Carolina fue desvirgada

CAROLINA Y BRANDO

Hola se acuerdan de mi, espero que si pues yo les conté como fue mi primera experiencia zoofilica y como perdí mi virgo. Hoy le voy a contar lo que le paso a mi amiga Carolina quien es la que está en la foto, ella me pidió que la pusiera pues piensa que uno no debe andar escondida.

Había pasado un semana después de mi relación con Danger, pues mi pobre vagina me duro adolorida como cinco días, y durante este tiempo sentía la dilatación que hubo dentro de mi por esa gran bola que se le formo a mi perro en su base, esto había hecho que me olvidara de seguir deseando a mi adorado Danger. Pero como siempre mi amiga Carolina me invito a su casa, le dije que iría por la tarde y fue así que pedí permiso a mi padres y me fui a la casa de ella, al llegar, salió a abrirme estaba vestida con una minifalda de Jean cosa que me llamo la atención pues a ella no le gusta los vestidos, entonces le dije y eso que tienes puesta una minifalda, ella sonriente me dice, es que he aprendido a descubrir que son muy practicas , vaya, lo único que atine a decir, luego me hizo seguir y nos pusimos a conversar y en esas se acerco el perro de ella, Brando moviendo la cola y todo alegre lo acaricie en la cabeza y se echo a los pies de Carolina, y en esas me dice Carolina a que no sabes: descubrí otras páginas de relaciones de mujeres con perros las quieres ver?, le dije bueno pero si llegan tus padres, me dijo no, ellos demoran y subimos corriendo al estudio donde está el computador y en verdad ya tenía todo listo para mostrarme y entonces había una en donde un perro quedaba pegada a una mujer y Carolina me dice crees que eso sea cierto, Le dije no se, pero yo ya sabía que eso sucedida ya que a mi me había pasado.

Entonces le pregunte a Carolina y porque preguntas, entonces me dice, es que me gustaría saber que se siente, entonces le dije y por qué no pruebas con Brando, entonces me dice es que en verdad me da miedo, yo haciéndome la que no sabía nada al respecto le dije y será que si se le monta a uno el perro?, me dijo ella toda picarona si, si cuando me arrodillo ahí mismo es como que reacciona el Brando es como que me ve como una perra, entonces me reí y ella me dice a no me crees ya te voy a mostrar y se arrodillo y en verdad Brando de una se le subió encima y trataba de copular con ella, entonces le dije vaya que lo tienes bien amaestrado, me dijo la verdad no, eso lo hace por instinto.

Entonces le dije y lo de las lamidas que me dices, ella me dijo también fue iniciativa de el, y de verdad se sentó y ahí mismo le metió el hocico debajo de la minifalda y la lamía por encima de su tanga, al ver yo toda esta situación me puse a mil, mi adolorida vagina me pedía sexo pero ante mi amiga no me podía descubrir, entonces le dije tienes algún refresco en la nevera?, me dijo si ve y coge, yo baje a la cocina por que en verdad no aguantaba más mi excitación, luego subí despacio sin que me sintiera y miro a Carolina haciéndose lamer de su perro, ya no tenía la tanga puesta y en verdad lo estaba disfrutando tanto que tuvo un gran orgasmo, pero era como que se sentía cohibida por mí, pues hice ruido para entrar y ella ahí mismo se quito al perro y se hizo la que estaba mirando el computador, le dije que mas estas mirando me dijo, estas fotos y me mostró unas de un gran Danés con un pene descomunal, ella me dijo será que uno aguanta todo eso, le dije a lo mejor, dicen que la vagina se dilata tanto cuando nace un niño como no se va dilatar para aguantar un pene de esos, entonces me dijo claro que si, bueno le dije me voy chica porque tengo que ir a comprar unas cosas para la casa, me llamas al celular, ella toda triste me pregunta tienes que irte de verdad ¿ le dije si por qué? que necesitas, me dijo pensé que te iba a quedar más tiempo, pues mi padres solo regresan en horas de la noche, entonces le dije tranquila te quedas con Brando para que te acompañe y te haga feliz y me reí, y si me necesitas me llamas al celular.

Y me fui, ha de ver transcurrido unos diez o quince minutos cuando recibo una llamada al celular , era Carolina toda angustiada, me dice ven que te necesito urgente pero es ya, entra por la puerta del garaje pero ya es ya, yo me imagine lo que pudo haber pasado y de una agarre un taxi, al llegar entre y la llame Carol, me dijo estoy acá en el cuarto sube, entonces subí y mire el espectáculo más hermoso, Brando estaba sobre Carolina y se encontraba enganchado, entonces le dije que pasa, entonces me dijo, tonta no vez que me tiene cogida Brando y estoy pegada con él, entonces me acerque y acaricie a Brando y le dije que hago, no se quítamelo, le dije no se va a poder porque lo perros se demoran cuando hacen el amor, entonces me dijo es que no aguanto su peso encima y me duele, entonces cogí a Brando y le baje las patas delanteras y le ayude a pasar su pata trasera izquierda por encima y ahí pude ver bien como queda la vagina de estirada cuando uno queda enganchada, entonces Carolina me dice Brando esta eyaculando dentro de mí en cantidades.

Le dije tranquila y disfrútalo que embarazada no vas a quedar y se rió y comenzó a disfrutar más la situación, tanto que tuvo sus buenos orgasmos, yo lo único que hice fue masturbarme pues no aguantaba más, al cabo de unos veinte minutos se despegaron y veo que comienza a salirle a Carolina sus jugos revueltos con semen y sangre y entonces le pregunto, estabas con el periodo, me dice no tonta perdí mi virginidad pero lo que pasa es que no aguantaba más las ganas y deseaba mucho hacerlo y pude verle la vagina totalmente dilata bien abierta y roja que se observa adentro de la misma y a Brando una buena verga pero no tan grande como la de mi Danger, entonces me pregunta Carolina y tu que sientes por que no lo haces con Brando? Le dije me da un poco de miedo, entonces me dice lo que eres es una floja, entonces le dije floja no y me quiete el Jean que tenia puesto y me puse, pero Brando ni se inmuto ante mi ofrecimiento, entonces Carolina me dice ayúdame a pararme que no puedo me duele mi vagina y me siento súper abierta, entonces la ayude, baje a la cocina como estaba en interiores le prepare una agua aromática y le di una pastilla para el dolor, lo mismo que hice mi primera vez con Danger, me he de ver demorado unos diez minutos abajo en el cocina y cuando subía por las gradas me encuentro con Brando quien se acerco moviendo su cola y olfateo mi vagina y trato de lamerme, eso me gusto mucho pero me daba miedo, no es mi perro y no lo conozco muy bien, pero igual mi cuerpo comenzó a tiritar de pies a cabeza como la primera vez, entonces entre a donde estaba Carolina y le entregue la aromática y Brando tras mió moviendo la cola.

Entonces me dice Carol como que te va a llegar la hora de demostrar que no eres floja, entonces me senté y abrí mis piernas y comenzó a lamerme que me hizo tener un buen orgasmo, Carol me dice que esperas ponte de rodillas, le dije bueno pero me ayudas, listo dijo Carol, me arrodille y Brando de una se me trepo y SAS de una me lo metió y comenzó con su mete y saca rápido y en un ratito comencé a sentir como su pene se engrosaba junto con su bola, pues sus embates eran rápidos y duros, tanto que sentía sus testículos pegar sobre mis nalgas y quedamos pegados y comenzó la descarga de su semen caliente dentro de mi, la verdad me gusto mucho y lo disfrute mucho mas que la primera vez, pues el dolor era mínimo y pude sentir a plenitud la verga de Brando dentro de mi, sentir su palpitación y la presión que ejerce su bola en el punto G que tenemos las mujeres cuando el se dio vuelta y quedamos unidos por nuestros sexos, la verdad es que los orgasmos fueron intensos y muy pero muy agradables, Lo único malo era que Brando jalaba mucho tanto que me arrastro y me hacia doler pero luego Carol lo agarro y dejo de arrastrarme y asi estuve por espacio de unos veinte minutos hasta que comencé a sentir como su bola se deshinchaba y en un jalón que dio me lo saco, era mi segunda vez pero muy rico, tanto que Carolina estaba admirada y me pregunto casi no te dolió, lo único que atine a decirle fue, Es que con lo caliente que estaba de mirarte no era para menos, entonces se rió, luego nos bañamos y me dijo: este es nuestro secreto, le dije así será y nos abrazamos, pero la muy picara me dice ahora puedes hacerlo con tu perro, le dije si pero si tu me haces una promesa, me dijo cual, le dije que el día que yo lo vaya a hacer con Danger tu también tienes que hacerlo con el, como yo lo hice con el tuyo y me dijo listo es una promesa. Pues en mi interior pensaba que ella tiene que sentir la súper verga que tiene mi perro Pastor Alemán, pues es mucho mas grande y su bola también que la del labrador de ella.

Claro esta que eso se los cuento en una próxima oportunidad.

Dos buenas amigas que perdimos nuestra virginidad con nuestros perros pero conseguimos unos grandes amantes fieles, callados y dispuestos cuando los necesitamos. Un beso a todos los lectores.

Publicado en: Relatos porno

Follando con mi hermana la deje embarazada

Pasaron casi dos semanas del ataque de Sergio. Lucía estaba bien, de buen ánimo, pero yo no me atrevía a pedirle volver a jugar con el sexo. Casi que me había olvidado de nuestras aventuras. Ya había optado por satisfacerme solo en el baño o en mi habitación, sin que ella supiese que lo hacía.

Una tarde, yo estaba estudiando cuando ella viene , me acaricia el pelo y me dice:
-no creas que me he olvidado de ti. Te extraño y también extraño nuestros juegos.
-yo también -le dije-
-anoche me acosté pensando en ti y deseo que esta tarde juguemos como antes…?quieres?
-por supuesto que sí, cuando tu quieras…
-entonces ya mismo…

Y nos fuimos a su habitación. Del apuro que teníamos para sacarnos la ropa, me caí al suelo y ella rompió en una carcajada. Me contagió su risa y la imité. Entonces me levanté y nos abrazamos fuerte, muy fuerte, y sin darnos cuenta, nos fundimos en un increíble e impensado beso. Terminamos de Desvestirnos y nos echamos sobre la cama a tocarnos, como siempre le chupé la conchita y sin decirle nada noté que ya no era como antes, se veía en himen perforado. Pero seguí adelante hasta hacerla acabar. Ella se quedó acostada mirándome mientras yo le acariciaba el clítoris hasta que me dijo:
-por ser tan bueno conmigo y porque te quiero mucho mucho, hoy voy a ver si me animo, yo también te la chupo.
-bueno -le dije-

Entonces me hizo acostar boca arriba y me agarró la verga con su manito derecha, expuso mi cabecita y acercó muy lentamente su boquita. Primero apoyó su lenguita y luego, de a poco, se fue animando y la puso dentro de su boca. Yo estaba loco reptando como una serpiente en la cama, entonces ella decidió dejar de chupar y se sentó en la cama.
-?que te sucede?
-nada, quiero que te sientes al borde de la cama.

