¡Estuvo muy bien tu clavado!!

Yo le pregunté: ¿Tú no te vas a aventar uno?

Y ella me contesto: ¡¡No Papi!! Es que no sé nadar muy bien…

Y después me dijo un poco apenada: ¡¡Perdón por decirte papi…!! Es que estoy acostumbrada.

Yo conteste: No te preocupes…

Entonces me pregunto: ¿No te ofendes?

Yo le dije: No… está bien…

Entonces me dijo: Bueno, entonces que no te extrañe si te vuelvo a decir así…

Después le dije: Si quieres aviéntate un clavado y cuando entres al agua… Yo te agarro y te llevo a la orilla…

Ella me pregunto: ¿Enserio?

Yo respondí: Si… Claro…

Y me dijo: Qué lindo papi… pero prométeme que me vas a agarrar, ¿Eh?

Yo le dije: Si… ¡¡Te lo prometo!! Así qué me avente primero y me quede ahí esperándola y cuando ella se aventó… Toda su blusa se levantó y pude ver perfecta y claramente sus ¡¡enormes pezones rosas!! Cuando entro al agua… inmediatamente me acerque a ella y la agarre, ella me abrazo y sentí sus gigantescas tetas en mi pecho… No se soltó de mi hasta que llegamos a la orilla y llegando ahí… Me dijo: ¿Nos echamos otro? ¡¡Se siente bien padre!!

Yo respondí: Si… ¡¡Claro!! Pues… La recompensa de sacarla del rio… Me la llevaba yo… Pues en la mayoría de los clavados que ella se aventó, pude ver y sentir sus enormes tetas.

A ella le encantaba aventarse y a mi también me encanta qué lo hiciera.

Estuvimos en el rio hasta las 7 de la tarde, que fue a la hora que obscureció y tuvimos que regresar a la casa.

Cuando íbamos de regreso a la casa, ella no dejaba de platicar conmigo… Resulta que a ella también le encantaba el cine igual que a mí… Así que platicábamos de nuestras películas favoritas y resulta que teníamos gustos muy parecidos.

Cuando llegamos a la casa, nos metimos a bañar y después estuvimos en el patio todos conviviendo y tomando unas cervezas… Yo y mi hermana no tomábamos por qué mi mama estaba ahí, pero como a las 11 de la noche mi Mama y Adrián se fueron a dormir.

Entonces mi hermana, yo y las hermanas y cuñados de Adrián nos quedamos tomando, en ese momento comenzamos a tomar mi hermana y yo.

A las 2 de la mañana ya estábamos cansados y nos fuimos a dormir.

La casa de los papas de Adrián, es una casa muy grande. Es una hacienda vieja… con un patio grande en medio y los cuartos alrededor… era de 2 pisos y tiene muchísimos cuartos, así que cada quien durmió solo en un cuarto.

Yo estaba un poco borracho y me lleve unas cervezas a mi cuarto… pero no podía dejar de pensar en Paty y después de pensarlo mucho me arme de valor… y como a las 2:30 salí de mi cuarto y fui al cuarto de Paty… Ella seguía despierta, pues vi luz en su ventana.

Al llegar a su cuarto, me asome y vi a través de las cortinas de su ventana que ella estaba leyendo un libro.

Y sin pensarlo mucho… suavemente toque la puerta de su cuarto… Ella se levantó, abrió la puerta y cuando me vio…

Inmediatamente me dijo: ¡Papi! ¿Qué haces aquí? ¡Pasa…!

Así qué entre y le pregunte: ¿Qué haces?

Me respondió: Leyendo un libro… ¿Y tú? ¿Qué paso? ¿Qué haces por aquí tan tarde?

La mire… Y ¡¡wow!! Se veía súper sexi… Traía un camisón de encaje color blanco y todo se transparentaba, podía ver perfectamente qué no traía brasier… Solo un calzón y el camisón.

Y le dije: Es que… No puedo dormir…

Ella me dijo: ¡¡Yo tampoco!! Entonces me pregunto: ¿Quieres una cerveza…?

Yo le respondí: Si… Pero solo si tú me acompañas con una.

Y ella respondió: Sí… Espérame aquí, voy por unas a la cocina, ahorita regreso… no te vayas a ir… ¿Ehh…?

Y yo le respondí: Aquí te espero.

Entonces se fue por las cervezas… me di cuenta que encima de su cama había un brasier enorme, lo agarre y me puse a verlo. Al ver la talla vi que era “38 F” era una talla qué yo nunca había visto. Me quede mirándolo y no escuche cuando ella regreso. Al verme con su brasier en las manos no dijo nada… Solo entro y dijo: Ya vine.

Yo le respondí: ¡Ok! Qué bien… y solté el brasier. Ella traía un “Six-Pack” de cervezas…

Y me pregunto: ¿Cómo vez? ¿Nos alcanzara con este? ¿O traigo otro?

Yo le respondí: Yo creo que con ese está bien…

Comenzamos a tomar las cervezas y a platicar… nos sentamos en la cama y ella se sentó alado de mí, y yo no podía dejar de ver sus tetas pues se veían claramente a través de su camisón. Ella se dio cuenta, pero no hiso ni dijo nada…

Cuando tomábamos la segunda cerveza y un poco más borrachos. Ella se acercó a mí y me beso en los labios… Yo le conteste el beso y de paso, toque una de sus gigantescas tetas…

Pero pocos segundos después, ella se separó de mí y me dijo: Perdón Papi… ¡Qué pena! Vas a pensar que soy una asalta cunas…

Y le dije: No te preocupes… está bien.

Después me dijo: No… ¡Esto está mal…! pues tu eres menor que yo… y antes de que terminara de hablar, yo me acerque a ella, agarre sus tetas y las comencé a besar… ella se recostó sobre la cama…

No me dijo nada, solo dijo: ¡¡Papi… Esto está mal!! Pero no intento quitarme ni nada…

Después sentí un poco de pena y deje de hacerlo y le dije: Perdóname… no sé qué me paso.

Y me dijo: No te preocupes… Y me pregunto: ¿Te gustan mis tetas, verdad?

Yo respondí: Sí… ¡Mucho!

Entonces me dijo: Desde hace rato me di cuenta que no dejas de verlas.

Y me pregunto: ¿Por qué? ¿Qué te gusta?

Y respondí: Pues… ¡¡Están muy grandes!! nunca había visto unas tan grandes.

Entonces ella ya borracha… me pregunto: ¿Quieres que te las enseñe? ¿Quieres que me quite el camisón?

Yo inmediatamente le dije: ¡¡Sí!!

Entonces se levantó de la cama y se quitó el camisón… ¡Yo quede impactado! No podía creer el tamaño de sus tetas… ¡Son enormes, gigantescas!

Entonces le dije: ¡¡Guau!! Están muy bien… ¡Muy grandes!

Y me pregunto: ¿Te gustan?

Yo le respondí: Si… Mucho…

Entonces se acercó a mí y me dijo: Haz lo qué se te antoje con ellas…

Yo le dije: Ok… Entonces comencé a tocarlas y a acariciarlas. No cabían en mis manos y después, Paty se sentó sobre mí, agarro mi cabeza y puso mi boca en sus pezones… Yo comencé a chuparlos y a acariciar su trasero.

Entonces me pregunto: ¿Viniste a mi cuarto… por esto?

Yo le respondí con el movimiento de mi cabeza… Qué sí.

Y después me pregunto: ¿Quieres coger?

Entonces deje de chupar su pezón y le dije: ¡Si…! Si quiero cogerte.

Entonces se levantó, se quitó su calzón y se acostó sobre la cama.

Y completamente desnuda y me dijo: Apaga la luz, quítate la ropa y ven conmigo a la cama… papi.

Yo hice exactamente lo que me dijo, pues moría de ganas de estar con ella. Cuando apague la luz, ella prendió unas lámparas de su cabecera… Me quite la ropa y tenía la erección mas grande que había tenido en mi vida… Ella la miro y me dijo: Ven aquí papi… ¡Quiero chupártelo!

Me acerque a la cama y comenzó a chupar mi pene… Lo hacía espectacular… Y con unas ganas, que se notaba qué tenía mucho tiempo sin probarlo. Yo creí, por lo bien qué lo hacia que inmediatamente terminaría en su boca, pero el efecto de las cervezas me había adormecido el pene y no tenía ganas de terminar… Así qué aguante un buen rato.

Después me dijo: ¡Ven papi!

Me acerque a ella y comencé a chuparle su gran vagina. Qué la tenía completamente rasurada… Ella gemía y apretaba sus gigantescas tetas de una manera… ¡Que yo me moría por penetrarla!

No deje pasar mucho tiempo… Y me subí a chupar y a tocar esas tetas qué me volvían loco y cuando yo chupaba sus tetas ella agarro mi pene y comenzó a masturbarme…

Pocos segundos después me dijo: ¡Métemelo Ya! Así que le hice caso y la penetre. Tenía una vagina muy apretada.

Yo nunca había estado con una gorda y debo confesarles qué era algo que estaba disfrutando al máximo… pues el hecho de sentir su gran cuerpo era muy excitante.

Comencé a cogerla y ella gemía ¡como gata en celo! Eso a mí me excitaba mucho… Y mientras la cogía, chupaba sus tan deseadas tetas como un desesperado.

A ella le encantaba eso y me decía: ¡¡si…!! ¡¡Sigue así!! ¡¡Me encanta como me coges!! ¡¡Muérdeme las tetas!! Yo seguía cogiéndola… Después ella se giró y quedó de lado… Yo me coloque atrás de ella y la penetre.

La cogí de lado… Pero ella también se movía y todo su enorme culo chocaba con mi estómago. Su culo es perfectamente redondo y estaba delicioso…

Después ella me dijo: Acuéstate… Yo le hice caso y me acosté. Ella se subió encima de mí, agarro mi pene, lo puso en su vagina y comenzó a cogerme… Se notaba qué tenía tiempo sin hacerlo… Porque se novia de una manera como si lo necesitara… Y a mí, eso ¡¡me volvía loco!! Pero lo qué me extrañaba era que yo no sentía como si fuera a terminar pronto, a pesar de que esa gordita me estaba dando ¡¡la mejor cogida de mi vida!! Unos minutos después de estar encima de mí… Ella me dijo: ¡¡ahh!! ¡¡Sí!! ¡¡Me voy a venir papi!! Y después gimió como nunca nadie lo había hecho conmigo… Y se comenzó a mover más rápido, Yo solo veía como sus gigantescas tetas se movían de un lado a otro… Así que las agarre y las comencé a apretar… Después ella se inclinó hacia mí, puso sus tetas sobre mi cara y se movió más lento… Pero seguía cogiéndome.

Y me pregunto: ¿¿Te veniste papi??

Yo conteste: No… Todavía no.

Y me dijo: ¿Enserio? Por qué yo si…

Yo le dije: Ahora yo te quiero coger… entonces se quitó de encima de mí y la puse de perrito, arrodillada sobre la cama y comencé a cogerla por atrás… Ella gemía, cada vez más fuerte y yo seguía cogiéndola sin tener ganas de terminar… así estuve un buen rato cogiéndola y mientras lo hacía, apretaba su trasero y le daba nalgadas.

Y a ella le encantaba, pues decía: ¡Si…! ¡Así papi! Cada que yo la nalgueaba.

Después ella me dijo: ¡¡No mames…!! ¡¡Ya!!

Yo le respondí: ¡¡No!! ¡¡Todavía no termino!!

Y me dijo: ¡¡No manches…!! ¡¡Me voy a volver a veniiiir!! Y cuando dijo eso… Sentí como su vagina comenzó a moverse de una manera como si temblara… Y apretaba mi pene…

A mí me excito la forma en la que gemía y comencé a cogerla con todas mi fuerzas… A ella le encantaba y a mí también. Sentí que iba a terminar… Y le dije: ¡¡Ya voy a terminar!!

E inmediatamente me dijo: ¡¡Hazlo adentro de mí!! ¡¡Quiero tu leche adentro!!

Entonces termine adentro de ella y cuando lo hacia ella volvió a gemir…

Y me dijo: ¡¡No mames papiiiiii!! Estoy sintiendo como terminas… ¡¡Y se siente muy bien!!!

Y cuando termine de eyacular… me detuve y ella me dijo: ¡¡Sigue!! ¡¡No pares!! ¡¡Me voy a venir otra vez!!

Mi pene seguía erecto y al escucharla gemir me excite así que la cogí más fuerte y ella gemía como loca… Hasta que después de un rato me dijo: ¡¡Ya papi!! ¡¡Por favor!! ¡¡Ya para!!

Entonces saque mi pene de su vagina y al tener su trasero enfrente de mi comencé a acariciarlo… Ella suspiro y se acostó boca abajo sobre la cama y me dijo: ¡¡Ahhh no mames Armando!! ¡¡Me acabas de dar la mejor cogida de mi vida!! Me vine 3 veces… Eso es algo que nunca me había pasado…

Entonces, nos besamos en su cama y al poco rato me levante y me fui a mi cuarto… Cuando iba saliendo del cuarto, ella me hablo y me dijo: Prométeme que mañana lo repetiremos… ¿¿Sí??

Yo la bese y le dije: ¡¡claro!! No quiero dejar de cogerte…

Y ella sonrió y cerró la puerta.

Al día siguiente fue más emocionante… pero si quieren que se los cuente dejen sus comentarios… inclusive antes de que me regresara a mi casa me dejo tomarle una foto desnuda… para que no me olvidara de ella.

Publicado en: Relatos porno

Mi hermanita mi artista porno

Nuca pense que al verme sorprendido me pudiera sorprender aún más.

MI HERMANITA MI ARTISTA PORNO.

Esta historia, me sucedió hace un año, desde entonces mi vida ha cambiado totalmente, en el aspecto sexual.

Mi nombre es Diego tengo 27 años y soy un fanático del material pornográfico, como películas, revistas y sitios de Internet y me encanta coleccionar ropa interior femenina usada.

Pero como les dije mi vida cambio el año pasado, cuando un día de esos calientes llegué a mi casa , me di un duchazo rápido y me dispuse a ver una película porno que un día anterior había rentado, cabe señalar que me encontraba solo y no me preocupe de cerrar con llave la puerta de mi cuarto, puse la película y a los cinco minutos de haberla puesto, de repente se abrió la puerta y para mi sorpresa era mi hermanita Paty ( alta, delgada, aperlada, pechos medianos y muy firmes y un trasero hermoso y muy suave) quien tenia 12 años (Ahora 13) , sentí que el cielo se me venia encima por la sorpresa de ser sorprendido por mi hermana y entonces sucedió lo mas sorprendente.

Paty: Que haces Diego……

Yo: Nada salte que no ves que me estoy secando….

Paty: y que es lo que estas viendo….

Yo: Por favor salte y déjame en paz

Paty: Por que no me dejas verla contigo, se donde las guardas y e visto 3

Me quede aun mas sorprendido al escuchar eso, pero lejos de reclamarle por andar husmeando mis cosas le dije que solo sin decírselo a nadie la veríamos juntos, acepto el trato y continuamos viéndola, intente ponerme un pans, pero ella me dijo que no lo hiciera que ya me había visto que ya no me diera pena entonces, en ese momento reaccione y empecé a excitarme sin esperar lo que sucedería, me empezó hacer varias preguntas mientras veíamos la película, como:

Es real lo que lo que están haciendo

Si estaban casados

Que si les pagaban por hacerlo

En fin varias preguntas de una niña de su edad, viendo sus primeras películas pornos, pero de pronto sentí una excitación inmediata cuando hizo una pregunta clave.

QUE ES LO QUE SIENTEN

D e pronto mis ojos llenos de lujuria vieron a mi hermana con otra mirada, que tonto fui nunca me di cuenta de que mi hermana ya estaba empezando a ser mujer, entonces le dije que por que hacia esa pregunta y me dijo que desde que vio la primer película le llamo mucho la atención de lo que veía y que tenia muchas dudas y que quien mejor que yo para aclararlas, entonces mi pene que ya se hacia notar bajo la toalla pedía a gritos salir de ahí le dije, en tono de broma (por si pegaba)

Yo: Por que no lo haces tú misma y te das cuenta

Paty: haces eso…? (veíamos como una mujer se la mamaba a un hombre)

Yo : si, para que dejes de preguntar

Paty: Ok. Pero estará bien…?

Yo sorprendido y excitado con su respuesta conteste…

Yo: Claro que no si tú quieres esta bien, recuerda que no diremos nada

Paty: Ok. Pero tú dime como lo tengo que hacer.

Yo: por que no vamos siguiendo la película y hacemos lo mismo.

Paty: Bueno esta bien..

En eso me saque mi verga de la toalla la arrodille frente a mi y con mis manos empuje su cabecita hacia mi verga ella abrió la boca y se metió mi verga que ya empezaba a soltar jugos lubricantes, empezó a chuparla al principio me rozo con sus dientes pero fui corrigiendo esos detalles y la verdad es que aprendió rapidísimo juro que era la mejor mamada que me habían dado en mi vida, así seguimos durante varios minutos mientras en la película pasaba lo mismo, entonces seguía lo mejor, la película era de categoría anal así que vimos como ella se paro frente a el y se agacho dejando su trasero frente a su cara, mi hermana me pregunto también haremos eso, a lo cual rápidamente respondí excitadísimo claro que si. Ella se desvistió tenia aun un calzoncito de niña y aun me excite mas se paro frente a mi igual que la película y no lo podía creer lo que estaba viendo un culito lampiño precioso rápidamente me puse a chuparlo era riquísimo tenia un sabor muy especial, entonces ahí fue ella donde empezó a disfrutarlo al igual que yo, así lo hicimos durante varis minutos yo ya venia venir lo mejor la penetración, y así fue vimos en la película como ella se levanto y se sentó en su verga. En ese momento rápidamente le dije sigue hacer eso y ella obediente me dijo que si.

Yo la tome de la cintura y la fui sentando poco a poco en mi verga que estaba dura como un fierro, al principio quise dejarlo de hacer pues ella se quejo de dolor, pero era tanta mi excitación que no pude, le dije que me dejara hacerlo y que disfrutaría como la chava de la película, y así fue mi punta de la verga empezó a entrar poco a poco yo sentía como le iba abriendo su culito apretadito y virgen a mi hermanita, fue entrando cada vez mas hasta entrar todo obviamente de lo excitado no aguante tanto como el de la película así que después de un tiempo de cojerme ese culito calientito sentí que me iba a venir , entonces le dije. Que se levantara y que me la mamara otra ves, y obediente se paro se dio media vuelta y se la metió de un solo golpe a su boca me excitaba tanto que después de tenerla dentro de su culo me la estaba mamando y ella gemía de placer, no aguante mas y me viene dentro de su boca, salio tanta leche que se le salía de su boca y se tiraba al piso, cuando termine aun estaba excitado y le dije que recogiera con su lengua lo que había en el piso para no dejar nada, y así lo hizo….eso me cambiaria la vida totalmente desde esa fecha hacia hoy en día.

Esa fue la primera ves, de las tantas que lo hemos hecho ahora somos los mejores amantes y seguimos rentando películas para verlas juntos y hacerlo igual.

Si quieres que te cuente otra escríbeme….

bigdiego76@hotmail.com

Publicado en: Relatos porno

Mi Hijo me hace sentir muy mujer

no puedo explicar la sensacion que siento cuando el pene de mi hijo entra en mi..!!

siempre me considere una mujer deseable, pero nunca me imagine que podia pasar algo asi con mi hijo,,

mi hijo tiene 19 años, y la verdad es que es muy guapo tiene una novia muy linda. una cara muy bonita y de buen cuerpo, por cierto unas hermosas nalgas, en serio es muy linda.

por mi parte me describo soy masomenos alta, morena clara, pelo negro, labios carnosos y ojos color miel, mis tetas son pequeñas, me he conservado bien a pesar de mis tres hijos, conservo mi cintura no intacta pero si firme me gusta ir al gimnasio, por las tardes, y mi trasero sin exagerar es tipo el de Jennifer Lopez, jaja, aunque no lo crean, me gusta vestirme con vestidos cortos pues eso hace que mi trasero se vea mas grande, a mi esposo le gusta verme asi y pues lo hago no solo para el sino para mis compañeros de oficina,

el asunto es que no sabia que tenia a alguien que tanbien me ve en la casa y se trata de mi hijo mayor, el siempre ha sido muy cariñoso con migo a tal punto que al despedirse o saludarme me da piquitos, siempre fue normal para nosotros

un dia sabado que estaba en la cocina en el lavaplatos, entro mi hijo, y se quede atras de mi, como les digo siempre me gusto andar de vestiditos cortos, y al lado del lavaplatos habia dejado mi espejito de maquillaje, entoces vi con asombro como mi hijo me veia el trasero con una mirada de lujuria y se tocaba su pene,, inmediatamente voltee y el estaba de lo mas normal, le pregunte , quieres comer algo, y me dijo,” tengo ganas de un rico y suculento…” me dejo fria pense que iba a decir algo de mi,, pero lo estaba viendo y se tocaba su pene y me mira fijamente mis nalgas, y termino la frase…”plato de ceral!!” a mi me parecio que no era eso lo que queria , se sento a la mesa y no dejaba de verme.

entonces buscando un plato hondo para su ceral, busque debajo de la alacena y tuve que agacharme subiendo mucho mi trasero para que mis nalgas se vieran en su esplendor, ya con mi mente de malicia haber visto como se tocaba su pene mientras me veia me comenzo a exitar, entonces se levanto y se acerco hasta donde estaba, y como por accidente topo su bulto justo entre mis nalgas, y abrio la alacena de arriba, me sorprendio pero solo hice un pequeño movimiento, perdon me dijo, es que aca arriba esta el que me gusta usar, pude sentir su tremendo pene justo, grande duro, firme, y me levante, me dijo, “pero no le alcanzo si tu estas frente a mi.!!”entonces. puse un banquito para poder subirme yo, y el me ayudo, y pude ver como me veia debajo del vestido, y me pregunto cual es tu color favorito, mami,, me dijo..!!

porque le pregunte… para ver si me parezco a ti en eso me dijo… es que a mi me gusta el celeste me dijo.. y ese dia yo me habia puesto un bikincito celeste pequeño liso , ah ese es un color muy bonito es como el cielo le dije… entonces me dijo, si cada vez que veo ese color me siento que estoy viendo el cielo dijo y se sonrio, eso me puso sonrojada.. pues el me estaba viendo mi calzon…

me ayudo a bajar y se sento yo me sente frente a el, entonces le pregunte, algo de su relacion, que como iban las cosas , y que se cuidara,, de que me dijo el, pues de que va a ser le dije. no te entiendo mami. te refieres a que no quieres ser abuela me dijo, y ser rio, jajaj eso justamente le dije. soy muy joven y bonita para serlo prematuramente, entonces me dijo. no te preocupes que no he hecho algo asi, es mas te confieso que tengo miedo me dijo, pues nunca lo he hecho y quisera aprender antes de hacerlo.

eso fue una bomba, pues en mi mente cruzaban toda clase de ideas entorno a esa mirada que me habia hecho y a su bulto que se veia muy grande, mi respuesta fue, pues tendras que aprender con ella le dije, si te vas a casar con ella sera mejor que eso pase primero y llegaras virgen al matrimonio, dando clases de moral, pero en mi mente solo existia la imagen de su bulto.

pues la verdad quisiera aprender algo antes me dijo, pero eso si no con prostitutas, ni ninguna chica facil me dijo. pues no seria agradable, entonces no te queda nadie mas le dije y me sonrei, me volvi a levantar y volvi a buscar algo, en la alacena de abajo y sentia su mirada entonces me pregunto ,, como fue tu primera vez, me dijo, eso me inquieto. y porque quieres saber eso le dije… perdon pero fue simple curiosidad, con ese cuerpazo me dijo, seguramente tuviste muchos novios. pues no creas le dije… antes no era asi la cosa, y mi cuerpo no era como hoy le dije. entonces me dijo algo que me desprendio del suelo, dijo perdon mami pero tienes un culazo de miedo,

que barbaro le dije, no me vuelvas a decir algo asi… aunque gracias pero antes no era asi, era mas plana y luego de casarme se comenzo a poner asi le dije. luego con los tres partos y luego ir al gimnasio ha echo eso le dije, pero es que cualquiera que te ve ha de decir lo mismo me dijo, mi papa no te cela por que te vistas asi me dijo. claro que no le responde pues porque a el le gusta es que me visto asi.!

es que asi paras el trafico me dijo,, gracias le dije. ya me voy a la universidad me dijo y me dio un piquito pero me abrazo y yo no pude evitar pegarme a el y pude sentir su bulto, no le dije nada por timidez, y el no me dijo nada tampoco solo se pego fuerte a mi, en mi vientre… fue una sensacion extraña..

por las noches cuando hacia el amor con mi esposo no podia evitar pensar el el bulto de mi hijo y como pude sentirlo en mis nalgas y en mi vientre.. y su mirada de lascivia tocandose y viendome el trasero… me estaba volviendo loca. le conte a una mi amiga y me dijo, pues tu hijo esta guapo, y si quiere aprender has tu papel de mama y enseñale riendose a carcajadas, me dijo o si quieres le enseño yo que estaria dispuesta a comerme su bombom, jaja , no digas eso le conteste, es mi hijo no podria con que cara lo veria despues o a mi marido,

solo hazlo como una clase de anatomia me dijo.. y veras que nadie sale con sentimiento de culpa, y esa idea me rondaba la cabeza todo el dia, deje de verle su pene cuando tenia 6 añitos, pero queria verselo de nuevo, estaba loca con la idea y realmente queria algo con el apesar de lo que fuera a suceder…

el siguiente sabado en la mañana escuche como se bañaba y baje a la cocina nuevamente, y el volvio a entrar, pero iba solo con un calzoncillo de bikini negro, de algodon en donde se le veia perfectamente la forma de su pene y sus testiculos, cuando lo vi solte un plato que tenia en la mano, me asuste,y me dijo que te paso, es que me asustaste le dije, entonces dijo tan feo soy, y se sonrio, no es que entraste derrepente le dije, pero no le mencione su poca ropa, entonces abrio el refrigerador, y saco jugo de naranga y sirvio en un vaso y mientras se lo tomaba le veia ese par de nalgas increiblemente firmes y redondas, su calzoncillo pequeño que apenas lel cubria su culo y del otro lado esa tremenda fiera que me moria de ganas por ver fuera de su ropa intima.,

se volteo y no pude evitar verle el pene y le pregunte y porque andas asi, asi como me dijo, asi tan exibisionista le dije pero con toda normalidad, pero se me hacia agua la boca, es que tengo un poco de calor me dijo, le pregunte, que estabas haciendo ,, y me dijo como hoy no hay universidad, hice un poco de abdominales y un poco de ejercicio. le dije tenia ratos de no verte asi. su piernas era peludas, tenia un poco de vello en el pecho y abajo del hombligo, y comense a sentir como se humedecia mi vulva, me estaba exitando ver a mi hijo y sobre todo saber que no iba a ir a la universidad. entonces se estiro y le dije, huy tu novia va a tener que tener mucho cuidado con eso. le dije..

con cual me dijo y se toco con esto,, y se dio la carcajada,, si se ve muy grande le dije.. pues yo lo veo normal me dijo, tu ya habras visto mas de uno me dijo aparte del de mi papa, no seas groser le dije, entonces se me acerco y me beso en la frente y me topo su pene en mi vientre otra vez, yo lo abrace y apretandolo contra mi, acariciandolel la espalda, y sintiendo su pene que ya esta muy duro, le tocaba la espalda de arriba a bajo hasta el borde de su calzoncillo queriendo bajar el me acariciaba tambien bajaba sobre mi vestido hasta la orilla de mi calzon, estuvimos asi como cinco minutos, disfrutandonos en ese abrazo, entonces me dio al oido, ” que color de calzon cargas hoy..?” y me beso en la oreja, yo le dije el color que te gusta a ti.,

solo me dijo mmm, y bajo sus manos calientes a mi cadera, yo le tome las manos y lejos de subirlas termine de bajarlas, y le dije, querias tocarlas verdad, pues tocalas todo lo que quieras le dije,, senti como poco a poco me fue subiendo el vestido, al mismo tiempo yo le tocaba sus nalgas, y lo presionaba contra mi, me agarro de las piernas y me subio a la mesa, me acoste y el acaricio mis piernas y me beso, hasta llegar a mi bikiny, puedes quitarlo le dije,, lo hizo y comenzo a lamerme, entonces le dije pense que no sabias hacer eso, y el me dijo esto si . lo que no se es lo demas, que mas le dije, solo tienes que bajarte tu calzoncillo y venir aca,, lo hizo se acerco y yo sentada en la mesa le tome el pene y le dije, es tal como me lo imagine esta riquisimo y lo quiero todo adentro, ven que te voy a enseñar como es una mujer por dentro,,

lo agarre y lo puse en la entrada de mi vagina que estaba mojadisima y le dije hazlo suave y firme y poco a poco senti como me abria, y penetraba, era tan delicioso senti un escalofrio tremendo, y le dije metelo todo, lo hizo y yo con el vestido en la cintura le decia mas rapido mas rapido, lo empuje y lo acoste en el piso de la cosina entonces me subi encima de el y como una quinceañera me lo disfrute como nunca a un hombre ni siquiera a mi esposo..!!

Publicado en: Relatoseroticos

dos niñas tienen sexo con su hermano

dos niñas lindas que descumbren lo deliciosos del sexo con su hermano.

Hola, mi nombre es Nicole pero me llaman Nina; que mi hermana encontró esta página por casualidad tratando de buscar foros sobre los incestos o la pedofilia, de esos temas son la historia de nuestras vidas, en la actualidad tengo 42 años y ella quien se llama Leydig tiene 40 años; ella es enfermera y yo profesora de sociales, vivimos en Medellín- Colombia sé que en todo el mundo es muy bien conocido mi país por muchas razones pero la más fuerte es la belleza de sus mujeres sobre todo la paisas mujer típica de Medellín; y tienen todas razón pues para la muestra estos dos botones de hembras que somos mi hermana y yo.

Bueno describo a mi hermana ya somos veteranas pero a sus 40 años ellas es una mujer de 1.75, tez dorada, ojos azules y cabellos negro oscuro, senos 36B bien paraditos, una cola como la de Natalia parís pero más paradita y redondita, cintura de 63 cm, abdomen plano, piernas largas esbeltas, pies y manos de revista, un rostro de facciones latinas y bien definidas. Yo soy muy parecida las diferencias son muy pocas, pues mi cabello es monito oscuro, mis senos un caídos pero ricos, mis ojos son verdes claros y mi cola si es más grades y paradita, pero de facciones similares unas bellezas.

Sé que deben estar ansiosos por saber nuestra historia pues ya se la vamos a contar, buena las pequeñas diferencias de nosotras son por motivo que mi padre era mono sueco ya se lo imagina altísimo acuerpado y de ojos claros europeo puro y mi madre era de aquí de Medellín muy parecida a nosotras pero más bajita pero hermosa se conocieron en una disco de Cartagena a la cual mi padre había venido de vacaciones se enamoró de ella y del país, se vino a vivir con ella y bueno lo demás es historia, pues primero nació mi hermano mayor Josué que me lleva 12 años de diferencia pues porque mis padres pues eran muy jóvenes cuando lo tuvieron mi papa con 25 y mi madre con 20, pues duraron mucho tiempo para encargaros a mi hermana y a mí. Bueno no se impacienten que ya viene lo bueno toda esta introducción es para que se metan en la historia y la visualicen bien.