Obedecí para ver que quería hacer. Todavía la verga me latía con fuerza y tenía la leche en la punta. Ella se sentó sobre mis rodillas frente a mí y tomó mi verga y comenzó a pajearme.
-ya me….viene…..ya me vie…ne….
Pero ella seguía disfrutando verme en el éxtasis preeyaculatorio.
-ya vooooy……..aaaaaaaaahhhhhhhh !!!!!!!!!!

Y cuando la verga comenzó a soltar leche, ella dirigió los chorros sobre su pubis y se los refregó por toda su conchita. Nos quedamos un rato besándonos y ella no soltaba mi verga, cuando tomé fuerza de nuevo y ella notó que se había puesto bien dura de nuevo, me miró a los ojos y me dijo:
-quiero que me cojas, hasta el fondo, pero con amor…?te animas?
-claro que sí -le dije-

Entonces se acostó y me abrió bien sus piernas e hicimos el amor dos veces.

De ahora en más, nuestras tardes son diferentes. Recién 4 meses después de empezar a coger con Lucía, a ella le vino la regla, pero nosotros cogíamos como inocentes criaturas, sin cuidarnos ni preocuparnos por nada, pero tres meses después de que ella cumpliera 13 años, una enfermedad extraña de Lucía hizo que la viese un médico, y el diagnóstico fue terrible: ESTABA EMBARAZADA.

Ya no vale la pena que les siga relatando lo que sucedió en el futuro. Sólo diré que allí se acabaron nuestras aventuras y que yo, ahora, estoy en un colegio militar a 700 Km. de mi casa. Lucía tiene un niño, y perdió un año de colegio, ahora la cambiaron a otro.

Publicado en: Relatoseroticos

3 colegialas insaciables sexo en grupo

Todo comenzo un dia que iba caminando a la escuela ya que mi auto estava descompuesto, cuando de repente escuche la bocina de un auto, no le hice caso y segui caminando pero de nuevo escuche, y al voltear vi que era una chava de mi escuela que me decia que si queria me llevaba, yo le dije que si, y al subir a la camioneta vi qeu con ella hiban su hermana y otra de sus amigas, en el camino la chava que iba conduciendo iba platicando con su hermana en la parte de adelante, y en la parte de atras hibamos yo y su amiga, hibamos muy callados hasta que le pregunte unas cosas de la escuela, pero yo no le hiba poniendo mucha atencion, ya que solo trataba de mirarle discretamente su grndes y bien formadas tetas, hasta que de pronto ella comenzo a preguntarme cosas sobre sexo, ahi fue cuendo le puse mas atencion, asi hibamos y cada vez se hiba poniendo mas caliente la conversacion, y en una me pregunto que cuanto me media el pene, yo le conteste, pero ella no me creia, y asi fui un rato tratandola de hacerla creer, hasta que me dijo hasta bno ver no creer, y fuen entonces cuando le pregunte si la queri ver, ella me dijo que si, pero yo le dije que ella tenia que hecer que se me pusiera dura.

Y no tardo en ponerme la mano en una de sus tetas y me dijo que las acariciara, asi lo hice y cuando se me paro por completo le dije:

– Ya si quieres sacala.

Ella la saco, se le quedo viendoy me dijo:

– Ok ahora te creo..pero… la puedo tocar..??

Yo le dije que si y ella comenzo a acariciarla, se sentia muy rico, pero no tardo mucho en empinarce a chuparmela, la chupaba muy rico , usaba muy bien su lengua para estimularme, despues de un rato nos dimos cuenta que las dos chavas de adelante nos estaban viendo, yo me rei un poco, y ellas me siguieron con la risa, despues pararon yel auto y le preguntaron a jennifer(la que me la estava chupando):

Te ayudamos??

Ella con una risa les dijo que si, entonces se pasaron a la parte de atras, hicieron el sillon para atraz para que quedara como tipo cama y mientras jenni me la seguia chupando las hermanas se estavan quitando la ropa, cuando ya estuvieron listas, jenni se aparto para desnudarse tambien, y mientras se desnudaba barbara(la que hiba conduciendo) me pidio que la penetrara por atras, eso hice, se la meti por su bien paradito culo, se sentia muy rico estar dandole por ataras mientras le chupaba las tetas a pamela su hermana qeu las tiene grandes pero no tanto como jennifer, asi estuve un buen rato dandole por atraz a barbara, que nunca me hubiera cansado de darle, solo deje de darle por que ahora pamela queria que le diera y jennifer que le chupara su panochita, pentre a pame por su rica y mojdaita panocha, y no se como fue que le hice para mamarle su rosadita panocha a jenni al mismo tiempo pero fue una sencacion increible, sentia que me venia, pero hice un esfuerzo por resistir, entonces fue que les dije a las tres que se voltearan.

Lo hicieron y la vista era maravillosa, eran tres culos jugosos, redondos, bien paraditos y lo mejor dispuestos y esperando a ser penetrados, no me decidia por cual primero, pero me decidi por el que tenia enfrente que era el de jenni, lo penetre con fuerza y le estuve dando por un rato ella gritava muy rico, asi le di a cada una, y despues de dalres las tres , me acostaron entre las tres y comenzaron a chuparmela.

Era increible tener a tres chicas hermosas y con muy exhuberabtes cuerpos chupandotela, me la mamaron hasta que me vine sobre sus caritas, ellas bebieron la leche que les salpico y siguieron mamando por un rato mas, barbara se vistio y siguio conduciendo hasta la escuela,los demas la llegar a la escuela terminamos de vestirnos, entramos a la escuela muy tarde y asi fue como cumpli una de mis fantasias de tener a las tres para mi solo, ahora cada que las veo las invito a mi departamento pero a la que mas invito es a jennifer, ya que de las tres es la mas rica y hasta ahora me la he cojido 4 veces.

Publicado en: Relatoseroticos

Primer relato: Mi prima Erika

Todo comenzó hace aproximadamente 4 años atrás cuando tenia 14 y era demasiado inocente para entender las insinuaciones de mi prima y demás familiares a lo largo de todo este tiempo al parecer yo les provocaba cierta atracción de algún modo todo era nuevo para mi pero comenzare por describirme soy de complexión delgada, test blanca, mido 1.60 de cabellos algo largo y de color negro, ojos color café oscuro en fin mi primer relato es con una prima que se llama Erika ella desde su edad a pesar de ser mayor que yo por 3 años siempre ha sido una persona de mente abierta.Ademas de su hermoso cuerpo que era de piel blanca, ojos café claro, cabello castaño claro, senos redondito y de buen tamaño y unas caderas para morirse, su boca pequeña en fin simplemente hermosa.

Todo comenzó en vacaciones de navidad ella como de costumbre solía ir a mi casa para visitarme a mi y a mis padres de cierto modo ella siempre me hacia cualquier tipo de declaraciones para mi gusto algo pervertidas ya que me decía que es lo que le gustaba ver en algunas películas y como lo practicaba con sus novios en fin ella siempre fue así de insinuante, después de hablar un rato ella me dijo que bajáramos por que quería cenar entonces bajamos y la comida estaba fría así que ella se fue a la sala a ver la televisión mientras yo calentaba la cena; unos minutos después la cena estaba lista, comimos y después nos fuimos a dormir.

Entre a mi habitación y me quiete la ropa ya que para mi es algo incomodo, cuando me tape con las cobijas comenze a bostezar y a quedarme dormido, cuando de pronto escucho un leve ruido en la habitación de enfrente que era la de mi prima, me desperté y vi en el reloj que eran las 2 de la mañana salí de mi cuarto a ver que pasaba y cuando vi por la orilla de la puerta que estaba entre abierta no podía creerlo ellas estaba completamente desnuda, tirada sobre la cama diciendo mi nombre: Ahhhh Sebastian Ahhhh sigue mas, mas duro Ahhh (ese es mi nombre). yo me quede anonadado de ver como ella se masturbaba diciendo mi nombre, eso me acelero el corazón y me puso a mil y provoco que tuviera una fuerte erección. me fui al baño y me masturbe por primera vez y después me fui a mi habitación, al día siguiente me desperté algo tarde el desayuno no estaba listo y en el refrigerador había una nota de mis padres diciendo que regresarían mañana al medio día.Un frió recorrió mi cuerpo por completo entonces note una sombra y vi como un brazo me rodeo la cintura , era mi prima Erika y me dijo “parece que nos divertiremos mucho el día de hoy”, entonces la aparte de mi diciéndole que se estuviera quieta entonces me aparte de ella y me fui a mi habitación y me dormí de nuevo entonces mi prima me grito que me despertara y que preparara la comida que ella saldría de paseo y que volvía mas tarde, entonces baje y prepare la comida termine como a las 6 ya que también hice los deberes de la casa, termine cansado y me senté en el sofá a ver la televisión y estaba una película de acción cuando termino ya era tarde y Erika no llegaba aun así que entonces me subí al baño abrí la regadera y me bañe, cuando casi terminaba de bañarme Erika llego y grito que ya había vuelto entonces salí de bañarme y le dije que estaba bien que me cambiaría por que me había bañado, fui a mi cuarto y cuando me estaba secando ella abrió la puerta diciéndome que por que no la espere para bañarnos juntos, así que me tape con la toalla y le dije que si estaba loca o como por que entraba sin preguntar y eso de bañarnos juntos nunca pasaría, ella se acerco a mi y me dijo que no estuviera tan seguro de ello y de pronto me arranco la toalla de la cintura dejándome ver por completo de la cintura hacia abajo y por instinto me cubrí con las manos y le dije que me diera la toalla y entonces ella me tiro a la cama así sin toalla y dijo- ” vaya, vaya para ser chico la tienes bien”, ella se acerco y se subió sobre mi dejando ver sus bragas por causa de su minifalda eso me puso a mil y se me comenzó a parar, entonces ella se acerco y me dijo ¡ que lindo! bajo su cara y comenzó a besarme mientras con su mano derecha tomaba mi pene subiéndolo y bajándolo no aguantaba y cuando intente algo ya no pude hacer nada estaba excitado y la única forma de quitármelo era teniendo sexo con ella.

Deje que continuara y la bese en la boca por mi mismo, ya me había incorporado pero tenia que seguir así que me levante un poco y la tome por la cabeza y le besaba, entonces no soporte mas y la voltee de forma en que ella quedara debajo de mi y comenze a acariciarle sus linda y suaves piernas hasta llegar a su vagina, entonces le comenze a quitar la falda, la blusa y todo para dejarla solo en ropa interior, se veía tan hermosa con sus bragas y brasier de color blanco, le quite el brasier y comenze a mamar sus suaves y redondos senos eran sumamente firmes y suaves, ella solo gemía sin nada que decir y presiono mi cabeza dentro de sus pechos, hasta que después le quite sus bragas y pude ver su linda vagina depilada sin rastro alguno de vello, comenze a acariciarsela por los lados y después ponía mis dedos en su rayita y eso le saco otro gemido, comenzaba a mojarse un poco y comenze a besarle y meter lo mas que podía mi lengua dentro de su vagina, cuando estaba mas mojada me puse de rodillas sobre la cama, le abrí un poco las piernas y le puse mi pene en la entrada de su vagina, ella solo gemía y entre tantos gemidos me dijo que era su primera vez a lo que yo conteste que la mía también así que le dije que se relajara que no pasaría nada malo,

Metí primero la punta y ella grito un poco y me dijo que le dolía un poco pero que siguiera entonces comenze a meterse la poco a poco y ella gritaba cuando la tenia toda adentro me quede así un momento y después comenze un mete y saca despacio y lento ella gritaba y gemía me decía que le dolía pero que también le gustaba mucho sentir a su primito dentro de ella, eso me calentó y seguí pero un poco mas fuerte y rápido que antes, cada vez la envestía mas y mas fuerte después cambie de posición e hice que se pusiera en cuatro en la orilla de la cama, se la metí de un solo golpe y ella grito y me dijo Ah sigue, sigue así por dios cojeme mas, mas fuerte anda parteme como en mis sueños Ahhhhh Sebastian sigue así Ahhhhhhhhh!!!! yo seguía haciéndolo mientras la jalaba de sus caderas y diciéndole lo gozas Erika?? apuesto a que si verdad siempre has querido que yo tu primito te la meta verdad anda goza mi perrita caliente,

Seguía mas fuerte con eso y cuando estaba a punto de venirme ella me jalo para que no lo hiciera y me dijo anda dale tu primera lechita a tu primita vamos entonces termine dentro de ella, cuando terminamos me quede cansado pero feliz y con mucho gusto de haber hecho el amor por primera vez con mi prima ella se acerco a mi me beso en la boca y me dijo que esa no seria la única ves que lo haríamos, salio de mi cuarto y se fue a bañar, bueno lo que paso después ya es otra historia, espero les haya gustado mi primer relato!!!!!!!!

Publicado en: Relatoseroticos

Mi hermano y yo nos cogimos a nuestras primitas

Este relato, es tan real como el inmensisimo placer de habernos cogido a nuestras primitas de 12 y 8 años, mi hermano y yo, esto aconteció el año pasado, yo tengo 23 años y lo mejor que me ha sucedido en la vida, tuvo lugar hace un año, cuando tenía 22 años y mi hermano el otro protagonista de esta historia, tenía 24 años.

Vivimos en el campo, somos tre hermanos, mi hermana, mayor que nosotros está casada y vive en una ciudad no muy lejos de este lugar, en nuestra casa estamos mis padres, mi hermano y yo, el año pasado vino mi tio, que es hermano de mi padre, con su familia a pasar 15 días a nuestra chacra, el tiene dos hija, la mayor de 12 años, en ese momento y la menor de 8 años, todo estuvo muy bién esa mañana cuando llegaron, saludos, la consabida conversación de todo lo acontecido en este tiempo en que no se habían visto, lo primero que notamos mi hermano y yo al ver a nuestras primitas, era lo muy buenas que se estaban poniendo, yo no le dije a el nada de lo que estaba pensando por supuesto, me parecía algo impropio de mi, casi un pecado grave, que yo un hombre de 22 años, mirara con deseo a una niña de 8 años, la que a pesar de su corta edad, era alta y tenía un cuerpito bastante deseable para mi gusto y aunque fuera mi prima ya la estaba deseando, aparte de todo eso, las dos ya eran muy bonitas, especialmente la mayor que a los doce años, ya tenía un hermoso cuerpo, un buen culo y unas tetitas que ya se insinuaban, a través de la blusa

Por la noche, cuando nos fuimos a dormir, el primero que habló fué mi hermano, -¡Que buenas que se están poniendo nuestras primas, desde que llegaron esta mañana no he parado de pensar en Lisa (la mayor), si se me pone a tiro, sabes como me la voy a culear, hermano está super buena y ya le tengo unas ganas, y me preguntó, -¿Que pensas vos hermano? ¿No te animarías a cogerte a Ana?. Yo un tanto incómodo, ya que no quería admitir todavía, que estaba pensando lo mismo que el, le dije, -No seas boludo, son dos niñas y nosotros dos hombres adultos ya, a lo que el me contestó, -Boludo, mañana se las cogerá cualquiera que se lo proponga ¿Por que no desvirgarlas nosotros ahora? si se nos da la oportunidad aquí y ahora, sería un crimen dejar pasar tiempo y no aprovecharlo, además a las dos ya les entra bien una verga de hombre, yo tengo 24 años y me muero de ganas de culear con una pendeja de 12 años y si ella se deja, te imaginás que fiestita para mi, meterle mi verga de 22 cm, además ya estoy muy alzado con ella y mañana, comenzaré a llevar adelante mi plan, yo no supe que decirle y para terminar esa conversación que me molestaba un poco por ser bastante tímido y escuchar a mi hermano hablar así ya que el es lo opuesto a mi, le dije para terminar la conversación -Mañana hablamos, ya es tarde y estoy cansado, pero no pude dormir enseguida, yo también pensaba lo mismo que el y la idea de cogerme a la menor de nuestras primas, me gustaba cada vez mas y esa noche tuve la verga bien parada pensando en Ana, a la que ya deseaba como hembra, el pensar en desvirgar a una niña como esa, meterle mi verga parada de 20 cm y hacerle sentir lo que es un hombre en el acto de hacer el amor, no me dejaba conciliar el sueño

Esa mañana, me di cuenta que ya mi hermano estaba tendiendo las redes, ya comenzaba con su plan, estaba eufórico como nunca, invitó a las dos primas a una cabalgata, fuimos entonces los cuatro a recorrer un camino que lleva hasta el arroyo que está a 2 Km de nuestra chacra, durante todo ese trayecto se desarmaba en atenciones con Lisa y para mi asombro ella estaba ya entusiasmada con su primo de 24 años, porque al decir de los demás, es muy guapo, rubio de ojos celestes y con un cuerpo de deportista, yo estaba todavía como se dice “en el molde” a la espectativa de como Ana me podría ver, si como su primo o como un muchacho que podría tener algo con ella, en lo que podría pasar con ambas primas, yo me respaldaba en lo que mi hermano iba haciendo, lo sabía super capaz de hacer lo que se proponía y en este caso me daba mucha confianza que los dos pudiéramos lograr lo que tanto deseábamos,cogernos a las dos primitas, debo admitir que yo a ese punto, lo deseaba tanto como el.

Y el plan de mi hermano dio sus frutos a los tres dias, su capacidad de seductor se puso a prueba mas que nunca v esta vez logró también lo que se había propuesto, el con 24 años se cogió a su prima de 12 años y la desvirgó, todo ocurrió un día a la siesta, como era pleno verano y hacía mucho calor, todos dormían , menos yo que estaba en el galpón y fui testigo de ese polvazo que mi hermano se echo con Lisa, yo me daba cuenta que ella estaba también muy alzada con el y ese día lo demostró ante mi, testigo involuntario, yo estaba recostado sobre unos fardos de pasto, el galpón esta dividido por una pared, pero tiene un hueco que permite ver el otro costado, yo sentí que se abrió la puerta y entraron mi hermano y Lisa y cerraron, por la voz de el que hablaba muy bajo, me di cuenta del grado de excitación que tenía, lo primero que hizo fué abrazarla y se besaron con mucha pasión y las cosas fueron subiendo de tono, mi hermano hablaba con voz entrecortada se notaba que su calentura era super, como el tenía solamente un short puesto y ella una falda muy corta y una blusa, en segundos estuvieron los dos desnudos y se acostaron en un catre que estaba plegado en un rincón, el lugar donde yo estaba era oscuro, no podían verme, pero yo a ellos los veia muy bien, lo que no conocía de mi hermano era que su verga parada superaba muy bien a la mia y aquel día lo vi usarla con una maestría única, sin duda que para Lisa era su primera vez, pero lo hizo como una verdadera mujer a sus 12 años, se acostó en el catre y abrió sus piernas y allí fue mi hermano y le acomodó su verga parada en la puerta de la concha y jugo un poco hasta que se la puso hasta los huevos, ella se quejó un poquito pero del placer supongo, luego mi hermano la abrazó con pasíón y comenzó a besarla a la vez que suavemente empezaba el mete y saca muy lentamente, se escuchaba la respiración agitada de el y los leves gemidos de placer de los dos, así estuvieron unos minutos hasta que el comenzó a aumentar el ritmo de las arremetidas y todo terminó en profundos suspiros de placer, después de unos instantes de descanzo ambos ablaban muy bajito y se besaron mucho, de más esta decir que yo del otro lado de la pared, me hice la paja mas grande de toda mi vida y me tuve que contener para no gemir del placer que sentí cuando acabé, Lisa entonces se vistió y se fué, el quedó tendido en el catre asi en pelotas como estaba, estuvo como pensando sin duda feliz por lo que acababa de lograr, luego saco los cigarrillos de su pantalón, fumo muy relajado mirando el techo, luego se puso el short y también se fue.

Esa noche cuando fuimos a dormir, por supuesto que yo me hice el boludo como si no supiera nada de lo que había visto, el en cambio se notaba que estaba mas feliz que nunca, había logrado lo que tanto deseaba hacer a los 24 años, cogerse una hembrita de 12 años y desvirgarla y para mejor su prima, muy sonriente me puso una mano sobre mi hombro y me guiñó un ojo y con una mirada llena de picardía me dijo, -Mañana, después de almorzar vamos los cuatro al arroyo a bañarnos….y para hacer también con nuestras primas, todo lo que podamos, y yo como si no supiera nada, le pregunté en tono complice y guiñándole un ojo -Vos, ya habrás hecho algo imagino, me ganaste de mano ¿Te la cogiste hoy en el galpón? y el en el colmo de su satisfacción, me dijo muy bajito -Siiiiii hermano, ya está mi sueño se ha cumplido, me parece mentira, yo con 24 años me cogí una hembrita de 12 y me dejo sangre en la pija, que felicidad me siento el macho de américa jejjejejejeeje.

Al día siguiente, después de almorzar, fuimos los cuatro a caballo al arroyo a bañarnos, llegamos y nos fuimos hasta el lugar donde hay profundidad para bañarse, después de jugar los cuatro en el agua, salimos y nos tiramos sobre el pasto y luego de unos minutos yo vi que mi hermano y Lisa ya estaban como novios enlazados en un abrazo y besándose ya los dos desnudos, eso me prendió fuego y con lo que había visto el día anterior en el galpón, me hizo quitar todas las barreras que yo pudiera tener para hacer lo que quería hacer con Ana a pesar de tener ella 8 años y yo 22 yo ya había vencido todo prejuicio y pudor ante ella y le dije -Mira a tu hermana y mi hermano, (ellos ya estaban cogiendo ahi casi junto a nosotros), le dije, hagamos lo mismo

Yo ya me había sacado el shot y estaba en pelotas ante ella que me miraba llena de admiración contemplando mi desnudez y mi verga que estaba parada y me dijo –Si,..que cosa grande que tenes y que peluda. -¿Te gusta? le pregunté, y ella me respondió -Si….que lindo que sos desnudo, me gustas mucho. acto seguido se quito su malla de baño quedando desnudita ofreciéndome su cuerpito de niña que yo tanto deseaba, nos besamos largamente y luego ella se tendió sobre el pasto y abrio sus piernas, mostrándome esa hermosa flor que tenía ahi, virgen esperando a su primer macho para que la desvirgara, le arrime la verga y se la hice jugar largamente en la entrada de su vagina, luego con un empujón senti que la cabeza de mi verga había atravesado su virginidad, se estremeció al principio y yo le dije -Duele un poquito al principio, después será todo muy lindo, entonces ella se relajo, se soltó y ya mi verga estraba y un poquito de sangre salio avisándome que la había desvirgado, lentamente se la fui metiendo con suaves movimientos hasta que entro toda hasta los cojones, tenía razón mi hermano, a una hembrita de esa edad la puede coger un macho de 22 años como yo, ya le entra bien una verga de hombre, seguidamente comenzé el mete y saca y ella empezó a decirme que ya no le dolia y que le gustaba lo que estabamos haciendo y yo estaba en la gloria, culeando a mi primita, de tanto en tanto miraba, como mi hermano se culeaba a la otra al lado nuestro, eso fué el placer en grado sumo para mi esa tarde, ella me respondía como mujer maravillosamente, yo sentía que ella gozaba con mi verga adentro y sus suspiros me demostraban que ya había tenido un orgazmo y se prendía de mi, estaba mi primita ya entregada a gozar conmigo y asi llegamos al climax del placer cuando acabé dentro de ella, nos quedamos un poco ya relajados, besándonos yo feliz como nunca y ella también y luego de unos minutos lo volvimos ha hacer, y al mirar al costado vi que mi hermano y Lisa también lo estaban haciendo, después de que ambos terminamos nos quedamos un largo rato descansando, luego nos vestimos y regresamos a la casa.