Desde muy pequeña apenas me acuerdo mi hermano tenía 17 y desde siempre nos consentía mucho también está cerca el día que se iría a la escuela de oficiales del ejército, el ya había salido del colegio y nos cuidaba ya que mama empezó a trabajar y papa se la pasa viajando, pues un día él me dijo que nos bañáramos juntos yo amo a mi hermano pues no me opuse menos con mi inocencia al bañarnos él estaba en calzoncillos y a mí me hiso desnudar el me baño con dedicación y suavidad sobre todo mi vaginita y mi culito en huequito bueno lo emociónate fue cuando se puso de pie y vi como el bulto de sus calzoncillos era enorme y yo le pregunte qué era eso, él me dijo ¿quieres ver? Yo asenté la cabeza diciendo si, él lo saco y pues en verdad es enorme no porque yo tuera esa edad y todo era grade para mí, ya entenderán más adelante, me dijo que se lo ayudara a lavar se sentó en la taza de inodoro y yo me puse delante del debo decir que yo apenas tenía 5 años de edad, pues se la enjabone un largo tiempo yo apenas sonreía y el hacía peguntas de inocencia como:¿Por qué yo no tenía eso?, ¿para qué era?, ¿o que sentía?; el respondió con cosas como: las niñas tienen vagina y lo niños pene, tiene dos funciones para orinar y para hacer feliz a las niñas, bueno cuando yo escuche eso le dije que quería saber cómo hacia feliz él me dijo que era muy pequeña pero le insistí tanto que me dijo: no se puede porque tu vagina es muy pequeña y mi pene muy grande te haría llorar y te aria daño cuando seas más grande lo are, yo le pregunte ¿Por qué? Bueno porque mi pene se debe meter en tu vagina por un huequito que está aquí y me mostro con un espejo no me acuerdo muy bien pero fue así, luego seguí lavado su cuerpo y pene, de momento me dijo pero si se algo que podemos jugar y te va gusta yo le dije que si bueno me la puedes chupar me dijo yo no sabía que era pero él me conto, a mí al principio me dio dudas de hacerlo pero cuando mi hermano me cogió me acostó en el suelo mojado de la ducha abrió mis piernas y empezó a lamerme la vagina empecé asentir una sensación extraña pero muy rica me gustó mucho, después de eso que fue largo y lleno de palabras de mi hermano como está muy rica sabe riquísimo, que linda, me anime a hacerlo. No me cabía en la boca apenas una pequeña parte de la cabeza, el resto se la lambia y besaba recuerdo que la imagen de su verga era gruesa por que la cogía con mis dos manitas y venosa, luego de un ratico me dijo que trajera el aceite Johnson y se lo aplico en el pene, continúe moviéndoselo como me enseño de arriba hacia abajo y viceversa, luego el me acostó en el piso abrió nuevamente mis piernas me la beso otra vez y empezó a mover su pene en mi vaginita, como es enorme a penas se sentía su punta como se frotaba con los labios de la vagina me sentí extraña con sensaciones que me hacían estremecer y contraer, lo hiso hasta que salió un líquido blanco y gelatinoso, le pregunte por supuesto que era me dijo que semen, que lo probara que era muy rico lo hice con ingenuidad pero sabía raro pero nada asqueroso me gusto, mi hermano me advirtió que no debía decirle absolutamente a nadie, porque se podrían bravos y me regañarían porque esos juegos eran de adultos y yo era una niña, yo le dije que si no lo volveríamos hacer el me respondió que solo si yo no le decía a nadie.

Luego durante toda la tarde y las próximas 4 semanas continuamos jugando todos los días y también metimos a mi hermana y mientras yo sentada en su abdomen chupando su pene mi hermana estaba sentada en la boca o cambiamos era un juego muy rico mi hermanita con 3 años también se lo lambia y chupaba como si fuese tetero o mamila.

Mi hermano se fue a la escuela de oficiales, lo volví a ver al año pero ya no buscaba jugar con nosotras a Leydig se le había olvidado pero a mí no, pero venia un mes y se iba y la pasaba con amigos y amigas, con el pasar de los años a mí se me olvido un poco.

Pero luego a lo que ya tenía 9 años más grandecita cierta noche, me levante a orinar pero cuando salí de la habitación escuche ruidos raros quejido suaves abajo en la sala de televisión pensé que era eso la tele, pero mi curiosidad me llevo a ir a mirar cuando me asome suavemente vi que a mi padre y madre en el mueble desnudos, mi madre como en cuatro en el piso y mi padre atrás de ella moviéndose como un perrito cuando está detrás de una perrita, me quede mirando con interés, pero me sentía como cuando mi hermana jugaba conmigo, como estaba en la entrada de la sala pues estaba muy a la vista así que con cuidado me moví y me hice debajo del comedor que tenía un mantel, desde allí agachada podía ver todo lo que hacían mis padres, luego de empecé a notar lo que decía mi hermano que el pene se metía en la vagina pues si estaba todo el pene de papa en la vagina de mama, y él lo metía y sacaba.

Luego papa se levantó y saco su verga de la vagina de mama era enrome como la de mi hermano, se sentó en el mueble ella se la empezó a chupar metiéndosela en la boca lo hacía de una manera desespera y rápida, de pronto empecé a sentir ganas de tócame la vaginita porque sentía una sensación muy rarita más fuerte que cuando estaba mi hermano, bueno empecé a tocarme hace muchos tiempo no lo hacía note una nueva cosa en mi vagina una cosita como redondita que la tocaba y me hacía estremecer, para resumir vi como mis padres tenían sexo de muchas maneras ese día y fue tal la excitación que tuve mientras me toca la vaginita y ese botoncito mientras veía que mis padres lo hacían que de repente sentí un fuerte corrientaso en mi cuerpo, en mi cabeza, en mi vagina que me dejaron quieta estremeciéndome y me toco taparme la boca pero fue tan fuerte que me orine ahí fue una orinada tremenda salió un chorro largo y aun después de que salió mi vaginita palpitaba como expulsando hasta la última gota, mi mano quedo lavada y no decir de mis cuquitos, cuando recupere la razón mis padres se habían levantado y subían al cuarto, yo me quede quieta espere a que subieran y me dispuse con una toalla a limpiar lo que había hecho, la toalla la lave y coloque en límpido para quitar el olor, mis manos aún se sentían mojadas y como gelatinosas, cuando termine me fue recosté en mi cama y no podía sacar las imágenes de mi cabeza, paso mucho tiempo en donde yo espiaba a mis padre como lo hacían pues cada vez que me levantaba a ir al baño.

Paso el tiempo y cumplí 11 años y mi hermana 9 años muy inocente, mi cuerpo a esa edad era así la más alticas de mi grado, mi pelo más clarito casi mono, mi piel rosadita, no tenía senos apenas dos bulticos que se asomaban, piernas largas, cola bien levanta redonda y grande, muy grande para mi edad, piernas largas y delgadas, mi hermana si era altica también pero de piernas gruesitas y cola redonda pero no bien desarrolladas pero para su edad desarrollada, un pelo negro oscuro y sus ojos azules.

Pues paso algo para nosotras desastroso mis padres murieron el 23/12/1980 en el accidente aéreo de la aeronave Caravella R-6 estaban en Riohacha conociendo y pasando tiempo a solas nosotras estábamos con la abuela, no lo dijeron al otro, fue traumático y las siguientes tres semanas fueron muy duras, una mañana mi abuela nos contó que mi hermano regresaba a casa, que había recibido la noticia y había pedido permiso, esta parte de la historia es muy jarta a sí que la resumiré, mi hermano volvió y se dio cuenta que la abuela no se podía hacer cargo de nosotras así que paso solicitud a ejército para hacer cargo de nosotras, lo trasladaron y le dieron un puesto de oficina con horario normal y descanso los fines de semana para pasarlo con nosotros un trato especial por ser el mejor oficial de batallón.

Fue muy confortable tener a mi hermano en casa como apoyo y cuidándonos pero fue muy raro porque lo veía y solo me acordaba de lo que hacíamos para Leydig fue norma y con gran felicidad lo recibió, pero mi hermano había cambiado tenía una actitud seria, muy autoritario, ordenado, pero era muy dedicado y responsable.

bueno parón como tres meses, mi hermana súper pegada a Josué y lo de mis padres empezaba a ser superado, pero yo aún no podía entrar en situación con mi hermano estaba confundida porque lo veía y no era mi hermano, era otro hombre un hombre de 1.89 con un cuerpo súper atlético hombros anchos, pecho grande y fuerte, abdominales marcados, piernas y brazos con fuertes músculos, no como lo de la lucha libre pero si muy fuerte, un rostro de europeo con ojos claros y pelo castaño claro, su piel oscurita por haber estado mucho tiempo expuesto al sol, lindísimo las mujeres cuando salía le decían piropos y propuestas sucias, y yo sentía celos.

Él nos miraba muy serio, nos habla siempre con fuerza y pues para mí era muy raro porque no se parecía a mi hermano anterior que nos habla dulce y jugaba con nosotras a cosas ricas, pues yo pensaba que esas cosas ricas no se repetiría pero me equivoque, una noche sentí como la puerta se cerró con fuerza eso me despertó y era el subió las escaleras, de repente lo vi entrar, fue muy tierno ver como acobijo a mi hermana y le dio un beso y dijo te quiero mucho, luego se dirijo a mi cama, yo estaba arropadita pero él me desarropo yo de reojo vi como sus ojos recorrían mi cuerpo me quede quieta y para lisada a la espera de que pasaría, pues avemaría, me dijo a ti también te amo pero de otra manera a que se refería ya verán, paso sus manos por mi cuerpo de abajo hacia arriba suavemente me sentí caliente y excitada, luego dijo que era muy hermosa, se levantó de la cama yo miraba de reojo entre lo oscuro vi la poca luz que entraba de la calle, vi cómo se quitó los pantalones y los calzoncillos salto su pene grandote todo se veía como sobras pero era notorio ese palote, yo cerré los ojos peo sentí como se moto sobre mi cara, su pene en mi boca y dijo abre los ojos y la boca, yo los abrí de repente y lo vi a los ojos esos ojos llenos de deseo estaba asustada e impresionada, pero al ver ese enorme pene, él puso sus manos en mi cara y me hizo abrir la boca pero yo no puse resistencia la introdujo y yo la recibí, se empezó a mover suavemente de adentro a fuera, a veces la introducía mucho y yo me ahogaba pero en ningún momento la saco, estando excitado empezó a moverse con más fuerza me revolcaba el cabello y con la otra mano y sus dedos más grandes me toca la vagina sobre mi calzoncitos de dormir empecé asentirme como cuando vi a mis padres haciendo el amor ese día que me orine era muy rico me excite tanto que esta mojadicima bajan largas gotas por mis nalgas, duramos mucho tiempo no sabría decir cuánto, pero de pronto él se detuvo empezó a contraerse y una enorme descarga de semen bajaba por mi garganta parecía que tomaba agua o algún liquido no lo saco hasta que salió la última gota y lo que le quedaba lo restregó por mi cara, se paró cogió su ropa me dio un beso en la frete y se fue yo que allí saboreando sus jugos los cuales no los había saboreado hace ya 11 años que delicia y mi vagina mojada, mojada así amanecí, me bañe y baje él ya se había ido, yo pase todo el día pensando en esa noche y esos momentos todo eso pasaba y pasaba por mi mente, al llegar la noche estaba juiciosa con las tareas hechas y todo ordenado, el llego y la señora que nos cuidaba se fue el me vio y no sonrió ni me saludo de besos en la mejilla, a eso de las 9:30 mi hermana y yo ya íbamos a dormir yo estaba acostada preguntado qué pasaría el vendría o lo de anoche fue solo cuestión de borrachera, pero no cunado mi hermana ya estaba dormía el entro e hizo lo mismo de la noche anterior, pero esta vez me desarropo me lazo entre sus brazos y me llevo cargada hasta la sala me sentó en el sofá se sentó a lado mío, yo no decía nada solo cayada esperando que pasaría, muy nerviosa y ansiosa; bueno cogió el control prendió la tele, el DVD apareció una película de porno donde hombre con penes como el de él atravesaban a mujeres por todos lados en muchas escenas había hasta 5 hombres con una mujer y ella solo pedía que le dieran más duro, pero ellas disfrutaban les gustaba, yo miraba la película y su paquete que estaba enorme la pantaloneta que tenia se alzaba como carpa de circo, yo sentada pero recostada al lado de el con mis piernas recogidas y sacando la colita, su mano derecha estaba allí debajo de mis pantis con sus dedos tocando mi vaginita mi colita y mi ni es – ni es culo ni es chocha, que rico pensaba yo.

De repente me dijo:

Josué ¿quieres mamarla?

Yo: asenté con la cabeza diciendo que sí,

Josué: pues sácala

Yo con gran deseo metí mi mano en su pantaloneta no había calzoncillo coja ese pene grueso apenas cabía en mi mano, caliente y lleno de venas, era enorme; me lo lleve a la boca y empecé a besarlo, lamerlo y chuparlo como helado, trataba de metérmelo lo más profundo que rico se sentía, cerraba mis ojos, recordé como lo hacía mi madre con fuerza eso lo enloqueció a tal instancia, que trataba de meterme el dedo en el ano, me dolía y yo me corría, cada dedo suyo eran como dos mío, el me cogía la cabeza y traba como de hacer llegar su verga a lo más profundo de mi cuello pero yo me ahogaba y lo sacaba, salían cantidades de saliva combinada con semen de mi boca, que se deslizaban por mi rostro el me la restregaba por la cara, el cuello y el pecho.

Estado eso me cogió me levanto sentado encima de él, de frente con las piernas a su alrededor y mi vagina reposando en su cosa que apuntaba hacia arriba, me dijo cógela la tome con mis manos, muévela y luego me cogió por la cara y me beso un beso suave al principio, yo me deje llevar torpemente y mientras más yo le hacia la paja el me besaba con más intensidad y con su lengua la cual entraba en mi boca y buscaba la mía, no sé cuánto tiempo nos besamos pero fue muy rico, me miro y dijo te amo mi princesita, te acuerdas cuando me decía que te metiera mi pene en tu vagina y yo decía que no era hora porque tú eras muy pequeña, con voz tímida dije “si”; pues pensaba esperar a que fueras más grandecita, seria tu regalo de 15 años, pero no aguanto más y sé que tú también quieres ¿cierto?, me pregunto, yo otra vez dije ”si” con respiración cortada y suspiros. Me levanto sentándome en el mueble, de la mesa de centro cogió un tarrito lo abrió y dijo esto es para ser no te duela tanto, porque voy a penetrar tu vaginita, yo pase saliva.