Todos los dias restantes, volvimos al arroyo a bañarnos con las primas y las cogimos a las dos nuevamente, ambas fueron desvirgadas por nosotros y descubrieron con nosotros el placer de estar con un hombre, tanto les gustó que volvieron para las vacaciones de invierno y todo se repitio, y ahora estamos esperando los dos las próximas vacaciones para recibir a nuestras primas

Publicado en: Relatos porno

Dejando mi inocencia con mi prima

Como por descuidos encontre mi sexualidad con mi prima ,la cual fue mi primer mujer.
Como en un inocente juego, perdimos la infancia

Esto que contare es 100 % real.
Sucedió cuando tenía aproximadamente 11 años y que fue el resultado inevitable de lo que se vino acumulando con los años y no sé si decir si las circunstancias fueron las culpables o yo por ser el protagonista de esta historia.
Cerca de mi ciudad aproximadamente a unos 10 minutos vivía mí una tía la cual tenía dos hijos con los que siempre conviví desde muy niño, a lo cual el juego era muy común entre nosotros.
A mí siempre me gusto convivir con ellos y quedarme a dormir los fines de semana, mi tía que era una mujer que vivía sola no tenía ningún inconveniente de que yo pasara tiempo con mis primos porque de todos modos no se tomaría la molestia de ponerme mucha atención, ella de las que prefería que hiciéramos a un cierto grado lo que quisiéramos con tal de que no le diéramos lata.

Mi tía tenía dos hijos como menciones, un chico como un poco mayor que yo y una hija de mi edad. Yo siempre vi normal el compartir casi todo con mis primos por lo mismo no me era raro dormir con ellos dos o con uno de los do. A veces dormía con mi primo y otras tantas con mi prima con una naturalidad de familia pues no existía morbo alguno.
Por esa misma normalidad y un poco por el descuido de mi tía llego algunas veces que por las prisas de salir a algunas fiesta, hacia que tuviéramos una ducha colectiva donde nos bañáramos los tres, mi primo, mi prima y yo, viéndolo como antes mencione con mucha naturalidad el que compartiéramos el baño.
El tiempo pasó y llegaron veces en que nos mandó a bañar a mi prima y a mí que para ese entonces mi prima era una niña con un cuerpo común de una niña de 9 años. Por lo mismo no recuerdo muchos detalles de esas duchas, solo que las teníamos juntos.

Siguió pasando el tiempo y yo con mi constante visita de fin de semana debido a que en mi casa me aburría y a mis primos les encantaba que estuviera ahí para jugar. Creo que fue como a los 10 años cuando todo empezó a cambiar.
Yo a mis 10 años era un chaval normal con un cuerpo de un niño de esa edad, en cambio mi prima a sus 10 años casi 11 de repente había cambiado mucho aunque en ese momento no sabia que era lo que pasaba cuando la observaba mas detenidamente. Ella a pesar de su corta edad se había desarrollado bastante. Mi prima no era una diosa no les engañare, pero a su edad tenia unas tetas bastante grandes y las nalgas se le habían desarrollado bastante bien osea que eran paradas de buen tamaño que me imagino que para su edad les despertaba al morbo a chicos mas grande, por que cuando salía con ella a comprar o hacer algo veía a los chavales mas grandes le decían cosas acerca de ella y le chiflaban y recuerdo que la chuleaban cosas que pasan en algunos pueblos.

Ella siempre usaba algunas calzas muy ceñidas al cuerpo que mostraban las nalgas grandes que tenia y paradas que para ese entonces me parecía algo muy normal y nada llamativo
Mas sin embargo ella creo que no lo notaba y menos mi tia, puesto que a esa edad no cambio lo de dormir solos y juntos y menos las ducha.
No seguía mandando a bañarnos juntos, pero no se que paso que las demás duchas no las recuerdo pero esta como que si la tengo mas presente. Un dia como cualquiera nos mando a bañarnos juntos y se salio de la casa, recuerdo que como normal lo hacíamos nos fuimos a desvestir ella regreso al baño solo con un calzon color blanco y sin nada arriba que me imagino que no le incomodaba que las tetas ya no las tenia planas, ahora se abultaban un poco mas y los pezones rosados eran mas grandes. Aun así nos metimos a la ducha como sin nada, en esta siempre teníamos juegos que aunque no lo crean eran sanos eran de echarse agua en la cara o tirarse espuma y cosas de niños. Mas ese dia nos metimos y recuerdo que estaba en unos calzones blancos con un encaje asi en las orillas de las piernas y yo como siempre me meti en trusa recuerdo que el ritual siempre de bañarse era primero mojarse con todo y ropa interior y después de un poco de lavado de pelo seguíamos con el cuerpo y empezábamos a quitarnos la ropa interior. Ese dia la observe con una leve diferencia, no sabía por qué pero pues cuando se metió a la ducha, le abrió a la regadera y el agua le empezó a caer en el cuerpo y se empezó a mojar su calzon blanco el cual como se le pegaba a su cuerpo y se le notaba la parte de su pubis que para ese entonces como todo niño era casi lampiña, siempre nos enjabonábamos el pelo y después cuando tocaba el cuerpo ya nos quitábamos la ropa interior, pero esta vez no se por que, cuando se quito mi prima la ropa interior no se que sentía, posiblemente una confusión de verla desnudándose, no se si era pena que me daba, pero la observaba y ella no le daba ninguna pena se quito su calzon y la vi como siempre al bañarnos asi desnuda, pero ya empezaba a notarse en su zona vaginal que se avecinaba la crecida de bello, los cuales eran pequeñitos como si fueran el bello de los brazos.

Siempre al enjabonarnos uno le enjabonaba la parte de la espalda al otro y a veces muy naturalmente ella con la esponja me enjabonaba la espalda, atrás de las rodillas y hasta se agachaba y se ponía de rodillas y me ponía de frente y me enjabonaba la pansa y hasta pasaba la esponja por mi pene y me labava. Yo lo veía normal y ella también y ese dia igualmente me toco enjabornar su espalda y también me arrodillaba y le tallaba sus nalgas de una forma muy normal sin ningún morbo y como otras veces me levantaba quedando casi su espalda pegada con mi pecho y mi pene pegando con sus nalgas mientras enjabonaba la parte trasera del cuello.

Ahora de grande al recordar eso se me hace muy morboso, mas por el cuerpo que tenia mi prima.
Desde ese dia no se que me pasaba en la cabeza, me gustaba dormir mas con mi prima sin despegarmele en las noches, como dormíamos solos y yo me pegaba a su espalda haciéndome capullito con ella, y ella siempre usando mucho calzas muy ceñidas al cuerpo no se como que esa sensación era hermosa.
Ya no se diga el bañarme con ella y tallarnos el cuerpo.

Pero un día paso algo que no nos esperábamos ambos. Era una tarde calurosa como lo suelen ser donde ella vive era sábado por el medio dia y a mi tia se le ocurrio ir a refrescarnos en un arrollo cercano a su casa. Todo transcurría de forma normal y no recuerdo el motivo pero solo estábamos en casa mi tia, mi prima y yo, mi primo había salido quizá a alguna actividad con sus amigo o que se yo.

Recuerdo que ya tenía un poco de comida preparada mi tía, la guardo en unos trastes y cogió tres toallas , jabones y shampo para bañarse de una vez ahí y nos dispusimos a ir, nosotros contentos y felices como se puede esperar de unos chavillos de 11 años que se emocionan por darse un chapuzon en donde sea. Yo iva con un short normal y una playera, mi tia con unas bermudas no muy sexys y una blusa, y mi prima ,esta se había puesto una falda muy corta como de porrista, y bajo esta una calza color negra, muy ajustada al cuerpo, creo que era la mas ceñida que tenia y la mas corta de sus piernas puesto que le llegaba solo un poco debajo de sus nalgas, pero aun asi todo normal, al menos yo solo lo veía como un dia que pasaríamos en el agua disfrutando.

Llegamos y mi tia se dispuso a darse una bañada en el arrollo que a ella le llegaba el agua a la altura de la cintura, yo enseguida me quite la playera, las sandalias y me eche un chapuzon como de bomba, recuerdo que desde la orilla veía a mi prima como se despojo de la falda quedándose solo en la diminuta calza negra y también se avento al agua.
Jugamos entre mi tia, mi prima y yo, mi prima se me montaba en la espalda, yo le hacia caballito y nos aventábamos al agua y reíamos, hacíamos lo común de unos niños, asi seguimos por un rato hasta que como a las 4 de la tarde mi tia decidio salirse del agua y descansar, se tumbo en una toalla debajo de un árbol que había junto al arrollo y empezó una siesta, el lugar no era peligroso pues el agua no nos llegaba mas arriba del pecho.

Mi prima y yo sin ningún cambio seguimos jugando, conversavamos de cosas sin sentido me imagino y de chismes de niños, jugábamos al caballito , la abrazaba de frente ella me rodeaba con sus piernas la cintura, la cargaba y le hacia una especie de quebradora en el agua, asi por un buen rato.

En un momento salimos nos tumbamos en una toalla y comimos un poco ligero, pero aun asi nos esperamos alrededor de una hora para entrar al agua. Cuando decidimos regresar al agua yo me adelante y me empece a bañar en el arrollo y al cabo de un momento sentí algo que golpeo mi espalda, me di la vuelta y me percate que era un tronco como de unos 2 metros de largo un poco grueso el cual flotaba, lo vi y lo trate de undir con el peso de mi cuerpo para ver que tanto flotaba y vi que en realidad me aguantaba bien, entonces se me ocurrio una idea, me acerque por un costado y subiendo una pierna me le monte como si fuera un caballo, ya con mi peso un completo encima de este vi que de puntitas tocaba el fondo del arrollo, y saltaba en el como si fuese un caballo galopante y al ver esto mi prima me pregunto que que hacia y le dije que me había encontrado un tronco que estaba muy bien para jugar ya que flotaba.
Ella se acerco en el agua y me dijo que se queri montar igual que yo, a lo que le ayude a subir, pero al ser mas pequeña de estatura ella no tocaba el fondo del arrollo y no se equilibraba, callendose al agua del tronco. Lo intento varias veces, fallidas tratándose de sostener de mi cintura y desistio.