Si arrodillo frete a me quito lentamente mi tanguita, de allí vio otras vez mi cuquita pero más grandecita cerradita pero gordita, dijo “huyyy que rico, que linda, que delicia” paso sus dedos con suavidad estaba mojadita, sus dedos brillaban de lo lubricados, se levantó y prendió la luz, seguramente para verme bien pues yo podía volver a ver su pene con total claridad me abrió de piernas, puso su pene en mi vagina me dijo cógelo y restriégatelo, yo le obedecía “que delicia” , el me chupaba los dedos de los pies y me los besaba que excitación “o Dios mío” empecé a pensar que quería que me lo metiera ya no me importaba yo aguantaría lo que fuera mi vagina lubricaba y lubricaba la cabeza de su verga estaba brillante mojadita, el bajo su cabeza y empezó a besarme en la vagina, con suavidad al principio pero luego empezó con su lengua recorría por todos lados mis muslos, mi entre pierna, mi colita, mi ano, mis nalgas, mi vientre era como desesperado; pero yo estaba como loca, brincaba me retorcía me arqueaba, sentía su lengua tan adentro de mí que casi me hacía orinar, su cara cubierta de mis jugos y yo cubierta de placer me agarraba del mueble y le agarraba la cabeza queriendo que no me hiciera más fuerte como las mujeres de las películas ya comprendía la sensación.

Vi el reloj y eran las 10:30 y al rato volví a ver y eran las 10:55 creo me lamia y lamia, se paró con fuerza me tomo de la cabeza y metió su verga en mi boca empezó a meterla y sacarla con fuerza y rapidez, por mi cuerpo baja la saliva con semen que salían de mi boca, me tapaba la nariz y me asfixiaba me gustaba me hacía sentir una puta, una perra, una zorra pero yo no lo sabía con esas palabras solo quería que me hiciera lo que quisiera.

De repente se detuvo y mi se sentó a mi lado para besarme y acariciar con fuerza mi vagina y mi culito parecía como un pulpo sentía sus manos por todo mi cuerpo rosadito caliente, yo lo abrazaba y no me quería despegar de su boca de su lengua y cogía su verga y la frota, al momento se paró me dijo ya vengo me dejo hay en camisón me dijo antes de irse que cogiera crema de esa y me Frotara la vagina mientras el venia yo como hermanita buena y obediente lo hice.

Al regresar traía con él una cámara de video y una fotográfica, me dijo que jugaríamos a que yo era una modelo o una actriz y haríamos una película como la que habíamos visto ya; no me pareció malo antes me dio más ganas, comenzó entonces a tomarme fotos en distintas posiciones donde yo mostraba mi vagina abierta, mi culito, mi huequito, mi desnudes completa; también con la verga de el en la boca o cerca de mi ano o vagina.

después cogió la grabadora y comenzó a firmarme mientras yo se la mamaba y masturbaba, en ese momento él estaba sentado y yo en cuatro chupándosela y el con una mano tocándome la vagina o el culito, cogió aceite Johnson del que me echaba antes y lo froto por todo mi culito y vagina; era maravilloso una sensación deliciosa, me estoy mojando ahora y mi hermana también mientras contamos esta historia, luego me acostó en el mueble y me metió nuevamente la verga en la boca, y la metía lo más que podía, mis ojitos verdes lloro ciaban, por la presión y la asfixia que sentía.

Después me acomodo al borde del sofá, me empezó afirma mi vagina, me pedía que la abriera, que la consintiera, me echaba más aceite, me voltio y me puse en cuatro cogió la crema se la puso en su dedos empezó a metérmelo en el ano era forzado me dolía pero yo no decía nada porque no quería que para, si lo hacía tal vez se podría bravo, me dolía pero yo aguantaba cogiéndome del sofá apretando dientes, el logro meterlo y empezó a moverlo en círculo lo sacaba cogía más crema y me introducía cada vez más profundo, al cabo de unos minutos, ya no sentía dolor pero si un líquido que me bajaba por las piernas salía de mi culito o de mi vagina no sé pero mi culito empezó a palpitar y el metía y sacaba el dedo con gran facilidad, entonces metió otro dedo y me dolió menos y al rato ya no dolía, se sentía muy rico con dos dedos, pues yo andaba perdida en el cielo englobada, era muy rico me ponía la cama en la cara para gravar mi gran placer y así continuamos, hasta que se paró saco los dedos yo mire que hacía, coló un trípode para la cámara la acomodo y saco unos cables que conecto al tele, mi imagen estaba en la tele era una estrella ya él me dijo.

Me levanto y me acomodo a orden de uno de los brazos del sofá, coloco almohadas debajo de mi espalda me abrió las pierna coloco su pene en la entrada de mi vagina era largo muy largo y grueso, le pregunte ¿me lo vas a meter? Respondiese princesa te va doler un poco pero tienes que aguantar, asenté con la cabeza diciendo sí; el unto crema en mi vagina que de por si estaba mojadicima, restregó su pene un par de veces y empezó el proceso de introducirlo, me dolía muchísimo y no había entrado nada sentía que me desgarraba algo yo me retorcía, me encorvaba, apretaba los dientes y la almohada, se separó al ver que no entraba entonces saco de una bolsita un laso con el cual amarro mis manos y lo paso por el mueble hasta amarrarlo a la base del sofá yo apenas podía mover la manos, luego saco una cosa rara una bolita con un caucho negro la cual puso en mi boca, sabia a fresa mi sabor favorito en dulces, ya no me podía mover, ni gritar mucho así que nuevamente unto en su dedo bastante crema y con un golpe lo introdujo en mi vagina yo grite fuete mente pero no se escuchaba solo un leve quejido, la pelota esa me cubría toda la boca, mi cuerpo se estremeció y me dolió muchísimo, empezó a moverlo para todos lados lagrimas salían de mis ojos eso solo era su dedo que me esperaba de su pene, pero no quería parar así muriera lo haría, pues después de que me metió dos dedos y un buen rato de sacarlos, meterlos y moverlos para todos lados, ya no dolía, en cogió unos pañitos húmedos y comenzó a límpiame yo apenas los veía con sangre, cuando paso el ultimo ya no salió con sangre, fue allí cuando saco un metro midió su verga y me dijo mide 20 cm eso te voy a meter, me cogió de las piernas me las abrió con fuerza, dijo relájate la puso en la entrada y de un golpe metió la cabeza o trabes me hizo estremecer y gritar, luego paro un rato y paso el dolor, al momento metió hasta la mitad y después comenzó a moverse rítmicamente de adentro hacia fuera.

De repente empecé a sentir nuevamente esas ganas que se me habían quitado por el dolor, mi cuerpo se calentó, mi vagina lubricaba mucho más, mis piernas temblaba, me estremecía y encorvaba, empecé a sentir desesperación por que me penetrara más duro y si querer dije “tan rico si más” como decían en las películas “mas, más duro más rico todo métemelo todo”, el sonreí y lo hacía con más fuerza, rapidez y yo lo estaba sintiendo hasta el estómago, el me penetraba y me penetraba de repente sentí un choque eléctrico que recorrió mi cuerpo hasta la cabeza y de un movimiento súper rápido me orine, su pene salió y yo orinaba y chispeaba su cuerpo, el me alzo las pierna me lamio la vagina y me voltio quedando de espaldas a él como él era mucho mas alto que yo me levanto mis piernas quedaban en el aire y el me lo introdujo de un golpe y empezó a bombardearme con su verga con una fuerza increíble; yo mordía las almohadas y gemí con fuerza después de un breve rato me orine nuevamente yo le dije:” para que me orino otra vez”, no lo hizo al contrario empezó con más fuerza y rapidez, me orine y mi piernas se desgonzaron caí arrodillada en el piso, el aprovecho y me la metió en la boca me hiso mámasela durante un largo rato, saco su verga y dijo: “ya vengo” fue al closet de abajo y saco una colchoneta de acampar la tendió en el suelo se acostó y me dijo ven móntate, yo gateando me fui a donde el mis piernitas temblaban, me pare me acomode encima de le y mis piernas temblaban él me fue dirigiendo hasta posarme en su verga la cual se fue abriendo paso hasta en tirar todas yo queda bastante levantada ya que por ser tan larga no me cabía toda, el empezó a moverse como loco, de esas embestidas tan rápidas me orine otra vez pero él no lo sacaba y yo otra vez me orinaba fueron como cuatro veces pero ya las orinadas eran más pequeñas, era raro porque la orina que salía era muy gelatinosa yo tenía mi culito y piernas embarradas, después me puso en cuatro y me clavo su verga otra vez, se empezó a comerme de una manera yo me sacudía y sentía una presión extraña en mi estómago y un golpeteo, pero también tenía una excitación muy grande y no podía casi respirar estaba muy agitada y después de un rato de ese rico placer, me la saco de golpe me voltio me la puso en la boca y empezó a moverla con su mano muy rápido me acorde cuando esta de 5 años y el así me descargo su leche en mi cara y cuerpo era tanta que salpico mi cara, cabello y mi pecho, y luego la restregó en mi vagina, la volvió a meter y dio un par de sacudías y nuevamente sentí un poco más de descarga, se quedó tumbado encima mío yo solo sentía semen en toda mi cara él se levantó, me dejo hay tumbada empezó a grabarme con la cámara por todas partes, abrió mis piernas y graba como salía semen de mi vagina.

Pero aun no terminaba la noche yo toda abusada y cansada, no me quería parar de ahí, pero él me alzo pensé que me llevaría a la cama porque al otro día era viernes y tenía el último día de colegio de la semana, nos dirigíamos era al baño, me puso de pie, mis piernas aun temblaban me empezó a lavar y manosearme por todas partes, luego a enjabonarme y que yo lo enjabonara, mientras le enjabonaba el pene, comenzó a poner duro y grande otra vez, pues hay estaba otra vez esa arma lista y al servicio pero la verdad es que yo ya estaba cansada, nos lavamos con agua y el me arrodillo quería meterme la verga en la boca yo le dije: “no hermanito estoy cansada, no quiero más” pero no le importó me dijo: “tú eres mi zorra y yo lo haces cuando yo quiera” la metió y empezó a propinarme estocadas en la boca, después me levanto alzándome hasta sus hombre colocándome las piernas alrededor de su cabeza para así poder lamer mi vagina yo me estremecía pensé que no tenía ganar pero él me las estaba haciendo dar, después de un rato, me bajo yo temblaba me coloco contra la pared de espalda abrió mis piernitas, él se agacho y la hundió de un golpe yo grite y lo sentí en el estómago.

Yo estaba hay apoyada apenas en la puntica de los dedos de mis pies recibiendo las duras embestidas que me daba, que me hacían estremecer, gemir, dilatar de una manera, su verga de 20 cm me entraba y cuando salía bajaba por su pene unas gotas de mis líquidos, como se dice aquí en mi país que zarandeada tan brava, se movía como un perrito chiquito encima de una perra, pero eso era yo su perrita pero no con un perrito sino con un gran maltes, me lo saco y ese pene estaba bien erecto con su cabeza gorda y cuerpo venoso que apuntaba así arriba, me voltio y me cogió de la cabeza dirigiéndome hacia su pene empecé a chuparlo lo cual me encantaba, el me sostenía con una mano la cabeza impidiendo que yo pudiera sacar el pene y forzándome a meterlo más adentro y con embestías hacia que se la mamara, yo me sostenía con mis manos de sus caderas y el con su otra mano la metía en mi vagina dos dedos sentía los cuales movía rítmicamente y cuando se detenía era para zarandear mi vagina con rápidos movimientos de sus dedos y con esta posición e esos movimientos rápidamente me hizo eyacular otra vez acompañado de un orgasmo que debilito mis piernas y me caí frente a él, pero no me dejo respirar ni un segundo con rapidez me alzo por la cintura me puso en la taza del inodoro y comenzó a embestirme con rapidez solo metiéndome la mitad de su pene, pero que era suficiente para sentirlo en el estómago, pero con una rapidez de maquina locomotora me penetraba, y muy parida fue mi próxima eyaculación con más fuerte orgasmo, el cual caí sobre él y fue bastante, estaba hay sin fuerza en la pierna, ni en mi cuerpo y el aprovechaba para introducir su pene en mi boca y que yo le hiciere la mamada, luego de un rato me alzo de ahí me llevo a la cama que era de mis padre me puso boca abajo coloco unas almohadas en mi vientre para que el culito me quedara levantado se puso detrás mío y empezó a follarme con fuerza desde esa posición me la podía clavar con más profundidad y fuerza, comenzó a querer meterme un dedo en el culito, me empezó a forzar yo apretaba, porque me dolía y no me entrada, él me dijo “eres bastante estrechita aquí”, me saco su pene y se dirigió a la sala, trajo con él la crema y el aceite que me había echado en la vagina, me coloco el cuquito y con su dedo comenzó a meterme de esa crema en el ano cada me dolía al principio pero con la crema empezó a lubricar mejor y hacer más fácil y después de un rato placentero, me coloco a la orilla de la cama en cuatro, me dijo que alzara bien el culito encorvara la espalda y me relajara, echo crema en su verga y mucho aceite en mi culo y espalda; coloco su enorme pene y con gran esfuerzo comenzó a meterlo al principio me dolía mucho, se resbalaba y no entraba pero, el comienzo con sus dedos a dilatarme y abrir mi culito más, primero con un dedo , después con dos y luego con tres y hay si su verga que primero me entro la cabeza y luego empezó a meterla toda cada vez más, al principio no me gustaba pero después de un rato de hacerle me empecé a sentir cachonda el saco un dildo del cajo de la mesita de noche de mis padres y lo coloco en mi vagina vibraba y eso fue muy placentero y me comenzó a encender de una manera muy loca, después de haberme excitado empecé a sentir que la penetradas por el culo eran más placenteras y luego me empecé a sentir orgasmos por mi vagina y en el culo tenía un placer muy rico, le dimos si para el muchas posiciones y estado encima de la cama el acostado y yo encima de le dándole la espalda se emocionó me hecho hacia atrás levanto mis piernas y me propino unas penetradas rápidas y fuertes hasta que me voto encima de la cama, se puso en frente mío metió la punta de su verga en mi boca y la vacío toda en la boca, por mi garganta bajaba el semen calientico como agua, como un gran trago de agua, pero le alcanzo el esperma para echarme en la cara y mi pechitos.

Nos recortamos después de tremenda cogía y al otro día amanecí adolorida en mi vaginita y culito, el no estaba hay en el cuarto, así que me fui al baño, a lavarme cuando Salí, baje a la cocina con unos calzoncitos y una franela mi hermana estaba desayunando y vestida como para salir, yo pregunte “ vamos a salir” mi hermano contesto no es que voy llevar a tu hermana donde la abuela, es día de visitarlos, pues mi hermano nos llevaba cada quince días y a mí se me había olvidado, con esa noche tan agitada, entonces voy a cambiarme, mi hermano contexto tú no puedes ir estas muy enferma, yo con cara de no saber a qué se refería, me quede pensando, acerco a mi puso su mano en mi frente y dijo “todavía tienes fiebre y estas pálida, su y recuéstate ya te llevo el desayuno”, yo no dije nada pero entendí que él se quería quedar solo conmigo, así que le hice caso y subí a mi cuarto y me acosté, después de un rato subió con el desayuno y también venia mi hermana así que me lo dejo hay en una mesita me dio un beso y mi hermana se despidió de mi sin saber, que después de que la dejara a ella donde la abuela él se devolvería solamente a estar a solas con migo y hacerme el amor como él quisiera.

Así fue a la hora volvió yo lo esperaba con ansias mirando en la ventana, se bajó rápido como con prisa, ya se estaba desabrochado la camisa, cuando entro en el cuarto yo esta hay de pie a la ventana y él ya estaba desnudo con su pene bien parado me voltio así la ventada bajo mis calzoncito y con un empujón me la metió, hay estaba yo mirando como mis amiguitos y amiguita jugaban a diferentes cosa con su ingenuidad la cual yo ya había perdido la noche anterior pero ellos no sabía que ahora yo disfrutaba del placer más grande del mundo el sexo.