Entonces le dije que se subiera a él delante mio y que yo la agarraría de la cintura para sostenerla a lo que ella acepto y haciéndome hacia atrás la ayude a que subiera una pierna y de un salto se trepara al tronco. Ella lo logro de inmediato y yo la sostuve de la cintura a una distancia de seperacion de nuestros cuerpos a lo cual como se sentía insegura me dijo que me acercara mas y entonces accedi me acerque mas.

Empezamos un juego de hacer undir el tronco como dando saltos en un caballo que saltaba, de arriba abajo empujándolo hacia adelante dando un rondin en círculos en aquel arrollito de modo que nuestros cuerpos chocaban el uno con el otro lo que trajo consigo que después de un rato nuestros cuerpos estuvieran juntos bien pegados el uno al otro, para ese entonces era normal para mi y para ella, veíamos a mi tia dormida bajo aquellos arboles y nosotros jugábamos yo bien agarrado de la cintura de mi prima que para ese entonces sus nalgas se pegaban bien a mi pubis.
Asi seguimos y después de un rato mi prima y yo completamente pegados el uno del otro solo brincábamos arriba del tronco sintiendo como mi cuerpo apretaba el de ella repegando mi pene entre sus nalgas y ninguno de los dos decía ni una sola palabra, quien sabe que nos hizo quedarnos callados pero asi estuvimos creo que por mas de media hora.
Ya atardecia y cada vez la luz del sol se iva acabando debajo de la arboleda y pero inexplicablemente mi corazón se aceleraba al ritmo de aquella danza del troco saltarin y mi prima parecía que contenia la respiración y después soltaba el aliento sin medida en un especie de suspiro.

Sé que ella tampoco se explicaba que fuerza nos mantenía ahí uno pegado del otro sin querer parar de hacer aquella actividad, por que ninguno de los dos decía palabra alguna, simplemente aumentaba la frecuencia del bricar en el agua con ese tronco que se perdia debajo de nosotros y cada vez con mas frecuencia me restregaba mas a ella.
En un momento nos cansamos de andar jugando asi y le dije que que hacíamos entonces ella me dijo que de una vez iva a traer el shampo y jabon para bañarnos ya en el arrollo, se bajo del tronco y salio a la orilla, recuerdo que vi su calza casi metida entre las nalgas se agacho por el jabon y shampoo a recogerlos de una bolsa y es cuando vi esa imagen que me llamo la atención de una manera muy rara no le quite la vista de la calza y de sus nalgas.
Se dio la vuelta y se metio al agua yo aun asi como ido arriba del tronco le dije bueno ya se acabo el juego a bañarse
A lo que me contesto

— no primo me subiré un rato mas y jugamos y después nos bañamos.
Puso el jabon y shampo en una piedra dentro del rio y se nuevo la ayude a montarse pero esta vez ella sola se fue y se repego en mi dejando caer su cola en mi pene y volví a sentir esa sensación que me producia cuando nos bañábamos y restregaba su espalda y mi pene se metia entre sus piernas asi de espalda, recordaba que a veces me crecia de una manera muy chistosa, como ahora me estaba pasando.

Seguimos con el juego del sube y baja en el tronco ahora yo la agarraba con mas fuerzas de la cintura y la apretaba a mi, ella en un movimiento involuntario levantaba la cola y se acomodaba mejor de modo que se sentaba en la punta de mi pene que quedaba prácticamente entre sus nalgas a lo que me dijo después de un rato.
— oye primo a veces te crece el pene mas, por que será?

Yo honestamente no sabia que decirle, por que en realidad no sabia que pasaba, y le dije

— creo que se inflama por el agua pues cuando nos bañamos eso pasa y ahorita que estoy en el agua eso ha de pasar.
A lo que contestos
—- creo que si
Seguimos jugando y después de un rato mi pene inflamado se encontraba casi metido entre sus nalgas que en cada sentón que se daba al seguir el juego es se aprisionaba cada vez mas entre sus nalgas y sentía una sensación rica y no me quería despegar.

Llegamos en uno de los recorridos que dimos junto a la piedra donde había dejado el jabon y el shampoo y los cogio y me dijo

— a bañarse
Yo le conteste
— vamos a bajarnos del tronco.
Ella me dijo
—- no aquí nos lavamos el pelo y el cuerpo
Y yo asentí sin ninguna objeción.
Se puso shampo en el pelo se lo empezó a lavar y me pidió que le ayudara a lavárselo ya que estaba a su espalda. Se lo empece a frotar, dando masaje en su cabeza por las orejas y ella me decía que le daba cosquillas y se arqueba hacia atrás mio pegando mas su cola a mi pene el cual sentía que se clavaba en sus nalgas. Segui asi por un rato después me dijo que se iva a enjuagar tomo agua con las manos y se la derramaba en el pelo yo le ayudaba con mis manos y el jabon le escurria por el cuerpo, después me dijo que me tocaba a mi a lo que se bajo del tronco y me dijo que nos fueramos a una parte mas baja del arrollo. Se subio detrás mio sentándose en el tronco y me empezó a poner shampo me froto el pelo las orejas y el cuello y sentía riquísimo, después me empezó a echar agua con sus manos y enjuagarme. Luego tomo el jabon y me empezó a enjabonar la espalda, brazos como normalmente lo hacíamos pero de espalda y pecho y cuando llego a la cintura me dijo que me quitara el short, yo lo veía normal y me lo quite, también retirándome la ropa interior.
Me quede desnudo me volvi a sentar sobre el tronco que era nuestro juguete en el agua y haciendo espuma con la propia agua del arrollo empezó a frotarme la cintura después mi espalda y recorrio mis piernas tallandomelas con sus manos.

Yo sentía su aliento detrás mio y sus manos recorriendo ya mis piernas que las lavaba, le sentía la respiración acelerada y yo me quedaba quieto, siguió con sus manos hasta que sentí que se paraban en mis ingles porque yo habría las piernas un poco y me dijo
—primito a ver te voy a lavar hasta tu pajarito jajajajajaja,
Con cierto nerviosismo llevo sus manos hasta mi pene que estaba muy inflamado no sabia yo porque y me empezó a frotar como lavándome en mis testículos agarro el tronco de mi pene y lo tomo con sus manos y lo froto de arriba abajo a lo que me dijo.

—- primo no será malo que tu pene este muy inflamado, alguna vez lo sentí inflamado entre mis piernas cuando nos bañamos y tu me tallas la espalda y te me juntas muchos y te pegas a mi, pero un poco menos grueso, no estaras enfermo?

Y yo le dije no creo por que no me duele.
Siguió un rato asi y yo me sentía muy bien, no se una sensación en el cuerpo muy agradable.
Se detuvo y me dijo que me tocaba ahora a mi ponerle jabon.
Entonces aquí cambio mi vida.

Mi prima se bajo de atrás del tronco se puso en pie y se quito la calza quedando en unos pequeños calzoncitos, se quito la blusa y se fue delante mio y se sento en el tronco de una forma bastante pegada a mi casi aplastando mi pene con las nalgas. Tome el jabon de la piedra y lo empece a frotar en su espalda haciéndole un masajes desde el cuello hasta la parte baja de la espalda, pero como ya estábamos en una parte mas baja del arrollo ya veía su cintura salir del agua y por lo tanto observaba el calzoncito blanco que traía y veía como mi pene inflamado se ensartaba casi en las nalgas, yo le enjabonaba la espalda después segui con el estomago subi asus pechos que nunca los había tocado y los cuales estaban duritos de los pezones y se los frotaba. Mi respiración acelerada y yo me juntaba mas a ella masajeando su espalda con mi pecho también enjabonado y cuando llegue a la cintura le dije.

— prima tus chones.

Ella no dijo nada solo levanto la cola y se los bajo, hasta que se los saco todos, se volvió a sentar del mismo modo con mi pene metido entre sus nalgas. Yo empece a tallarle su cola, sus piernas y ella empezó a abrirlas de modo que segui con mis manos hasta las rodillas obligando con esto que mi cuerpo se pegara mas al suyo y mi pene se aplastara mas entre sus nalgas y después regrese y llegue a su ingle y empece a frotar.
Ella abria mas las piernas y detenia su respiración y le dije.

—- primita te lavo tu cosita.
Ella contesto
—- si primito. Con la voz cortada. Y yo empece a frotarle su vagina que ya se sentía con un poco de vellos y con mi mano toda abierta le sobaba y con mis dedos pasaba justo en su rajita y ella se arqueba aventando mas la cola hacia a mi. En eso se empezó a arquear mas y levantar mas la cola de modo que mi pene inflamado se empezó a acomodar entre sus nalgas y ano y ella se movia como queriéndose montar en mi. Yo sentía muy rico pero no sabia que pasaba, hasta que en un momento dado mi pene por el jabon se empezó a abrir paso en el ano de mi prima y ella como que se quejaba pero empujaba mas y yo no daba crédito que mi pene se pudiera meter en el ano de mi prima nunca lo había pensado, y asi insistiendo ella en sus arqueadas se acomodo hasta que se lo metio todo.

Le dije
— que hago prima.
Ella contesto
— no se solo briquemos como lo hacíamos con el tronco pues se sentía rico.
Empezamos a brincar y mi pene empezó a meterse y a salirse del ano de mi prima ella ya se levantaba sola dando de brinquitos y moviéndose como si se retorciera y yo no podía creer y no sabia que era lo que sentía. De repente me vino un calambre que me recorrio todo el cuerpo y termino en la punta de mi pene. Tome a mi prima de la cintura y la empece a mover de arriba abajo ayudándola en sus movimientos que ella hacia hasta que sentí que me desmallaba por algo extraño que sentía entre las piernas. El calambre mas rico de mi vida y ella empezó a jadear y decir cosas como
—— que bonito primito, que bonito juego, pero jadeando y saltando hasta que se quedo recargada en mi espalda.

Se bajo de mi y se saco el pene y no sabíamos que habíamos hecho solo que con una sonrisa complice creo que ella y yo decidimos no comentarlo con la intención de hacerlo otras veces.

Salimos del agua y nos cambiamos y fuimos a despertar a mi tia.
De ahí empezó una historia sexual con mi prima, la cual fue mi primer mujer en mi vida. Despes les contare como se sucitaron mas historias con ella hasta que entendimos lo que hacíamos.

Publicado en: Relatoseroticos

Enseñando a nadar a mi cuñada

Una historia que surgio, sin más por la confianza que nos teniamos y por lo bien, que nos llevábamos , de siempre y en parte propiciado por mi mujer, que le contaba a su hermana, como la satisfacía y lo grande que la tenia, lo que hizo que mi cuñada, empezara a fantasear y al final sus fantasías se hicieron realidad

Esta experiencia ocurrió, cuanto tenía 35 años, ella era la hermana mayor de mi mujer aunque solo tenía tres años más que ella, tenía un año menos que yo, 34.
No diré nombres por razones obvias, siempre nos llevamos muy bien, y por nuestro carácter, siempre nos gastábamos bromas, lo que en ocasiones propiciaba el que entre bromas nos perseguíamos y en esos juegos se producían situaciones en las que, sin querer, o a veces queriendo nos tocábamos el uno al otro, lo que a mí me ponía bastante cachondo, pero nunca le insinué nada, ni ella a mí, en esos tocamientos quedaba la cosa.