En nuestras próximas cartas le contaremos como fue que iniciamos ami hermana al cumplir 10 años, y como ambas hacíamos el sexo con el como dos putas, todo lo que el nos enceño y las cosas tan prono que nos hacia, como empzamos hacer películas caseras y la fiesta de cumpleaños de mi hermano donde los invitado fueron 10 compañeros del ejercito de el y las únicas dos mujeres para esa jauría de hombre ansiosos de sexo; eran dos niñas de 11 y 13 años, que fiestas.

Bueno nos despedimos, y les digo que en este momento estamos cachondicimas mi hermana y yo por haber recordado estos viejos momento así que nos vamos a echar en la misma cama con nuestro hijos de 16 y 17 años que tenemos, que son tremendo potros en la cama un cuarteto muy rico.

Publicado en: Relatoseroticos

Un trio doloroso

Esto fue lo que paso por preguntar QUE FANTASIA TENES?

Despues de 16 años de casado y muy buen sexo con ella estabamos en la cama y ella dandome unos besos negros hermosos como siempre , terminamos charlando y preguntandonos que fantasia nos gustaria cumplir , me sorprendio mucho cuando ella me dijo que le gustaria mucho estar con otro hombre en la cama , un trio queria ! luego de mucho hablarlo ,nos pusimos en campaña para cumplir con su fantasia.

A los 2 meses encontramos una pagina de internet que habia avisos de hombres y mujeres que se ofrecian a ese tipo de relaciones ,asi que buscamos y nos encontramos con varios tipos en bares para ver si encontrabamos alguno que le gustara a ella , lo encontramos y luego de unas charlas llego el dia que lo invitamos a casa ,llego tipo 20 horas , tomamos unas cervezas y empeso la funcion , ella se fue a cambiar y se puso un baby doll muy excitante , nos sentamos en un sillon muy comodo y arrancamos con unos besos y mimos a ella , estaba muy caliente viendo como se ponia Gladys ,se retorcia para todos lados y gemia como nunca ! grande fue mi sorpresa cuando la vi bajandole el cierre de su pantalon y ver que sacaba una tremenda poronga de unos 25 cm y muy gruesa , no es que la mia sea muy chiquita yo tengo una pija de unos 20 cm pero no tan gruesa y cabezona como la de el , casi no le entraba en la boca , mientras se la chupaba como podia , yo no podia creer lo que estaba viendo , mi mujer chupando semejante cosa ! yo le chupaba bien la concha y el culo y estabamos a mil los tres , asi que nos fuimos para la cama ,nos desnudamos y al verlo totalmente desnudo me impresionaba mas el tamaño de esa pija , ella se acosto arriba de el y le costaba tratar de hacerla entrar , asi que la ayude , agarrandole la pija y guiandola para que entre , me dio un poco de cosa , ya que nunca habia agarrado la pija de otro hombre , apenas entro la cabezota ella pego un gemido impresionante , no habia entrado ni la mitad que ella ya habia tenido un orgasmo terrible y gritaba ,esto es lo que queria una buena poronga ! mientras se la comia me chupaba la pija ami de una forma impresionante , la saque de la boca y me fui para atras y empece a chuparle el culo para lubricarlo bien y ponerle un par de dedos para dilatarlo , se la fui apoyando y se lo fue comiendo de a poquito gritaba y gemia como nunca estaba acabando como una loca , pedia mas mas mas , el tipo acabo que parecia que la estaba meando , era impresionante como le chorreaba leche entre las piernas , luego el salio de abajo y yo acabe como nunca en el culo de ella , nos chupo bien las pijas para dejarlas bien limpitas y se puso en perrito y le pidio que se la ponga de nuevo pero por el culo ,yo pense que era imposible que entrara semejante cosa ,buscamos un aceite y tratamos de que entrara pero no se podia , cuando le entro la cabezota gritaba de dolor era imposible comerce eso , asi que la saco y me acomode yo atras para ponerla , entro como manteca mientras estaba dandole bomba el tipo le chupaba la concha , ella trataba de meterme un dedo en el culo pero no podia , el se da cuenta y me manda un dedo en el culo , medio que me asuste un poco pero acepte , ya que con ella lo hacia , me relaje y todo bien , solo que lo que paso despues nunca pense que pasaria .

El tipo se puso a mil y empezo a chuparme el orto y estaba como loco ,tanto el como yo y mi mujer que jadeaba como nunca . Me enterraba un dedo , despues 2 y hasta 3 dedos acabe como loco , y seguia con la pija tan dura como siempre en el orto de ella , pero de golpe senti que no era un dedo lo que me estaba apoyando ,le decia que haces ? estas loco? pero ni me contesto , solo empujo y adentro esa cabezota , fue un dolor terrible , parecia que me quemaba el culo , me ardio muchisimo y el me dice , que te crees que me voy a quedar con las ganas de comerme un culo , despues de eso pego un empujon y me mando un pedazo adentro , que dolor !!! mi mujer que le decia metesela toda , que ya le va a gustar , y el guacho trataba de meter mas pero no entraba , se me caian las lagrimas , no lo podia creer y la guacha gozaba como loca , de a poquito se me fue poniendo dura mi pija de nuevo dentro del culo de ella y estabamos los tres cojiendo de nuevo , yo ensartado como nunca crei que estaria y el tipo dandome bomba y de a poco me la entraba un poquito mas , me la comi casi toda y de golpe empese a sentir que la cabezota se inflaba dentro mio y le pedi adentro no !! pero ya fue tarde , senti unos chorros calientes de leche dentro de mi culo y en ese momento me agarro de las caderas y me la enterro de un saque lo que faltaba ,no puedo explicar lo que senti ,un dolor y ardor terrible y se quedo quietito agarrandome fuerte haciendo fuerza hacia adentro , me quede quietito y sentia como seguia largando leche y como titilaba la cabezota adentro mio y yo tambien acabe dentro de mi esposa y ella acababa como loca,se fue relajando y me la empezo a sacar , que alivio , cuando sacaba la cabeza me ardia como loco ,la saco y me salia leche y caca del culo como una enema , me asusto la cantidad que salia y como me dolia el culo , me fui al baño y no aguantaba el agua en el culo abierto y roto , me sangraba un poco , volvi al cuarto y seguian en la cama , mi mujer me preguntaba si me habia gustado , no sabia que contestarle , me sentia raro , me ardia ,me dolia y ella se reia , a lo cual le dije ahora te toca a vos comerte eso por el culo , ni loca decia pero la agarre y la di vuelta le levante el culo se lo embadurne de aceite y el flaco empezo su tarea ,entro la cabeza y ella grito como nunca y de un par de empujones se la enterro toda adentro , como gritaba y lloraba , la verdad en un momento me dio un poquito de pena verla asi ensartada pero empezo aflojar y note que ya le estaba gustando ,asi que solo me puse a mirar como le daba bomba , ya que yo no tenia mas ganas de nada y estaba con un dolor terrible de culo

Ella empezo a gemir y acabaron juntos .

Luego de eso estuvimos mas de una semana sin cojer ya que nos dolia todo pero la verdad que fue una noche unica y nunca mas se hablo del tema ,creo que nos sacamos las ganas los dos y ahora seguimos como siempre , con muy buen sexo pero de a dos solamente .

Espero les haya gustado este relato real .

Publicado en: Relatos porno

Jugue con fuego y me converti en la amante de mi padre

hola chicos , con un poco de pena , pero sin arrepentirme , les contare la forma en como comenzamos a tener relaciones mi papi y yo

hola chicos , con un poco de pena , pero sin arrepentirme , les contare la forma en como comenzamos a tener relaciones mi papi y yo

eh de confesar que siempre eh sido una niña mimada , mis papis me chiflan mucho y me encanta , siempre hago lo que me viene en gana , creo que es por ser hija única ; yo los amo a los dos y aunque hago lo que hago con mi papi , y mi madre se molestaria mucho si se enterara , pienso que es mejor que lo haga conmigo que con alguna zorra o lagartona

todo comenzó hace unos meses y es que mama empezó a negarme un poco cosas que le pedía , aunque con un poco de razón , por que decía que ya estaba muy mimada , jiji , y mi papa quiso hacer lo mismo , pero note que si lo abrasaba , lo acariciaba y lo besaba , accedía a todas mis peticiones

pero también note que si me vestía provocativamente y me le acercaba coquetamente , se ponía como nervioso y sentía sus miradas mas profundas ; y eso me encantaba , me gustaba que me mirara así , sentía un morbo extraño pero rico dentro de mi , y , no es por ser vanidosa , pero si soy muy hermosa y a varios chicos los traigo detrás de mi

así que , cuando mi mami me negaba algo , iba con mi padre le coqueteaba un poco y accedía a mis caprichos , pero nunca pasaba de ahí , hasta un día que sin querer lo vi desnudo en el baño

no me había dado cuenta que el había entrado al cuarto de baño , abrí la puerta y ahí estaba , totalmente desnudo frente al espejo , rasurandose , con su penesote flácido , arrugado y pensaba si así se veía flácido , como se vería en erección ; el , sin inmutarse , me dijo – epale que esta ocupado-

ya había visto penes de varios chicos y hasta había tenido relaciones con algunos de ellos , pero no uno de ese tamaño y sentí algo de curiosidad por verlo o sentirlo totalmente erecto , asi que desde esa noche cuando el estaba en el sofá acostado , viendo la television , me recostaba frente a el , de ladito , de modo que mis glúteos quedaran a la altura de su pene y hacia movimientos para rosarlo

sin tardar mucho , sentía cuando el pene de mi padre reaccionaba , y de inmediato el se paraba o me decía que me fuera a dormir ; esto me causaba mucha gracia y una rara excitacion , y la sentía mas si mi madre estaba ahí y a el sentía que cada ves le gustaba mas , por que tardaba mas detrás de mi con su cosota dura

hace unos días , me invitaron a una fiesta de disfraces de halloween , yo me vestí con un traje como de sailor moon , me pinte y puse como sangre en la boca y así , para la fiesta , iba muy sexy , con mi faldita muy cortita y debajo solo llevaba puesta una tanga que me acababa de comprar

el problema fue que mi madre , vio mi tanga y me prohibió salir así a la calle , claro que le hice un berrinche , pero ni así me dejo ir , decía que me pusiera una licra y le dije que no , que para eso me la había comprado y era cierto , así hubiera traído a todos los chicos detrás de mí , lo malo que mi papa llegaba tarde ese día y no tuve mas remedio que encerrarme en mi cuarto enojada

oí cuando mi padre llego , entro a su recámara y espere a que saliera a la sala y le fui a decir lo que me hizo mi madre , que ahí estaba . le enseñe mi traje y mi tanga que todavía traía puesta , sabia que le encantaba , por que no dejaba de verme y mas cuando le mostré mi tanguita

-como crees que la iba a dejar salir así , parece piruja- decía mi madre

-no , como crees , si se ve hermosa mi niña- decía mi padre , sin quitarme la mirada de encima

-si papi , pero ya es muy tarde- me senté a lado de el y lo abrase cariñosamente

fui a tomar un poco de agua a la cocina y de regreso papi ya estaba acostado en el sofá , me recoste junto a el como lo había estado haciendo , pero note algo raro , traía puesto un short como de fútbol que le quedaba flojo, pero sentí como que no traía ropa interior , se sentía mas libre su cosa , y pensando en lo que me había hecho mi madre , quise jugar con el

ya lo tenia durito , así que me pegue bien a el a forma de que quedara su pene entre mis piernas , sentí como se fue agrandando , poniéndose mas duro y como se iba metiendo entre mis piernas , sin dejar de ver a mi madre ,que veía la television , empecé a mover mi pierna libre de atrás hacia adelante y viceversa , no sé si por inercia , pero su cosota llego a mi vagina y sentía como si el me la acariciara

me estaba poniendo a mil , así que pretextando que ya me iba a dormir , lo deje , no sin antes mirar de reojo como lo había dejado ; se notaba a leguas su erección , y lo mojado que lo había dejado , jaja y mi madre ni se dio cuenta . me encerré en mi cuarto y tuve que bajarme el calor yo misma

en la semana siguiente hubo un concierto aquí en las ciudad de varias bandas , ya había quedado de ir con unas amigas y me iba a llevar puesto mi traje de marinera y aunque mi mami no me dejo ir en tanga y quería que llevara una licra debajo de la falda , la convencí para poder ir con una panti azul muy bonita

pero las muy malditas de mis amigas me quedaron mal , no pudieron ir las idiotas , y no quería ir sola , pero si tenia muchas ganas de ir , ya iba a tener dos semanas sin salir ¿como era posible eso? , así que me vi en la forzosa opción de invitar a mis padres

mi madre definitivamente no quiso y mi papi de tanto y tanto acepto acompañarme , pero le dije que le iba a escoger su ropa , para que no desentonara , jaja , le escogí una ropa a modo que fuera medio acholado jeje

llegamos al concierto y el lugar estaba atiborrado de gente , así que nos fuimos abriendo paso por una orilla , me daba risa el como mi papi me iba cubriendo de las manoseadas , jaja ; llegamos a donde había una caja de madera y ahí nos quedamos

papi me rodeo con sus brazos y coloco sus manos en la caja , osea que quede entre mi papi y la caja , según para protejerme de los empujones que daban , me incline para recargarme en la caja , pero sin querer , rose su pene y sentí rico ; como la banda que tocaba en ese momento no era muy buena , quise jugar un poco con mi padre y divertirme , según yo

así que , intencionalmente , acerque mis pompis a su cosota y haciendo como que bailaba le acariciaba su pene con mi colita , el no hacia nada , sentía su cosa bien dura , así que levante mas mi colita de modo que la punta de su cosa rosara mi vaginita , lo hacia de arriba hacia abajo y en seguida sentí a mi padre moverse igual

sentía bien rico , además , el estar acariciándome con la cosota de mi padre me llenaba de un morbo extraño pero rico y hacia que me sintiera superexcitadisima y honestamente ya estaba bien caliente

en un momento sentí que mi padre se separo por unos segundos de mi y retiro las manos de la caja , y cuando se acerco de nuevo a mi me sorprendió lo que sentí entre mis piernas ; era el pene de mi padre , se lo había sacado , se sentía calientito y suave , bien rico

yo , estaba como en shock , no podía pensar nada , solo me venia a la mente lo que pasaba , como si hablara conmigo misma , “se lo saco” , pensaba cuando comenzo de nuevo a acariciarme mi vaginita con su pene “y ahora que” seguía pensando al momento que sentía su pene deslizarse entre mis piernas

después fue metiendo sus manos bajo mi falda y comenzo a deslizar mi panti hacia abajo ;”que esta haciendo”,”me lo va a quitar”,”nos estara viendo alguien” pensaba mientras papi seguía bajando mi panti

cuando mi panti llego a mis rodillas , de nuevo volvió colocar su cosa en mi rayita y comenzo de nuevo el vaivén , sentía la piel de su pene rosar mis labios vaginales y no se si eran nervios , emoción o excitación por lo que estaba pasando pero solo les puedo decir que sentía un placer enorme

derrepente tomo mi cintura con sus manos e hizo que levantara mas mi colita , acomodo la punta de su pene en mi entradita , que ya estaba mas que lubricada y empezo a hacer presión

en mi mente solo me oía decir a mi misma “me la va a meter”, “me la va a meter”,”me la esta metiendo”,”ya me entro”,”hay que grande esta”, y comenzó a hacérmelo despacio , ahí , parada , increíblemente en medio de la multitud y ni quería pensar si alguien nos estaba observando

sentí mi panti resbalar por mis muslos hasta mis tobillos , y fue cuando papi salio de mí y me dijo al oído que nos fuéramos ; deje mi panti en el piso y salí junto con el

subimos al carro , salimos de ahí y no pensaba absolutamente en nada , solo sentía un calor intenso dentro de mí que se había quedado como en pause desde que dejo de hacérmelo y deseaba sentir mas

llegamos a un motel , y rápidamente entrando al cuarto , sin prender las luces , empezó a besarme y acariciarme , y honestamente mi papi besa muy muy rico , yo le correspondí , topamos con la cama y caímos , el arriba de mí , y empezo a hacérmelo con todo y mi traje puesto

se sentía la diferencia de su tamaño al de los demás , era mas grueso y largo , sentía como llegaba mas hondo , me encantaba , y creo que por la situación en que estábamos y lo excitada que estaba no tarde mucho en tener un rico orgasmo

como que el se dio cuenta , por que salio de mí y dijo que me pusiera cómoda ; prendió la luz y me desvestí dándole la espalda y rápidamente me acosté tapandome hasta el cuello , la verdad , sentía un poco de pena que me viera desnuda , yo creo que era natural que lo sintiera

el se recosto de lado junto a mí , sentí su cosota pegar en mi pierna y bajando lentamente la sabana que me cubría decía :

-¿te da pena mi niña?