Un verano por la vacaciones coincidimos las dos familias en el pueblo en casa de mis suegros, después de llevar un tiempo sin vernos, y los juegos volvieron, solo que esta vez yo notaba que ella estaba más provocadora que de costumbre, que no dejaba pasar ocasión de sobarse contra mí. Así pasaron los dos primeros días, hasta que al tercero, mi mujer se tuvo que ir con su madre de compras temprano y no regresaban hasta la anochecida, mi suegro se fue al campo y mi cuñada su marido y yo. Nos quedamos solos en casa con los dos niños que tenían.
La mañana transcurrió tranquila, con las bromas de siempre y jugando con los niños. Después de comer los niños se fueron a dormir un ratito y el padre se fue con ellos, mi cuñada quedo recogiendo lo de la comida y yo le ayude en lo que pude, terminado y después de reposar un poco en el sofá medio adormilado, me despertó y me comento que se iba al rio a darse un baño que si la acompañaba, yo le dije que sí, que no había problema, y le pregunte por su marido, a lo que me contestó que no iba que se quedaba con los niños, entonces recogimos las cosas del baño y nos marchamos caminando pues no quedaba muy lejos el rio.

Llegados a él, nos quedamos en bañador y estuvimos tomando un poco el sol, hasta ahí todo muy normal.
Poco después se incorporó y mi me dice así de improviso, cuñado, me enseñas a nadar, que no se? Yo por supuesto que le dije que sí, pero sin pensar más que en eso en intentar enseñarla, asique nos metimos al agua, me remoje para quitar la pereza de estar al solo y la agarré de las manos para que empezara a intentar mantenerse a flote, pero tenía miedo y no se soltaba, asique me puse a su lado y poniéndole una mano por debajo a la altura de sus caderas y otro por las arriba la fui manteniendo a flote para que ella fuera haciendo los movimientos de brazos y piernas, y así fuera cogiendo confianza, pero esta situación, me fue excitando poco a poco y aprovechando sus movimientos fui moviendo la mano hacia sus piernas dejándola justo en su entrepierna, lo que me permitía estar en contacto con la piel de sus piernas y al mismo tiempo presionando en su rajita.

Eso ya termino de excitarme, pero no intente pasar de ahí, no quería correr riesgos, después de unos momentos así intente ir hundiendo mis brazos para que ella se fuera manteniendo más en el agua, pero no quería, decía que tenía miedo yo me agache dentro del agua y entonces ella se agarró de mi cuello por miedo a que la soltara, asique le dije que según estaba que se estirara y moviera sus piernas así agarrada de mí, pero se hundía asique teniéndola de frente estire mis brazos y los coloque a lo largo de su cuerpo, quedando sus pechos pegados a mis brazos, yo estaba ya más que excitado, y creo que ella lo estaba notando, pues el agua era muy transparente y yo veía el bulto que se me había formado por lo que supongo que en la posición que tenía ella también podía verlo.

Paso un poco más de tiempo ella con sus brazos alrededor de mi cuello como estaba se pegó completamente a mí y con sus piernas alrededor de mi cintura de soltó de mi cuello y dejo su cuerpo ir hacia atrás diciéndome que la sujetara, pero en esa postura mi verga ya inflamada por demás quedo aprisionada entre sus piernas pegada a su rajita yo ya no podía más, ella lo estaba disfrutando aunque no me decía nada. Yo poco a poco comencé a acariciarle las piernas extendiendo la caricia hasta sus nalgas, ella cada vez apretaba más sus piernas lo que hacía que nuestros sexos estuvieran más que juntos, tan solo mi bañados y la braguita de su pequeño biquini se interponía entre su rajita y mi verga.

Ya con esa situación ella muy picara me cometo; jolín cuñado como te has puesto, yo no conteste solo me sonreí un poco a lo que me insistió, anda que parece que tienes una calentura buena, yo ya no aguate más, sin contestarle simplemente la acerque a mí y comencé a acariciarle los pechos, que por cierto los tenia de tamaño medio pero bien paraditos y en esos momentos con los pezones bien duros, la sujeté por la cadera con un brazo y con el otro no lo pensé más, le aparté la braguita del biquini y si más le puse la cabeza de mi verga a la entrada de su rajita, ella no dijo nada tan solo echo la cabeza hacia atrás con los ojos cerrados, lo que interprete como un signo de abandono total a lo que estaba a punto de suceder. Ahí, si mas preámbulos apreté y se la fui metiendo hasta el fondo.

Puede notar en ese momento que ella estaba tan excitada como yo, pues estaba muy lubricada, cuando ya la tuvo toda dentro se incorporó y abrazándose a mi cuello me beso, un beso intenso sensual, nuestras lenguas se encontraron, y nuestros labios ávidos de caricias se apretaron fuerte haciendo una gran ventosa, yo ya estaba bombeando con fuerza ella se retorcía así pegada a mi cuerpo suspendida de mí y dentro del agua hasta el cuello, yo me estaba volviendo loco, pues aunque nunca había pensado en mi cuñada de esa forma, si reconozco que estaba muy rica, con unos pechos paraditos y una cola preciosa, en la cual yo tenía puestas mis manos, para sujetarla, así entre besos y caricias por su parte tuvo un par de orgasmos antes de que yo acelerase el ritmo pues ya no aguantaba más y se lo dije Nena, me voy, ella apretándose más contra mi clavándome sus pezones en el pecho, me dijo, dale, aprieta déjamelo dentro sin miedo, yo dando un último apretón metiéndosela más adentro si cabe, me vacíe en lo más profundo de su vagina, mientras mis chorros salían note como ella también se agitaba y dejaba sus jugos calientes escurriendo por mi verga, a mí me temblaban las piernas, como pude Salí con ella en brazos hasta la orilla y allí me deje caer con ella en la toalla.

Así quedamos el uno junto al otro, mirándonos a los ojos sin decir nada tan solo algún suave y tierno beso, ya más sosegados, me dijo:
Cuñado, hacía mucho tiempo que deseaba que esto ocurriera, y por fin hoy pude ver cumplida mi fantasía, mi hermana me contaba como lo pasabais y como la satisfacías y eso fue aumentando mi morbo, de saber cómo seria y aunque muchas veces me daban ganas de decírtelo mientras teníamos nuestros juegos y nos tocábamos aparentemente sin intención, yo si lo deseaba, y me propuse hacerlo a la primera ocasión que subiéramos y ya ves hoy lo conseguimos, espero que tú lo hayas disfrutado al igual que yo y claro ahora que se lo que hay espero vuelva a suceder sin que tardemos tanto tiempo para ello.
Yo la bese, la abrace y le empecé a meter mano por todos los rincones a lo que ella volvió a reaccionar y en aquel mismo momento lo volvimos a hacer, pero esta vez aun lo disfrute más que la anterior.

Después de aquello, tuvimos muchos más encuentros pues se volvió adicta a mí y no desaprovechaba la ocasión para llevarme a la cama y retozar como una loca, pero esto lo dejaremos para otros relatos pues fueron muchas y buenas las experiencias que vivimos durante mucho tiempo.
Espero les haya gustado el relato, si así fue dejen sus comentarios y seguiré contándoles cómo fueron las otras veces.
Un saludo amigos

Publicado en: Relatoseroticos

La cogida de mi vida la he tenido con la mama de mi novia

Me llamo Gustavo tengo 24 años, de piel apiñonada, mido 1.80, me gusta hacer ejercicio así que tengo un cuerpo muy atlético, desde hace ocho meses salgo con Adriana de 20 años, la conocí en el gym, tiene el pelo teñido de rubio, un cuerpo bien cuidado por el ejercicio, vive sola con Ana su madre ella es una señora de 42 años en realidad no es una mujer muy bella o con un cuerpo increíble nada de eso, eso si es muy atractiva de cuerpo normal pero con unos senos enormes, de piel muy blanca, mide 1.60 cabello oscuro.

Bueno pues desde que conocí a la mama de Adriana, sentí esa atracción cachonda como cuando se ve una mujer atractiva en bus o en la calle, el día que fuimos a una excursión quede impresionado al ver esa piel tan blanca y esos senos enormes, irremediablemente mi verga dio unos brincos y sentí como mis huevos se movían, desde ese día no me la puedo quitar de la cabeza y siempre que voy a su casa me pongo bien cachondo mas cuando me siento junto a ella siempre termino cogiendome a mi novia a causa de esto pensando en como se me antoja su mama, bueno pues para no dar mas rodeos la cosa fue así.

Adriana y yo, estábamos a punto de cumplir seis meses de novios y casualmente Raúl, un amigo de ambos estaba organizando una salida a un puerto la cual duraría tres días, decidimos ir y festejar ahí nuestro aniversario, obviamente llevaríamos a su mama, pues se acercaba el día así que fuimos a comprar los trajes de baño, estábamos eligiéndolos y para mi buena suerte y deleite, debido al tremendo busto de mi suegrita, no había ningún traje completo que le quedara, así que con toda intención sugerí
-pues bueno señora usted es muy joven no veo porque no usa uno de dos piezas?
-si mama, además es un puerto van miles de señoras con trajes así
-bueno esta bien elíjanme uno

no podía creerlo me dejarían ayudar a elegirle un traje a mi suegra, inmediatamente tome uno que ya había visto para Adriana , ya que mi idea era que con ese traje la podría follar sin problema de quitárselo a cualquier hora.
-mire este esta muy bien
-wuoo no es muy pequeño solo son tiritas
-no mire tiene un resorte y se sentirá cómoda
mi novia hizo una mueca como dudando pero la empleada intervino
-si este esta muy bien ya que con el resorte se ajusta a la medida y la tela estira se ajusta y se adhiere al cuerpo mojado mire

le coloco la parte de arriba y por encima de la blusa y le quedaba perfecto mostrando solo la parte de en medio de sus ricas tetas, cosa que me puso cachondisimo.
-ok me lo llevo
-también tiene uno de mi talla
añadió mi novia y la empleada dijo
-si y de esa misma tela tenemos trajes de baño para hombre miren
-que ja no… esta bien pequeñito
sentí que me sonroje y mi suegra dijo
-pues ahora lo llevas, yo lo uso tu lo usas
no tuve opción y así fue, en realidad esos trajes me incomodan pues no es por presumir pero tengo una verga bien dada un grosor mas de lo común y 26cm. en erección pero aun estando en reposo esos trajes de baño muestran mi tremendo bulto y es incomodo que todos me miren la verga pero no me quedo de otra era el que tenia que usar.

Llego el día todo listo, llegamos nos instalamos en el hotel teníamos reservaciones de dos habitaciones una para la señora Ana y la otra para Adriana y para mi, pero el colmo Raúl que fue el que organizo todo no reservo la suya y ya no había habitaciones, en contra de mis deseos pero como buen amigo le sugerí que compartir la habitación y Adriana y su mama la otra, pensé al fin que tendré mas que tiempo para follarla donde fuera con ese traje. Nos instalamos y llego el momento que no quería me puse ese pequeño bañador pero fue increíble en verdad la tela era bastante cómoda y era bien fácil sacar el pene por un costado sin dificultad y sin que se moviera la demás tela, pensé, podría fallármela en la piscina y en cualquier lado, Raúl y yo bajamos y nos acomodamos en la playa, Raúl me comentaba que había un antro en las noches donde soltaban espuma y se ponía bien el ambiente en eso llego Adriana se veía bien rica con ese traje y sonreí maliciosamente pensando todo lo que haríamos pero mi sonrisa se borro cuando voltee a un lado a ver a su mama hasta la boca abrí, wuooo.. era increíble el traje en verdad era diminuto y sus tetas se veían riquísimas enormes, alo que dije con asombro y en chok
-señora le quedo muy bien¡¡¡¡
-si, pero un poco apenada
-ya se le pasara igual que a mi ja

Esa piel blanca esas enormes tetas y lo que fue el comentario que me hizo Adriana al oído
-si son cómodos pero están tan pequeños que tuvimos que depilarnos completito ahí

Por reflejo mire inmediatamente la parte del traje de mi suegra e imagine esa rajita bien depiladita e irremediablemente mi verga se paro, Raúl no le quitaba la mirada a las tetas de mi suegra , no sabia que hacer mi verga era muy notoria así que de estar recostado me senté y puse la toalla encima de mi verga estuvimos tomando el sol pero mi novia quería que fuéramos a nadar así que nos levantamos y me pidió ayudar a mi suegra apara me pare frente a ella y le di la mano ella miro mi bulto y abrió los ojos me miro y sonrió, nos metimos al mar después de un rato salimos y era increíble como tenia bien pegadito el traje de baño sus pezones bien paraditos y marcados pero al igual a mi se me marcaba mas el bulto, desde ahí y todo el tiempo la mama de Adriana miraba mi bulto discretamente eso me gustaba y me excitaba.

Ya por la noche nos fuimos a dormir y como estaba bien caliente le mande un mensaje a Adriana y me fui a su cuarto me abrió y me dijo que me callara su mama dormía, y se metió a buscar algo que ponerse encima, mire a la cama de Ana y pude verle esa enorme teta completamente desnuda, su pezón cafecito me empecé a sobar la verga pero en eso salio Adriana y me dijo que saliéramos, nos fuimos a una parte de la playa donde habían varias parejas haciendo lo suyo, nos metimos entre unas rocas, le hice a un lado su biquini dejando descubierta su vagina y saque por un lado mi pene la empecé a coger pero ahí me di cuenta que era fácil hacerlo así, la empecé a bombear tan rápido y le empecé a mamar una teta que no tardamos mucho en terminar pero todo el tiempo tenia en la mente a su mama. Nos fuimos a nuestras habitaciones, cuando desperté estaba bien erecto y deseaba tanto cogerme a la mama de mi novia que tenia que hacer algo así que le dije a Raúl

-oye Raúl me contaste algo de un antro de espuma?
-oh si, por las noches aca adelante quieres que vayamos?
-si me gustaría
-pero tienen que ir con algo ligero ya que nos mojaremos
-perfecto entonces hazme un favor cuando estemos con Adriana y su mama, dinos del antro e invítanos pero dinos que tenemos que ir en traje de baño por la espuma
-ja que planeas?
-tu solo dilo ok
-ok

Raúl nos dijo lo acordado y llegando la noche fuimos, el ambiente estaba bien empezamos a bailar pero aun no soltaban la espuma así que empezamos a tomar y puse de pretexto nuestro aniversario, brindamos y les llenaba el baso a cada rato a Adriana y a su mama pero Ana tardaba un poco mas en acabarse le baso que mi novia, de repente soltaron la espuma y nos paramos a bailar, yo con Adriana y su mama con Raúl, así que les di mas de beber, nos fuimos a sentar pues Adriana estaba mareada y me dijo
-baila con mi mama anda yo aquí brindo con Raúl

no me lo dijo dos veces mi suegra ya estaba un poco ebria y muy efusiva bailamos pero bien pegados mi verga estaba ya lista para coger, se puso de espaldas a mi le arrime mi verga y se la empecé a tallar ya que el baile así era ella se movía tan rico, miraba hacia la mesa y mi novia estaba platicando con Raúl, así que poco a poco nos fuimos metiendo hacia donde salía la espuma ya que había mas, mi suegra se dio la vuelta y me paso sus brazos por el cuello y seguíamos contoneando los cuerpos por el baile la tome de la cintura y le arrime lo mas que pude la verga, mi frente toco la suya pues la música era mas lenta y la mire fijamente a los ojos, sentí como se estremecía su cuerpo cada que le endurecía mi verga, empecé a rozar mi nariz con la suya, tenia que arriesgarme o me abofeteaba o me besaba así que le plante tremendo beso en la boca y ella me correspondió empecé a besarle el cuello ella estaba tan dispuesta, le chupaba el oído su cuello y ella suspiraba y dijo mi nombre
-hoo Gustavo… tabo…

le saque un pecho y se lo empecé a mamar, ella empezó a acariciarme las nalgas, así que le hice a un lado su biquini y pude sentir esa vagina tan lisita, bien depilada, se la empecé a sobar y metí mis dedos se le sentía bien apretadita, (esta muy estrecha aparte de que el único hombre que ha tenido fue el papa de Adriana), estaba húmeda, lista ya así que saque mi verga y se la coloque en la entrada, le di un empujón y mi verga entro toda soltó unos quejidos
-haaa hay hay haa haaa mmmm

me quede un rato así para que su vagina se aflojara un poco y se acostumbrara a mi verga, mamándole los pechos de una forma tan intensa que ella estaba profundamente excitada, luego me separe un poco sin dejar de verla a la cara y empecé a bombearla sus quejidos me excitaban mas me separe un poco para ver como entraba mi verga en su cosita tan rica era increíble y sus jadeos y quejidos me tenían a punto de explotar
-haay haa haa mmgg aaa hay aa aa tavo tavo… haaa

en eso estaba cuando de repente vi. a Raúl casi a mi lado y se dio cuenta de todo
-Gustavo hay viene Adriana los esta buscando
inmediatamente me guarde la verga y le acomode todo a su mama
-allá viene
-llévatelas al carro y dile que me quede a pagar la cuenta dame unos minutos y salgo
-ok

se llevo a mi suegra y mi novia y tuve que esperar a que se bajara un poco la calentura pues no podía salir así, mierda¡¡¡ estaba tan molesto por no dejarme terminar pero tenia que controlarme ya después, ya mas tranquilo salí me subí al auto y nos fuimos al hotel, subí a mi novia ya que estaba muy ebria y Raúl llevaba del brazo a la mama, acosté a Adriana en su cama, me dirigí al sillón del cuarto ahí estaban sentados, Raúl se paro con una sonrisa morbosa me dijo
-te espero en el cuarto diviértete

Se salio, mire a la cama y mi novia estaba perdida de borracha así que me senté y empecé a acariciar a su mama la cual estaba bastante tomada le quite el traje de baño y me quite el mió ella estaba sentada y yo parado frente a ella me miraba la verga sorprendida la agarro y empezó a acariciarla, la besaba, se la pasaba por toda la cara y finalmente me la empezó a mamar, lo hacia de una forma tan deseosa y tan rico después de un momento le agarre sus enormes pechos y se los junte metiendo mi verga en medio de ellos y empecé a cogerla con sus chiches ohh era tan rico ver como salía mi verga de entre sus chiches después me senté en el sillón y abrí mis piernas para que me la mamara después de un momento la acosté y le abrí las piernas vi. su vagina tan rosita, estrechita, bien suavecita, y se la empecé a chupar estaba tan rica, se la abrí y tenia un hoyito tan cogible, mas rico que su hija y mas apretado, toda su vagina era mas hermosa que la de su hija así que me senté y me la monte le metí mi verga toda y empecé a cogerla tan despacio y tan profundo ella lo gozaba tanto como yo sus enormes pechos se los estrujaba se los mamaba

-señora esta bien rica, que rica esta, mmm que rico lo hace

la acosté en el sillón, me coloque entre sus piernas y la empecé a coger le metía y sacaba mi verga tan rápido y veía como se hundía en su estrecho coño sentía tan rico como si su manecita me la estuviera apretando, después la puse en cuatro y la empecé a taladrar y pude ver su el hoyito de su culo lo tenia intacto no podía tener mas suerte era virgen del culo así que se lo empecé a acariciar y la acosté de lado me acosté detrás de ella y le empecé a sobar su hoyito virgen con la cabeza de mi verga y le dije
-me deja cogerla por ahí si, quiere
-si sii

me levante y se la di a que me la mamara y ya ensalivada me coloque detrás nuevamente y se la deje ir empecé a cogerla era tan rico ella empezó a soltar quejidos con lloriqueos
-hay hay haaaa hay
la empecé a coger mas deprisa era increíble lo que sentía en mi verga su hoyito estaba tan apretado que no quería parar, me senté sin sacársela y con ella encima la empecé a coger mas rápido y empecé a masturbarla le sobaba tan rápido su vagina que sus quejidos se convirtieron en gemidos y jadeos
-mmmff aggg mmmm haaa ha ha haa
pero cada vez eran mas fuertes ya eran muy fuertes y ni siquiera me importo si mi novia se despertaba ella empezó a tener un orgasmo le salieron unos chorros enormes gritando
-haa haag haaaa haaaaggggg ha ha haaa
y apretó su culo a mas no poder y ya no pude mas empecé a venirme acompañando sus gritos
-haaaa aaaa aaaaaa

sentí como mis chorros invadieron su culo le di la vuelta dejándola recostada en cuatro en el sofá y yo sentado completamente agotado mire y vi. como le escurría mi semen de hoyito a su vagina como estaba toda chorreada de mi leche, después de unos segundos tome una de las sabanas que tenían en la cómoda y la limpie la cargue y la lleve a su cama la acosté, le di un gran beso me levante, tomo mi verga que aun escurría de mi leche, me la empezó a limpiar a chupadas mire hacia atrás pues a solo unos pasos estaba mi novia completamente ebria y dormida me sentía completamente satisfecho me puse mi bañador y me dirigí a la puerta mire esa escena y era tan excitante haberme cogido a la mama de mi novia estando ella ahí mismo y sin que se diera cuenta, me salí y me fui a dormir, al otro día la pasamos bien, mi suegra actuaba como si nada pero se le veía tan feliz, nos divertimos mucho con juegos, caminatas, nadando, en fin, ya de regreso en casa me atrevo a ser mas efusivo con la mama de Adriana ya la abraso y cosas así pero cada que quiero tocarle el tema de la playa cambia la conversación pero no me ha prohibido que la mime de hecho ella ya me trata con mas confianza espero no estar confundido y que pronto vuelva a repetir esa rica experiencia con ella.

Publicado en: Relatoseroticos

CONFUSA HASTA EL DELIRIO

Soy muy joven, apenas 27 años; casada hace nueve, tengo una hija de ocho años vivaracha y muy inteligente; además… precoz. Lo que voy a relatar es totalmente real, verdadero…

Mi matrimonio es el reflejo de cualquier matrimonio en mi país, y en el centro el desencuentro sexual de la pareja. Me creía absolutamente, sin duda, heterosexual, pero…
Voy a contarles el motivo de mi enorme confusión, realmente al borde de la locura. He tratado de encontrar explicaciones a mi comportamiento de ese día, hace tres que sucedió. La noche anterior casi no dormí, o bien mantuve una especie de duerme vela con sueños de alto contenido erótico, era lo recurrente y redundante, en especial el asalto lujurioso de una bella mujer, un poco mayor, la que, además de besarme apasionadamente, acariciaba mi cuerpo entero deteniéndose eternidades en mis chichis y mi rica puchita.