-un poco- le conteste

-no te preocupes mi amor

y empezo a besarme y me encantaba que lo hiciera , primero tiernamente y después apasionadamente , acariciaba mis pezones suavemente y bajo su mano a mi cadera , jalándome para que quedara de lado igual que el , también jalo mi pierna para subirla sobre el y pude sentir su pene entrar en mí de nuevo

de nuevo me calenté y fui yo la que se fue subiendo poco a poco , hasta lograr estar arriba de el y comencé a cabalgarlo , me tomo por la cintura y dijo que siguiera el movimiento de sus manos

mi padre es todo un experto , con sus movimientos hizo encontrar en mí , mi punto “g” y es maravilloso , volví a desesperarme , se sentía tan rico que de vuelta volví a sentir otro orgasmo , pero mas sabroso y largo que el anterior , hasta temble de lo rico que se sentia

estábamos bien sudados y nos metimos a bañar , ya bajo la regadera empezamos a besarnos , a acariciarnos y en unos minutos me estaba haciendo el sexo oral , y como ya les dije era todo un experto , por que de nuevo hizo que tuviera otro orgasmo

salimos a cambiarnos y mientras lo hacíamos , comenzamos a platicar de lo ocurrido , sabíamos que estaba mal y me confeso que ya hacia tiempo que le atraía como mujer y que no quería que fuera esa nuestra única vez juntos , yo también le dije lo mismo , y que aunque me parecía muy raro todo esto lo había disfrutado mucho le dije que pensaba igual y no quería que fuera la única vez

le pregunte que si alguna vez había engañado a mi mama con alguien mas y me contesto que no que yo era la única con la que lo había hecho y que solo conmigo la engranaría

también le pregunte que si la dejaría y que si la quería , me dijo que la amaba mucho igual que a mí y que estaba muy feliz de tenernos a las dos , y que si yo quería que el dejara a mi madre y le dije que no , que yo también los quería a ambos

me dijo que lo que paso entre nosotros , no era por que no quisiera a mi madre , si no que era por que me quería mucho a mí y que no le dijéramos a mi madre por que no lo entendería , le dije que si que lo entendía y que pensaba igual que el y no quería que lo dejáramos de hacer

y ya para irnos , según , nos besamos de nuevo , pero de vuelta nos prendimos , el se saco su cosa y como yo no traía ropa interior , de nuevo comenzamos a hacerlo y esta vez si sentí cuando el se vino

cuando llegamos a la casa , mi mami ya estaba dormidita , jeje , nos fuimos a nuestros respectivas recámaras , no sin antes darme papi una nalgada y las buenas noches jaja

y ya llevamos varias semanas haciéndolo , aquí en la casa o a veces pasa por mi a la escuela y nos vamos a algún motel a hacer nuestras cositas jaja , no me siento mal por lo que hacemos , por que los dos lo disfrutamos mucho y si mi mami no se entera , no creo que pase nada malo y claro que ya me estoy cuidando , para que no pase a mas . los amo a los dos y mientras seguiremos así , y ya después a ver que pasa . saludos chicos , después nos leemos , baaay .

Publicado en: Relatoseroticos

El Viejo mano larga

Mi cuerpo estaba ardiendo pues me estaba tocando de una manera que me estaba excitando..

Tenia yo unos 16 años,un cuerpo mas o menos proporcionado y creo que lo tenia muy bien porque los chicos me buscaban y querian tener una relacion conmigo,pero yo no les hacia mucho caso solo a unos pocos..pues no queria andar de brazos en brazos,era una chica no muy dada a tener mucha relacion con chicos y mi vida la ocupaba en otras cosas..

Un dia mientras regresaba de la prepa subi de mala gana al camion que me llevaria a mi casa…como pude me acomode en la parte trasera del camion pues estaba completamente lleno..asi mientras escuchaba musica con mi ipod y mientras pensaba en cosas de la escuela senti una mirada insistente y diriji mi mirada,era un viejo de unos 50 años o un poco mas,con el pelo blanco y una sonrisa amplia,me miraba de una manera un poco libidinosa y me lanzo una sonrisa la cual yo correspondi con una discreta sonrisa.nada fuera de lo normal,

Asi paso varias semanas y casi todos los dias me lo encontraba en el camion de regreso a casa,un dia me dirijo una mirada y me dijo algo,el cual no entendi y yo solo sonrei y me voltie mi rostro…a los pocos dia sin querer estaba parada frente a el,yo llevaba puesta una falda no muy corta pero si mostraba una parte de mis piernas y una blusa ajustada a mis pechos,sentia su mirada y me disgustaba su manera y no quitaba su mirada del bamboleo de mis pecho..asi mientras yo hiba en lo mio de pronto senti un rose muy discreto y suave,como un rose casual,en mi pierna,mire y era su mano,la puso en su rodilla y asi podia sentir mi piel,yo no podia moverme pues apenas cabia en ese pequeño espacio,asi que no le di importancia,mas tarde estaba tan metida en mis pensamientos que no senti o no me di cuenta que el viejo ya tocaba mis piernas con mas descaro,me miraba y tocaba mis piernas con las parte externa de su mano,me quede helada….no sabia que hacer o decir,pero hice que no me di cuenta por no hacer un escandalo al fin y al cabo ya estaba por bajar del camion..asi de pronto senti que paso su mano por la parte de atras de mis pierna,por las corvas…y apretaba con mas ansias….noo,noo que hago pense!

quise quitar su mano y gritar o algo asi…pero no,no se porque lo deje seguir,no lo miraba al rostro hacia como que no pasaba nada..y el siguio y siguio hasta llegar a la parte baja de mis nalgas…con un dedo toco el elastico de la parte de la nalga de mi calzon y lo deslizo…varias veces…y de pronto puso su mano en mi nalgas..siiiii esa asquerosa mano en mi nalga..la pude sentir llena de callos o algo asi…quise quitar su mano pero algo dentro de mi no me dejaba..ademas empesaba a causarme unas sensaciones que bajaban por mis espalda,como una corriente electrica..asi que estaba confundida….

el empeso a tocar mis nalgas y en eso reaccione y camine asi la salida,solo alcanse a voltear a verlo y me dio una sonrisa y me dijo adios…y yooooo,corespondi con una sonrisa un tanto timida y una adios discreto …nooooo el viejo asqueroso me estaba tocando y yo le correspondia con una sonrisa,en vez de reclamarle o llamar a la policia y todavia le dije adios..nooooo que me estaba pasando?,me sentia molesta conmigo mismo pero estaba la verdad un tanto excitada..y eso lo comprobe al llegar a mi casa y comprobar que estaba humedecida de mi vagina..Noooo grite bajo…que me pasa….me daba asco…no sabia que me pasaba…asi estuve toda la tarde pensando hasta llegar la noche..despues de tomar un baño me recoste y empese a pensar lo que habia pasado por la tarde,de pronto empese a imaginar lo que hubiera pasado si lo hubiera dejado continuar…

MMMM decia yo..mientras me empesaba a tocar mi conchita…me excitaba la idea,no tanto que el me gustara..asi que me quede dormida pensando en en como seria y despues de un orgasmo hermoso..de echo tuve un sueño esa noche donde ese viejo me cojia y me hacia cosas muy sucias…Asi que desperte un tanto confundida y algo dentro de mi queria ver a el viejo para ver a hasta donde llagaba y algo me decia,,estas loca..

Asi sali esa mañana rumbo a la escuela y por la mañana y medio dia pensaba en lo que pasaria por la tarde,si lo miraria,si podria estar cerca a el..no sabia que pensar…por fin llego el tiempo de partir y me diriji a la parada del camion,yo concientemente habia vestido una ropa ajustada y vien sexy,me habia dicho a mi misma..si ese viejo quiere jugar juguemos…….pero no!

No estubo,no lo mire sentado como otros dias atras..y asi pasaron varios dias y yo ya empesaba a perder interes en el y un dia que llevaba puesta una falda con vuelo,una falda corta y amplia,parecia que lo hubiera planeado…al subir ayi estaba el…ese viejo asqueroso como decia yo el cual me habia tenido medio ansiosa en estos dia y reconosco que me agrado verlo,el me miro desde lejos y no me despego la mirada..el camion hiba muy lleno como siempre a esas horas..yo sonrei discreta y le diriji mi mirada a el…mientras como puede me acomode frente a el…El muy maldito sonrio y casi enseguida puso su mano en mis piernas…asi sin cruzar palabras y sin cruzar miradas el empeso a recorrer mis piernas…

HAAA lo que habia esperado dias antes,trate de consentrarme en lo que pasaba y cerre los ojos…el paso su mano bajo mi falda y tocaba a su gusto mis nalgas…mis interiores ardian y mi panochita empesaba a humedecerse….de pronto senti que jalo mi calzon como queriendolo bajar..reaccione y tome su mano sobre mi falda,no hiba a permitir que bajara mis calzoncitos pero el insistio con un poco de mas fuerza y yo ya no puse resistencia..bajo mi ropa interior y empeso a pasar su dedo por mi raya de las nalgas….con los dedos me hiso abrir mis piernas,ya no tenia voluntad..ese pinche viejo me estaba dominando….acarisio mi vajina hasta mi ano…mmmmm tenia una manera de tocar que me estababa llevando a lugares jamas conocidos…con los jugos de mi panochita mojaba mi ano y lo acarisiaba..mmmmm viejo sucio pensaba…

Tocaba mi inchado clitoris y introdujo la punta de su dedo,despues dos….creo que le moje toda la mano porque estaba super mojada…mire su rostro y me decia cosas en voz baja que no entendia solo algunas cosas como…Haaa mi chiquita hermosa,que rica panochita…quiero cojerte..asi ese tipo de cosas..

Tuve una venida enorme y aprete mis piernas con su mano metida en medio de mis piernas…lo mire fijamente y le di una sonrisa junto con un gracias y el sonrio libidinosamente y retiro lentamente mi su mano….subio mi panty,lo cual me parecio un lindo detalle,uno de los varios que tubo que hiso que despues pasara lo que pasara..Baje del camion y me despedi de el..le dije adios ¡ nos vemos….y ya nada seria igual despues de eso…Asi estuvimos durante varias semanas,incluso algunas veces no llevaba ropa interior,pero nunca cruzabamos muchas palabras…

Un dia me dejo sentarme a mi y tallo su verga en mi hombro,yo pensaba que se la sacaria y moria de verguenza…solo la acercaba a mi rostro y pude notar un buen bulto,se veia interesante….otro dia me sente a su lado hasta el final del camion y esa vez nos pajeamos mutamente…Woow para su edad era sorprendente ver lo dura que se le ponia,queria que se la chupara..pero no quise..me moria de verguenza..asi seguiamos al paso de los dias..una relacion un tanto extraña..algunas veces me daba cartas discretamente..pero seguiamos comportandonos como extraños..en las cartas me declaraba su amor,decia que me amaba y moria por penetrarme..usaba poesia,eso y otras cosas empesaban a formar sentimientos hacia el,ya no lo podia despegar de mi mente..los momentos de gozo que me daba,las letras que me escribia y algunos detalles que habia tenido conmigo habian logrado creo yo,de alguna manera enamorarme…a un que al principio pense que era un viejo degenerado…..y no se hasta donde podria llegar con el…

Pero como dicen…..Esa es otra historia…..

Regiapet 2010

Besos xoxoxoxoxoxoxoxo

Publicado en: Relatos porno

VENDI MI CULO A UN VIEJO

La necesidad me llevó a vender mi culo virgen a un viejo morboso

Soy madre soltera, tengo 27 años y un niño de 8 años, su padre no vive con nosotros, fue uno de esos que les gusta culiar, pero no asume responsabilidades, luego de que le dije estar embarazada, no supe mas de el, tuve que dejar mis estudios y dedicarme a trabajar como vendedora en una tienda de calzados, con una paga mísera, que apenas nos alcanza para cubrir los gastos mas necesarios.

Soy una chica de piel morena, estatura media, de senos medianos, con unas pompas bastante llamativas y un coño de labios bien carnosos, por lo que me sucedió con el padre de mi hijo, no he querido relacionarme con nadie mas, he salido con chicos, pero al llegar al momento del sexo, me retiro y no vuelvo a determinarles, un día al llegar del trabajo conseguí a mi hijo con mucha temperatura, se sentía muy mal, me apresuré a llevarlo al médico y el diagnostico fue una colitis ulcerosa, el medico me tranquilizó indicándome que con un tratamiento adecuado mejoraría, pero al darme las indicaciones, se trataba de varios medicamentos.

Salí de ahí y me dirigí a comprar los remedios para mi hijo, con la sorpresa de que todos eran muy costosos y no podía cubrirlos. El día siguiente hable con el dueño de la tienda, un hombre de mas de 55 años, extremadamente delgado y con apenas unos pocos cabellos totalmente blancos.

– Buenos Tardes Sr. Jonás, necesito pedirle un inmenso favor- dije algo apenada por el favor que debía pedir

– Buenos tardes Angelita, dígame ¿en que puedo servirle?

– Mi hijo está enfermo y necesito comprarle unas medicinas, no puedo esperar hasta el día de pago y no tengo el dinero suficiente, quería saber si es posible que usted, o la tienda, me hagan ese préstamo, se lo cancelaré sin falta el día de pago

– Angela, tu sabes que por políticas de la tienda, no se da mas de 3 vales a los empleados durante el mes, y tu lamentablemente ya los has pedido todos!

– Si, lo sé, por eso le estoy pidiendo un préstamo, no un vale, un préstamo personal o de la tienda, que no afecte la política de la misma.

– ¡No sé por que es que siempre estas pidiendo dinero!- dijo como algo molesto- al cobrar pagas todo y vuelves a quedar sin un centavo!

– Estoy sola Sr. Jonás, y apenas logro cubrir los gastos de mi hijo y míos

– Lo siento Angela, pero esta vez no puedo ayudarte- dijo dándome la espalda

– Sr. Jonás, ¡créame que es urgente!, por favor, ayúdeme, se trata de la salud de mi hijo- el viejo volteo a mirarme, me observó descaradamente deteniendo su mirada en mis pequeños senos y luego bajando hasta mirar sin reparos el triangulo de mi vagina en mi jeans

– Con tan buen cuerpo y ¿no tienes la manera de conseguir ese dinero?- me dijo ya descaradamente

– Mi dinero lo consigo con mi trabajo- contesté algo molesta

– Pues, ¡estás perdiendo tu tiempo!, muy digna, muy decente, muy trabajadora ¡y no tienes ni como sanar a tu hijo!

– Bueno, gracias de todas maneras Sr. Jonás, ya veré como solucionar este asunto- dije dirigiéndome a la puerta de salida

– ¡Yo podría ayudarte!- dijo tras de mi, me gire rápidamente pensando que al viejo se le había ablandado el corazón

– ¿En serio?, ¿me va a ayudar?