Además, desperté cuando un explosivo orgasmo me sacudió; en el momento me di cuenta que durante el erótico sueño seguro me masturbaba. En el primer momento me vino el reproche por la tenaz calentada teniendo la fantasía lésbica; después, casi agradecí a esa ensoñación el orgasmo tenido, fue de fábula. En el colmo, durante el día las imágenes soñadas danzaban de continuo ante mis ojos, claro, en la imaginación. Por tanto permanecí caliente el día entero; por eso decidí, en la tarde, luego de ricas masturbadas enormemente placenteras, dedicarme a tejer una capita para desterrar las tan alucinantes y tan persistentes ilusiones de ser acariciada por manos y boca de mujer. Nunca imaginé…
Me senté en la sala a tejer. En la casa sólo la hija y yo; ella metida en su recámara; era hora de hacer las tareas escolares, la llamé. Después de la última masturbada me quedé desnuda, con una ligera batita de estar en casa, hacía calor. Sentada, mis muslos estaban totalmente descubiertos. Tal vez esto…

Llegó la beba; me besó en la mejilla, yo sonreí y devolví el beso; no hablamos. La niña se retiró; la vi irse; de alguna manera sentí extraña la mirada última de la niña; sonreí; en ese momento de alejamiento de la niña, las imágenes que pretendía desechar volvieron incontenibles, mucho más “visibles”, acuciantes, casi alucinantes. Creí que la niña iba a sentarse al estudio donde hace las tareas. Me sorprendió verla venir de nuevo, y más al ver que su faldita estaba un tanto elevada, al menos así me lo pareció, pero era muy real, la faldita escolar había subido varios centímetros arriba de la cintura, por tanto dejó los muslos de la niña casi desnudos a totalidad. Sonreí pensando las locuras de la linda chiquilla púber. Cuando se acercó, pensé que plantearía alguna treta para no iniciar la tarea; mi sonrisa continuaba, ella lo mismo, sonreía; ahora vi marcados sonrojos en el rostro casi infantil, y muy bello de mi niña.

Al estar junto a mí, cesé el movimiento de agujas del tejido esperando saber cuál era la pregunta de mi hija. Ella, ampliando la sonrisa, puso las manos en mis rodillas; seguí expectante, sin detectar nada a nivel consciente, las manos en mis rodillas iniciaban un suave y continuo movimiento sobre ellas, un poco más allá, en los muslos. Siguió moviendo las manos mientras, vi que su respiración se agitaba. Viéndola sonreí; nada dije, ella tampoco; las manos estaban en los muslos; pude decir: ¿Qué…? amplió la sonrisa sin decir nada, y al mismo tiempo movió las manos bastante cerca de lo intocable, mi húmeda entrepierna desnuda. Las tan incitantes imágenes persistentes se pusieron delante de mis ojos; un tanto sorprendida, y a pesar de estar detectando el real avance de las manos en mi intimidad, seguí sin decir nada; asombrada, sentí que mis muslos se abrían con un lento y ligero movimiento, mientras las manos ya estaban a milímetros de mi pucha y mis pelitos.

Mis manos dejaron caer las agujas, y se apoyaron en el sillón. Muda, sentí dulces estremecimientos corporales por completo desacostumbrados, nunca sentidos, ni siquiera imaginados, de nos ser en el sueño de marras tenido apenas unas horas antes donde los lindos estremecimientos cimbraban mi cuerpo cual temblores terrestres irreprimibles. Y los suaves dedos de las dos manos estaban en mis pelitos; parecían hacer chinitos con ellos; seguí muda, en realidad anonadada, perpleja, sin razonar, sintiendo las dulces, leves y continuas caricias de las manos de mi niña en mis partes más íntimas y ocultas, y mis muslos abiertos casi de par en par.

Mi respiración era tanto, o más agitada a la de la niña; mis manos permanecían inmóviles y apoyadas en el sillón, mientras los muslos un tanto con voluntad propia, seguían abriéndose más y más; claro, las manitas no dejaban el lugar cálido y ya mojado.

Las sonrisas de las dos deslumbraban el espacio silencioso. Empecé a sudar; quizá, sólo quizá, era el efecto de las enormes contradicciones no detectadas a nivel del consciente, seguro en el inconsciente se daban de manera dura, feroz. Entonces, las manitas salieron de ahí donde estaban, para subir lo poco de falda de mi bata que estaba por debajo de la cintura; y aquí otra tremenda e involuntaria acción de mi parte: subí las nalgas para que la tela pudiera ascender, y, al bajarlas, las coloqué al borde del asiento, al mismo tiempo mis muslos se abrieron a totalidad; y así la exposición de mi conchita, al menos de mi gran mata de pelitos castaños, estaba ya a la vista; sin pérdida de tiempo las manos se fueron al vellón, y caramba, mi sonrisa era tan amplia que no podía ampliarse más; la de ella igual; los sonrojos de la pequeña, francas manchas sanguíneas cubriendo la totalidad de su rostro; la respiración francamente jadeante en las dos.

Sorprendida, sentí salir una mano, y ascendió rauda hasta alcanzar mis senos, bueno, uno de ellos, y lo aplastó contra mis costillas. Mientras, los dedos de la otra mano intentaban abrir mis labios verticales, y a poco lo consiguió; al sentir esa leve penetración, eché la cabeza atrás presa de enorme agitación erótica, sentida a plena conciencia. Quizá la precoz niña estaba supercaliente, porque su manita jaló de la bata hasta hacer brincar los botones y separó los bordes para dejar mis chichis al aire, yo en el fin del universo, sintiendo las inéditas caricias, y el jalón a mi bata fue un tremendo estímulo que intensificó mi enorme fiebre sexual. Quedó un botón, mantenía cerrada la bata precisamente sobre mi ombligo; la niña lo vio, suspiró – primer sonido audible emitido – con su mano en mis chichis jaló de nuevo para hacer botar ese último botón. Quedé desnuda, y los bellos ojos de la pequeña por primera vez dejaron los míos para admirarme – así sentí el vagar de esos ojos por mi cuerpo desnudo – mientras uno de los dedos de la mano en mi pucha abría esta y, caray, empezaba a recorrer el río que era mi panocha.

Sin orden alguna, mis nalgas avanzaron hacia delante hasta quedar suspendidas en el aire, y así la manita, más bien el ágil dedito pudo recorrer con más facilidad la charca de mi pucha. Yo jadeaba a mil por hora, gemía de vez en cuando, en especial cuando los deditos de mi niña apretaban cualquiera de mis ricos pezones. Entonces la niña metió otro, y otro dedo al río de mi pucha greñuda, y ya con esos tres bien metidos inició un lento, persistente movimiento que iba del vértice de mi puchita anegada hasta la orquilla más trasera, caray, estaba sintiendo la gloria, y mucho más cuando albores del orgasmo se hicieron manifiestos en mi cuerpo, más acusada en mi pensamiento y conciencia. Apretaba las chichis, y apretaban los dedos mi raja completa; con esto mi orgasmo se detonó de manera increíble, en verdad sensacional, nunca antes había sentido un orgasmo así de potente y tan prolongado, y más se prolongaba porque los suaves dedos de la niña no dejaban de ir de atrás adelante sin parar, al mismo tiempo la mano en mis chichitas acariciaba con levedad los pezones una y otra vez.

Estaba en plena explosión a ojos cerrados cuando sentí algo húmedo en una de mis chichis: era la boca de la niña que mamaba una de mis chichis, caray, mi maravilloso orgasmo en marcha se incrementó lo indecible, al grado de obligarme a emitir gritos potentes, histéricos, clara expresión de fabuloso y enorme gozo. El tiempo se había detenido, por eso no sé cuánto rato transcurrió hasta el momento de rebosamiento de placer, y más notable, el envío de señales de saturación irreversible sin un período de descanso de mi clítoris y mis ninfas. Y no pude sino decir:
Ya, ya, yaaaaaaaaaaaaa, hija, yaaaaaaaaaaa

Y la mano paró, la boca dejó mi chichi. Cuando por fin pude abrir los ojos, allí estaban los ojos de mi hija, y su sonrisa alegre y cariñosa. Mis manos, sin orden expresa, la alcanzaron para luego atraerla y abrazarla diciéndole: Hija, hija… ¿por qué… por qué?, y la separé; se encogió de hombros, y nada dijo, pero su mano acarició mi rostro, en especial mis labios, y yo ya iniciando la cruda de la culpabilidad, después del enorme placer tenido, nunca imaginado, quizás sí, realizando la dulce fantasía soñada. Insistí en la pregunta; la respuesta volvió a ser la misma. No me atreví a hacer nada de nada. Seguía teniendo estremecimientos placenteros, en verdad era la continuación del tremendo y casi inacabable orgasmo. ¿Por qué?, volví a escucharme decir; la respuesta similar, ahora la niña se dio la vuelta, y se retiró.

Quedé allí, despatarrada, con los duro muslos bien abiertos, las nalgas apenas apoyadas en el asiento, bellamente desnuda, sin poder articular palabras, menos pensamientos. Luego, lo más terrible: el repaso de las normas violadas por mí; ella, mi niña, mi hija, no era violadora de nada puesto que nada, creo, tiene todavía internalizado, está en vías de tener las normas implantadas en su mente… al llegar a esta reflexión me dije: ¿cómo sabía dónde y cómo acariciar para llevarme al gran y delicioso orgasmo?, ¿Será correcto llevarla a… la represión?, para dar respuesta: No debí permitir nada, nada…, fue el inicio de cruento debate interno que no termina todavía; es más, siento que estoy al borde de la locura.
De alguna manera me disculpo porque en ningún momento tomé la iniciativa, o hice algo para atraerla, o pedí, o propicié; sin embargo está mi permisividad, los movimientos de mis nalgas…, la gran apertura de mis muslos…, caray, para volverme loca, la verdad.

Inicié varias consultas en Internet. Luego de no sé cuántas navegaciones a lo único concreto que llegué fue a corroborar que existen muchísimas experiencias divulgadas, sólo en la red, pues la represión, la intolerancia de la sociedad es brutal; por otra parte, hice conciencia de que en mundo de más de seis mil y pico millones de seres humanos no puede sino haber multitud de experiencias similares a las mías. Sin embargo, la culpa me sigue atosigando, casi me mata. Por esto he decidido publicar mi experiencia – no puedo llamarla de otra manera – para que los seguros innumerables lectores de la misma me den sus opiniones al respecto y, de ser posible, algunas indicaciones de cómo superar o cómo hacer para terminar con mi culpa o, tal vez, volver al placer…

Por otro lado, en estos tres días la hija se mantiene como si nada hubiera pasado, si acaso de vez en cuando me lanza miradas un tanto cargadas de implicaciones de “complicidad”; no ha intentado nada de nuevo, ni siquiera un leve contacto con mi cuerpo; a decir verdad esto también contribuye a mi enorme inquietud. ¿No será que… deseo…?
Caray, con sólo pensarlo… quisiera colgarme del techo.
Entiendan mi horrible malestar, y denme sus opiniones a la brevedad.
Suya,
Confusa.

Publicado en: Relatos porno