– Si, ¡si tu quieres!, yo te ayudo a ti y tu me ayudas a mi

– ¿Como así?

– Sabes que los hombres casados además de caer en la rutina, no siempre somos satisfechos del todo, nuestras esposas se niegan a hacer ciertas cosas en la cama

– Creo que no me interesa su propuesta Sr. Jonás- dije intentando salir

– ¡Espera!, escucha y luego decide, nada te cuesta escuchar lo que te propongo- no se por que me senté frente a su escritorio y seguí escuchando- muy bien, tu eres una chica muy bonita y tienes un cuerpo espectacular, bueno, te falta un poco de senos, pero esas pompas y ese triangulo abultado que se marca en tu pantalón, deben compensar la falta de busto, me gustas mucho desde que entraste a trabajar aquí, yo puedo darte el dinero que necesites y algo mas, si tu estas dispuesta a hacer lo que mi esposa no hace

– Yo no busco venderme- dije en tono bajo, pero indignada

– Pero buscas curar a tu hijo, eso es mas importante que conservar esa actitud de mujer decente, ¿no crees?, solo será una noche, mi esposa y mis hijos se van el fin de semana a Cartagena, solo tendrías que pasar la noche del sábado conmigo y el domingo te daría el dinero que necesitas, hoy es jueves, tienes esta noche y mañana para pensarlo, mañana a esta hora estaré esperando tu respuesta

– No necesito pensarlo, de una vez mi respuesta es ¡no!

– Entonces que tengas suerte Angela, no puedo ayudarte- dijo esto y distrajo su mirada en algunos papeles sobre el escritorio, permanecí unos segundos mas, sintiéndome impotente frente a su propuesta y ahora a su forma de ignorarme como un ser sin importancia alguna, me levante y salí dando un portazo

Esa noche agote todos los recursos intentando conseguir el dinero, mi hijo seguía sintiéndose mal y necesitaba resolver esa situación, pero todo fue en vano, no logre conseguir el dinero necesario, no logré dormir en toda la noche pensando que hacer, el día siguiente me fui a trabajar completamente desvelada y mucho mas preocupada, no lograba concentrarme, solo pensaba en mi hijo, en que hacer para poder sanarlo, a las 4pm en punto ya sabia que hacer, no tenia otra salida, me dirigí a la oficina del Sr. Jonás

– ¿puedo hablar con usted?- al verme entrar una sonrisa se dibujo en su rostro

– ¡Claro Angelita, pasa!, en que puedo AYUDARTE- dijo enfatizando muy bien la palabra

– Haré lo que me está pidiendo

– ¡Muy buena decisión Angela!, estas entendiendo que a veces para surgir hay que usar mas que la cabeza

– No tengo otra opción

– Tranquila, no será tan malo, la vas a pasar muy bien y de paso resolverás tu problema

– ¿Que tengo que hacer?

– Nada extraordinario, pasar la noche conmigo, completamente desnuda, cumplir mis caprichitos y te prometo que no penetraré tu vagina mas que con mis dedos, o algún juguetito de los que mi esposa no acepta, pero mi pene no entrará en ella

– ¿entonces?- pregunte extrañada-¿solo quiere que lo deje jugar conmigo?

– No, precisamente, te dije que deberías hacer lo que mi esposa no acepta, así que solo penetrare tu ano, y haré lo contigo lo que ella no me permite

– Sr. Jonás, no me lo haga mas difícil, ¡por favor!, nunca he sido penetrada de esa manera

– Tanto mejor, ¡así serás doblemente remunerada!, te espero mañana a las 7pm en el café de la esquina y como sabía que aceptarías, compré esto para ti- dijo estirando una bolsa pequeña y poniéndola en mis manos- úsalo mañana cuando vengas a encontrarte conmigo- dijo esto y dio por terminada la conversación, salí de la oficina peor de lo que entré, ese hombre quería desflorar mi culito virgen y si quería sanar a mi hijo, ¡tendría que dejar que lo hiciera!.

El día siguiente trabaje hasta medio día y me fui a casa, me acosté a intentar dormir un poco y me costo mucho, pero al fin logre quedarme dormida, a las 5pm sonó la alarma de mi teléfono móvil, me desperté y sentía que el corazón me iba a salir del cuerpo, sin pensar entré a la ducha, use el agua fría para despertarme y salí a buscar la bolsita que me había entregado el viejo el día anterior, saque lo que contenía y no pude evitar llenarme de indignación, era una tanga tan diminuta que apenas llevaba un hilo muy delgado en la parte de atrás y el frente era tan pequeño que mi coñito se lo comería todo al ponérmelo, y el sujetador apenas constaba de dos triángulos que miserablemente cubrían mis pezones, aun así me coloque la ropa intima y efectivamente estaba casi desnuda, el hilo se perdía entre mis nalgas y el triangulo delantero dejaba brotar parte de mis labios gruesos y carnosos, en ese momento agradecí estar siempre rasurada en esa zona, o el espectáculo hubiese sido aun mas deprimente, termine de vestirme y salí al encuentro con el viejo Jonás, llegue al lugar 10 minutos antes de la hora pautada, quería correr, salir de ese lugar, pero mi hijo lo necesitaba y no podía echarme para atrás.

El viejo llegó a la hora en punto, subí a su auto y de inmediato lo puso en marcha

– pensé que te vestirías mas sexy – me reprocho

– eso no estaba en el trato

– ¡claro que sí!, debiste intuirlo cuando viste la ropa intima que compre para ti, te quería mas sexy, mas provocativa, ¡no con ese jeans que te pones todo el tiempo!, vamos a tomar algo antes de ir a el lugar, así que solucionaremos eso de tu ropa- se detuvo frente a un centro comercial y me hizo recorrer todas las tiendas hasta dar con un vestido muy corto y de escote muy pronunciado en color negro, me hizo probármelo y así salimos de la tienda, me sentía como una puta, ¡vestida como la puta mas puta de todas!, al llegar al parqueadero en el sótano, él camino hacia mi puerta y suavemente me empujo hacia ella dejando mis pompas hacia el

– Déjame probar si abajo traes lo que te ordené ponerte – metió su mano debajo del vestido y con su dedo tanteo mi raja del culo palpando el hilo y bajando lentamente su dedo por el, me sentía morir de vergüenza, ¡me estaba manoseando en pleno parqueadero!, al terminar su tanteo halo mi hilo hacia arriba fuerte, metiéndolo mas aun en mi raja y haciéndolo entrar en mi coño- súbete- me dijo abriendo la puerta y sin dejarme acomodar el hilo que sentía me lastimaba.

Entramos a un bar y nos sentamos algo lejos de todas las demás mesas, pidió un par de tragos y esperó que los trajeran

– siempre tuve la fantasía de tener una puta a mi merced

– ¡pero yo no soy una puta!- repliqué

– Hoy si, hoy eres una puta, estas aquí por dinero y eso hacen las putas, así que quiero que te comportes como tal, ¡nada de remilgos ni de decencias!- no entendí a que se refería hasta que sentí su mano posarse en mi muslo, empezó a apretarlo y sobarlo morbosamente, subiendo poco a poco mi falda y acercando su mano a mi entrepierna

– Estamos en público- dije algo incomoda

– ¿Y que?, ¿acaso crees que la gente que te ve sentada aquí con esa ropa y con un viejo de mi edad, cree que estas orando?, ¡todos sabes que te voy a culiar esta noche! Jajajaja, así que deja ya de hacerte la inocente y abre esas piernas, tengo mucho tiempo queriendo tocar ese chocho- me sentí humillada, pero a fin de cuentas a eso habia ido, así que separé un poco las piernas y me preparé a recibir la mano de ese viejo en mi coño, la puso completa sobre el, apretándolo como para medir su tamaño, la mesa nos cubría, pero yo sentía que todos miraban mi coñito mientras el lo manoseaba- ¡uyyyyy!, ¡hacia mucho que no tocaba un chocho tan grande!, lo tienes bien gordote- su dedo empezó a subir y bajar por la raja de mi coño, separando mis labios y apretando de vez en cuando mi clítoris, hacia mucho tiempo que nadie tocaba mi coñito de esa manera, así que sin querer empezó a humedecerse, el al notarlo empezó a darme mas rápido, logrando excitarme, sin darme cuenta abrí mas aun mis piernas, como pidiéndole que no parara de hacerlo, el viejo aprovecho para meter dos de sus dedos, cosa que me incomodo un poco pero que acepte igual sin dejar de abrirme para recibirlos, durante un rato sentí como retorcía sus dedos dentro de mi coño, parando de hacerlo cada vez que se acercaba el mesero, pero sin sacarlos de mi rajita, así estuvo hasta que no aguante mas y me corrí en su mano, mojando sus dedos por completo, mi coño chupaba sus dedos con fuerza y el seguía penetrándome duramente con ellos, al sentir mi humedad saco sus dedos y los puso en mi boca, haciéndome lamerlos hasta dejarlos muy limpios

– Ya es hora de irnos, creo que ya entendiste cual es tu papel- me dio algo de vergüenza que dijera eso, me acababa de decir que me había portado como una puta en esa mesa, pagó y nos levantamos, salimos al parqueadero y nos pusimos en marcha hacia un motel, al llegar frente a la puerta me dio la llave electrónica para que abriera y mientras lo hacia, se colocó detrás de mi, volviendo a meter su mano debajo de mi falda, yo me quedé inmóvil, saque la tarjeta de la cerradura y lo deje hacer, sentí como sus dedos separaban un poco mis nalgas y apartaban el hilo, un frió recorrió mi espalda, estaba buscando mi huequito, al encontrarlo, puso su dedo y lo empujó un poquito, dejando entrar su puntita forzadamente

– Ahhh!- me quejé muy bajito para evitar llamar la atención

– Jajajaja, si que lo tienes bien cerradito, ¡voy a darme un gustazo!, termina de abrir- dijo sacando su dedo de mi huequito, abrí la puerta y entramos, no esperó ni un segundo para tomarme desde atrás y empezar a sobar mis tetas por sobre el vestido, apretándolas y masajeándolas fuerte- ¡estás divina!, quítate el vestido, quiero ver la ropa intima que te compré- obedecí y me quite el vestido, la tanga estaba toda fuera de lugar, mi coño se veía completo, ya que estaba de lado y el hilo de atrás pasaba por encima de una de mis nalgas- ¡tienes ese chocho tan grande que no te cabe en la tanga!- quise acomodarlo, pero me detuvo- no, déjalo así, se ve divino tu chocho apretado por la tanga- se acercó a mi y comenzó a estrujar el hilo por mi coñito y la raja de mi culo, lo hacia tan fuerte que me lastimaba, halaba hasta meterlo entre mis dos labios y solo aflojaba al oírme quejar

– Ahhhh!, me lastima

– Tranquila, no se te va a caer por un simple jalón!- aflojaba y volvía a halar haciéndome gemir de dolor cada vez que lo incrustaba en mis rajitas- solo quiero ver de que tamaño se puede poner ese chocho si lo hago hinchar un poquito- estrujo mi tanga hasta notar que efectivamente mi coño se hinchaba un poco, soltó y se separó un poco para mirarlo- bájate la tanga- obedecí y comencé a bajarla- ¡hasta ahí!- dijo al tenerla a la altura de mis muslos, el sabia lo que hacía, quería hacerme sentir humillada y así me sentía con la tanga solo hasta donde como una puta pudiera mostrarle mi coño hinchado, se había brotado y los labios parecían dos gruesos trozos de carne a punto de desprenderse de mi cuerpo, me tomó del brazo y me puso frente al espejo, me sorprendí al ver mi coño tan inflamado

– Ábretelo- me ordenó, lo hice, mas por curiosidad de saber como estaba por dentro que por complacerlo, mi clítoris estaba hinchado y mi raja completamente empapada- tócalo, quiero que te masturbes frente al espejo, quiero verte y que te veas haciéndolo

– ¡No quiero!- dije intentando salir de frente al espejo

– ¡Tócalo!!!!- dijo haciéndome parar de nuevo frente a el, tímidamente volví a separar mis labios y con mi dedo busque mi botoncito, sentía mucha vergüenza de tenerlo a el detrás de mi, mirando al espejo como mi dedo tocaba mi clítoris, pero a la vez esa vergüenza me excitaba, empecé suavemente y poco a poco fui haciéndolo mejor, apretando mi botoncito y acariciando mi raja cada vez mas fuerte

– Ahh, ahh,ahh- no podía evitar gemir de placer

– ¿Te gusta?, así es, bien puta, mete tus dedos, vamos, uno a uno, ¡hasta que tengas cuatro dentro de ese chocho de puta que tienes!- sus palabras lejos de molestarme me excitaban mas, me estaba llamando puta, tratándome como tal y yo lo estaba gozando, mientras yo me complacía con mis dedos, el acarició mi coño mojando sus dedos en mi raja, sentí que me corría al tener 4 dedos míos dándome en el coño y sus dedos sobando mi raja- ¡no te corras!- me ordenó- ¡esto apenas empieza!- deje de mover mis dedos pero sin sacarlos de mi raja y el sacó su mano, sentí alejar mi orgasmo y reinicié el mete saca de mis dedos, estaba muy concentrada en lo rico que se sentía cuando sentí un dolor agudo en mi culo

– ¡Ayyyyyy!- su dedo me estaba penetrando y esta vez no solo su puntita, sino todo el dedo y de una sola vez- ¡sácalo, sácalo!- imploré, deteniendo mis dedos

– ¡Sigue dándote, no te pares!- ordenó

– Yo sigo, pero por favor, ¡saca tu dedo de mi culo!

– ¡Que te masturbes te dije!- su dedo empezaba a girar dentro de mi culo, mi mano volvió a mi coño intentando volver a penetrarla, pero no podía dejar de mover mi culo intentando escapar de aquel dedo que me perforaba- ¡mastúrbate!- grito el viejo sacando su dedo e introduciendo dos la próxima vez

– Ayyyy, ya para por favor, me duele- empecé a masturbarme pensando que si obedecía no metería otro dedo en mi culo, intente concentrarme en mi coño, sin poder dejar de moverme y quejarme en cada embestida de sus dedos, pero empujo mi cuerpo sobre la mesa frente al espejo haciéndome parar mas mis nalgas, yo empecé a meter mis dedos mas fuerte dentro de mi hinchado coño, como intentando que esto lo detuviera, pero no fue así, metió un tercer dedo y siguió culiandome con ellos

– Ahhhhh, ahhhhh, ahhhhh, por favor, para, para, no aguanto, ¡duele!- de pronto paro y se agacho detrás de mi abriendo mis nalgas y chupando mi culo con mucha maestría, mis gemidos cambiaron de dolor a placer, me encantaba sentir como lo chupaba y comencé a moverme pero no para escapar, sino para sentir esa lengua mas dentro de mi, mis manos volvieron a masturbarme y en un instante estaba corriéndome parada ahí frente al espejo, el viejo lamió mis jugos, tragándolos todos, yo sentía que mis piernas flaqueaban, deje descansar mi cuerpo sobre la mesa en la misma posición en que el me había colocado, el aprovecho mi postura para volver a introducir sus dedos, esta vez el dolor fue un poco menos, yo no tenia fuerzas para negarme, solo acepte sus dedos en mi culo, con quejidos apenas audibles, giraban dentro de mi como intentando abrirlo mas, cerré los ojos y respiré profundo para aguantar el dolor , pero de pronto sentí que algo mas grueso empujaba en mi huequito

– Ahhhhhhhhh!- me tenia tomada por la cadera inmovilizándome, y su verga se hundía en mi culo haciéndome sentir como si lo partieran en dos, las lagrimas salieron de mis ojos, el dolor era agudo, pero no volví a suplicar que lo sacara, para eso me llevó ahí, para desflorar mi culo y era lo que estaba haciendo, al tenerlo todo dentro de mi, comenzó a meterlo y sacarlo primero suave y luego mas fuerte, afincándose en cada penetrada, ahora además del dolor, sentía una ganas inmensas de defecar , mi piel se erizaba, comencé a temer que saliera algo de dentro de mi, pero no, a medida que lo iba metiendo mi huequito iba distendiendo y era menos doloroso, aunque no dejaba de arder por la desfloración, así estuvo bombeando, chocando sus testículos en mis nalgas hasta que su leche empezó a salir y a llenar mis intestinos, nuevamente sentí deseos de defecar, al terminar se quedo inmóvil dentro de mi hasta que su verga volvió a su tamaño normal y lo saco dejando mi culo chorreando su leche, me incorporé y fui al baño a limpiarme, al salir, el me esperaba con un enema

– Esto te dejará limpia para la próxima penetración- me hizo colocar a cuatro patas sobre la cama, metió la cánula en mi maltratado culo y a pesar de mis quejas dejo salir el liquido llenando mis intestinos, sentía que iba a explotar, cuando al fin lo sacó, corrí de nuevo al baño, esa noche fue muy larga, penetró mi culo hasta dejarlo casi insensible, acabando dentro de el o sacándolo para acabar en mi boca, la mañana siguiente al despertar de el par de horas que me dejo descansar me ordenó acostarme boca abajo y separar mis nalgas, introdujo un nuevo enema, según el para dejarme el culo muy limpio y luego de terminar con el proceso del enema, asearnos y vestirnos, me hizo un cheque por el triple de la cantidad que necesitaba para los medicamentos de mi hijo y salimos del motel. Mi hijo está sano, y mi jefe me dio un ascenso, ahora soy encargada de la tienda, gano un poco mas y mi culo está a su dispocisión cada vez que quiere gozarlo, mis problemas económicos se han terminado, de verdad surgí usando el culo en vez de la cabeza.

Publicado en: Relatos porno

Mi hermanita Micaela y su miedo a la oscuridad…

Esto paso cuando tenía 17 años. Vivía con mi padre, mi madre y mi hermanita Micaela de unos 12 años. Ambos éramos muy unidos, siempre le decía que si la molestaba un chico me dijera, y ella cada ves que tenia miedo me lo decía y yo la alzaba en mis brazos ya que para mi no pesaba tanto. Una noche, cuando dormíamos juntos (a veces tenia que, porque le daba miedo la oscuridad) paso algo que nunca voy a olvidar…

– ¿Otra ves?

– Es que no puedo dormir….

– Bueno, pero ya a partir de mañana vas a dormir sola, ¿esta bien?

– Si, te lo prometo!

Baje de la cama de arriba, corrí las sabanas y me metí dentro de su cama, no era la primera ves que tenia que dormir con ella porque le asustaba la noche, ya que hasta hace poco empezamos a apagar la luz para dormir…

– Correte un poquito mas para halla, estoy por caerme de la cama.

– ¿Y si mejor nos cambiamos de lado? Me gusta mas dormir de ahí.

– Bueno esta bien.

Al mismo tiempo que yo me pasaba hacia el lado derecho de la cama ella, sin salir de las sabanas paso por encima mío.

– Levantate un poco más, que pesas mucho! – le dije en chiste, con un tono burlón.

– ¡No peso tanto! – Me dijo enojada – mira, encima ni siquiera estoy encima tuyo.

Se dejo caer para quedar boca abajo encima de mí y yo, en una posición muy incomoda que no me dejaba acomodarme bien (boca arriba).

– ¿Ves? No soy tan pesada malo.

– Bueno ya ya, entendí. Anda de tu lado y a dormir que mañana tenemos que levantarnos temprano.

– Noo! Ahora te voy a molestar por decirme que estoy pesada.

Había empezado a apretarme contra la cama… ella estaba en su ropa interior al igual que yo y por el calor, dormíamos sin remeras (polera)… su piel tan suave rozando la mía… fue una sensación que me excito mucho, pensé que estaba mal por lo que le dije que se bajara rápido.

– Noo! jaja – volvió a decir en tono juguetón apoyando sus manos en mi pecho y mirándome a los ojos, apretando mas en mi entrepierna ya que estaba arqueando un poco la espalda hacia arriba… mi pene que estaba muy incomodo había empezado a excitarse, me dolía un poco ya que estaba hacia un lado.

– Yaa que estoy incomodo, basta! – le dije enojado, sus movimientos me estaban volviendo loco y ya casi que jadeaba con tanta presión que hacia en mi pene, a todo esto, mi calzoncillo por culpa de sus movimientos y mi excitación, se había corrido un poco.

Cuando logre bajarla, y que se quede quieta, me di vuelta dándole la espalda e intentando calmarme, pensar en otra cosa, como los deberás que debía entregar mañana en la escuela y no había echo, o algo así… estaba demasiado excitado!.

– ¿Que era lo que tenias ahí abajo?

– Nada, no era nada… dormite ya

– ¿Eso es lo que se pone grande cuando estas durmiendo, antes que nos levantemos?

– Si, es algo que tenemos los chicos, vos no lo tense porque sos niña, ahora basta de charla.

– Quiero verlo – me dijo, esas palabras pronunciadas tan dulce y suavemente y, como ella no quería que nuestros padres nos reten por hablar mucho (como pasaba casi todas las noches), también hablaba muy bajito y casi a mi oído.

– No! Estas loca, no te lo voy a mostrar.

– Dale, es que nunca vi uno… quiero saber que es

– No basta… ya…

– Daleee! sino empiezo a molestarte otra ves – empezó a abrazarme y a querer hacerme cosquillas, las cuales odio y me tuve que dar vuelta para que parara.

– Bueno ya ya!! Pero 2 segundos y nos vamos a dormir ok?!

– Si! – asintió con la cabeza y cerrando los ojos… me gustaba mucho como hacia ese gesto, se veía tan linda…

Nos pusimos los dos de costado mirándonos de frente y rozando nuestras piernas, ya que la cama era de una sola plaza. Levante un poco las sabanas y me di cuenta que la punta de mi pene ya había empezado a sacar unas gotitas, me dio un poco de vergüenza pero ya se lo había prometido. Cuando corrí un poco más las sabanas, note que ella estaba sin su ropa interior lo que me provoco un escalofrío que hizo que temblara todo mi cuerpo y me diera una sensación de excitación muy grande. Pude ver su rayita y unos pocos pelitos muy finos que le habían empezado a crecer, por lo demás, solo pensaba en lo linda que era, su suave piel el rico olor que tenia…

– ¿Que haces en ropa interior?

– Se me salio cuando estaba jugando… se fue por debajo de la cama entre las sabanas, después la busco… ¿ya puedo verlo?

– Bueno ya… – Levante un poco el elástico de mis boxer, dejando ver la cabeza aunque no se notaba mucho ya que estaba muy oscuro

– ¡No veo nada! No se vale… quiero verlo.

– Ya ya no te desesperes… que molesta.

Me baje mi ropa hasta casi mis rodillas y ya se podía ver mi pene que estaba súper excitado y tenia muchas ganas de pajearlo… pensaba “apenas termine voy al baño a echarme una, no aguanto mas”.

Ella se quedo callada mirando con curiosidad mientras yo con la mano mantenía levantada las sabanas. En un descuido no vi que acercaba una mano y lo agarro por la cabeza, dios!… casi me vengo en el momento pero me aguante.

– ¿Porque esta mojado? ¿Te hiciste pis? Jajaj te hiciste pis!!…

– No es pis tonta, y no te deje que lo tocaras, saca la mano.

– Nooo, quiero tocarlo un poco más…

Entonces puso su otra mano mas abajo, estuve a punto de sacarla pero se sentía tan rico que me deje. Empezó a tocarme los genitales suavemente, con esas manitos chiquitas que tiene y luego subió pasando por todo mi pene hasta tocarle la cabeza.

Bajo la piel, lo que me hizo dar un suspiro ya que quería hacerlo hace rato… pero la muy maldita empezó a jugar con las gotitas que salían y a desparramarlas por toda la cabeza

– ¿Porque haces esos ruidos? ¿Acá también tense cosquillas?

Empezó a masajear mi pene con mas intensidad, medio brusca por lo que no hizo que me venga (por suerte) pero se sentía muy rico.

– Mica… ya… ¿Queres que juguemos a algo?

– ¿A que? – me dijo con una sonrisa en la cara y ojos de inquieta.

– Mira, vos ya me tocaste ahí por un rato largo… ahora me toca a mi, y después otra ves a vos ¿dale?

– Mmm, bueno…

Luego se hizo un pequeño silencio… comencé a tocarle su pancita su ombligo que era un pequeño huequito, dibujaba a su alrededor con mis dedos y acariciaba sus piernas. Ya cuando tuve mas confianza comencé a pasarle un dedo por encima de su conchita, por los costados, luego fueron dos, desde arriba hacia abajo sin hacerle mucha presión. Ella arqueo un poco sus caderas como pidiendo que le presionara, le hice caso y empecé a apretarle poco a poco mientras subía y bajaba. Luego de un rato, sus labios empezaron a separarse por lo que uno de mis dedos al pasar se perdía entre medio para luego salir subiendo por su rayita. Cuando pasaba por la parte de más arriba ella pegaba un saltito como si le diera cosquillas. Ya había empezado a humedecerse un poco y estaba resbaladizo, entonces antes de que se me ocurriera meter un dedo, me dijo entrecortadamente:

– Hermanito… me toca a mí.

Saque mi mano, que estaba mojada con sus jugos y la deje medio en el aire para no desperdiciarlos y no secarme en el colchón. Ella tomo con una mano mi pene y empezó a acariciarlo suavemente, aunque bastante torpe a decir vedad, entonces tome su mano con la que había estado masturbándola, procurando dejarle lo que de su entrepierna había salido, en su mano y mi pene sus propios fluidos…

– ¿Ves? Así…. De arriba hacia abajo, no para los costados… despacito y sin hacer mucha fuerza… ya… ahí esta bien…

Sin decirle nada empecé a acariciarle otra vez con mi mano derecha en su entrepierna mirándonos muy cerca (ya que la cama no era muy grande).

Seguí acariciándola y empecé a meter un poco mi dedo, cuando apenas entro sentí que se asusto un poco, y me miro fija sin decirme nada

– ¿Pasa algo?..

– No, nada… seguí….

Ella siguió masturbándome y cada tanto paraba para acariciarme la cabeza lo que me volvía loco y me daba muchas cosquillas. Yo ya tenia mis dedos bien húmedos y había empezado a masturbarla mas rápido, había encontrado donde le gustaba porque sus movimientos me habían indicado donde sentía mas rico…

De repente dejo de acariciarme, sentí que empezaban a contraerse sus músculos un poco por lo que le frote mas rápido y cada tanto le metía uno o dos dedos … entonces pego un gritito casi sordo y se abrazo a mi con todas sus fuerzas apoyando su entrepierna contra la mía dejando mi mano entre mi pene y su conchita.

Uno de mis dedos había quedado adentro y sentí como unos chorritos salían humedeciéndome toda la mano y también mi pene un poco. No saque mi dedo y ella seguía apretando contra mi haciendo que cada ves entrara más y más… en esa posición después de quedarnos quietos un rato, empecé a metérselo mas profundo y luego el otro, abriéndole un poco los labios para intentar meter un tercero… mientras con la otra mano, que pasaba por debajo de su cuerpo, la apretaba desde su cola hacia a mi.

Ella jadeaba y parecía que se desmayaría pero solo movía sus caderas haciendo más fácil mi tarea. Saque mis dedos y los pase por su rayita que estaba bien dilatada y subiendo un poco por su pansa dejándole un rastro de sus jugos…

– Mica… ahora vas a sentir más rico, te va a doler un poquito al principio pero no te preocupes.

Bueno – dijo entre suspiros y con su cabeza en mi pecho.

Con la mano con la que la había estado masturbando, que aun tenía un poco de sus fluidos, me lubrique el pene y lo apunte hacia su agujerito que ahora se había apretado un poco por dejar de masturbarla. Puse la punta en su entrada y de a poco fui metiéndola hasta que entro la cabeza y sentí que estaba muy estrecho, tenia miedo de lastimarla por lo que le pregunte si estaba bien, me respondió con un si muy bajito y empezó a moverse ella metiéndolo un poco mas… sentí que algo me frenaba…

– Mica… te va a doler un poquito, no te preocupes…

Y con un golpecito… ella dio un pequeño grito; “hay!…” arañándome y clavándome sus uñas… me detuve para que se calmara y sentí una fuerte presión que poco a poco fue aflojando. Estaba muy caliente ahí dentro, podía sentir su respiración, su latido… la abrase fuertemente metiéndole mis últimos centímetros mientras ella también, me abrasaba.

La vi fijamente y al fin abrió los ojos, en ese momento supe que la quería más que a nadie, le di un beso suave y tierno en sus labios…

– Te ves muy linda así…

Empecé a moverme despacio y a sacar y a meter mi pene, estábamos en una posición un poco incomoda por lo hice que la puse boca arriba y yo encima de ella. Comencé a penetrarla mientras podía ver sus lindos pezones, no les había prestado atención antes pero eran muy lindos en verdad, como habían empezando a crecer sus aureolas y en tamaño también.

Le daba besos en su cuello, sus pezones y en su boca mientras me miraba y cerraba los ojos, los dos, moviéndonos al mismo ritmo. Cuando se acostumbro mas a mi comencé a moverme mas rápido, su conchita ya se había dilatado y mi pene aunque seguía apretado podía moverlo con facilidad, cada ves que llegaba hasta el fondo de ella largaba un pequeño gemido que me hacia excitarme cada ves… cada ves mas y mas era mi penetración hasta que no aguante y con un ultimo movimiento y el mas profundo de todos me vine, dejando salir todo mi semen y jadeando, totalmente agotado…

– Esta latiendo, ahí adentro… tu cosita

Como podía decirme eso, me sentía tan feliz, le di un beso pero esta ves quería enseñarle lo rico que era besar… como ella no sabia me costo que entendiera que quería meterle mi lengua, aunque acepto y se dejo llevar.

Pensé que como era inexperta no sabría como, pero empezó a abrasar mi lengua con la suya, a darle vueltas y creo que sin querer, le dio un mordisco chiquito…

Saque mi pene que aun seguía erecto y decidí que por esa noche ya debíamos terminar, mas que nada porque al ver sangre me asuste un poco, sabia que era porque ella era virgen pero igualmente pensé que lo mejor seria limpiarnos y dormirnos.

Saque unos pañuelos que tenia en una mesita de luz al lado, y comencé a limpiarle despacito “voy a necesitar muchos” pensé. Pero bueno, había suficientes. Ella solo me miraba, parecía que buscaba algo en mi no lo se, se levanto un poco y me beso otra ves, un beso muy tierno y esta ves ella metió su lengua, que recibí calidamente en mi boca. Seguimos besándonos un rato hasta que le dije que debíamos dormirnos.

Termine de limpiarnos, saque las sabanas que estaban todas manchas, busque unas en el armario y las cambie, luego nos acostamos los dos… ella me abraso y enredo sus piernas en las mías, era muy lindo sentir su piel con la mía.

– ¿Puedo dormir mañana con vos otra ves? Si me da miedo…

– No se, vamos a ver.

– Bueno, te quiero hermanito

– Te quiero Mica… que duermas bien…

Publicado en: Relatoseroticos